Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El populismo según Nicolás Casullo

El populismo según Nicolás Casullo

Ratings: (0)|Views: 17|Likes:
Published by monicapadula
Interpretacion del populismo en Argentina
Interpretacion del populismo en Argentina

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: monicapadula on Oct 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/12/2013

pdf

text

original

 
El populismo según Nicolás Casullo
Explorando la desorganizada lista de favoritos sobre Ciencias Sociales en mi navegadorweb, encuentro una entrevista a
por Clarín donde habla del
 
populismo, un concepto tan complejo que no alcanza para definirlo simplemente como
“lo popular”, sino que incumbe un
montón de cosas.Entre esas cosas, del análisis de Casullo me ha interesado cuando define
„populismo‟
como una categoría latinoamericana
, destacando la tensión permanente entre elreclamo de las clases postergadas y las necesidades de las elites latinoamericanas. Allí seentrecruzan cuestiones como la distribución de la riqueza, la participación política y laposibilidad del cambio. Con respecto a esto último, revisa el
concepto de revolución
, y
cómo ha cambiado desde la sociedad de los ’70 (profundamente m
ovilizada por lapolítica, dispuesta al cambio social, y con fe en las grandes utopías humanas) a unasociedad posmoderna: donde reina la incertidumbre, el culto a la individualidad y lacrisis de las ideas (tanto de las izquierdas como las derechas). El resto de la entrevistahace alusión a problemáticas de la escena política de la Argentina contemporánea, comoel debate sobre el
„kirchnerismo‟
y su dificultad para combinar algunas ideas del
pensamiento de los ’70 (dentro de un esquema de centroizquierda),
con los elementosclásicos del peronismo (como la alianza de clases, que en definitiva, lo que hace es
mantener el sistema capitalista…),
 
en una sociedad donde en momentos clave de laHistoria Argentina se ha mostrado conservadora
(analiza dos momentos: la dictaduradel 76 al 83 y el menemato). Inmediatamente sigue una parte de la entrevista que medesconcierta, y es cuando afirma lo insoportable del peronismo cuando revive ideas deizquierda, porque la sociedad puede volver fácilmente al enfoque conservador y dejar lascosas como están. Como conversábamos con Fabián en un artículo anterior,sigo pensando que el análisis crítico de la izquierda sobre la realidad cotidiana sigue vigente,y por eso me llama la atención esa parte de la entrevista.Por otro lado, el tema me ha hecho recordar una ingeniosa tira de Mafalda, donde elgenial Quino nos muestra en un simple diálogo, el conflicto interno que implica el cambioen una época posmoderna:Sin más prólogo, los dejo con la entrevista completa realizada a Casullo. No tienedesperdicio:
 ¿Qué papel jugaron los partidos políticos en este último proceso electoral? Parecíansuperados por l
os candidatos…
 
 
Yo no creo que los partidos políticos hayan desaparecido y que la gente esté en unaespecie de inercia o hastío. Creo que los partidos políticos jugaron más o menos un papelcomo el habitual pero en un grado de desagregación y de disgregación que obliga alvotante a forzamientos ideológicos muy fuertes. Hace quince o veinte años había unasuerte de identidad más pura. Uno votaba radicales o justicialistas. Hoy es mucho más
complicado y muchos se preguntan: “¿Pero cómo, no se tenían que ir tod 
os y están otra
vez de vuelta?”. Ahora bien, la crisis de los partidos existe, la crisis de la política existe,
y podríamos decir que los dos grandes partidos están en un proceso que uno puede pensar que en los próximos cinco, ocho años, van a mutar en otra cosa. También creoque hay como una especie de gran canasta de símbolos, que pasan de un lado para elotro. ¿Qué piensa el viejo elector radical de tener que votar a Lavagna? Estamos en untránsito, en una mutación, pero no plantearía que esto es una suerte de momentonegativo.
Pero si pensamos en el concepto de representación política, ahí sí hay una crisis
clara…
  Ahí está todo en crisis y en metamorfosis. Antes del 2001, aparecía esta suerte demundos simbólicos partidarios absolutamente en estado de ocaso de los grandes partidos, de los movimientos nacionales. Creo que estas desagregaciones, mutaciones,crisis de representación llevan sus décadas, diría yo, para realmente poder parir unacosa que deje atrás eso que fue el siglo XX, en donde la sociedad se acomodó o se sintiótan bien representada por el radicalismo y por el peronismo. Donde es muy clara la crisisde representaciones es en las nuevas generaciones. Tengo alumnos muy jóvenes y veoque es muy difícil regresarlos a qué es radicalismo y qué es peronismo. Por ejemplo, para ellos, el peronismo es Menem.
No se escuchó la palabra revolución de parte de ningún candidato. ¿Se cuidaron deenunciarla? ¿Hoy es una mala palabra?
 Es una palabra que está atravesando un período largo cultural, ideológico, de desuso.Quiero decir que la palabra revolución está en parte desacreditada, se fue perdiendo. Larevolución era la idea que uno tenía de que el mundo andaba mal pero la historiacaminaba hacia un espacio, que iba a ser la resolución de lo humano, el fin de laexplotación, una comunidad que se iba a reencontrar en su humanidad plena. En esesentido, pienso que no se ha analizado mucho el fin de la revolución. ¿Cómo se vive enuna cultura así donde la revolución quedó atrás? 
Y qué significa el fin de la r 
evolución…
 
 
Desde esa perspectiva, estamos pasando una época muy interesante, porque yo diría queel fin de la revolución es el fin real de la modernidad y de pasaje a la posmodernidad.Hoy no está a la orden de nadie la idea de la transformación de la historia, sino unamayor sensibilidad humana para sortear momentos capitalistas muy miserables. Eso podríamos decir que es el punto máximo al que puede arribar el socialismo español, el propio Chávez o alguna política desarrollista popular y nacional en la Argentina.
 Alain Rouquié decía que el populismo no es una categoría política y que nadie dice
de sí mismo “yo soy populista”, sino que es una calificación desde afuera siempre
 peyorativa.
 El populismo es una categoría latinoamericana, es muy difícil interpretarla desdesimples categorías europeas o desde simples categorías socialdemócratas o desdecategorías que no reconocen la índole latinoamericana de qué significa la constitución delo popular, la figura del caudillo, la problemática del imperialismo, de la constitución postergada de la Nación. Es decir, es la problemática de replantear una nueva narraciónsobre lo que es la historia patria, frente a narraciones que se impusieron sesgadamente;la disputa entre mitos, de lo que sería el liberalismo fundador de gran parte de la América latina política y mitos populares; la problemática de ingreso de sectoressociales que no están contemplados en una institucionalidad cerrada, liberal,republicana, y cómo se procesa. Contradictoria, balbuceante, que terminó mal, quetraicionó sus variables, todo lo que quieras, pero es la historia que se dio. Hasta el propio movimiento castrista 26 de Julio es una problemática totalmente populista; eseFidel Castro es absolutamente: pueblo, antiimperialismo, nación, constitución de una patria postergada. El populismo es una genuina creación de lo latinoamericano. Lacrítica al populismo siempre vino de la izquierda pero hoy viene de la derecha. Dicenque es demasiado confrontador, revoltoso, que se parece mucho al comunismo o que esmussoliniano. Estamos en una época donde podríamos decir: Bolivia, Ecuador, Venezuelaviven un proceso populista. Lo que importa son los contenidos sobre los modos.
 ¿El kirchnerismo inauguró un proceso de desperonización?
 Creo que Kirchner intenta por un lado, una desperonización, pero por el otro, peronizabrutalmente la escena. El peronismo se hace mucho más insoportable cuando es decentroizquierda que cuando es de centroderecha. Cuando es de centroderecha, lasociedad, que es básicamente conservadora, tiende a correrse hacia la derecha, elejemplo máximo lo puede haber representado Menem. Cuando el peronismo se correhacia la centroizquierda, ahí es cuando empieza a alterar la escena como con aquel peronismo del 73. Y Kirchner tiene, en ese sentido, algo de esas variables decentroizquierda. En ese sentido, lo anticipó. Y al mismo tiempo, él tiene que dar cuenta

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->