Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
14Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Epistemología MIGUEL MARTINEZ

Epistemología MIGUEL MARTINEZ

Ratings: (0)|Views: 2,071 |Likes:
Published by adonisverdecia

More info:

Published by: adonisverdecia on Sep 22, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/11/2013

pdf

text

original

 
Necesidad de un Nuevo Paradigma Epistémico
En AA. VV
.
 
Las Ciencias Sociales: Reflexiones de Fin de Siglo.
Fondo EditorialTrópikos, Comisión de Estudios de Postgrado, FACES, Univ. Central deVenezuela, Caracas, 2001, pp. 51-69.Universidad Simón Bolívar Miguel Martínez Miguélez1.Insuficiencia del Paradigma Clásico
Gabriel García Márquez, en su paso por Caracas hace unos años (1990), hizo algunasafirmaciones que recogió la prensa bajo el título
"Prefacio para un Nuevo Milenio" 
."Muchas cosas –dijo él– que hoy son verdad no lo serán mañana. Quizás, la
lógicaformal 
quede degradada a un método escolar para que los niños entiendan cómo era laantigua y abolida costumbre de equivocarse".El modelo de ciencia que se originó después del Renacimiento sirvió de base para elavance científico y tecnológico de los siglos posteriores. Sin embargo, la explosión delos conocimientos, de las disciplinas, de las especialidades y de los enfoques que se hadado en el siglo XX y la reflexión epistemológica encuentran ese modelo tradicional deciencia no lo insuficiente, sino, sobre todo, inhibidor de lo que podría ser unverdadero progreso, tanto particular como integrado, de las diferentes áreas del saber.El período histórico que nos ha tocado vivir, en la segunda mitad del siglo XX, podríaser calificado con muy variados términos, todos, quizá, con gran dosis de verdad. Mepermito designarlo con uno: el de
incertidumbre
, incertidumbre en las cosasfundamentales que afectan al ser humano. Y esto, precisa y paradójicamente, en unmomento en que la explosión y el volumen de los conocimientos parecieran no tener límites.Newton, en su humildad y consciente de sus limitaciones, solía decir que si él habíalogrado ver más lejos que los demás era porque se había subido sobre los hombros degigantes, aludiendo con ello a Copérnico, Kepler, Galileo y otros.A lo largo de las últimas tres décadas, se han ido dando las condiciones necesarias ysuficientes para que todo investigador serio y de reflexión profunda, pueda, a través delas bibliotecas, las revistas y los congresos, subirse sobre los hombros de docenas depensadores eminentes. Y, desde esa atalaya, le es posible divisar grandescoincidencias de ideas y marcadas líneas confluyentes de un nuevo modo de pensar,de una nueva manera de mirar las cosas, de una nueva racionalidad científica y, ensíntesis, de una
nueva ciencia
. Esta ciencia presenta notables diferencias con el modode pensar tradicional, clásico, lógico-positivista.El escritor y presidente de la República Checa, Vaclav Havel, habla del "doloroso partode una nueva era". Y dice que "hay razones para creer que la edad moderna haterminado", y que "muchos signos indican que en verdad estamos atravesando unperíodo de transición en el cual
algo
se está yendo y
otra cosa
está naciendo medianteun parto doloroso". Nos podemos preguntar qué es ese
algo
que se está yendo y quées esa
otra cosa
que está naciendo."Estamos llegando al final de la ciencia convencional", señala Prigogine (1994b, pág.40); es decir, de la ciencia determinista, lineal y homogénea, y presenciamos el
 
surgimiento de una conciencia de la discontinuidad, de la no linealidad, de la diferenciay de la necesidad del diálogo.No solamente estamos ante una crisis de los
fundamentos
del conocimiento científico,sino también del filosófico, y, en general, ante una crisis de los fundamentos delpensamiento.En la actividad académica se ha vuelto imperioso desnudar las contradicciones, lasaporías, las parcialidades y las insuficiencias del paradigma que ha dominado, desde elRenacimiento, el conocimiento científico.El problema radical que nos ocupa aquí reside en el hecho de que nuestro aparatoconceptual clásico –que creemos riguroso, por su objetividad, determinismo, lógicaformal y verificación– resulta
corto, insuficiente e inadecuado
para simbolizar o modelar realidades que se nos han ido imponiendo, sobre todo a lo largo de este siglo, ya seaen el mundo subatómico de la física, como en el de las ciencias de la vida y en lasciencias sociales. Para representarlas adecuadamente necesitamos conceptos muydistintos a los actuales y mucho s interrelacionados, capaces de darnosexplicaciones globales y unificadas.
2. Nueva sensibilidad a los "signos de los tiempos"
Al Papa Juan XXIII le gustaba hablar mucho de "los signos de los tiempos", comoconjunto interactuante de elementos y variables humanas que crean una nuevarealidad, exigen nuevos enfoques, demandan nuevos conceptos y, por consiguiente,también requieren nuevas soluciones. En el fondo de todo esto estaba igualmente uncambio paradigmático.El espíritu de nuestro tiempo ha ido generando poco a poco una
nueva
 
sensibilidad 
yuniversalidad del discurso, una nueva racionalidad, que está emergiendo y tiende aintegrar dialécticamente las racionalidades parciales: las dimensiones empíricas,interpretativas y críticas de una orientación teorética que se dirige hacia la actividadpráctica, una orientacn que tiende a integrar el "pensamiento calculante" y el"pensamiento reflexivo" de que habla Heidegger, un proceso dialógico en el sentido deque sería el fruto de la simbiosis de dos lógicas, una "digital", propia de nuestrohemisferio cerebral izquierdo, y la otra "analógica", propia del derecho. Sería como la
tercera dimensión
, el proceso estereognósico, que no nos da cada ojo por separado nila suma de ambos, sino la simultaneidad de los dos.Esta nueva sensibilidad se revela también, a su manera, en diferentes orientaciones delpensamiento actual, como la
teoría crítica
, la condicn
 postmoderna
, la
 postestructuralista
y la
desconstruccionista,
o la tendencia a la
desmetaforización
deldiscurso, a un uso mayor y más frecuente de la
hermenéutica
y de la
dialéctica
, eigualmente en varias orientaciones metodológicas, como las metodologías cualitativas,la etnometodología, el interaccionismo simbólico, la teoría de las representacionessociales, etc., y venda a significar el estado de la cultura desps de lastransformaciones que han afectado a las reglas del juego de la ciencia, de la literatura yde las artes que han imperado durante la llamada "modernidad", es decir, durante lostres últimos siglos.Los autores de estos movimientos difieren en muchos aspectos, pero tienen tambiénmuchas cosas en común, como su ruptura con la jerarquía de los conocimientos y delos valores tradicionales, su bajo aprecio por lo que contribuye a la formación de unsentido universal, su desvalorización de lo que constituye un modelo, y su valoración,en cambio, del racionalismo crítico, de las diferentes lógicas, de la "verdad local", de lofragmentario, y su énfasis en la subjetividad y en la experiencia estética. Geertz, por 
 
ejemplo, sostiene que todo conocimiento es "siempre e ineluctablemente
local 
" (1983,p. 4).Estos movimientos perdieron la confianza en la "diosa ran" ("
la
Razón"), tanacariciada por la modernidad, y le señalan dónde están sus límites y su autoengaño.Lyotard, por ejemplo, puntualiza:He luchado, por distintas vías, contra la pseudo-racionalidad... Aquellos que invocan"
la
Razón" alientan la confusión. Hay que disociar cuidadosamente la razón de losfenómenos, la que puede legitimar un régimen político, la razón que permite a cadauno soportar su propia singularidad, la que hace que cada obra sea admirable, ytambién la razón por la cual hay un deber, o una deuda. Estas disociaciones sonobra del racionalismo crítico... (1994, p. 86).Todo esto implica un planteamiento radical y una relativización de la culturaoccidental moderna.Quizás, lo más valioso que están aportado estos movimientos sean dos contribuciones:por un lado, su
sensibilidad cuestionadora
y crítica ante las grandes y más significativaspropuestas no realizadas de la modernidad, propuestas que han generado el deseo deir más allá de la situación actual; y, por el otro, el concepto de
"verdad pluralista" 
, en elsentido de que la realidad es inconmensurable e inagotablemente rica y su ser últimodesborda al pensamiento humano; de tal manera, que no habría teoría o explicaciónque agotara la realidad, es decir, la riqueza y potencialidad significativa que puedecaptar en ella la mente humana, ante la cual la actitud y pretensión objetivadora ydominadora de la
razón técnica
luce como una
idolatría
.
3. El concepto de "paradigma"
El mundo en que hoy vivimos se caracteriza por sus interconexiones a un nivel globalen el que los fenómenos físicos, biológicos, psicológicos, sociales y ambientales, sontodos recíprocamente interdependientes. Para describir este mundo de maneraadecuada necesitamos una perspectiva más amplia, holista y ecológica que no nospueden ofrecer las concepciones reduccionistas del mundo ni las diferentes disciplinasaisladamente; necesitamos una nueva visión de la realidad, un nuevo "paradigma", esdecir, una transformación fundamental de nuestro modo de pensar, de nuestro modode percibir y de nuestro modo de valorar.Un nuevo paradigma instituye las relaciones primordiales que constituyen lossupuestos básicos, determinan los conceptos fundamentales y rigen los discursos y lasteorías.El término ‘paradigma’, aquí, no se limita a cada una de las distintas disciplinascientíficas, sino que incluye la totalidad de la ciencia y su racionalidad. No están encrisis los paradigmas de las ciencias, sino el paradigma de la ciencia en cuanto modode conocer.Un
 paradigma científico,
precisa Edgar Morin (1982), puede definirse como un principiode distinciones-relaciones-oposiciones fundamentales entre algunas
nociones
 
matrices
que generan y controlan el pensamiento, es decir, la constitución de teorías y laproducción de los discursos de los miembros de una comunidad científica determinada(Morin, 1982). Por ello, detrás de cada paradigma se esconde una
matriz epistémica
.La
matriz epistémica
es, por lo tanto, el trasfondo existencial y vivencial, el mundo devida y, a su vez, la fuente que origina y rige el
modo general de conocer 
, propio de undeterminado período histórico-cultural y ubicado también dentro de una geografíaespecífica, y, en su esencia, consiste en el
modo propio y peculiar, que tiene un grupohumano, de asignar significados a las cosas y a los eventos
, es decir, en su
capacidad y forma de simbolizar la realidad 
. En el fondo, ésta es la habilidad específica del
homo

Activity (14)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Jpscribd liked this
Marinely Oviedo liked this
eduar_1118422 liked this
Jpscribd liked this
lhcarlos liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->