Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
husos horarios

husos horarios

Ratings:

4.0

(1)
|Views: 1,423 |Likes:
Published by puertae

More info:

Published by: puertae on Oct 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2013

pdf

text

original

 
SOBRE LA ELECCIÓN DE UNA CONVENCIÓN HORARIA CON EQUIDAD
1
Néstor CAMINO
Complejo Plaza del Cielo (
)Fac. de Ingeniería, UNPSJB Sede Esquel.COMENTARIO INICIAL
La presente nota debe ser considerada como una de las formas en que los ciudadanos podemosejercer nuestro derecho a opinar críticamente sobre los distintos aspectos de la vida en lasociedad argentina; pero siendo responsables, expresarnos críticamente nos obliga a contribuir con propuestas concretas y fundamentadas para intentar mejorar lo que criticamos.Así las cosas, analizaremos una de las convenciones “dadas por hecho” más importantes para lavida en sociedad: la que rige la utilización del Tiempo en nuestro país, y discutiremos cómo nosperjudica a los cordilleranos en especial el hecho de que tal convención difiera en mucho de loque vivimos cotidianamente por nuestra ubicación geográfica. Luego, propondremos una nuevaconvención horaria para nuestro país, buscando con ella respetar las distintas idiosincrasias ygeografías, de modo que nuestra vida cotidiana esté más de acuerdo con los ritmos naturalespropios de cada zona, lo que podría considerarse como otro de los múltiples aspectos delproblema de la identidad de las comunidades.
LOS INICIOS EN LA MEDICIÓN DEL TIEMPO: la “hora de Dios” o “Tiempo Solar Verdadero”
Antiguamente, la vida en los pequeños poblados se organizaba a partir de la utilización de relojesde Sol ubicados en las torres de las iglesias o en las plazas los que permitían medir el tiempoentre la salida y la puesta del Sol, durante todo el año. Así, bastaba para ponerse de acuerdoentre los pobladores que todos se refirieran al reloj de Sol, el que servía de “patrón de tiempos”para la vida social del lugar.El tiempo medido por los relojes de Sol se denomina “Tiempo Solar Verdadero”, ya que secorresponde con la luz diurna real que se recibe en el lugar en el que esté el reloj; por esta razón,a este tiempo también se lo llamaba “la hora o el tiempo de Dios”. Es importante notar que cadapoblado tenía su propio “tiempo de Dios”; ya que su carácter “local” hacía que no pudieracompartirse con lo que marcaban otros relojes en otros lugares.
1
 
Hemos utilizado para esta nota lo que presentáramos en el 3er Encuentro Patagónico de Ciencias Sociales(2004, Esquel), y en el Ciclo de Charlas del Complejo Plaza del Cielo (enero de 2008). Consultamos el trabajo “Lahora más conveniente para Tierra del Fuego: sobre el uso del huso”, de José Luis Hormaechea (Estación AstronómicaRío Grande, 2004), y los sitios web del Observatorio Naval Argentino(http://www.hidro.gov.ar/Observatorio/QueHoraUtiliza.asp) y del Royal Observatory of Greenwich(http://www.rog.nmm.ac.uk/). Con el objetivo de divulgar lo más posible este serio problema y la necesidad urgente deconstruir soluciones con equidad, esta nota ha sido publicada y difundida de distintas formas, como por ejemplo en elSuplemento de Cultura “El Ñirantal” del Diario El Oeste de Esquel a principios de 2008, en el periódico electrónicoPuerta E
(
www.puertae.com.ar ), y enviada a personas y otros medios de difusión orales y escritos tanto patagónicoscomo nacionales, así como también a diputados provinciales y nacionales. Fue enviada, asimismo, a la AsociaciónArgentina de Astronomía para brindar un elemento más a esta discusión que se reaviva cada año. (NC, 12/10/08).
1/13
 
UNA CONVENCIÓN PLANETARIA PARA MEDIR EL TIEMPO: los “husos horarios”
El comercio entre poblados, los viajes de exploracn, la expansn de la cultura y lascomunicaciones, produjeron que con el paso de las décadas el “Tiempo Solar Verdadero” dejarade ser útil, debido especialmente a su carácter local, no regional y mucho menos planetario.Hasta mediados del Siglo XIX cada ciudad tenía su propio sistema de tiempo; cuando hacia 1870casi todas las grandes ciudades del mundo se interconectaron por medio del telégrafo eléctrico,se hizo indispensable establecer un sistema internacional que brindara una coordinación entre lostiempos locales para organizar la sociedad a gran escala a partir de un origen de tiempos común.A fines de 1884, en la Conferencia Internacional sobre el Meridiano, veinticinco países decidieronestablecer como “Meridiano 0” al meridiano del Observatorio Real de Greenwich, en Inglaterra.Así, cuando el Sol pasa por el meridiano origen, para todo el mundo son las 12 horas del llamadoactualmente Tiempo Universal (TU); como la Tierra gira sobre sí misma desde el Oeste hacia elEste, los lugares al Este de Greenwich encuentran el Sol antes y los que están al Oeste lo hacendespués.Se estableció además el Sistema Internacional de Zonas de Tiempo, que define veinticuatro zonasmeridianas de 15º de ancho cada una, los “husos horarios” que cubren todo el planeta; así, todaslas ciudades dentro de la misma zona tendrían la misma hora. Cada huso está centrado en elmeridiano que le da su denominación, dejando 7,5º a cada lado. La convención se completabadefiniendo como unidad al Día Solar Medio (el período de tiempo medido por un reloj de Sol,corregido por las irregularidades causadas por la rotación y la traslación de la Tierra).Los distintos países adoptaron el Sistema Internacional promulgando leyes nacionales, las quedefinen la denominada Hora Civil u Hora Oficial. En algunos casos, por ejemplo en aquellospaíses muy anchos en longitud geográfica como Rusia, se pueden definir varios husos dentro deun mismo país; en otros, como por ejemplo en grupos de pequos países o en zonasgeográficas complejas dentro de un mismo país, los límites de los husos se deforman por razonesde interrelación social o comercial.
ARGENTINA EN LA CONVENCIÓN INTERNACIONAL
Hasta 1894 la “hora de Buenos Aires” era difundida a nivel local por las iglesias y entidadespúblicas, pero no existía una norma oficial que regulara el procedimiento para su determinación.En agosto de 1894, el Poder Ejecutivo estableció como hora oficial para las vías férreasnacionales la correspondiente al meridiano del Observatorio Nacional de Córdoba, y enseptiembre del mismo año se dispuso que esa hora fuera adoptada por todas las oficinaspúblicas.En febrero de 1920 se estableció la adopción del huso horario de cuatro horas al oeste delmeridiano de Greenwich (designado como GMT–4), y en mayo de ese año Argentina se adhiere alSistema Internacional de Zonas de Tiempo, siendo el Observatorio Naval Buenos Aires lainstitución responsable de determinar y conservar lo que hoy se denomina Hora Oficial Argentina.Desde mayo de 1920 hasta enero de 1974 se alternó entre el huso GMT–4 para el otoño einvierno y el huso GMT–3 para el período estival (el denominado “tiempo de verano”). A fines deenero de 1974 en vez de retomar el huso GMT–4 para el período de poca luz, se corre un husomás hacia el Este, adoptando el huso GMT–2 hasta fines de abril, y a partir de entonces se dauna nueva alternancia entre este huso para el período estival y el huso GMT–3 para el períodoinvernal, mantenndose esto hasta marzo de 1993, última vez que nuestro país adopoficialmente el huso de 3 horas al oeste de Greenwich (GMT–3), lo que se mantuvo hasta lamodificación de fines de 2007.
2/13
 
LA LEJANÍA DEL HUSO OFICIAL ARGENTINO CON LA CORDILLERA
Con la adopción del huso GMT–3, en estos últimos quince años los cordilleranos hemos sufridouna “dualidadtemporal: vivimos socialmente regulados por la Hora Oficial, pero vivimos“lumínicamente” regulados por la luz solar. Ambos tiempos difieren, para la zona cordillerana, en 1hora 45 minutos: cuando son las 12:00 de Tiempo Civil (mediodía civil), falta nada menos que 1:45horas para que el Sol llegue a la máxima altura sobre el horizonte (mediodía solar).Con la última modificación, adoptando como “tiempo de verano” el huso GMT–2, la situación esaún peor, ya que ambos tiempos, el Civil y el Solar Verdadero difieren en 2:45 horas.
VIVIR EN ESQUEL ANTES DE 1920: la sincronía entre el TC y el TSV.
Pocas veces tomamos conciencia de que la vida de los pueblos originarios, la inmigración galesa,la exploración científica de la Patagonia, la fundación de Esquel, etc., transcurrieron antes de queArgentina adoptara la convención internacional. Cada explorador, familia de colonos o pequeñascomunidades vivían entonces de acuerdo con el Tiempo Solar Verdadero, y sólo quienes teníanacceso a costosos relojes de última tecnología podían trasladar un patrón de tiempo confiable alugares tan extremos como la Patagonia (el primer reloj mecánico de precisión fue probado abordo del Beagle en 1831/6, cuyo Capitán fue Robert Fitzroy, con Charles Darwin a bordo, yrecordemos que hasta principios del S. XX no hubo telégrafo por esta zona).¿Cómo se administraba el tiempo social en aquella época? Es evidente que las actividades seregían por la iluminación solar diaria: es decir, antes de que existiera el Tiempo Civil, la sociedadse regulaba por medio del Tiempo Solar Verdadero.Tal regulación sería equivalente a si hoy decidiéramos que el Meridiano Oficial Argentino coincidacon el Meridiano de Esquel; es decir, que la Hora Oficial Argentina tomara el Huso de 4 horas 45minutos al oeste de Greenwich (GMT–4:45) como su referencia fundamental.En la
Figura 1
se muestra un esquema en el que se indican las veinticuatro horas del día, conrectángulos blancos las horas de Sol y con rectángulos negros las horas de noche, dejando lugar para albas y crepúsculos, con solsticios (junio y diciembre) y equinoccios (marzo y septiembre),poniendo en evidencia el gran acortamiento del día (horas de luz) en junio (9 horas) con respectoa diciembre (15 horas), con los equinoccios ambos de 12 horas de luz. En la primera parte semuestra una zona gris que representa las actividades por la mañana, tal como es costumbre en laactualidad para escuelas, bancos, municipalidad, etc. (de 7:00 a 13:40); en la segunda parte semuestra la zona gris de actividades por la tarde (de 13:00 a 19:40).Es interesante notar que por la mañana nunca se trabaja de noche, en ningún día del año, y quepor la tarde sólo se invade la noche cerrada en casi dos (2) horas sólo en el caso extremo delsolsticio de junio. En estos esquemas no se han contemplado las actividades no obligatorias comoel comercio, que pueden funcionar en horarios nocturnos sin mayores dificultades.
3/13

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Gabriel Abundis liked this
Maria Jose Bacab liked this
Maria Jose Bacab liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->