Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Van Dijk, Teun A. (1996) Opiniones e ideologías en la prensa

Van Dijk, Teun A. (1996) Opiniones e ideologías en la prensa

Ratings: (0)|Views: 182|Likes:
Published by noepernia

More info:

Published by: noepernia on Sep 07, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/13/2011

pdf

text

original

 
Opiniones e ideologías en la prensa
Teun A. van Dijk 
Voces y culturas,
(10, II Semestre 1996), pp. 9-50.
 
9
Una teoría sociocognitiva de la representación_______________________________________
Opinioneseideologías
en la prensa
Teun A. van Dijk
En general se espera que los artículos editoriales y de opinión publicados por la prensaexpresen opiniones. Según la clase y la posición del periódico, estas opiniones puedenvariar considerablemente en cuanto a sus resupuestos ideológicos. Esta formulación,bastante obvia, parece implicar también que las ideologías de los periodistas influyen dealgún modo en sus opiniones, las cuales a su vez influyen en las estructuras discursivas delos artículos de opinión. En el marco de un proyecto de investigación más amplio sobre eldiscurso y la ideología, este trabajo estudia algunas de las propiedades teóricas de lascomplejas relaciones existentes entre la ideología, las opiniones y el discurso en losmedios de comunicación. Para ello es necesario precisar con exactitud lo que aquí entendemos por «ideología», cuál es la naturaleza de la noción de
sentido común
de una«opinión» y mediante qué estructuras discursivas estas pueden expresarse.En un primer nivel de análisis, las opiniones y las ideologías implican creencias orepresentaciones mentales. En consecuencia nuestro enfoque adquiere, en primer lugar,una perspectiva
cognitiva.
Por otra parte, las ideologías y las opiniones de los periódicosgeneralmente no son personales, sino
sociales, institucionales
o
políticas.
Esto requiereuna explicación en términos de estructuras sociales o societales. De hecho, integramosambos enfoques en una teoría
sociocognitiva
que trata de las representacionessocialmente compartidas y de su adquisición y empleo en
Ponencia presentada en la Mesa Redonda sobre «El discurso en los medios de comunicación», Cardiff, julio de 1995.(Esta segunda versión, fechada en junio de 1996, fue revisada por el autor para su inclusión en este número de
Voces y Culturas).
Traducción: Eduardo Giordano. Revisión: Sheila Waldeck.
 
10
contextos sociales. Finalmente, dado que examinamos en particular expresiones textuales,a menudo sutiles, de opiniones fundadas ideológicamente, esta orientaciónsociocognitiva se inserta en un marco de análisis del discurso (véase van Dijk, 1995).Este enfoque se distingue por su rechazo de la reducción teórica que virtualmentecaracteriza a todos los enfoques previos y contemporáneos de la ideología. Como ocurrecon el lenguaje y el conocimiento, también las ideologías son fenómenos sociales muycomplejos, que requieren análisis conceptuales independientes y descripción empírica avarios niveles teóricos. Admitir que las ideologías son socialmente compartidas y utilizadaspor los grupos y sus miembros no significa que estas no puedan ni deban describirse
también
en términos cognitivos. Una vez más, las ideologías son a este respecto como elconocimiento y el lenguaje natural (o más bien, como los sistemas de reglas gramaticales ydiscursivas subyacentes al uso del lenguaje). Por eso, nuestra distinción entre lo mental ylo social es una distinción téorica y analítica, efectuada para dar cuenta de las (relacionesentre) diferentes dimensiones de la ideología.Así pues, de acuerdo con la ciencia cognitiva contemporánea, las creencias, y por lotanto también los sistemas ideológicos de creencias, requieren ser explicados
también —aunque no exclusivamente—
en términos de representaciones mentales; y, finalmente(aunque no en este trabajo), en términos de estructuras neurobiológicas del cerebro. Estode ningún modo implica una reducción a posiciones individualistas, dualistas o men-talistas. Por el contrario, lo que nos proponemos demostrar es precisamente cómodeterminados elementos de la estructura societal (tales como los grupos, las instituciones,el poder o la desigualdad), al igual que las prácticas sociales cotidianas del discurso y otrasformas de interacción entre personas como miembros de grupos, se vinculan de manerasistemática a las dimensiones socialmente construidas de la mente.Creemos, entonces, que la mente es tanto un concepto de sentido común como unconcepto teórico. No es menos (ni s) «reao «materiaque las igualmenteinobservables estructuras societales y prácticas sociales. Estas últimas existen «sólo en lamente» en igual medida que las ideologías y otras creencias sólo existen en la interaccióno en el discurso. Los eslóganes vagamente social-constructivistas, así como losreduccionismos psicológicos, deberían abrir paso finalmente a detallados análisis teóricoscapaces de traspasar las fronteras entre disciplinas. Desde nuestro punto de vista, sólo unateoría sociocognitiva integrada puede explicar en detalle cómo las ideologías sociales«controlan» las prácticas cotidianas de actores sociales tales como periodistas, y viceversa,cómo se conforman y cambian las ideologías a través de la interacción y el discursocotidianos de los miembros de grupos en contextos societales de relaciones de grupos einstituciones, tales como la prensa.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Elmer liked this
Elmer liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->