Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
20 Maltrato a Animales

20 Maltrato a Animales

Ratings: (0)|Views: 25|Likes:
Published by Axoncomunicacion

More info:

Published by: Axoncomunicacion on Oct 03, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2009

pdf

text

original

 
Dr. Miguel A. Capó Martí
1
, Dra. María José Gutiérrez Pérez
2
y Dr. Juan LuisJarillo Gómez
3
 
1 Doctor en Veterinaria. Profesor Titular. Universidad Complutense de Madrid. Miembro de la Asociación Españolade Bioética y Ética Médica. Miembro de la Sociedad Española para las Ciencias del Animal de Laboratorio (SECAL).2 Doctora en Veterinaria. Profesora de la Universidad Alfonso X “El Sabio”.3 Abogado. Doctor en Derecho. Profesor de la Universidad Alfonso X “El Sabio”.
MALTRATO DE LOS ANIMALES:NUEVOS ASPECTOS LEGISLATIVOS
0
Legislación
Según proclama el Art. 3 de la Declaración Universal de los Derechos del Animal, en el que se dice que“ningún animal será sometido a malos tratos ni a crueldad”, debe considerarse un acierto legislativo lainclusión de la protección penal de los derechos de los animales en nuestro Código Penal, aunque sea demanera incipiente, puede considerarse como un primer paso hacia una regulación más extensa.En la modificación de la Ley1, el artículo 337 que queda redactado como sigue: “Los que maltrataren conensañamiento e injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o provocándoles lesio-nes que produzcan un grave menoscabo físico, serán castigados con la pena de prisión de tres meses a unaño e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tengarelación con los animales.”El artículo 631. 2. del Código Penal, establece que: “quienes abandonen a un animal doméstico en condicio-nes en que pueda peligrar su vida o su integridad serán castigados con la pena de multa de 10 a 30días”, y enel artículo 632.2, señala“los que maltrataren cruelmente a los animales domésticos o cualesquiera otros enespectáculos no autorizados legalmente sin incurrir en los supuestos previstos en el artículo 337 serán casti-gados con la pena de multa de 20 a 60 días o trabajos en beneficio de la comunidad de 20 a 30 días”.
En lo que se reere al bien jurídico, HIGUERA sostiene que debe congurarse como la protección de aquelconjunto de obligaciones de carácter bioético que tiene el ser humano para con los animales, conjunto de
En la Ley Orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, se tipifica como delito el maltrato de animales domésticos quecontinúa siendo falta en los casos menos graves.
 
obligaciones o deberes en el sentido de tratar a los mismos con benevolencia y no maltratarlos ni ísica nipsíquicamente, y menos aún matarlos o exterminarlos con crueldad e injusticadamente
2
.De esa idea es de donde parte el título de este modesto trabajo, ya que si debemos argüir la existenciade cierta mejora, no por ello debemos dejar de lado una crítica constructiva en la línea de exigir al le-gislador mejoras con respecto al tenor literal del precepto que puede tacharse de insuciente, en susparámetros tanto de supuesto de hecho como de consecuencia jurídica.El Derecho de los animales, por su parte, aglutina diversas áreas de investigación, puesto que este pro-blema ha generado un intenso debate entre juristas, lósoos, activistas, cientícos y políticos.La extinción masiva de especies animales y vegetales por la mano del ser humano, junto con la utilizaciónsin control de los animales para la experimentación cientíca y técnica, la explotación intensiva de espe-cies para el consumo alimentario y la producción industrial o el imparable deterioro ambiental, junto conlo que he denominado “maltrato por diversión” (véase el desgraciadamente cada vez más reiterado ejem-plo de animales quemados y golpeados por puro placer al objeto de observar sus reacciones) o el “maltratopor desinterés” que abarca la conducta del abandono del animal por cuanto partimos de la base, tal comointentamos proponer en este trabajo, que los animales tienen capacidad de surimiento, (El Juzgado de loContencioso nº 6 de Valencia ha allado en contra el Ayuntamiento de Sinarcas) 3.
2
HIGUERA GUIMERA. J.F, “Los malos tratos crueles a los animales en el Código Penal de 1995”, cit., pág. 349. Frente a la admisión deeste bien jurídico, rechaza el del respeto a la integridad física o patrimonial, el de los intereses generales (Título III del Libro III, en virtud de entenderlo como un cajón de sastre), o la protección de los sentimientos humanos de los presentes.
3 En 2004, el Juzgado de lo Contencioso nº 6 de Valencia ha fallado a favor de las demandas interpuestas por la SVPAP contra el Ayuntamiento de Sinarcas por no aplicar la Ley 4/94 de Protección Animal en un caso de malos tratos a 6 perros de raza podenco que estaban en un total abandono, sin agua y alimentándolos con gallinas muertas.El Juzgado obliga al ayuntamiento de Sinarcas a sancionar al propietario de los perros con una multa de 1.800 euros y adecuar las instalaciones y proporcionarles a losanimales los cuidados necesarios y la atención debida.
MaltratO De lOs aniMales: nuevOs asPectOs leGislativOs - c
aPó
, Ma. , G
utiérrez
MJ.
y
J
arillO
Jl.
1
f
OtO
anna
 
En este caso la Sociedad Valenciana de Protección de Animales y Plantas (SVPAP), al existir la Ley 4/94 de Protección Animal, realiza una demanda contra el Ayuntamiento de Sinarcas. En este casono solo debe perseguirse al autor del delito, sino, que las Entidades Oiciales deben ser también sal-guarda de los animales y aplicar la normativa.Estos son algunos de los argumentos en avor de una nueva relación entre el ser humano y los animalesen el sentido de desterrar ese antropocentrismo primigenio, cuestión esta que dio lugar a lo que se hallamado “especismo”, entendido éste, en palabras de SINGER4, como “el prejuicio o actitud avorable alos intereses de los miembros de nuestra propia especie y en contra de los de otras”, por consiguiente,la prevalencia del animal con inteligencia rente al que carece de ella.La Declaración Universal de los Derechos del Animal dice en su artículo 3, letra a, que “Ningún animalserá sometido a malos tratos ni a actos crueles”5. Y sin embargo la realidad es bien distinta.La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) se vio obligada a in-terponer más de 600 denuncias administrativas por “supuestos” malos tratos a los animales en distin-tos estejos populares que se celebran en muchos municipios españoles. Los malos tratos a los animalesen dierentes estas populares encuentran sus raíces históricas en el tiempo6.
4 SINGER. P,
Liberación animal
,
 
 Madrid, 1999, pág. 425
El Artículo 3, también señala en el apartado. b) Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora deangustia.
6
Destacamos, los siguientes: peleas de carneros en municipios del País Vasco y Navarra, festejos de toros embolados y toros de fuego, practicados en la Comunidad Valenciana y en Castilla y León, peleas de gallos, suelta de vaquillas que no llegan al año de edad, patos alagua, propios de la Comunidad Valenciana, el salto de la cabra de Manganeses de la Polvorosa (Zamora), y hormigas rociadas en vinagreen Laza (Orense), y los no menos conocidos malos tratos a las mascotas como el ahorcamiento de perros, quema de éstos vivos, abandonoreiterado de los mismos, peleas de perros, etc.
2
Legislación
f
OtO
anna

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->