Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
27Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Todos Estamos Llamados a La Santidad

Todos Estamos Llamados a La Santidad

Ratings:

4.33

(3)
|Views: 5,298 |Likes:
Published by api-3706749
""PUEDES DESCARGARLO E IMPRIMIRLO""
\
Tema dado el Domingo 19 de Agosto 2007 parroquia Santisima Trinidad Tingo - Desarrollar un resumen en tu cuaderno.
""PUEDES DESCARGARLO E IMPRIMIRLO""
\
Tema dado el Domingo 19 de Agosto 2007 parroquia Santisima Trinidad Tingo - Desarrollar un resumen en tu cuaderno.

More info:

Published by: api-3706749 on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
TODOS ESTAMOS LLAMADOS A LA SANTIDAD
Hoy en día hablar de santidad resulta poco menos que chocante parala sensibilidad moderna, tan ocupada en asuntos más importantes. Eldinamismo secularizante de nuestros tiempos ha relegado la santidadal campo de lo mítico e incluso de lo anecdótico. Los santos aparecencomo seres cuasi legendarios, cuyas pálidas imágenes adornan lososcuros rincones de las iglesias.Para muchos bautizados el tema de la santidad se presenta no menosdistante y ajeno, como un ideal muy digno y encomiable, perototalmente lejano e inalcanzable. Existe, sí, una profunda veneracióny respeto hacia aquellos hombres y mujeres que hicieron de su vidacristiana un testimonio heroico de virtudes, pero tambn se lespercibe como un grupo de elegidos, una suerte de aristocraciaespiritual para quienes están exclusivamente reservadas las altascumbres de la unión con Dios.Sin embargo, el Concilio Vaticano II nos recuerda una verdadfundamental, siempre presente en la vida de la Iglesia pero que hoyen día adquiere una especial resonancia para los hombres y mujeresde nuestro tiempo: "Todos los fieles cristianos, de cualquier condicióny estado, fortalecidos con tantos y tan poderosos medios desalvación, son llamados por el Señor, cada uno por su camino, a laperfección de aquella santidad con la que es perfecto el mismoPadre" (Lumen gentium, 11).¡Sí! ¡Todos estamos llamados a ser santos! Dios mismo "nos haelegido en Él antes de la fundación del mundo, para ser santos einmaculados en su presencia, en el amor" (Ef 1, 4). Ése es el caminode plenitud al cual nos invita el Señor Jesus: "Sed perfectos como esperfecto vuestro Padre celestial" (Mt 5, 48). No basta, pues, con serbuenos, con llevar una vida común y corriente como todo el mundo,sin hacerle mal a nadie. El Señor Jesús nos invita a conquistar unhorizonte muchísimo más grande y pleno: la gran aventura de lasantidad. Ésa es la grandeza de nuestra vocacion: "Porque ésta es lavoluntad de vuestro Dios: vuestra santificación" (1Tes 4, 3).
SANTIDAD Y REALIZACIÓN PERSONAL
Este camino de plenitud que todos estamos invitados a recorrer es elúnico que verdaderamente conduce hacia nuestra plena realizaciónpersonal. En efecto, santidad y realización personal se identifican. Elllamado a ser santos es un llamado a ser persona humana abierta alencuentro con Dios. Y es que el ser humano está sellado en lo más hondo de su mismidadpor una intensa necesidad de infinito, por una profunda hambre detrascendencia y plenitud. Esta dimensión tan esencial de la personase traduce en aquella aspiración al encuentro presente de maneraconstitutiva en sus dinamismos fundamentales. El ser humano,imagen y semejanza de Dios, ha sido creado para abrirse desde su
 
libertad al encuentro con Dios, Comunión de Amor, y, análogamente,con los demás hombres. De ahí que el hombre sólo puede encontrarsu realización plena y definitiva recorriendo la dirección hacia dondeapuntan los dinamismos fundamentales presentes en su yo profundo.En el Señor Jesús, fuente y modelo de toda santidad, encontramos laverdadera identidad de nuestro ser, el horizonte al que debemosdirigirnos para alcanzar la plenitud que anhelamos. Al adherirnosexistencialmente a Él ingresamos en la dinámica del encuentro. Lasantidad es un proceso configurante que se da a través de unaprofunda transformación interior, de manera que pueda repetir con elApóstol: "Vivo yo, mas no yo, sino que es Cristo quien vive en mi" (Gál2, 20).La opción fundamental por el Señor Jesús se presenta, pues, comocamino ineludible para todo aquel que desde su libertad busca ser fiela su propia humanidad.
GRACIA Y LIBERTAD
La santidad aparece ante nosotros como un apasionante desafío. Setrata de un largo camino por recorrer, no exento de dificultades. Sersantos no es algo fácil. Nunca lo ha sido. Pero tampoco se trata dealgo imposible, pues es la fuerza de la gracia la que nos guía ysostiene.Sin embargo, para que la acción de la gracia sea eficaz, requiere denuestra cooperación libre y activa. No basta con decir "Señor, Señor"(Mt 7, 21). Es necesario realizar un esfuerzo serio y responsable porcorresponder a los dones de Dios, despojándonos de todo aquello queimpide al don de la reconciliación fructificar en nosotros, buscandoreordenar nuestras facultades y potencias heridas por el pecado, así como revistiéndonos de los hábitos y virtudes contrarios, según elPlan de Dios. De esta manera, gracia y libertad humana seencuentran en un frucfero proceso que conduce hacia nuestrasantificación.
SANTOS EN MEDIO DEL MUNDO
Las características de nuestro tiempo nos muestran un modelo desantidad para el creyente hodierno. Sin negar la validez de otrosmodelos de santidad, el santo de nuestro tiempo no destaca por unaforma de existencia extraordinaria, llamativa y fuera de lo común,sino que es aquel que vive su vida ordinaria con tal intensidad, quehace de ella un culto agradable a Dios, así como un elocuentetestimonio del amor de Cristo en medio del mundo.El santo de nuestro tiempo descubre en las realidades terrenas unámbito de realizacn personal querido por Dios. Su presencia ycompromiso en medio del mundo según el designio divino configurantanto su identidad personal como su propia realización y felicidad.Esta presencia se traduce en acción transformante por medio delamor, acción que brota de un compromiso profundo con el Señor y
 
que se manifiesta en el silencio de las actividades ordinarias de cadadía, a semejanza de nuestra Madre María.
CITAS PARA MEDITAR
 Todos estamos llamados a ser santos: Lev 20, 26; Mt 5, 48; Ef 1,4; 1Tes 4, 3; 1Pe 1, 15-16.
La santidad es camino de plenitud: Dt 30, 9; Sal 128(127), 1; Mc10, 29-30; Rom 8, 1-2.11; 1Cor 1, 4-8.
Exige nuestra activa cooperación: Jer 17, 1; Jer 31, 18; Zac 1, 3;Mt 7, 21-27.
La santidad consiste en conformarnos a Cristo: Rom 8, 29; Gál2, 19-20; Ef 3, 17-19; Flp 1, 21; Flp 3, 7-14.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->