Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
114Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Tema 5 El Incumplimiento de Las Obligaciones

Tema 5 El Incumplimiento de Las Obligaciones

Ratings:

5.0

(2)
|Views: 21,201 |Likes:
Published by api-3697339

More info:

Published by: api-3697339 on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Noelia María Barrameda García Página 1Tema 5 El incumplimiento de las obligaciones5.1 Los supuestos de incumplimiento y su dificultad de sistematización
En términos generales, incumplir una obligación equivale a no llevar a cabo laexacta prestación debida. Con semejante afirmación se pone de manifiesto, de una parte,que la conducta debida por el deudor ha de adecuarse perfecta y completamente a laejecución de la prestación y, de otra parte, se justifica la insistencia realizada conanterioridad en los requisitos del pago o cumplimiento. Sin embargo, el incumplimientode la obligación tendlugar tanto en caso de falta absoluta de ejecución de la prestación, cuanto en caso de inexacta ejecución de la misma.Las clasificaciones más extendidas de los supuestos de incumplimiento son:
Incumplimiento propio o absoluto.
Incumplimiento impropio o relativo.Otros autores prefieren realizar una contraposición entre:
Falta absoluta de cumplimiento o incumplimiento total, y
Cumplimiento defectuoso e inexacto.Quedando claro que cualquier contravención de la obligación puede seconsiderada incumplimiento, lo que realmente interesa es dilucidar si el deudoresponderá por ello, por el mero hecho objetivo de haber quedado insatisfecho el interésdel acreedor; o si, por el contrario, pueden existir supuestos en los que la falta decumplimiento no sea imputable al deudor y éste, por tanto, no haya de responder.En ciertas ocasiones, en principio, excepcionales, el deudor no es consideradoresponsable de la falta de cumplimiento por haberse producido ésta a causa decircunstancias insuperables para el deudor: caso fortuito o fuerza mayor “Artículo 1105Fuera de los casos expresamente mencionados en la ley, y de los en que así lo declare laobligación, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o,que, previstos, fueran inevitables.”En los demás casos, el deudor será responsable de la falta de cumplimiento y, en particular, cuando haya incurrido en dolo, culpa o mora “Artículo 1101 Quedan sujetosa la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de susobligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modocontravinieren al tenor de aquéllas”
 
Noelia María Barrameda García Página 25.2 El caso fortuito y la fuerza mayor como causa de exoneración para el dueudor
Históricamente, el deslinde entre caso fortuito y fuerza mayor ha sido complejoy problemático, pues las propuestas doctrinales esbozadas al respecto no han encontradosiempre correspondencia con las previsiones normativas oportunas. Los hechos provenientes de la naturaleza serían casos fortuitos, como los terremotos, maremotos,etc., los eventos nacidos de la actuación humana, como las guerras o los robos eincendios, originarían supuestos de fuerza mayor. Atendiendo al dato de laimprevisibilidad o inevitabilidad del suceso, se proponía sin embargo que los sucesosimprevisibles deberían considerarse casos fortuitos, mientras que los inevitablesdeberían ser calificados como supuestos de fuerza mayor.Quizás por ello, los redactores del Código optaron por no utilizar ninguna detales expresiones en el artículo 1.105, limitándose a disponer que, salvo precisiones, eldeudor quedará exonerado de responsabilidad en el caso de que el incumplimiento de laobligación se debiera a la presencia de sucesos tanto imprevisibles cuanto inevitables.Aunque, por lo general, acreditar la existencia del caso fortuito o de la fuerzamayor, es evidente que será el deudor que pretenda exonerarse del cumplimiento de laobligación quien haya de probar el efectivo acaecimiento de circunstanciasobjetivamente insuperables a su capacidad de acción.La tendencial exoneración de responsabilidad del deudor en los supuestos deconcurrencia de caso fortuito o fuerza mayor es una regla general legalmenteestablecida que, desde luego, no tiene carácter absoluto ni hade producirse de formanecesaria. La norma contenida en el artículo 1.105 carece de carácter imperativo y, por consiguiente, es libremente disponible para los sujetos de la obligaciones, quienes pueden pactar legítimamente la pervivencia de la responsabilidad del deudor en caso deincumplimiento inclusive cuando éste se deba al acaecimiento de algún supuesto decaso fortuito o fuerza mayor. No obstante, hay excepciones, en las que el deudor responderá incluso en casosfortuitos y de fuerza mayor:
Cuando destina la cosa a un uso distinto de aquel para el que se le prestó o laconserva en su poder por más tiempo del convenido.
Cuando la cosa se le entregó bajo tasación.
 
Noelia María Barrameda García Página 3
Cuando el obligado a entregar una cosa determinada se constituye en mora ose halla comprometido a entregar una misma cosa a dos personas o más, serán de sucuenta los casos fortuitos hasta que se realice la entrega.
Cuando la prestación de hacer resulta legal o físicamente imposible y eldeudor hubiere incurrido en mora o culpa.
Cuando el gestor de negocios ajenos acometa operaciones arriesgadas o posponga el interés del dueño al suyo propio.La existencia de caso fortuito o fuerza mayor es intrascendente para lasobligaciones genéricas. En éstas el deudor no queda exonerado.
5.3 La responsabilidad del deudor por incumplimiento a él imputable
Salvo existencia de caso fortuito o fuerza mayor, el deudor será responsable dela falta de cumplimiento, conforme el artículo 1.101 del Código. Según dicho precepto, parece que el deudor puede incumplir por:
Incurrir en dolo, negligencia o morosidad, o
Contravenir de cualquier modo el tenor de la obligación.Dicha contraposición, sin embargo, no es total y absolutamente exacta. Eldeudor ha de responsabilizarse de su incumplimiento o falta de cumplimiento (datoobjetivo y constatable), ya se deban a culpa (negligencia), dolo o mora.Legalmente no hay “otros modos” (es decir, otras causas) de contravenir laobligación. Por tanto, esta expresión hay que entenderla referida a los supuestos quehemos caracterizados como cumplimiento impropio, defectuoso o inexacto; y no a lascausas (culpa, dolo o mora) que los hayan originada.
La culpa.
El artículo 1.104,1 define la culpa o negligencia como la “omisión de aquelladiligencia que exija la naturaleza de la obligación y corresponda a las circunstancias delas personas, del tiempo y del lugar”.Los factores a considerar para determinar el grado de diligencia exigibles sonmúltiples y muy variados, requiriendo en todo supuesto real una determinación concretay ad hoc, pues la diligencia exigible al deudor podrá ser sustancialmente diferenteincluso en relaciones obligatorias que resulten similares, si no idénticas, atendiendo a lanaturaleza o al contenido de la prestación.Pero todo esto queda oscurecido por el párrafo segundo al establecer que“cuando la obligación no exprese la diligencia que ha de prestarse en su cumplimiento,

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->