Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
vozzi - desp aborto

vozzi - desp aborto

Ratings: (0)|Views: 348|Likes:
Published by natyfilosofia
El presente trabajo fue realizado en el marco del seminario de bioética dictado por la Prof. Florencia Luna en UBA en 2007. Fue presentado a su vez en una version más breve en el Congreso de países del MERCOSUR sobre bioética y derechos humanos: “El Derecho a la Salud.”
Buenos Aires, 2, 3 y 4 de Diciembre de 2010
El presente trabajo fue realizado en el marco del seminario de bioética dictado por la Prof. Florencia Luna en UBA en 2007. Fue presentado a su vez en una version más breve en el Congreso de países del MERCOSUR sobre bioética y derechos humanos: “El Derecho a la Salud.”
Buenos Aires, 2, 3 y 4 de Diciembre de 2010

More info:

Categories:Types, Research, Law
Published by: natyfilosofia on Sep 21, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/29/2012

pdf

text

original

 
DECISIONES MORALESY POLÍTICAS
Un alegato a favor de la despenalización del aborto
(Version Completa)
Prof. Natalia Vozzi (UBA)Trabajo presentado en elCongreso de países del MERCOSUR sobre bioética yderechos humanos: “El Derecho a la Salud.”Buenos Aires, 2, 3 y 4 de Diciembre de 2010
 
Prefacio: El aborto como problema
El aborto, es decir, la interrupción de un embarazo en forma no naturalmenteespontánea, ya sea por motivos médicos, morales, psicológicos o circunstanciales, siempreha sido en nuestra sociedad, un problema desde el punto de vista moral. Nuestra ley,además, penaliza el aborto salvo contadas excepciones, sin embargo, se realizan ennuestro país miles de abortos clandestinos al año, muchos de los cuales terminan con lamuerte de las mujeres a las que se los practican y con la impunidad de quienes lo hanrealizado incorrecta e ilegalmente.La decisión sobre llevar a cabo o no un aborto no es una decisión sencilla; se jueganen las conciencias de las mujeres cuestiones de principios morales propios y ajenos;imposiciones sociales y religiosas y hasta el mandato de la ley. Sin embargo, la prohibicióndel aborto no logra impedir que algunas de ellas tomen este tipo de decisiones, pero síimpide que el Estado regule y controle esta práctica generadora de víctimas y de ganancias.El Estado falla por partida doble: en primer lugar falla en la protección de losprincipios básicos de nuestra sociedad: la libertad y la igualdad. La libertad al restringir laposibilidad de que la mujer elija sobre su propio cuerpo y su propia vida; la igualdad, ya quela mayoría de las víctimas de los abortos clandestinos son mujeres de los sectores máspobres de la sociedad que no pueden acceder a la educación sexual adecuada, información,anticonceptivos eficaces
1
o incluso no pueden acceder a un aborto de calidad. Por otrolado, falla en la protección de la salud y la vida de estas mujeres al no hacer cumplir la ley nitampoco despenalizar esta práctica.El aborto es, por lo tanto, un problema en el que se relacionan tres tipos deexigencias: las morales, las jurídicas y las de la apremiante situación social. El debate moralentre quienes están a favor y quienes están en contra de la práctica abortiva se articula entorno a conceptos como vida, dignidad, derechos, persona, sacralidad, y otros; y sonabordados tanto desde posturas liberales y racionalistas como desde posturas dogmáticas yreligiosas. Las exigencias jurídicas parecieran no dar lugar a discusión. Sin embargo lascontroversias doctrinales, las interpretaciones de las normas y la jurisprudencia nacional einternacional, abren el debate sobre lo que las leyes permiten y deberían permitir o sideberían modificarse y qué posibilidades constitucionales hay de eso. En tercer lugar, larealidad interpela contundentemente dando lugar a la discusn; ya que, n sinposibilidades de negar los datos estadísticos hay quienes los consideran motivos para eldebate sobre la despenalización y quienes los consideran motivo para mayor rigidez moral ylegal culpabilizando a las mujeres por sus embarazos no deseados: “las posturas más
1
Aunque la ley 25673 y el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable así lo manden,lamentablemente el acceso real es muy limitado.
2 / 23
 
conservadoras consideran los abortos en general como abortos de conveniencia y a lasmujeres a quienes se los practican como personas incapaces de responsabilizarse por susacciones, descartando los motivos serios (sean éstos psicológicos, físicos o emocionales)que la mujer puede tener para decidir abortar.”
2
El presente trabajo pretende ser un alegato a favor de la despenalización del aborto.Para esto, intentaré conjugar las discusiones morales y las discusiones jurídicas con lasprácticas concretas en nuestro país. De todos modos, debido al seminario que es el marcode este escrito –y a mis propias aptitudes y conocimiento-, la parte dedicada a la discusiónética es mucho más amplia y está mejor desarrollada que las otras dos áreas. Igualmente,mostraremos que la cuestión del aborto no es sólo un debate moral sino también político;que una adecuada comprensión del rol del Estado contemporáneo y del lugar y el valor delindividuo en nuestras sociedades nos mostrarán la posibilidad moral de despenalizar elaborto y que una adecuada comprensión de lo que es la decisión política nos mostrará sunecesariedad.
I. El aborto en el debate ético: una cuestión de principios morales
El aborto desde el punto de vista moral es complicado porque ocupa una posiciónambigua entre otras dos prácticas –la anticoncepción y el infanticidio-, las cuales tienen unstatus moral más claro en nuestra cultura.
3
La mayoría de las personas aceptan que laanticoncepción es moralmente permisible ya que evita embarazos no deseados y evitar noes lo mismo que terminar con ellos una vez que están ahí; la mayoría de las personasrechaza el infanticidio porque implica poner fin concreto a una vida humana, es unasesinato. Para decidir si en sus aspectos significativos el aborto tiene más semejanzas conla anticoncepción que con el infanticidio se necesita decidir si en sus aspectos significativosun feto tiene más semejanzas con un par de gametos o con un niño.El debate sobre la moralidad o no del aborto tiene tantos argumentos ligados a lareligión y las costumbres como argumentos que se pretenden abstractos, racionales yuniversalmente válidos. La principal controversia se ha dado en torno al concepto depersona. Determinar si el feto
4
 es o no una persona ha sido una cuestión central en estasdiscusiones que para determinar el status moral del feto toman como eje el desarrollo
2
Salles, Ob. Cit. Pág. 174 nota 9
3
En este punto estoy siguiendo a Summer, Ob. Cit. Pág. 217-218
4
Tomo el concepto de Salles, Ob. Cit. Pág. 174 “Se llama cigoto al huevo recién fertilizado, unacélula que consta de 23 pares de cromosomas. Dentro de las 24hs siguientes el cigoto comienza adividirse y crecer. Cuando se implanta en la pared del útero se lo conoce con el nombre de embrión.Aunque sólo a partir de la octava semana se lo llama feto, utilizaré este término para hacer referenciaal ser en gestación en cualquiera de sus etapas, desde la concepción hasta el nacimiento.”
3 / 23

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->