Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Curso Félix Rodrigo Mora

Curso Félix Rodrigo Mora

Ratings: (0)|Views: 282 |Likes:

More info:

Published by: Juan Gonzalez Hernandez on Oct 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/24/2014

pdf

text

original

 
Curso Félix Rodrigo Mora: Comprendernuestra época para comprendernos:crisis, caos, declive de occidente yanuncios de catástrofes. Explorandorespuestas y estrategias
Sábado 29 de octubre, en “Plural-21
”.
Duración, 8horas
 
“Creemos que la inteligenciatiene que ver con la vida
Dionisio RomeroLos primeros decenios del siglo XXI son un períodoen el que se acumulan numerosas negatividades ycalamidades, comenzando por la más importante, lasdudas sobre la continuidad de lo humano. Es untiempo en que el pesimismo progresa y se tiende amirar el futuro con creciente desconcierto yaprensión, un tiempo que demanda la movilizaciónde todas nuestras fuerzas espirituales y físicas.
I
En el momento actual parece indudable que los sistemas de ideas heredados del pasadoinmediato, desde la Ilustración, la revolución francesa y la Constitución española de1812 hasta el presente, tienen ya muy poco que ofrecer. La situación ha cambiadosustancialmente y nuestras mentes han de adecuarse a esas radicales modificacionesindeseables para ir construyendo una nueva cosmovisión o idea integral del mundo, unnuevo sistema de valores, una nueva noción sobre la auto-construcción del sujeto, unnuevo paradigma sobre la elaboración de saberes confiables y, en definitiva, una nuevaestrategia que guíe nuestra acción en esta hora llena de incertidumbres e inquietudes.El conocimiento del pasado inmediato, lo que otrora orientó a la humanidad, hoy valede muy poco. Hay que elaborar nuevas formulaciones. Nos tenemos que orientar haciala constitución de una nueva síntesis totalizante-finita apta para dar cuenta de la hiper-compleja y desasosegante realidad de la hora presente.Para ello lo más importante es crear, no repetir. Leer es necesario pero pensar lo es aúnmás y a menudo la lectura es un modo de no usar las propias facultades cavilativas.Precisamos, pues, de otra manera de leer en la que la creación sea lo sustantivo y laabsorción lo adjetivo. De muy poco valen ya los viejos dogmatismos de un tipo y de
 
otro en un mundo que se está modificado de forma cardinal al transitar por una víadeclinante de la evolución de la humanidad.La actualización y renovación de nuestro mundo espiritual, en pos del esclarecimiento -hasta donde es hacedero, no mucho- de lo real actual, se ha de realizar a partir de unavaloración de la categoría de verdad en oposición al error, a la mentira y al autoengaño,de una admisión de la colosal complejidad de las cosas del mundo, de unaepistemología fundamentada en el análisis ateórico de la experiencia y de un acuerdoíntimo para aplicar lo de ese modo elaborado con compromiso, esfuerzo y disposicióncombativa.Ciertamente, muchas de las cuestiones aquí consideradas aparecen tratadas en mi libro“La democracia y el triunfo del Estado. Esbozo de una revolución democrática,axiológica y civilizadora”. A él me remito.
II
La revolucionarización -negativa- del mundo y del sujeto que ha tenido lugar desde elfinal de la II Guerra Mundial, en 1945, es formidable, y no posee parangón con ningunaotra época de la historia de la humanidad. Ha tenido lugar bajo la hegemonía y direcciónde EEUU, potencia mundial impulsora de los cambios más importantes, si bien muchosse han dado a pesar de ella e incluso contra ella.Las luchas anticolonialistas crearon las precondiciones para el auge de nuevas potencias, especialmente la declaración de la República Popular en China en 1949,acontecimiento que explica el meteórico ascenso económico de ese país a escala planetaria en el presente, acontecimiento preñado de numerosas consecuencias, todas deun gran calado. Algo similar puede decirse de la India y de varios países emergentesmás.Otro elemento sustantivo es el imparable auge del poder de los Estados en todo elmundo, con el correspondiente declive de la autonomía y libertad de la sociedad civil ydel individuo, de donde proviene su desustanciación, nulificación y trituración,convertido aceleradamente en una suma de lo que no es, no posee como cualidades y noes capaz de hacer o lograr, por no hablar de inteligir o pensar. La decadencia extrema dela persona, por ausencia de ser planificada desde arriba, por desagregación de todas suscapacidades y desintegración general de sus facultades, es acaso lo más dramático denuestro tiempo, y en sí mismo indica que avanzamos hacia un nuevo orden mundial sinseres humanos propiamente dichos y sin la presencia de lo específicamente humano. Nuestra era es la de los seres-nada, seres no del todo humanos, de la modernidadmadura.El colapso de la libertad de conciencia por la exacerbación de los aparatos y sistemas dealeccionamiento y adoctrinamiento de masas contribuye poderosamente a realizar loexpuesto. Está la publicidad comercial, la universidad de masas, la industria del ocio yel gran tinglado mediático. Lo que resulta es la trituración de las facultades psíquicasque antaño definían a las personas, el pensamiento, la sensibilidad, la voluntad, laemoción de la belleza y la sociabilidad. La nuestra es la época del fin de la libertad de
 
conciencia, del totalitarismo erigido a partir del adoctrinamiento de las masas desde lacuna a la tumba.Todo lo expuesto permite sostener que el individuo es hoy construido desde fuera por los aparatos de poder, al margen de sí y contra sí, una vez que se ha demonizado lanoción clásica propia de la parte positiva de la cultura occidental, de auto-edificaciónconsciente de la persona, lo que se conoció como virtud.Ello está en relación con el pavoroso proceso de aculturación de las masas en curso, para que renieguen, aborrezcan y desprecien su propia cultura, a la que el poder constituido hoy en Occidente ataca con los productos ideológicos, las campañasmediáticas y los epítetos más devastadores. Así, se están creando seres sin referenciasaxiológicas, sin idea propia del mundo, sin ningún saber objetivo sobre la historia de sussociedades, sin ideas sobre el yo, sin ética, confinados en el odio y auto-odio, seres-nada, dóciles, manejables, asociales e ignorantes, justamente los que el poder constituido desea y necesita.La generalización de la sociedad de consumo y del Estado de bienestar, que son las dosgrandes, y en realidad únicas metas, de la izquierda, principal fuerza degradatoria ysubhumanizadora en los últimos 30 años, ha sido otra catástrofe de lo humano. Desdeello se han difundido nociones sustantivas de naturaleza epicúrea, hedonista, placerista,eudemonista y felicista que no son compatibles con la dignidad, grandeza y continuidadde la persona en tanto que persona. La conversión del alcoholismo, la drogadicción, la bulimia, el tabaquismo, el consumo visual y otros tantos vicios en fenómenos de masas,es más, en comportamientos reputados como “derechos” supuestamente conquistados por “las clases populares” equivale a una dejación de la noción de vida civilizada parahundirse en la barbarie y la desintegración, social y personal.El aciago impulso egotista e individualista auto-destructivo impuesto a las masas deOccidente en los años 60 por las elites mandantes, cuando triunfó la “generación delyo”, manifiesta ahora sus enormes nocividades con la actual sociedad de individuos,hombres y mujeres, solitarios, descorteses, agresivos, inútiles para cualquier tareacolectiva y comunal, sólo atentos a realizar el propio interés contra el otro y los otros.Esto es de una notable gravedad, pues equivale al colapso mismo de los valores de lacivilización. Nuestro tiempo es el del fin del amor.El ascenso del ecologismo y los demás
ismos
a él asociados, aunque se pretende justificar con los muy reales daños medioambientales, tiene causas mucho más profundas. Su raíz última es la ignorancia de lo humano y la incapacidad de concebir alas personas como seres humanos y no sólo como entes biológicos. Heredero de laideología fisiologista y deshumanizadora de la ciencia decimonónica, la izquierda y el progresismo, el ecologismo trabaja para la aculturación, la admisión de la tiranía política vigente y la renuncia de masas a la condición humana. Si el viejo economicismoha logrado convertir al sujeto común en “homo oeconomicus”, el ecologismo se propone transformarlo en mera criatura zoológica.La constitución del Estado feminista, encargado de tutelar, proteger y dirigir a lasmujeres a las que trata como menores de edad, ha significado el paso del patriarcado alneo-patriarcado, de donde está desprendiéndose la trituración psíquica y física de lamujer, ahora presionada para que se aparte de todos los compromisos trascendentes y se

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->