Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
7Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Marx y El Concepto de Capital Ficticio

Marx y El Concepto de Capital Ficticio

Ratings: (0)|Views: 1,092|Likes:
Origen del concepto de capital ficticio en El capital de Marx.
Origen del concepto de capital ficticio en El capital de Marx.

More info:

categoriesTypes, Research, History
Published by: Rafael Rodriguez Cruz on Oct 14, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

11/16/2013

pdf

text

original

 
1
MARX Y EL CONCEPTO DE CAPITAL FICTICIO
Rafael Rodríguez CruzUno de los conceptos más elusivos de
 El Capital
es la definición del capital ficticio. Suresistencia a cualquier enunciación firme confunde a muchos pensadores marxistas. Pero, segúnMarx, es ahí precisamente donde radica el error, en querer someter el concepto de capital ficticioa los mismos criterios metodológicos de las categorías
 fundamentales
o
esenciales
de lareproducción y circulación del capital, en las que todo parece poder reducirse a la firmeza de lasdeterminaciones esenciales.La dificultad en comprender el concepto de capital fijo, radica pues en el nivel lógico enque está planteada la discusión en la Parte V del Tercer Tomo de
 El capital
. En ésta, no se tratade las leyes inmanentes de la producción capitalista (ni de su expresión al exterior), sino decategorías económicas situadas,
inmediata y directamente,
en la esfera o plano de la superficie yla apariencia. Ciertamente son categorías o nociones igualmente objetivas, pero su objetividad nobrota del movimiento de la ley del valor, en el sentido en que ésta dominada toda la discusiónque va desde el doble aspecto de la mercancía (Tomo I, Parte I, Capítulo 1) hasta la gananciacomercial (Tomo III, Parte IV).
1
 
En la categoría de capital ficticio, como en todas las pertinentesal capital que rinde interés, la objetividad no es
interna
al modo de producción capitalista, sinoque proviene de la
universalización
de prácticas económicas
artificiales
(que no guardan
conexión intrínseca con el proceso real de acumulación o circulación). El que tales “prácticas”
dependan de, y tengan como presupuesto, la acumulación real de capital, no significa que puedanexplicarse como expresiones directas de la ley del valor. En su enunciación más abstracta, elcapital ficticio implica que la determinación del dinero como capital, al menos para ciertos
1
La Parte V del Tercer Tomo está planteada a un nivel lógico completamente distinto a toda la obra. Aunqueconstituye una expresión
irracional
de la ley del valor, también la renta de la tierra se explica por la operación de laley del valor. No así el movimiento o circulación del capital que rinde interés.
 
2
agentes económicos, no está dada de forma
directa
por el proceso real de producción ycirculación.
2
 Lo anterior se aclara grandemente si partimos de la distinción que hace Marx en el TercerTomo entre las
condiciones
de la producción capitalista y las
creaciones orgánicas
de este modode producción, una vez éste se reproduce sobre la base del moderno sistema de maquinaria. Lascondiciones de la producción capitalista moderna incluyen todos los fundamentos o relacionesesenciales de la reproducción y circulación real de capital (separación del productor directo y losmedios de producción, explotación directa del trabajo productivo, circulación general del dineroy las mercancías, socialización real de las fuerzas productivas, formación de los precios deproducción, nivelación de la tasa de ganancia, etc.). El carácter específico del modo deproducción capitalista se revela, entre otras cosas, en que él mismo pone, en su movimiento, las
condiciones
de su existencia y reproducción ampliada. Se trata de determinaciones internas, osea, de leyes o conexiones más o menos esenciales de la acumulación de capital.
3
 
Por tanto, todoel proceso se explica de manera directa por la operación de la ley del valor.Pero, al llegar a su etapa más avanzada de desarrollo (o sea, bajo el sistema moderno demaquinaria), el modo de producción capitalista no sólo pone las condiciones de su reproducciónampliada, sino que da paso a
creaciones orgánicas
que, a pesar de ser
artificiales
, devienenpalancas de su avance ulterior. La creación orgánica más
artificial e importante
de la modernaproducción burguesa es el sistema crediticio y bancario:
“La
lucha violenta en contra de la usura,la demanda de sometimiento del capital que rinde interés al capital industrial, es simplemente el
2
El capital, como mercancía, es una
mercancía especial
, con su manera particular de enajenación. Ni sutransferencia ni su retorno (D-
D’) se expresan ellos mismos como consecuencia y resultado de una
serie definida deprocesos económicos, sino como el efecto de acuerdos legales específicos. Ver: Marx, Carlos.
 El capital
. Tomo III,Parte V, Capítulo 21 [En línea] http://www.marxists.org/archive/marx/works/1894-c3/ch21.htm. 
3
Ciertamente la formación de los precios de producción, la nivelación de la tasa de ganancia, la ganancia comercial,etc., son categorías más cercanas a la superficie o apariencia del modo de producción capitalista que, digamos, laacumulación o reproducción ampliada del capital. La relación aquí, naturalmente, es una de esencia y de suexpresión en el plano de la circulación. Pero ello no quita que entre una cosa y otra (entre la acumulación y laformación de precios de producción, por ejemplo) haya una relación de esencia-apariencia. Para comprender lasegunda hay que partir de la compresión de la primera. No ocurre así con el interés. La categoría de interés
 — 
y conella la categoría de ganancia de empresa
 — 
no mantiene relación alguna con la plusvalía. El interés no está enrelación de oposición con el trabajo asalariado, sino únicamente con la ganancia de empresa. Si todo el capitalestuviera en manos de los capitalistas industriales no habría interés, ni existiría la categoría de ganancia de empresa,aunque el plusvalor total sería el mismo. Marx, Carlos,
op. cit 
 
3
preludio de las
creaciones orgánicas
que las condiciones de la producción capitalista generan enla forma del moderno sistema
 bancario”.
4
Se trata de creaciones
orgánicas
, porque estructurascomo la banca y el crédito presuponen las leyes inmanentes de la producción capitalista ydependen de ellas. Las masas gigantescas de capital dinero concentradas por las institucionesbancarias, por ejemplo, deben su existencia (y su incremento progresivo) al movimiento delcapital en la reproducción real. El interés, nos dice Marx,
aparece originalmente, esoriginalmente y permanece de hecho meramente una parte de la ganancia (del plusvalor) que elcapitalista funcional, industrial o mercantil, tiene que pagar al dueño o prestamista de dinero,
siempre que usa capital prestado”.
5
También tienen la determinación de ser
orgánicas
, porquellegado un punto de desarrollo pasan a conformar una
superestructura
unida armónicamente alos circuitos de los capitales reales.Pero son
creaciones
 
artificiales
, siguiendo la terminología de Marx, porque losmovimientos del capital en la circulación crediticia y bancaria no guardan conexión directaalguna con la producción y realización de plusvalía. Adolecen de falta de contenido esencial: nipreservan el valor ni lo incrementa ni expresan metamorfosis reales del valor. Nada en la ley delvalor establece que deba existir una tasa de interés, o que ésta tenga que tener cierta proporciónfrente a la tasa de ganancia. La tasa media de ganancia es solamente la
determinante final
dellímite máximo del interés. No obstante, las circunstancias que determinan la magnitud de laganancia a ser dividida difieren radicalmente de las circunstancias que determinan sudistribución entre dos tipos de capitalistas. El factor económico determinante de la tasa depromedio de interés es la competencia. Por tanto, aquí no opera ninguna
ley natural
. Loslímites de una tasa media de interés no pueden deducirse de leyes generales. La razón de ello esla naturaleza del interés; el interés es meramente una parte de la ganancia media.Por todo lo anterior, Marx dice que el
método de abstracción
 
 — 
el procedimiento lógicofundamental empleado en el análisis de las leyes inmanentes de la producción capitalista desde el
4
 
Marx,
op. cit.,
Capítulo 36 (
 Relaciones precapitalistas
5
Marx,
op. cit 
., Capítulo 23 (
 Interés y ganancia de empresa

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->