Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
En La Frontera de La Vida

En La Frontera de La Vida

Ratings: (0)|Views: 87|Likes:
Published by datura49
viroides
viroides

More info:

Published by: datura49 on Aug 30, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/01/2012

pdf

text

original

 
EN LA FRONTERA DE LA VIDA: LOS VIRUS
Autor:
a) UN ANTIGUO PROBLEMA EN LA PATOLOGÍA DE LOS SERESVIVOS
 El términó
virología
ha sido incorporado al vocabulario durante lasúltimas décadas. La primera revista científica dedicadaexclusivamente al campo de la virología:
 Archiv für die GesamteVirusforschung,
hoy conocida como
 Archives of Virology,
empezó supublicación en 1939. El primer texto dedicado sólo a la virología:
General Virology,
de Salvatore Luria, fue publicado en 1953. Sinembargo, los virus han estado acompañando al hombre durantetoda su historia y el rmino virus tiene muchos siglos deexistencia, aunque su uso y connotaciones han variadonotablemente a lo largo del tiempo. Se puede decir, en forma untanto arbitraria, que los orígenes de la disciplina científica hoy díaconocida como virología apenas se remontan a las décadas finalesdel siglo
XIX
. Pero considerando aspectos epidemiológicos* ysemiológicos** dentro del registro histórico, encontramos queenfermedades como la rabia han sido descritas y registradasmeticulosamente por más de dos mil años. En el caso particular de
 
la rabia, su misterioso origen, su capacidad para transformar a unperro domesticado en bestia feroz, su largo e impreciso periodo deincubación y los dramáticos síntomas que preceden al final fatal deesta enfermedad en los humanos, constituyen un cuadro pavoroso ya la vez irresistible, que ha merecido la atención de los escritores ypensadores de la Antigüedad.Si se comparan las antiguas descripciones hechas por cronistasgriegos y romanos con los casos más recientes de rabia tanto enanimales como en humanos, encontramos que desde el punto devista clínico el virus de la rabia no ha cambiado a lo largo de lossiglos. Esta característica lo distingue de otros virus patógenos(capaces de producir enfermedad), confiriéndole una posición únicaen la historia de la medicina. Diferentes ideas acerca de la causa yel origen de la rabia han sido concebidas en diferentes épocas. Unade las primeras descripciones de la rabia que han sobrevivido hastanuestros días es la de Aristóteles. "la rabia vuelve loco al animal, ycualquier especie de animal, con excepcn del hombre, secontaminado con esta enfermedad si es mordido por un perrorabioso. La enfermedad es fatal para el propio perro y cualquierotro animal mordido por éste, con excepción del hombre". Autoresposteriores muchos de los cuales dudaron en cuestionar lacredibilidad del gran filósofo griego, se mostraron sorprendidos porla referencia de Aristóteles a la supuesta insusceptibilidad del serhumano para ser contaminado por la rabia. Así, algunos autorespropusieron que originalmente el agente causal de la rabia no podíacontagiar al hombre y solamente al cabo de los siglos el misteriosoagente causal de esta enfermedad había adquirido la capacidad deafectar al ser humano. Sin embargo, el dico renacentistaGirolamo Fracastoro hizo notar que Aristóteles solamente queríarecalcar el hecho de que no todos aquellos humanos mordidos porun perro rabioso desarrollarían la enfermedad en forma obligatoria.Una descripción de la rabia más precisa y detallada fueproporcionada en el libro
De medicina,
escrito por Celso, un médicoque vivió en el siglo
I
, en el apogeo del Imperio romano. Enparticular, hay una frase en el texto de Celso que ha llamadopoderosamente la atención de los historiadores de la medicina:"...especialmente en los casos en que el perro es rabioso, el
virus
debe ser drenado con una ventosa de vidrio..." Por supuesto nadiese atrevería a pensar que Celso identificó al agente de la rabiacomo un
virus
en el sentido moderno del término. Sin embargo, esimportante hacer notar que Celso utilizó el rmino virus paradenotar al agente causal de la rabia, mientras que en el mismotexto utilizó la palabra
venenum
para describir la ponzoña de lasserpientes. Es probable que tal distinción no haya sido accidental,sobre todo si consideramos que el rmino latino
virus
puedesignificar veneno o también líquido viscoso. Por lo tanto, quizá Celsoestaba advertido de que el agente de la rabia era transmitido pormedio de la saliva viscosa del perro rabioso.
 
Después de Celso, el término virus se utilizó durante siglos enforma casual como sinónimo de ponzoña o veneno, hasta que afinales del siglo
XVIII
adquirclaramente el significado de unagente infeccioso, debido a la creciente advertencia general de queexisten muchas enfermedades contagiosas y transmisibles. Lagradual aceptación del término virus en la literatura médica corrióparalela con el desarrollo de los conceptos de infección y contagio,los cuales deben su origen al estudio de una enfermedad tambiénde naturaleza viral, pero que, a diferencia de la rabia, ha tenidoenorme influencia sobre el curso de la historia social y política de lahumanidad: la viruela.En términos de la devastacn causada en las sociedadesmedievales, la viruela es solamente comparable con la pestebubónica. Sin embargo, la historia temprana de la viruela presentagrandes dificultades para el historiador de la medicina, ya que, adiferencia de la rabia, es muy difícil establecer un diagnósticodiferencial entre la viruela y otras enfermedades eruptivas de tipofebril, como el sarampión, la varicela o la escarlatina, a partir de lasdescripciones proporcionadas por los cronistas de la Antigüedad.Pero no cabe duda de que los conquistadores españoles contaroncon un inesperado, silencioso y mortal aliado que contribunotablemente al éxito de Cortés y a la pronta caída de Tenochtitlán.Un soldado de la expedición de Pánfilo de Narváez arribó a Méxicoenfermo de viruela, enfermedad hasta entonces desconocida enMesoamérica. La falta de inmunidad natural a la viruela permitióque ésta se extendiera rápidamente entre la población indígena condesastrosas consecuencias para la misma. En pocas semanas milesde indígenas sucumbieron a la viruela; recordemos que el propioCuitláhuac, penúltimo emperador azteca, falleció por causa de estaenfermedad. Recientes estimaciones epidemiológicas han llevado apostular que durante los primeros veinticinco años posteriores a laConquista más de un tercio de la población indígena sucumbió a laviruela. Es probable que tal devastación natural haya contribuido enforma radical al establecimiento del régimen colonial, explicandotambién en parte por qué imperios tan poderosos y organizadoscomo el azteca y el inca fueron borrados del mapa, sin mayoroposición, en unos cuantos años.Durante los siglos
XVII
y
XVIII
ocurrieron en Europa severasepidemias de viruela, posiblemente debidas a la aparición denuevas cepas del virus. Médicos y sabios que testimoniaron estasepidemias pudieron darse cuenta de que algún factor esencial eratransmitido de persona a persona y de casa en casa. En la antiguaChina, mucho antes de nuestra era, ocurrieron los primeros intentospara proteger a los individuos contra la viruela. Así, los chinosdesarrollaron la práctica conocida como
variolación,
la cual consisteen la inoculación de individuos sanos con fluidos obtenidos de lasvesículas eruptivas de las personas afectadas por casos leves deviruela. En 1721, Mary Worfley Montagu, esposa del embajadorbritánico en Turquía, introdujo la variolación en Gran Bretaña. Dichoprocedimiento resultaba muy peligroso, ya que con frecuencia los

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->