Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
11Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las Conferencias de Dore

Las Conferencias de Dore

Ratings: (0)|Views: 1,274|Likes:
Published by LEONROJO4

More info:

Published by: LEONROJO4 on Oct 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/09/2014

pdf

text

original

 
 LAS CONFERENCIAS DE DORE 
porThomas Troward
Las conferencias contenidas en este volumen fueron dictadas por mí enla Galería Doré, Bond Street, Londres, durante los Domingos de losprimeros tres meses del presente año y ahora son publicadas por bondadosa solicitud de muchos de mis oyentes; de ahí su título de “LasConferencias de Doré”. Un número de discursos separados sobre una variedad de materias se presentan, necesariamente, con la desventajade carencia de continuidad, y también, con el riesgo de frecuenterepetición de ideas y expresiones similares. Así que confiamos en que ellector perdonará estos defectos como inherentes a las circunstancias dela obra. A la vez se encontrará que, aunque no diseñadas especialmenteen tal forma, hay un cierto desarrollo progresivo de pensamiento através de la docena de conferencias que componen este volumen, larazón de esto es que todas ellas tienen por objeto expresar la mismaidea fundamental; es decir, aquella de que aunque las leyes deluniverso no pueden romperse nunca, pueden hacerse operar bajocondiciones especiales que producirán resultados que no podrían serproducidos bajo condiciones provistas espontáneamente por lanaturaleza. Este es un principio científico simple y nos indica el lugarocupado por el factor personal de una inteligencia que ve más allá de lalimitada manifestación presente de la Ley, hasta su esencia real y queconstituye así la instrumentalidad por medio de la cual las infinitasposibilidades de la Ley pueden ser evocadas en formas de poder,utilidad y belleza. A más perfecta, por consiguiente, la operación del factor personal,mayores serán los resultados desarrollados a partir de la Ley Universal; y de aquí que nuestra línea de estudio debe ser doble: por una parte elestudio teórico de la acción de la Ley Universal y por otra el ajustepráctico de nosotros mismos para hacer uso de ella. Si el volumenpresente ayuda al lector en esta doble búsqueda, habrá cumplido supropósito.Necesariamente que las diferentes materias han sido tratadas muy  brevemente y las conferencias pueden ser consideradas solamentecomo sugerencias de líneas de pensamiento que el lector puede seguirpor sí mismo y por lo tanto no debe esperar una elaboración cuidadosade los detalles, que gustosamente hubiese efectuado si hubiese estadoescribiendo exclusivamente acerca de uno de estos temas. Estepequeño libro debe ser tomado solamente por lo que es, el registro dealgunas charlas fragmentarias con una audiencia muy inteligente y a lacual dedico este volumen con agradecimiento.
T. Troward Junio 5, 1909. ENTRAR EN EL ESPIRITU DE ELLO
 
Todos conocemos el significado de esta frase en nuestra vida diaria. El Espíritues aquello que da vida y movimiento a cualquier cosa, en efectoes le causa de todo lo que existe. El pensamiento del autor, la impresióndel pintor, el sentimiento del músico, es aquello sin lo cual sus obrasnunca hubiesen venido a existencia, y así, es solamente cuandoentramos en la idea que hace surgir la obra que podemos derivar todoel goce y beneficio que ella puede conferir. Si no podemos entrar en elEspíritu de ella, el libro, le pintura, la música, no tienen sentido paranosotros. Para apreciarlas debemos compartir la actitud mental de sucreador. Este es un principio universal; si no entramos en el Espíritu deuna cosa, está muerta en cuanto concierne a nosotros, pero si entrarnosen él reproducimos en nosotros la misma cualidad de vida que trajo esacosa a existencia. Ahora bien, si este es un principio general, por qué no podemos llevarloa abarcar mayor número de cosas? Por qué no al más elevado alcanceposible? No podríamos alcanzar hasta el Espíritu originador de la Vidamismo y reproducir así en nosotros una fuente perenne de potencia vital? Este, seguramente, es un asunto que merece nuestra máscuidadosa consideración.El espíritu de una cosa es aquello que es causa de su movimientoinherente y por consiguiente la pregunta que se nos presenta es: ¿cuáles la naturaleza del poder primario de movimiento que se encuentra enel fondo del orden interminable de vida que vemos a nuestro alrededor,incluyendo nuestra propia vida? La ciencia nos proporciona terrenoamplio para decir que no es material, porque la ciencia ha, ahora, almenos teóricamente, reducido todas las cosas materiales a un éterprimario distribuido universalmente y cuyas innumerables partículasestán en equilibrio absoluto; de aquí se sigue, con bases matemáticassolamente, que el movimiento inicial que empezó a concentrar elmundo y todas las substancias materiales a partir de las partículas deléter disperso, no podría haberse originado en las partículas mismas, Así, por una deducción necesaria, a partir de las conclusiones de laciencia física, estamos obligados a suponer la presencia de algún poderinmaterial capaz de separar o apartar ciertas áreas específicas para eldespliegue de la actividad cósmica y construir entonces un universomaterial, con todos sus habitantes, por medio de una secuenciaordenada de evolución, en la cual cada etapa establece el fundamentopara el desarrollo de la etapa que debe seguir; en una palabra, nosencontramos cara a cara con un poder que exhibe, en una escalaestupenda, las facultades de selección y adaptación de medios paraciertos fines y así distribuye la energía y la vida de acuerdo con unesquema reconocible de progresión cósmica. Por lo tanto no essolamente Vida, sino también Inteligencia, y la Vida guiada por laInteligencia se torna en Voluntad. Es este poder primario originador elque significamos cuando hablamos de “el Espíritu” y es en este Espíritude todo el universo que debemos entrar, si hemos de reproducirlo comouna fuente de Vida Original en nosotros.
 
En el caso de las producciones del genio artístico sabemos quedebemos entrar en el movimiento de la mente creativa del artista, antesde poder comprender el principio que dio nacimiento a su obra.Debemos aprender a participar del sentimiento, a encontrar expresiónpara lo que es el motivo de su actividad creadora. No podríamos aplicarel mismo principio a la Gran Mente Creadora con la cual buscamostratar? Hay algo en la obra del artista que es análogo con la creaciónoriginal. Su obra, literaria, musical o gráfica es creación original en unaescala miniatura y en esto difiere de aquella del ingeniero, la cual esconstructiva, o de aquella del científico, que es analítica; porque elartista, en cierto sentido, crea algo a partir de nada y por consiguienteparte del simple sentimiento y no de una necesidad preexistente. Esto,por la hipótesis del caso, es verdad también de la Mente Paterna,porque en la etapa donde toma lugar el movimiento inicial de lacreación no hay condiciones existentes para compeler la acción en unadirección más que en otra. En consecuencia, la acción tomada por elimpulso creativo no es dirigida hacia circunstancias externas y elmovimiento primario debe ser por la tanto enteramente debido a laacción de la Mente Original sobre Sí Misma; es el proceder de estaMente para la realización de todo lo que ella siente que es en Si Misma. Así que el proceso creativo es, en su principio, un asunto puramente desentimiento, exactamente lo que significamos por “motivo” en una obrade arte. Ahora bien, es en este sentimiento original que necesitamos entrar,porque él es la
 fons et origo
de toda la cadena de causaciónsubsecuente. Entonces, ¿qué puede ser este sentimiento original delEspíritu? Puesto que el Espíritu es Vida-en-Sí-Mismo, su sentimientosolamente puede ser hacia una mayor expresión de Vida, cualquier otraclase de sentimiento sería autodestructivo y por lo tanto inconcebible.Entonces, la expresión de Vida plena implica Felicidad y la Felicidadimplica Armonía; la Armonía implica Orden y el Orden implicaProporción; la Proporción implica Belleza y es así que en elreconocimiento de la tendencia inherente al espíritu, hacia laproducción de Vida, podemos reconocer también una tendenciainherente semejante para la producción de estas otras cualidades; y puesto que el deseo de otorgar la mayor plenitud de vida gozosasolamente puede ser descrito como Amor, podemos resumir latotalidad del sentimiento, que es impulso del movimiento original en elEspíritu, como Amor y Belleza, el Espíritu encontrando expresión através de formas de Belleza en centros de Vida y en relación armoniosaConsigo Mismo. Este es un enunciado generalizado del extensoprincipio a través del cual el Espíritu se expande, partiendo de lo másinterno hacia lo más externo, de acuerdo con una Ley de tendenciainherente en Sí Mismo.Se ve a Sí Mismo, por así decir, reflejado en varios centros de vida y energía, cada uno con su forma apropiada, pero en el primer caso estasreflexiones no pueden tener existencia, excepto dentro de la Mente

Activity (11)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
molemosca added this note
Estuve buscando este escrto un monton de tiempo y ya que lo encuentro no lo pude descargar, busque en descargas por pdf y tampoco. Lo copie a mano, tarde 15 días en hacerlo y si no me creen ponganse en contacto conmigo por girelen@hotmail.com y no se como se los voy a probar.
Claudio Beita liked this
Claudio Beita liked this
Claudio Beita liked this
Laura Garcia liked this
Claudio Beita liked this
Claudio Beita liked this
jjgalve liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->