Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
0Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
62128962-hermosa-vampirizada

62128962-hermosa-vampirizada

Ratings: (0)|Views: 91|Likes:
Published by Ada Amarante

More info:

Published by: Ada Amarante on Sep 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

01/14/2013

pdf

text

original

 
 Alexandre Dumas
 
LA HERMOSA  VAMPIRIZADA 
 
www.infotematica.com.ar
 
La hermosa vampirizada 
www.infotematica.com.ar 
 
Texto de dominio público.
Este texto digital es de DOMINIO PÚBLICO en Argentina por cumplirse más de 30años de la muerte de su autor (Ley 11.723 de Propiedad Intelectual). Sin embargo notodas las leyes de Propiedad Intelectual son iguales en los diferentes países delmundo.Infórmese de la situación de su país antes de la distribución pública de este texto.
2
 
La hermosa vampirizada 
www.infotematica.com.ar 
 
Yo soy polaca, nacida en Sandomir,vale decir en un país donde las leyendas setornan artículos de fe, donde creemos en las tradiciones de familia como y —acasomás que— en el Evangelio. No hay castillo entre nosotros que no tenga su espectro,ni una cabaña que no tenga su genio familiar. En la casa del rico como en la delpobre, en el castillo como en la cabaña, se reconoce el principio amigo y el principioenemigo.A veces estos dos principios entran en lucha y se combaten. Entonces se escuchanruidos tan misteriosos en los corredores, rugidos tan horrendos en las antiguastorres, sacudidas tan formidables en las murallas, que los habitantes huyen de lacabaña como del castillo, y aldeanos y nobles corren a la iglesia en procura de lacruz bendita o de las santas reliquias, únicos resguardos contra los demonios quenos atormentan. Pero otros dos principios más terribles aún, más furiosos eimplacables, se encuentren allí enfrentados: la tiranía y la libertad.El año 1825 vio empeñarse entre Rusia y Polonia una de esas luchas en las cualescreyérase agotada toda la sangre de un pueblo, como a menudo se agota la sangrede una familia entera. Mi padre y mis dos hermanos, rebelados contra el nuevo zar,habían ido a alinearse bajo la bandera de la independencia polaca, postradasiempre, siempre renacida. Un día supe que mi hermano menor había sido muerto;otro día me anunciaron que mi hermano mayor estaba mortalmente herido; y por fin,después de una jornada angustiosa, durante la cual yo había escuchado aterrorizadael tronar siempre más cercano del cañón, vi llegar a mi padre con un centenar desoldados de a caballo, residuo de tres mil hombres que él comandaba.Había venido a encerrarse en nuestro castillo con la intención de sepultarse bajo susruinas. Mientras no temía nada por él, temblaba por mí. Y en efecto, para él eraúnico riesgo la muerte, porque estaba segurísimo de no caer vivo en manos delenemigo; pero a mí me amenazaba la esclavitud, el deshonor, la vergüenza. Mipadre escogió diez hombres entre los cien que le quedaban, llamó al intendente, lehizo entrega de cuanto dinero y objetos preciosos poseíamos y, recordando que —en ocasión de la segunda división de Polonia— mi madre, casi niña aún, habíaencontrado un asilo inaccesible en el monasterio de Sabastru, situado en medio delos montes Cárpatos, le ordenó conducirme a aquel monasterio que abriría a la hija,como hacía tiempo a la madre, sus hospitalarias puertas.A despecho del gran amor que mi padre alimentaba por mí, nuestros saludos nofueron largos. Según todas las probabilidades, los rusos debían llegar el día
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->