Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
6Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ADQUISICIÓN DE LA HERENCIA EN EL CÓDIGO CIVIL URUGUAYO

ADQUISICIÓN DE LA HERENCIA EN EL CÓDIGO CIVIL URUGUAYO

Ratings: (0)|Views: 6,043|Likes:
Published by yglesiasarturo
Trabajo de investigación sobre lo que dice la ley y sobre la forma en que es entendida por doctrina y jurisprudencia uruguaya. El tema de este trabajo forma parte de los tratados en nuestra monografía sobre "Prescripción del Derecho Hereditario" publicada en separata del ADECU (Anuario del Derecho Civil Uruguayo)
Trabajo de investigación sobre lo que dice la ley y sobre la forma en que es entendida por doctrina y jurisprudencia uruguaya. El tema de este trabajo forma parte de los tratados en nuestra monografía sobre "Prescripción del Derecho Hereditario" publicada en separata del ADECU (Anuario del Derecho Civil Uruguayo)

More info:

Categories:Business/Law
Published by: yglesiasarturo on Oct 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

07/20/2013

pdf

text

original

 
Arturo J.YglesiasADQUISICIÓN DE LA HERENCIA EN EL CÓDIGO CIVIL URUGUAYO
El art. 1039 del Código Civil Uruguayo, describe cuales son los efectos de lasucesión.Por el hecho (solo) de la muerte del causante, opera la sucesión:a) Como modo de adquirir el dominio de los bienes que eran de propiedad elcausante,b) Como modo de adquirir la posesión de los bienes que el causante poseía yc) como modo de hacer al heredero responsable de las obligaciones que tenía elcausante.Ello se agrega a la representación del causante y la continuidad de su personalidadque resultan del art. 776 del mismo código con los efectos en cuanto a la legitimaciónde los herederos que acuerda el art.35 del C.G.P.Cabe hacer notar que nuestra ley trata a la sucesión entre los modos de adquirir eldominio, pero como resulta, sumariamente del art. 1039 y de una forma más detallada,de las demás normas que la regulan, la sucesión es mucho más, que un modo deadquirir el dominio.
El texto del artículo 1039 del CCU.-
El art.1039 nos dice que
"por el hecho solo"
de la muerte del causante, lapropiedad y posesión de sus bienes pasa
"de pleno derecho"
a sus herederos, con laobligación de pagar las deudas hereditarias. Los autores más relevantes de nuestradoctrina entienden que al decir "por el hecho solo" y "de pleno derecho" el art. 1039quiere significar que: se adquiere la propiedad y posesión de los bienes de la herencia yla obligación de pagar las deudas hereditarias, automáticamente, sin necesidad deaceptación de la herencia y si bien es esta una interpretación muy difundida debemosdecir que, en realidad, la lectura de la disposición no lleva a entender que no se requieraaceptación de la herencia para que se produzca la adquisición; mas bien si tratamos deentenderla en contexto con el art.1051 parecería que todo lo que dice el art. 1039sucede: si se acepta la herencia. Esto que parece ser así por la lectura de la ley, esrechazado por la generalidad de la doctrina vernácula que no duda en entender que "porel hecho solo" y "de pleno derecho" significa que no se requiere aceptación de laherencia.
El contexto del artículo 1039.-
Si esa difundida opinión fuera correcta, deberíamos entender que cuando la ley noshabla de la "aceptación de la herencia", no se refiere a lo que parece ser el sentido
 
natural y obvio de esa expresión, no se refiere a la acción de recibir algo en nuestropatrimonio, sino que, contrariamente a lo que parece, se estaría refiriendo a la acción de"ratificar" la presencia de algo que ya está en nuestro patrimonio por el efectoautomático del art. 1039.Se infiere también de esta doctrina que cuando el art. 776 nos dice que la sucesión"es la acción de suceder al difunto" estaría dando una visión equivocada del fenómenoporque, en realidad la sucesión sería, conforme a esta interpretación del art.1039, unhecho que se produce al margen de la voluntad del heredero; no sería una "acción", sinoun hecho fatal que se precipita sobre el instituido heredero, para su bien o para su mal yque si es para su mal, deberá zafarse de esa situación prestamente, antes que lo alcancenlos acreedores de la herencia; pues a pesar de que la repudiación tiene, según la ley,efecto retroactivo, como por un corolario de esta teoría se trataría de un acto deenajenación de algo que ya existe en el patrimonio del heredero, en la jurisprudencia denuestros Tribunales se ha llegado a entender que la repudiación, solo es oponible a losacreedores a partir de la inscripción en el Registro,
1
 El art. 1070 en su inciso segundo confiere acción a cualquier interesado para instaral heredero a aceptar o repudiar; tanto en los antecedentes de esta norma como ennuestra doctrina, se acepta, unánimemente, que esta acción cabe a los acreedores de laherencia, como interesados que obviamente son; es más si nos atenemos a loscomentarios que hace García Goyena, vemos que el interés de los acreedores es lo queestá primariamente presente en la fundamentación de esta acción. Por la interpretaciónque se hace en doctrina del art. 1039 y por la jurisprudencia que la recibe, se ha llegadoa entender que los acreedores pueden igualmente dirigir sus acciones contra losherederos, sin haberlos previamente instado a aceptar o repudiar,
2
. La ley, por logeneral, confiere acciones para hacer valer derechos; si lo acreedores no requieren,previamente, ejercer la acción interrogatoria a que refiere el art. 1070, para dirigir lasacciones emergentes de su crédito contra el heredero, ¿a qué efectos la ley le confiere laacción interrogatoria? La ley no concede acciones para satisfacer una simple curiosidad,sin consecuencias jurídicas.Hay otras cosas que llevan a dudar de que sea correcta esta interpretación delart.1039.Si la obligación de pagar las deudas hereditarias nace para el heredero desde lamuerte del causante, sin necesidad de aceptación de la herencia y a partir de ahí seproduce, al margen de la aceptación, la fusión de patrimonios, como lo dicen los autoresque siguen esta teoría: ¿por qué razón el art.1182, le da plazo a los acreedores ylegatarios para pedir el beneficio de separación "a contar de la aceptación de la
1
 
 Anuario de D.Civil T.XXI. Caso 846
2
 
L.J.U. Caso 8055
 
herencia"? Lo lógico, si aquella interpretación fuera correcta, sería que el plazo secontara a partir del fallecimiento del causante.Si el heredero instituido es desde ya "heredero provisional" (como se sostiene) conla facultad de repudiar que opera en forma resolutoria de un derecho que ya tiene:¿porque la ley en el art. 1083 lo define simplemente como un sujeto "hábil paraheredar"? No parece una forma razonable de referirse a un heredero que ya lo es.También, de acuerdo a esta doctrina que criticamos, deberíamos decir que estáequivocado el art. 1040 cuando nos habla de los derechos del heredero "a la sucesión"porque conforme a la distinción entre derechos "a la cosa" y "derechos en la cosa" a quenuestra ley decididamente adhiere (arts.472 y 705) debió haber dicho "derecho en lasucesión".Tampoco tendría sentido hablar de prescripción del derecho de aceptar la herenciacomo lo hace el art.1070 entendida como prescripción adquisitiva o extintiva de laherencia misma. Como prescripción adquisitiva de la herencia no es viable dada lanaturaleza de modo singular que tiene la usucapión y su inhabilidad para operarrespecto de una universalidad de derecho en su conjunto; como prescripción extintivade la herencia ya ingresada al patrimonio del heredero, tampoco pues ello significaría laprescripción extintiva no solo de la propiedad de toda la herencia, sino de todos susdemás efectos.No se puede concebir la prescripción de la herencia como adquisitiva sin contrariarlos principios de la ley en materia de prescripción y no se le puede considerar comoextintiva sin contrariar los principios de la propiedad, pues aún cuando consideremosposible la prescripción extintiva de la propiedad de ciertos bienes determinados, nocabe respecto de la herencia en su conjunto.
3
 
Conclusiones sobre el contexto del art.1039.-
¿Podemos pensar que nuestro legislador y antes que él, el francés y todos los que lesiguen, se hayan equivocado tanto, en cosas tan grandes? ¿Podemos quedarnosconformes con la explicación de Irureta Goyena de decir que todo esto es unaincongruencia producto de la incorporación de un instituto de raíz germánica en unsistema de tipo romano? Aun suponiendo que el art.1039 dijera, lo que esta doctrinapretende hacerle decir: ¿podemos pensar que esta sola disposición deba primar sobretodas las demás?; ¿debemos darle un rango constitucional, que la coloque por encimade todas las demás disposiciones del Código?
3
Hoy principalmente a partir de la existencia de prestaciones positivas debidas por los propietarios de bienesinmuebles (art.37 de la Ley de Ordenamiento Territorial) podemos pensar como lo hacía Santoro Pasarelli enuna prescripción extintiva de la propiedad territorial que convierta dichos bienes en vacantes con los efectosdel art. 482 del CCU pero no puede pensarse en una prescripción extintiva de todos los bienes y derechossucesorios. (Ver. Santoro Passsarelli Francesco Dottrine Generali del Diritto Civile 9ªEd. Jovene2002 . p.114y sig.)

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Melyanna liked this
Marissa Crosa liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->