Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Física y metafísica

Física y metafísica

Ratings: (0)|Views: 466 |Likes:
Published by JAVIER DE LUCAS

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: JAVIER DE LUCAS on Sep 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2013

 
FISICA Y METAFISICA
El método científico, tal como se ha aplicado con gran éxito en lasciencias físicas desde el siglo XVII, se apoya en la conjugación de doscomponentes: la hipótesis o teoría, y la experimentación. La primera esimportante, pero su utilidad es discutible a falta de la segunda. Una teoría sindemostración experimental puede considerarse, en el mejor caso, provisional;en el peor, extracientífica.A lo largo de la historia de la Física ha ocurrido a veces que una teoríacon poca justificación experimental llega después a asentarse, a sercomprobada por los hechos. Algo así ocurrió con la teoría atómica. Un químicotan importante como Wilhelm Ostwald (1853-1932), premio Nobel en 1909, senegó a aceptar la existencia real de los átomos, considerándolos, a lo sumo,
 
como entelequias teóricas útiles, sin existencia real. "Mientras no los vea, nocreeré en ellos" decía. Hoy, el microscopio de efecto túnel ha hecho realidad eldesafío de Ostwald, permitiéndonos ver los átomos.Algo semejante ocurrió durante el siglo XX con la teoría de los quarks,propuesta en los años sesenta por Murray Gell-Mann. A pesar del poder depredicción de esta teoría para explicar el comportamiento de algunas de lasque entonces se consideraba "partículas elementales" (como el protón, elneutrón y, en general, la familia de los
hadrones 
), muchos físicos se negaron aaceptar la realidad de los quarks, hasta que los experimentos proporcionaron laconfirmación de su existencia.Es posible que estos ejemplos positivos hayan rebajado el sentido críticode algunos físicos, inclinándolos a pensar que cualquier teoríamatemáticamente coherente tiene que ser una representación fiel de larealidad. Al hacerlo, olvidan que la teoría atómica y la de los quarks fueronconfirmadas por los experimentos, sin los cuales continuarían siendoentelequias. Otras teorías, en cambio, no tuvieron la misma suerte y han sido justamente olvidadas. Con esta actitud, se corre el peligro de despreciar lasenseñanzas de siglos y de romper el equilibrio entre hipótesis yexperimentación, prescindiendo de la segunda cuando resulta difícil o, enciertos casos (como veremos), imposible.Karl Popper señaló que no es fundamental que una teoría científicapueda demostrarse, pues eso nunca se consigue, ya que son siempreprovisionales y sólo se mantienen hasta que algún descubrimiento nuevo lascontradice y obliga a refinarlas. Lo esencial es que se pueda demostrar que esfalsa, que sea posible diseñar un experimento que, en caso de tener éxito,eche abajo la teoría. Las teorías no
falsificables 
no son construccionescientíficas válidas. A lo sumo, podrán ser ejercicios hipotéticos, más o menoselegantes, pero sin relación con la realidad.Este ensayo presenta algunos ejemplos que, en mayor o menor grado,pueden considerarse ejercicios de ciencia "excesivamente" matemáticaa. Elprimero se refiere a unos objetos cuya existencia está bastante biendocumentada, aunque las teorías que intentan explicarlos contienen elementosque difícilmente se podrá comprobar mediante la experimentación.Los ejemplos subsiguientes son más espectaculares. En ellos, los físicosproponen teorías para las que resulta imposible realizar experimentos(actualmente) que las confirmen o, lo que es peor, que demuestren sufalsedad. Quizá no sean falsas, pero, ¿mientras no se las pueda poner aprueba, no es posible considerarlas como teorías científicas? Hay quienasegura que quienes las proponen no están haciendo Física, sino Metafísica.No debe tomarse esto como una crítica de la Metafísica, que como ramade la Filosofía se ha ganado en buena lid un puesto importante en la historiadel conocimiento humano. Se trata de deslindar los campos de ambasdisciplinas y evitar equívocos. La Metafísica no es una ciencia experimental,aunque los físicos que invaden su terreno traten de hacer pasar sus teorías por
 
científicas. Es curioso, por otra parte, que algunos de estos mismos físicosdesprecien la Metafísica, considerando que la ciencia es la única rama válidadel conocimiento, capaz de explicarlo todo y de responder a todas laspreguntas.El concepto de infinito no sorprende a los matemáticos, que vienenutilizándolo desde hace tiempo. Georg Cantor (1845-1918) fue el primero queformalizó los conjuntos infinitos, pero antes de su época se conocían muchasfunciones que toman valores arbitrariamente grandes para algún valor de lavariable independiente.Se dice que la función presenta una singularidad en ese punto. La mássencilla de las funciones con singularidad es y=1/x, que alcanza valoresarbitrariamente grandes cuando x se aproxima a cero. Hay otras, como y=tg x ,que presentan infinitas singularidades: para x igual a cualquier múltiplo imparde p/2.Tradicionalmente, las ciencias físicas han mirado con sospecha lassingularidades. Cuando las ecuaciones matemáticas propuestas para describiralgún fenómeno físico presentaban una singularidad, se daba siempre porsupuesto que el problema estaba en las ecuaciones, pues en la realidad nopueden darse infinitos.Las ecuaciones son simples aproximaciones de la realidad. Si presentansingularidades, se debe a que la teoría de donde proceden falla, o no puedeaplicarse, en las proximidades de esos valores. Ahí hay que buscar otrasteorías que conducirán a expresiones matemáticas diferentes, que nopresenten singularidad en esos puntos.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->