Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
2Activity
×
P. 1
Las Armas Del Cenepa

Las Armas Del Cenepa

Ratings: (0)|Views: 1,479|Likes:
¿Dónde –y cómo– adquirió Ecuador las armas que utilizó en la guerra del Cenepa frente a Perú?
¿Dónde –y cómo– adquirió Ecuador las armas que utilizó en la guerra del Cenepa frente a Perú?

More info:

Published by: Pedro Saad Herrería on Sep 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/14/2013

pdf

text

original

 
Pedro Saad Herrería
Las armas del Cenepa
Quito, 2006
1
 
Al momento de escribir estas líneas, la tensión socio-política en torno a lo que ya podríallamarse “el caso Gallardo” está en su apogeo: medidas de una Corte Suprema deJusticia que algunos consideran legítima y que otros cuestionan en su constitucionalidadhan llevado a enfrentamientos muy duros entre aquella Corte (que no pocos estimangobernada desde Panamá por el ex-presidente Abdalá Bucaram) y el Municipio de Quito,dirigido por el general Paco Moncayo, quien hace muy pocos meses fuera ratificado en sucargo por una mayoría impresionante, que se aproximó al 60% de los electores.Pero unos y otros coinciden en que el origen de los debates viene de hace 10 años,cuando Ecuador enfrentaba la peor prueba de su fortaleza nacional y su voluntad desoberanía, cuando su territorio fue invadido por un vecino mucho más poderoso.No hay “caso Gallardo” sin “guerra del Cenepa”, y cualquier intento por dilucidar laverdad de los hechos en torno a la compra de armas realizada por nuestro país (que esel objetivo de este libro) tiene que remontarse a los antecedentes de aquella guerra…Ése será nuestro primer capítulo
1
.
A
NTES
 
DE
 
LA
G
UERRA
Isla de paz
llama a Ecuador Rodrigo Borja cuando, el 10 de agosto de 1992, deja elpoder en manos de Sixto Durán-Ballén. El auditorio aplaude.Y tiene razón. Al comparar la situación nacional con la imperante en Colombia y Perú,Ecuador luce tranquilo y con posibilidad de programas de desarrollo coherentes ycontinuos.Hay problemas, pero parecen solucionables. En realidad, hay más anécdotas queproblemas. El 28 de noviembre, Sixto decidió adelantar una hora el reloj oficial. Lasburlas y comentarios irónicos hicieron que la medida, supuestamente destinada al ahorrode energía, durara muy poco y debiese ser derogada cuando el pueblo ya la llamaba “lahora Sixto”.Lo cierto es que Ecuador sigue siendo un país muy pobre. Y mal alimentado. A finesde o, el Instituto Nacional de Estasticas y Censos establece que el consumopromedio de leche al año es de sólo 64 litros por persona, aproximadamente la mitad delos 125 recomendados por la FAO. En los hogares de ingresos bajos, ese consumo es desólo 21 litros. Apenas el 16.8% de la norma internacional. El 29 de marzo de 1993, unamezcla de catástrofe natural y falta de previsión produjo un violento derrumbe en la zonaaustral, en el sector conocido como La Josefina, amenazando la indispensable represade la central hidroeléctrica de Paute con un gigantesco desbordamiento de las aguas. Los2
 
inteligentes y perspicaces
grafiteros
de Quito pintarrajearon rápidamente la avenida 6 dediciembre de la capital, con una frase que parecía sintetizar la malévola inteligencia,típica de la oposición política ecuatoriana:
“No es que las aguas suban
—escribieron—.
Es que el país se hunde”.
De todos modos, 1995 se presentaba promisorio. Fidel Jaramillo, uno de los másreputados especialistas económicos, afirmaba que “varias son las evidencias que noshacen pensar en una mayor reactivación en 1995”
2
. Jaramillo esperaba un crecimientodel PIB de un 5%, un descenso de la inflación, de 27.4% a 20.1%, y una brusca caída delas tasas de interés, de 33.5% a un manejable 28.6%.
3
 1995 parecía que iba a comenzar de ese modo. En la pantalla chica, la curvilíneaThalía acaparaba el primer lugar del
rating 
en la telenovela
Marimar 
, que aventajaba conmucho a
Dulce Tormento
, otra telenovela, donde el papel de una mujer caprichosa ymalévola corría a cargo de la ecuatoriana Vilma Sotomayor.En esos momentos, cuando 1994 estaba por terminar, nadie podía predecir queaquella “isla de paz” estaba por concluir.
L
A
G
UERRA
La primera noticia que la población civil ecuatoriana tuvo sobre el conflicto fronterizofue el 7 de enero de 1995, y aún entonces bajo forma de un tranquilizador informe delMinisterio de Defensa. De hecho, al lado de la noticia publicada en
El Comercio
habíauna foto que recogía un aparte previo al almuerzo de los ministros de Estado, con motivodel saludo protocolario de año nuevo al presidente. Tanto el Ministro de Defensa, generalJosé Gallardo, cuanto el de Salud, doctor Alfredo Palacio, aún vestían traje formal civil,que pronto ambos canjearían por el uniforme de campaña
4
.La noticia de prensa afirmaba que “las autoridades militares desmintieron —una vezmás— las versiones de presuntos choques entre tropas ecuatorianas y peruanas”. Másadelante el comunicado reiteraba que “no existe ni se ha dado enfrentamiento algunoentre elementos armados en ningún lugar de la frontera”. En cuanto al dato de unsoldado ecuatoriano muerto el 19 de diciembre, se lo atribuía a “un accidente, mientrasse realizaba el abastecimiento a los destacamentos de Gualaquiza y del sector Sur-Oriental”
5
.El comunicado, si bien reflejaba la verdad de los hechos al negar los enfrentamientosarmados, no dejaba traslucir la enorme tensión que ya se vivía en la zona, donde prontose desarrollarían los acontecimientos.No es más que una curiosidad; pero poco tiempo antes, en diciembre de 1994, elgeneral Paco Moncayo haa concedido una entrevista a Vistazo en la que haaafirmado: “la historia de la humanidad nos enseña que es más fácil la solución de unconflicto sólo cuando existe un poder similar entre ambos bandos… Nunca los paísesfuertes han hecho concesiones a los débiles. Así que no creo posible una soluciónpacífica al conflicto con el Perú en estos momentos. Puede darse a futuro, en unacircunstancia en que los intereses comunes sean más altos que las desaveniencias”
6
.
L
A
 
TENSIÓN
 
PREVIA
La realidad es que, a partir del 12 de diciembre de 1994, en el sector del Alto Cenepase vivía una situación de tensión extrema.Según el relato pormenorizado del general Paco Moncayo Gallegos, comandante delteatro de operaciones
7
, ese a “el teniente coronel peruano (Manuel) Lazarte,comandante del Batallón de Selva
Callao
, presentó un ultimátum al teniente coronel(César) Aguirre, comandante del Batallón de Selva
Gualaquiza
, amenazándolo con3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->