Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
115Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ensayo de La Muerte

Ensayo de La Muerte

Ratings:

4.5

(2)
|Views: 20,233 |Likes:
es un ensayo sobre el valor antropolgico de la muerte
es un ensayo sobre el valor antropolgico de la muerte

More info:

Published by: mirea castillo cabrejos on Oct 09, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/08/2013

pdf

text

original

 
ABSTRACT
La muerte humana es un asunto muy esquivo, no sólo por el temor que suscita sino por suacontecer en una zona más allá de toda experiencia comunicable, y a la vez representa unainstancia personalmente decisiva ante la cual no cabe la indiferencia. La sombra que sobreella se cierne no impide, sin embargo, analizar la condición determinada por la existencia deun límite en el tiempo y la conciencia de este límite.Human death is a rather disdainful matter, not only for the fear it stirs up but also for itshappening in a place beyond all communicable experience, and at the same time itrepresents a personally decisive instance upon which there is no place for indifference. Theshadow which lays upon it does not obstruct, however, the analysis of the condition which isdetermined by the existence of the limit in time and the awareness of such limit.
1
 
La conciencia de la muerte como conciencia de la vida
Víctor H. Palacios Cruz
Departamento de Humanidades de la Universidad de Piura (Perú)victorhpc@yahoo.es,vhpalaci@udep.edu.pe
Artículo aparecido en
Thémata. Revista de Filosofía
, Universidad de Sevilla, España, n. 34, 2005.
Todo lo que tiene vida
muere
, pero sólo el viviente humano
se muere
. Elfenecer de los vegetales es silencioso, como un instante más en el ciclo de loselementos; en los animales surge el alarido, el quejido o incluso el aparenteritual, como el de los elefantes que recorren considerables distancias enbusca del santuario donde descansan sus pares, o los pelícanos que seacercan al borde de los barrancos donde aguardan el suave peso deldesmayo que los hará rodar sin dolor alguno. Pero únicamente a los humanosse les llama «mortales», como hacían los griegos, pues en ellos la expiraciónno sólo es dramática sino que incluso emite una resonancia que alcanza lavida entera. La certeza de la muerte, la única que cabe tener respecto de lopor venir, infunde una actitud que, consciente o no, regula variablemente eltono de la existencia.
Vivimos muriéndonos
. Lo cual no desconsuelaabsolutamente, ya que a fin de cuentas es preciso decir que
tenemos quemorir para vivir humanamente
.
1. El encuentro con la muerte
¿Cómo se entera uno de que debe morir? En verdad la muerte aparecefuera del horizonte en el despertar de la vida, sólo se acerca a ellaprogresivamente. Pareciera aun que el morir es algo inexorable de lo cual espreciso ser notificado, puesto que la conciencia no trae consigo más que laspuras ganas de crecer. Como dice bellamente Hölderlin, el niño "es inmortal,pues nada sabe de la muerte".
1
Por ello, cuando la muerte irrumpe en la
1
 
Hiperión o el Eremita en Grecia
, trad. Jesús Munárriz, Madrid, Hiperión, 1998, p. 27.
2
 
existencia suena como desde una lejanía y presenta la forma objetiva de la
noticia
. Lo que en tiempos remotos era acontecimiento que involucraba a losmiembros de una comunidad, ahora es una fugitiva imagen de televisión o un
link 
en una de las miles de páginas de internet, con el riesgo de que ladisponibilidad de este dato –una víctima del terrorismo, un niño que no comiómás en Etiopía, la tasa de suicidios en el Norte de Europa, un accidente decarretera...– sobre el brillo voluble de una pantalla reduce el impacto a unaconmocn efímera o un gesto aprendido, en medio de una extensaindiferencia cotidiana que termina por banalizar las muertes, extraviadas en eltupido entramado del ruido ambiental. Es la muerte en
tercera persona
,todavía insignificante. O, diría Heidegger, todavía inofensiva.
2
 Pero la soledad creciente de la era cibernética, en que la virtualidad vareemplazando paulatinamente el mundo real por las aparentes sensacionesde las cosas, no impide aún que la existencia individual discurra entretejidacon otras. El sentido de la realidad y aun el autoconocimiento –importante enla construcción de la propia identidad– son tributarios de la conversación y lainteracción. Lo social no es un envoltorio o un mero auxilio para el individuodesvalido, sino una dimensión efectivamente constitutiva del ser. En esteespacio más estrecho, la muerte del
otro
es, repentinamente, un zarpazo.Deja de ser un
fenómeno
para transformarse en un
escándalo
, que sorprendey devasta como una mutilación, puesto que el yo no está encerrado en lostérminos de su silueta sino conformado por sus vínculos. La muerte ensegunda persona, y qué decir la de la persona más amada, no es una noticia
2
"La publicidad del convivir cotidiano «conocla muerte como un evento que acaececonstantemente, como un «caso de muerte». Éste o aquel cercano o lejano «muere». Desconocidos«mueren» diariamente y a todas horas. «La muerte» comparece como un evento habitual dentro delmundo. Como tal, ella tiene la falta de notoriedad que es característica de lo que comparececotidianamente. [...] El análisis de este «uno se muere» revela inequívocamente el modo cotidiano deser del estar vuelto hacia la muerte. La muerte es comprendida en tal decir como algo indeterminadoque ha de llegar alguna vez y de alguna parte, pero que por ahora
no está todavía ahí 
para unomismo y que, por lo tanto, no amenaza." (
Ser y tiempo
, trad. Jorge Eduardo Rivera, Santiago deChile, Editorial Universitaria, 1998, §51, p. 273.)
3

Activity (115)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Annie Gonzalez liked this
Francisco Misle liked this
marcos_mauricio liked this
Mari Porras liked this
Moreii Rodriguez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->