Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Claudio Gutiérrez - Los debates educacionales en la historia de Chile, 2011

Claudio Gutiérrez - Los debates educacionales en la historia de Chile, 2011

Ratings: (0)|Views: 61 |Likes:
Published by Horacio Gutiérrez
Claudio Gutiérrez - El destino de los hijos de los pobres: los debates educacionales en la historia de Chile, 2011
Claudio Gutiérrez - El destino de los hijos de los pobres: los debates educacionales en la historia de Chile, 2011

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Horacio Gutiérrez on Oct 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/27/2013

pdf

text

original

 
El destino de los hijos de los pobres:los debates educacionales en la historia de Chile
Claudio Guti´errez / julio 2011
La actual crisis de la educaci´on no es s´olo una circunstancia de las ´ultimas ecadas. La discusi´on sobre su significado y prop´osito ha sido un tema de intensos debatesdesde los tiempos de los patriotas de la Independencia de 1810. Una revisonhist´orica de los argumentos esgrimidos en el pasado es muy iluminadora paraayudar a comprender el fondo de los debates hoy d´ıa, las ra´ıces profundas en queest´an asentados, y las diferentes ideas y propuestas que se han venido barajandoen distintas ´epocas. El siguiente texto revisa esos debates.
´Indice
1. El modelo educacional de los patriotas de1810 32. El modelo educacional de los “due˜nos”del pa´ıs 4
2.1. Educacon primaria y t´ecnica para el ba- jo pueblo . . . . . . . . . . . . . . . . . 62.2. Educacon secundaria y universitaria pa-ra la elite . . . . . . . . . . . . . . . . . 82.3. Marginaci´on de amplios sectores . . . . 9
3. El modelo de los reformistas de 1927: lagran Esperanza 104. El modelo democr´atico: Masificaci´on yParticipaci´on 125. El modelo de la dictadura: La Gran Con-trarreforma 15
La educaci´on es hoy objeto de fuertes debates. Pa-ra ser precisos, lo que se discute no es la educaci´onque queremos y necesitamos como sociedad, sino al-gunas facetas ecnicas como evaluaciones, etodos,formas, instituciones, financiamiento, etc. Los gober-nantes nos quieren convencer de que los profesores de-bieran restringirse a ejecutar programas, los alumnosa ir “puntualmente a clases”, y los padres a buscar lamejor oferta educacional para sus hijos. Los proble-mas de la educaci´on quedan entonces en las expertasmanos de ingenieros comerciales, empresarios, pol´ıti-
0
La verson digital de este texto se puede descargar de:
http://www.dcc.uchile.cl/cgutierr/educacionPobres.pdf
cos y otros advenedizos al mundo de la educaci´on. Ylas ideas, los fines, los fundamentos, nos dicen, soncuestiones “ideol´ogicas” del pasado.Pero no nos equivoquemos. Quienes hoy d´ıa preten-den imponer una “reforma” educacional desde arri-ba no es que desprecien las ideas, sino que preten-den hacernos pasar las
suyas
por universales, por las´unicas posibles. Lo que podemos discutir, nos dicen,son las pr´acticas, las formas c´omo implementar lasideas (de ellos). Plantear ideas distintas ser´ıa hacer“pol´ıtica”, “ideolog´ıa”; es “utop´ıa”. Ilustremos estocon un ejemplo: el gobierno actual ha presionado alos padres a firmar el llamado
“Contrato de Honor de la Familias por la Educaci´ on
, cuya idea es que“los padres y apoderados son los primeros responsa-bles de la educaci´on de los hijos”, y que en ello, “lafamilia y colegio son socios para lograr los resulta-dos esperados”. Nada se dice del rol de la sociedadni el deber del Estado. Peor, nada se dice de cu´alesson esos “resultados esperados”, es decir, cu´al es el
 fin 
de la educaci´on. All´ı est´a la esencia de este asun-to. ¿Para qu´e queremos educaci´on? Para que nues-tros j´ovenes: ¿se “instalen” social y econ´omicamente?¿contribuyan a desarrollar la comunidad y el pa´ıs?¿desarrollen plenamente sus capacidades personales?¿aprendan una forma de ganarse la vida? ¿sean feli-ces? La concepci´on del
Contrato
no es nueva. Ya en1873, Joaqu´ın Larra´ın Gandarillas, quien ser´ıa el pri-mer rector de la Universidad Cat´olica, fundamentabaas´ı este dogma:
“Al asociarlos el Creador a su divina paternidad,
1
 
eligi´endolos como instrumentos de su Providencia para infundir la vida en los destinados a renovar y perpetuar el linaje humano, les impuso [a los padres]el deber y les confiri´o el derecho de completar la obra de la creaci´on por medio de la educaci´on moral,intelectual y f´ısica de sus hijos.Esta sabia econom´ıa de la educaci´on, resultado dela admirable organizaci´on de la familia, no la haninventado los hombres. N´o; hanla recibido como ins-tituci´on divina todas las naciones de la tierra. [...]Los padres son, pues, los verdaderos encargados y responsables ante Dios y la sociedad de la educa-ci´on de los hijos. El derecho que tienen no lo hanrecibido de los hombres ni puede ser arrebatado por ellos.”
[37]
La agenda de Larra´ın Gandarillas era clara. De losprincipios expuestos, afirma, “no es dif´ıcil acreditarlas credenciales de la misi´on de la Iglesia, en pun-to a la ense˜nanza y educaci´on [...] S´olo a la Iglesia Cat´olica confi´o el Maestro y Redentor el mundo deeste sublime magisterio.”Esto no es todo. Larra´ın, miembro de las diez oveinte familias m´as adineradas del pa´ıs en ese mo-mento, piensa ya en la educaci´on como mercanc´ıa:
“Unido al inter´es de los maestros [de ense˜ nar parti-cularmente] est´ a el de los disc´ıpulos, que encontrar´ an instrucci´ on m´ as barata, m´ as f´ acil y de mejor calidad, mientras m´ as se multipliquen los colegios libres y sea m´ as animada la competencia que la libertad engendra.Esta es la consecuencia necesaria de la ley econ´ omica,de la demanda y la oferta.”
No importa que el gruesode la poblaci´on en ese momento no tuviese siqueraqu´e comer y omo vestirse (ver recuadro).
¿Podr´an elegir el mejor colegio para sus hijos?
“Hoy se acumulan en un cuarto y hasta en una mismacama, en repugnante promiscuidad el marido, la mujer,hijos varones, hijas mujeres y hasta alojados sin contarlos animales dom´esticos que nunca faltan; que ´este cuartosirve de dormitorio, de comedor, de lavadero y de cocina,no tiene, sin duda caracteres atrayentes, el aire est´a vicia-do, despide un olor infecto, la luz es insuficiente, la hume-dad molesta, la estrechez del local no permite el orden.”(La Instrucci´on popular y las condiciones socioecon´omi-cas, Diputado M. Salas, 1905. [66])
Resumamos: como lo pleantea Ernesto Schiefel-bein, educador, premio nacional de educaci´on, “antesque hacer educaci´on (ofrecer o generar educaci´on), ladebes pensar.”[6] Antes de discutir la calidad, discu-tamos qu´e queremos como educaci´on.
¿Qu´e es la educaci´on? Una primera aproxima-ci´on
La educaci´on es una construcci´on social, no unobjeto “natural” o de origen divino (como sostieneLarra´ın Gandarillas). Luego no existe el modelo ´uni-co y “mejor”. Diferentes sociedades han desarrolladodiferentes modelos de educaci´on. Chile no ha sido laexcepci´on. Alrededor de estos modelos, surgen variaspreguntas: ¿Podemos debatir nosotros como simplesciudadanos sobre este tema, o es ´esta una discusi´onreservada a especialistas? ¿Pueden los estudiantes in-volucrarse en esta discusi´on o es una discusi´on para“adultos”? Todas preguntas muy leg´ıtimas y perti-nentes.Roberto Munizaga, profesor, premio nacional deeducaci´on, presenta un buen punto de partida paranuestra discusi´on (ver recuadro).Como todo fen´omeno complejo, para entenderlomejor conviene descomponer el hecho de la educa-ci´on en sus elementos constituyentes. Munizaga per-cibe tres factores, inseparablemente relacionados, queayudan a entender mejor el todo. (1) La educaci´oncomo un proceso de
socializaci´ on 
de las generacio-nes nuevas, de donde surgen los temas de participa-ci´on, solidaridad, ciudadan´ıa, etc. (2) La educaci´oncomo una
adaptaci´ on 
al ambiente, que le da la di-mensi´on pr´actica y vocacional: aptitudes, obtenci´on de conocimiento, preparaci´on para el trabajo, etc. (3)La educaci´on como
desenvolvimiento de la personali-dad 
, esto es, la formaci´on humana: car´acter, sensibi-lidad, pensamiento, etc.
1
Un segundo elemento, ´este crucial para entender losdebates sobre educaci´on a lo largo de nuestra historia,es la caracter´ıstica del medio social en el que la educa-ci´on se desarrolla. Munizaga lo refiere en su definici´onque vimos como
colectividad, organismo social, comu-nidad, sociedad 
. Para organizar la educaci´on, pensa-dores como Bello, Domeyko, Ba˜nados, Letelier, Salas,distingu´ıan en Chile dos grupos sociales, bajo diferen-tes nombres (ver recuadro), y amoldaban la educa-ci´on para cada una de ellos. Algunos para apoyar losgrupos m´as desfavorecidos; los m´as, para segregar-los directamente. Veremos que la toma de posici´on
1
El historiador Gonzalo Vial escribe: “las posturas [educa-cionales] son y han sido
dos
, y las mismas, durante la ´ıntegrahistoria de nuestra Rep´ublica. Algunos han querido poner ´enfa-sis en la formaci´on humana: el car´acter, el razonamiento, la sen-sibilidad; al paso que otros buscaban desarrollar las aptitudes´utiles para la vida pr´actica, para sobrevivir y prosperar.”[68]Vial ignora deliberadamente, como todos quienes asumen quela estructura social es un objeto inmutable y dado, la facetasocial de la educaci´on. Cabe se˜nalar que Vial fue ministro deeducaci´on de la dictadura, lo que ayudar´a a entender porqu´e lostemas de socializaci´on est´an ausentes en la LOCE.
2
 
Roberto Munizaga sobre la Educacon:
“No es posible comprender nada de los m´ultiples problemas particulares que en el dominio de la educaci´on se suscitan, si no se comienza por advertir,inicialmente, que ella es un
dato primero
, planteado por la existencia misma de la colectividad, estoes, que tiene una realidad propia, anterior, e independiente de la intenci´on de los individuos, – legisladores o maestros– que se esfuerzan por transformar el ´ambito de las escuelas, los contenidosde los planes de estudio y la naturaleza de los m´etodos de ense˜ nanza. La educaci´on existe comouna funci´on propia del organismo social, mucho antes que se configuren las instituciones escolares, y antes que en el dominio del trabajo llegue a definirse y especializarse la profesi´on de maestro.[...] La educaci´on es una funci´on social, en el amplio sistema de funciones que constituye la vida de una comunidad, y existe con la misma realidad objetiva y con el mismo car´acter espec´ıfico que se reconoce a las funciones pol´ıticas, econ´omicas, religiosas, jur´ıdicas, etc., con las que, amalgamada enun bloque solidario, compone esa fisonom´ıa absolutamente peculiar que, en determinado momento,define a una sociedad y a una cultura.”[45]
a este respecto, primero, reconociendo una realidad,y luego, ya sea afirm´andola como caracter´ıstica “na-tural”, o consider´andola un defecto social mejorable,incidir´an centralmente en las concepciones sobre laeducaci´on. Hoy d´ıa, por ejemplo, los actuales gober-nantes y los tecn´ocratas asumen que tenemos una so-ciedad homog´enea, premisa absolutamente funcionala quienes, como el cura Larra´ın, necesitan hablar decompetencia perfecta para defender su idea de mer-cado educacional.
Segregaci´on educacional, 1842.
“Habiendo en Chile,como en todas las naciones del mundo, dos clases (no ha-blo de las clases privilegiadas, porque aqu´ı no las hay nidebe haber) que son: 1
o
. La clase pobre que vive del tra-bajo mec´anico de sus manos y a la cual ni el tiempo, niel retiro en que vive, ni sus h´abitos, costumbres y ocu-paciones permiten tomar parte efectiva en los negociosublicos, aunque la Constituci´on les diese facultad paraesto. 2
o
. La clase que desde la infancia se destina paraformar el
Cuerpo Gubernativo de la Rep´ ublica 
, y que poresto influye directamente en todo lo que pueda suceder debueno o de malo a la naci´on.La instrucci´on p´ublica debe tambi´en dividirse en dos ra-mos, que son:
Instrucci´ on primaria 
para la primera, e
Instrucci´ on superior 
para la segunda.”(Ignacio Domeyko,1842 [18].)
En lo que sigue repasaremos las maneras c´omo hanpensado la educaci´on en Chile, a lo largo de su histo-ria, sus protagonistas. Estamos convencidos que estoayudar´a a entender y contextualizar muchas de lasfacetas de los debates actuales.
1. El modelo educacional de lospatriotas de 1810
La Independencia marca un punto de partida en lasconcepciones sobre educaci´on en Chile. La noci´on de
educar a la poblaci´ on 
–un concepto desconocido paralos administradores coloniales– se instala al centro dela construcci´on de la nueva rep´ublica, como eje enla formaci´on de la nueva ciudadan´ıa, y como basepara el progreso econ´omico y social del pa´ıs. Nuncala educaci´on estuvo (y ha vuelto a estar) tan al centrode la concepci´on misma del pa´ıs.Los revolucionarios no hicieron distingos de riquezani de origen trat´andose de educaci´on, e incorporaronlos tres aspectos constitutivos que indica Munizaga.Esas tres facetas, junto a la igualdad de oportunida-des, constituyen la matriz educacional republicana,que est´a muy bien representada por tres pr´oceres dela Independencia.Una educaci´on que forme los futuros hombres vir-tuosos, un ´enfasis en la formaci´on moral y f´ısica dela persona, ideas sostenidas por
Juan Ega˜ na 
. El tam-bi´en es de los primeros en indicar la importancia deeducar a la mujer. La educaci´on debiera abarcar atodos (una concepci´on escandalosa para la ´epoca).
Juan Ega˜na, 1808.
“La educaci´on se divide en f´ısica ymoral, y aqu´ella se dirige a perfeccionar las operacionesdel cuerpo, y ´esta las del alma. [...] Hermoso campo pre-senta la educaci´on f´ısica y moral a un c´odigo sabio. Estaes la parte m´as esencial de la legislaci´on, la cual de na-da sirve cuando se dirige a gobernar unos seres d´ebiles,balad´ıes, desarreglados y sin costumbres.”[20]
Por otro lado, la educaci´on es inseparable de laconstrucci´on de una sociedad de iguales, de unarep´ublica. Es
Camilo Henıquez 
quien enfatiza el rol3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->