Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
182Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Capitulo 4- Actividades Para Mejorar La Convivencia en El Aula

Capitulo 4- Actividades Para Mejorar La Convivencia en El Aula

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 30,509 |Likes:
Published by api-3697492

More info:

Published by: api-3697492 on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Capítulo 4
Actividades para mejorar el diálogo y laconvivencia en el aula
Rosario Ortega y Rosario del Rey
 
64
  C  a  p  í  t  u  l  o  4
Actividades para mejorar el diálogo y la convivencia en el aula
Rosario Ortega y Rosario del Rey
Como hemos visto en capítulos anteriores, uno delos focos de conictividad puede aparecer en el sub-sistema de relaciones profesor/alumnos. El hecho deque sea éste el vínculo social más importante parael desarrollo de la actividad académica, lo conviertetambién en el más expuesto a la aparición de conic-tos de todo tipo que no siempre resulta fácil detectar,comprender y tratar de paliar, porque con frecuenciainvolucra tanto la actividad profesional de los docen-tes, como el aprendizaje de los estudiantes.A veces, el docente siente que si reconoce el conictode relaciones que tiene con sus alumnos/as, es unaforma de reconocer sus problemas como docente, ya quecon frecuencia se culpa de ello, lo que deteriora su auto-ridad. Igualmente, el alumno/a o grupo de alumnos/aspueden interpretar las dicultades de comunicación conlos profesores como un signo de que ellos no son teni-dos en cuenta, y por lo tanto perder interés en las tareasy alejarse afectivamente del profesor/a. El riesgo de pér-dida o deterioro de la conanza mutua puede convertirseen sentimientos de impotencia y de falta de estima pro-fesional y académica.Cuando el conicto logra ser interpretado comotal por el docente o por un avanzado grupo dealumnos/as, y se percibe como tal conicto, lo mejores abordarlo directamente o mediante ayuda externa.En este sentido, hemos propuesto la mediación (vercapítulo 5) como uno de los instrumentos idóneos;si bien, es necesario decir que la mediación entre undocente y un grupo de alumnos/as debe realizarsepor un experto externo elegido por ambas partes,que despierte conanza por parte de ambos. Pero nosiempre es fácil reconocer conictos ya estructura-dos como tales, y no siempre profesor y alumnos/asestán en condiciones de asumir su responsabilidadcompartida. La mayoría de las ocasiones, lo quetenemos es un problema que no sabemos denir yque se muestra con señales de conictividad encu-bierta, malas relaciones, dicultad en el diálogo yentorpecimiento en el desempeño de las tareas aca-démicas. Esta, que es la situación común y másfrecuente, puede abordarse mediante procesos deenriquecimiento del diálogo espontáneo.En este capítulo nos proponemos mostrar algunosejemplos de actividades para potenciar el diálogo ytratar de enriquecer las vías de comunicación entre elprofesor/a y sus alumnos/as en el aula.Teniendo como punto de partida la exploración ini-cial de la que hablábamos en capítulos anteriores, ycuando dispongamos de una imagen sobre los pro-blemas de convivencia detectados, podemos haceruso de un banco de actividades previamente diseña-das que ayuden a mejorar este vínculo social. Peroincluso aunque no hayamos realizado una explo-ración previa, actividades como las que siguen sepueden desarrollar en sesiones de tutoría o durantelas clases ordinarias cuando se detectan niveles deconictividad que se pueden suponer basada en lafalta de comunicación, en las dicultades para dialo-gar de forma competente, o en las tensiones emocio-nales que se van creando durante la vida en común.Las actividades que siguen están, no obstante,sustentadas en una serie de objetivos y principiossicos referidos a las relaciones interpersonales quedeberían compartirse. Igualmente, una actitud positivahacia la libertad de expresión, el derecho de todos/asy cada uno/a a poder decir lo que piensa y siente y elrespeto a dichas opiniones, siempre que se expresencon corrección y sin herir a nadie, debe compartirsepor parte del equipo docente que desee desplegar este
 
65
Actividades para mejorar el diálogo y la convivencia en el aula
  C  a  p  í  t  u  l  o  4
Rosario Ortega y Rosario del Rey
tipo de trabajo. Se trata de unas actividades que inci-den directamente en la vida afectiva y emocional delas personas y cuyos efectos, si no se cuidan bien lasformas y los contenidos, pueden abrir heridas senti-mentales anteriores. Trabajar con las emociones, acti-tudes y valores personales, o se hace con un cuidadoexquisito del respeto mutuo o no se debe hacer.Así pues, estas actividades se fundamentan en lossiguientes principios:• Atribución de valor e importancia a la prácticadel respeto mutuo y diálogo.• Modos de expresión verbales sencillos, direc-tos y respetuosos, que no hieran la sensibilidadde nadie; si es necesario deben establecersereglas claras en este sentido.• Asunción y explicitación a los alumnos/as, porparte del docente, de que su libertad de expre-sión no puede incluir insultos al otro, espe-cialmente si el otro es un adulto, al que debeconsideración y respeto, como profesor/a.• Valoración y deseo de hacer una presentaciónobjetiva de los hechos, lo que exige no atribuirintencionalidad torcida al que habla.• Potenciar un ambiente de grupo caracterizadopor la cooperación y el diálogo.• Favorecer la comprensión de las situacionessociales de forma objetiva potenciando la com-prensión del punto de vista del otro.• Establecimiento de normas de clase consen-suadas, mediante el diálogo donde participentodos alumnos/as, que incluyan también la opi-nión y necesidades docentes.• Delimitación del tiempo, el espacio y los recur-sos para que las actividades se desenvuelvanespontáneamente, pero enriquecidas por la pla-nicación previa de todo aquello que sea nece-sario.• Cuidar el escenario real y la justa distribuciónde roles, para que nadie se sienta excluido, mar-ginado o ninguneado.• Cuidar el proceso, de tal forma que todos/as ycada uno/a tengan oportunidad de sentirse pro-tagonista de su propia voz aunque esté haciendoactividades de grupo.Conocer, en cada momento, el formato queva adquiriendo la comunicación para no tenerexpectativas que se frustren. Cuando la tarea esindividual debe haber silencio, para que cadauno pueda dialogar consigo mismo; pero si latarea es de pequeño grupo, habrá ruido en elaula. Finalmente, en las sesiones de diálogocolectivo, el que habla debe ser escuchado portodos/as.Siguiendo estas líneas generales proponemosdesarrollar actividades como las que ejemplicamosa continuación:
Actividad 1: La vida en las aulas Justicación 
La simplicación de una situación no siempre facilitasu comprensión, ya que de esta manera solemos obviarla mayoría de los antecedentes y posibles causas que lahan podido provocar. Por ello, cuando una situación senos hace incomprensible es de gran utilidad volver a lacomplejidad de partida y analizar la multitud de factoresque han podido llegar a esas posturas.

Activity (182)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jose Luis Tapia liked this
RaulinhoGallardo liked this
rufolet liked this
Karen Parrado liked this
bruchita liked this
jcabrera66 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->