Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
22Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Deshumanizacion de La Relacion Medico - Paciente

Deshumanizacion de La Relacion Medico - Paciente

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,694 |Likes:
Published by api-3707228

More info:

Published by: api-3707228 on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
1
28.CONSIDERACIONES SOBRE LA DESHUMANIZACIÓNEN EL EJERCICIO MÉDICO
Don Victor A. J. Frigieri 
Presidente de la Asociación Argentina de Derecho Sanitario.Cátedra de Medicina Legal. Universidad de RosarioSecretario General de la Asociación de Médicos Forenses de ArgentinaDesde el surgimiento de la Medicina Occidental, cuyo exponente más reconocidoes el médico griego Hipócrates de Cos, la ética médica ha utilizado un criterionaturalista para discernir "lo bueno" de "lo malo".Dicho criterio identificaba "lo bueno" con el "orden natural", en tanto "lo malo" seasociaba con "el desorden". Esta concepción entendía como "malo" todo uso dealguno de los órganos del cuerpo humano que no fuese natural y condicionabaeste encuadre de la relación interpersonal médicopaciente.Tal "orden natural" no era de carácter unívoco, ya que el médico (en aquellaépoca las mujeres no accedían a la educación) era considerado un sujeto activoy el enfermo estaba ubicado en un rol de pasividad absoluta. Por ello, el deber delmédico consistía en "hacer el bien" a sus pacientes y la obligación de éstosradicaba en "aceptar" sus indicaciones.La misión del médico era la de lograr un "bien objetivo" al restituir el ordennatural al organismo sufriente. Si el enfermo se resistía a aceptar lasprescripciones médicas por considerar que no eran "buenas" para sí, estanegativa se analizaba como "error subjetivo".Por lo tanto, el médico era agente técnico y moral, mientras que el paciente erauna persona necesitada de ayuda especializada y ética. Esta caracterización dela relación médico-paciente que signó la ética médica del orden natural es hastahoy denominada Paternalismo médico.Las antiguas creencias medievales que sustentaban el establecimiento derelaciones humanas en virtud de un orden jerárquico comenzaron a serpercibidas como verticalistas y sobreprotectoras.Al ingresar en la Edad Moderna el espíritu social fue acercándose a alternativasintelectuales basadas en la horizontalidad y la democracia, vehiculizadas éstas,mediante la revolución en Inglaterra, luego en Estados Unidos y finalmente enFrancia.El aporte esencial de dichos procesos sociales, fue el continuo viraje desdeestructuras de gobierno y de pensamiento autoritarias hacia otras másparticipativas. Este cambio de mentalidades permitió incorporar la noción deAutonomía.
 
2
La bioética, en tanto disciplina contemporánea, ha evolucionado desde elpaternalismo médico (que omitía a la familia, a la sociedad y al Estado) haciaenfoques más abarcativos de la relación medico-paciente en los cuales el médicono sólo determina qué es bueno y qué es malo para el enfermo sino que seempiezan a plantear dudas respecto del significado del "respeto a la vida" en latoma de decisiones.Se sabe que el aspecto esencial de la medicina, más allá de la enfermedad en simisma, es la relación entre médico y paciente. Por encima del hecho ocasionalque origina la consulta siempre se ha realzado el esmero en la condiciónhumana del enfermo. La consideración y el respeto por el paciente en si mismoes de primera necesidad, siendo la máxima exigencia para aquellos quedesempeñan su labor asistencial.¿En qué circunstancias se da actualmente esa relación médico-paciente?. El tipode relación interpersonal entre estas dos personas ofrece características quepermiten inferir un modo de relación poco vinculante entre ambos. Ello se debe alas condiciones en las cuales se desarrolla la consulta. Indicaré a continuaciónalgunas de ellas:1. Tendencia creciente hacia la utilización de tecnologías cada vez massofisticadas para la obtención de certeza diagnóstica que permita mejorar asílaprognosis. La irrupción e interposición del aparataje entre el médico y elpaciente hacontribuido a la deshumanización de la practica médica, alprivilegiar un modo deinteracción impersonal.2. La interconsulta del paciente con médicos especializados en ramasclínicas, provoca en los miembros de este equipo un sentimiento difusorespecto de la responsabilidad de cada uno en la toma de decisiones. Para elpaciente esta sensación de ser revisado por cada especialista como unaparte y no como un todo, genera incertidumbre, hastío y deseos desuspender esta relación múltiple que le impide reconocer a un médico comoreferente y a los subespecialistas reconocerse como responsables por dichopaciente.3. El sistema de salud publica en América Latina se ha ido pauperizandoprogresivamente, pero subsiste aún la creencia arraigada de que el modelopaternalista es el apropiado para la población que demanda los serviciosasistenciales (especialmente en los médicos de mayor edad), considerandoque "sus" pacientes no poseen las aptitudes necesarias para participar en latoma de decisiones referidas a su salud. Pueden visualizarse intentos porcambiar este modelo, de relación médico-paciente basada en elpatemalismo, los cuales están emergiendo lentamente y con ciertasdificultades o resistencias por parte tanto de sus colegas como de lacomunidad a la que asisten, que dista mucho de aceptar como cotidiano estecambio en la actitud profesional.4. Los sistemas de salud privados son percibidos como empresas médicasfundadas en motivaciones de carácter exclusivamente económico. Se crea
 
3
entre médico ypaciente una relación de proveedor- consumidor o de agente-principal.5. Reduccionismo medico, basado en la concepción biologista de laenfermedad. Generalmente una persona concurre a la consulta especializadasólo enaquellos casos en que considera que su salud está deteriorada, esdecir que recurre almédico a los efectos de ser curado de una determinadadolencia, quedando fuera de estecontrato la medicina preventiva.Pero, ¿Será prudente generar un intercambio masivo de opiniones y de ideasacerca de los alcances de la relación médico-paciente en un momento social enel cual pareciera que las relaciones interpersonales han dejado de servinculantes y simplemente han pasado a convertirse en una mera formalidad?.En fenómeno mundial de la globalización ha alcanzado a los principios y lascostumbres y se ha ido extendiendo gradualmente la opinión respecto a que losmédicos por temor a las demandas judiciales actúan de modo paternalista ybeneficente. Empero la tradicional medicina paternalista y basada en labeneficencia tiene como elemento básico la confianza mutua entre médico yenfermo, situación que debiera llevar a una práctica no defensiva.Es precisamente la desconfianza del médico en el enfermo o en su entorno labase de la tan mentada medicina defensiva.Entiendo por medicina defensiva al conjunto de conductas desarrolladas por losmédicos para evitar las demandas por mala praxis, consistentes en extremar losprocedimientos diagnósticos y terapéuticos aún aquellos de escasa efectividad oevitar pacientes de alto riesgo, ocasionando gastos excesivos al sistema deatención y sometiendo al paciente a riesgos evitables.Históricamente, la medicina defensiva adquiere relevancia en los Estados Unidosen la década del setenta, como consecuencia esperable de la espiral crecientede demandas contra médicos. Dichas prácticas defensivas causaron unpreocupante crecimiento del gasto en salud, tanto por el énfasis en la utilizaciónde tecnologías para arribar a un diagnóstico como por el aumento de las primasde los seguros, que se tornaron casi imprescindibles para el ejercicio profesional.Algunos estudios calcularon los costos derivados de la medicina defensiva y lasconclusiones se utilizaron para lograr reformas legales que pusieran algún tipo delímite a las demandas.Los vertiginosos progresos en el diagnóstico y el tratamiento médico comoconsecuencia de las innovaciones tecnológicas incorporadas en la prácticamédica, han sido acompañados por la implantación de técnicas sofisticadas,algunas de ellas cruentas, mortificantes, intrusivas, frecuentemente muycostosas y de alta complejidad.Por otro lado, a la par del avance técnico, se han incrementado el número dedemandas por mala praxis médica, como resultado de la fragilización de larelación entre el médico y el enfermo..

Activity (22)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Vanessa Pasten liked this
Katherine Lazo liked this
Aldous Huxley liked this
Marlox-k liked this
Alex Nsz liked this
Milagros Rojas liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->