Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El origen de la dialéctica en la Grecia antigua

El origen de la dialéctica en la Grecia antigua

Ratings: (0)|Views: 452 |Likes:
Published by Elcaminodehierro

More info:

Published by: Elcaminodehierro on Oct 16, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/04/2013

pdf

text

original

 
Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas 
| 20 (2008.4)
 
Publicación Electrónica de la Universidad Complutense | ISSN 1578-6730
 
CCOONNTTRRAALLAACCOORRRRIIEENNTTEE EELLOORRIIGGEENNDDEELLAADDIIAALLÉÉCCTTIICCAAEENNLLAAGGRREECCIIAAAANNTTIIGGUUAA 
JJuuaannMMaannuueellOOllaarriieettaaAAllbbeerrddii 
Asociacón Libre de Abogados, Madrid"¿No has fijado tu atención en el gran mal que reina en nuestros días en la dialéctica?"(Platón, La República,7)
Desde su mismo origen, el conocimiento humano surge, de una forma dialéctica, en luchacontra la ideología dominante, poniendo en duda la veracidad del saber aprendido y laopinión mayoritaria. La filosofía y la ciencia vuelven sobre sus pasos incansablemente,afilando siempre su ingenio crítico frente a los monumentos y museos que tratan dehomenajearlas pero que, realmente, las petrifican.No obstante, también es cierto, aunque paradójico, que las clases dominantes rindenculto al saber porque les permite preservar su dominio. Saber es poder. Exponen yrepiten hasta la saciedad los últimos adelantos de la ciencia, pero hay que tener presenteque las clases dominantes silencian cómo ha llegado la humanidad hasta el saber, lasvías, los recorridos y los procesos intermedios. Sobre todo, ocultan que se trata más biende una apropiación del saber en su propio interés, después de un proceso de depuracióny codificación del mismo. Antes de apropiarse de Sócrates las clases dominantes tuvieronque asesinarle. Lo mismo le sucedió a Giordano Bruno dos mil años después. Los matany luego les roban su herencia. Decía Platón que los sofistas "no pudiendo nada con susdiscursos, añaden los hechos a los dichos. ¿No sabes que castigan con la pérdida de losbienes, de la reputación, y de la vida misma a los que rehúsan someterse a susrazones?" (La República,6). Existe una ideología dominante porque otra es dominada, esdecir, silenciada y reprimida.La clase dominante pone tampones y sellos oficiales al conocimiento, expide títulosacadémicos para acreditar quién es sabio y quién es ignorante, qué se puede enseñar yqué no. La apropiación del saber le permite que su dominación se asiente sobre basesmás firmes y más previsibles. Si la lógica es una herramienta del poder, la epistemologíalo es de la oposición. Ésta no es sólo una teoría del conocimiento sino una historia delconocimiento porque todo conocimiento es histórico, tiene una fecha de nacimiento y otrade defunción. Como el conocimiento, el poder también es temporal, limitado. Pero lasclases dominantes necesitan creer que la historia ha llegado a su final y que con ellos alfrente el reloj se detiene para siempre.
 
Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas 
| 20 (2008.4)
 
Publicación Electrónica de la Universidad Complutense | ISSN 1578-6730
 
El progreso del saber, por tanto, ha sido siempre algo estrechamente ligado a larevolución. El saber evoluciona porque no se conforma con los logros alcanzados, porquees inconformista y crítico frente a la opinión establecida y a quienes la sustentan. Comoen la sociedad, en el conocimiento los hay que se dejan llevar y quienes reman contra lacorriente.
La crítica de la ideología dominante en la Grecia clásica
En la antigua Grecia existía una categoría intermedia de conocimiento entre la certeza yla ignorancia, empleando la palabra "doxa" para designarla, de la que luego derivaron unafamilia completa de expresiones próximas como dogma, ortodoxia o paradoja. Aunque seha traducido de formas muy diversas, como opinión o creencia, la "doxa" es la ideologíadominante, lo que hoy llamaríamos el pensamiento único. Es la credulidad, eldenominado "sentido común", un tipo de saber acomodaticio, que encuentra respaldo enel poder y aplauso de un coro de aduladores. Aristóteles la definía así: "Son cosasplausibles las que parecen bien a todos, o a la mayoría, o a los sabios, y, entre estosúltimos, a todos, o a la mayoría o a los más conocidos y reputados" (Tópicos,1,1).También Platón decía que la "doxa" era un conocimiento que no ofrecía certeza absoluta,un conocimiento superficial, oscuro y, en consecuencia, incapaz de satisfacer al intelecto.Las cosas no son tal como aparecen. La "doxa" expresaba una duda que había quedespejar porque el hombre busca un conocimiento fundado.Platón ponía el ejemplo del abogado que para demostrar una determinada afirmaciónpresenta un "gran número de testigos distinguidos" mientras que su adversario sólopuede presentar uno o incluso ninguno. Pero la verdad no se decide por mayorías.Mientras que la verdad –decían los antiguos griegos- es creíble por sí misma, objetiva, laideología no coincide necesariamente con ella sino que es lo que comúnmente se admitecomo tal, la creencia dominante. Por tanto, es subjetiva. La ciencia describe lo que algoes; la ideología la manera en que se ve. La primera es un conocimiento verdadero,argumentado y comprobado. La "doxa" por el contrario, por más que se encuentreampliamente difundida, no es más que una convicción.Desde otro punto de vista, la ideología expresa también el saber tradicional, la enseñanzaacadémica, la conformidad con el legado anterior, no siempre bien fundado, superficial,aparente e incluso engañoso. La ideología es el pasado mientras que la verdaderaciencia es el futuro. En la Grecia clásica esa tradición era mitológica e incluso mística,repleta de supersticiones que había que superar. La ideología se apoya en la fe y lacredulidad, los acompañantes habituales de la ignorancia y, por ello mismo, la puerta delfanatismo, una postura intelectual débil en cuanto no sabe, pero a la vez intransigente encuanto está convencida de lo contrario.La historia abunda en ejemplos de la diferencia entre la verdad objetiva de una tesis y elhecho de hacerla valer. La verdad objetiva y su aprobación por los oyentes son dos cosasdistintas. Una cosa es tener razón y otra que el auditorio te la conceda. Cuando unaopinión está conforme con la doctrina generalmente admitida, se dice que es ortodoxa.En caso contrario es heterodoxa. La paradoja, por el contrario, es una contradicción:contradice la opinión establecida y, por tanto, resulta extraña. Los filósofos griegos eranextravagantes e incómodos, "por no decir otra cosa peor", reconocía Platón en "LaRepública". Las biografías fabuladas que de ellos nos han llegado nos los presentancomo viajeros y bohemios, conferenciantes ambulantes desplazándose de una ciudad aotra. Las comedias se burlan de ellos. Creaban escuelas donde en compañía de susseguidores vivían apartadamente, con sus propias normas de conducta. Desde su mismo
 
Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas 
| 20 (2008.4)
 
Publicación Electrónica de la Universidad Complutense | ISSN 1578-6730
 
origen, se lamenta Platón, los filósofos eran tratados de una manera "poco honrosa"porque contraponían la "doxa" a su contrario, la "paradoxa". La filosofía occidental nace,pues, con una vocación crítica, de lucha contra los prejuicios y las supersticionesdominantes. La ortodoxia nunca fue bien admitida por la filosofía clásica, que buscaba unconocimiento más sólido que el comúnmente aceptado. En el siglo VI a.n.e. Tales,Heráclito y Parménides se revolvieron contra la credulidad y criticaron a sus predecesorespor aferrarse a las opiniones tradicionales. Protágoras fue desterrado, Anaxágorasacusado de ateísmo y Diágoras condenado a muerte.
Ideología y dialéctica
El progreso del saber sigue un recorrido dialéctico cuyo punto de partida es la "doxa", laideología dominante. Como consecuencia de ello, en la antigua filosofía griega ladialéctica estaba íntimamente relacionada con la ideología dominante o, por decirlo másexactamente, a la lucha contra la ideología dominante.Platón considera la dialéctica como la ciencia más difícil; las demás sirven de preparaciónpara adentrarse en su conocimiento porque ella es la más sublime, "el coronamiento y elcolmo de las demás ciencias; no hay ninguna que pueda colocarse por encima de ella, ycierra la serie de las ciencias que importa aprender". No está hecha para espíritusbastardos -continúa Platón- sino para verdaderos y legítimos talentos (La República,7).Es un movimiento ascendente del intelecto o, como decían los antiguos, un camino, unrecorrido en busca de una comprensión cada vez más profunda de la realidad. No tienenada que ver con las nociones místicas acerca de la intuición, la revelación o cualquierotra forma de obtención de conocimiento por medios automáticos e instantáneos, de unavez y para siempre. El saber es un viaje; no permanece estático sino que cambiaprogresivamente. El proceso de conocimiento es un tránsito del conocimiento pretérito alfuturo y del subjetivo al objetivo. En su avance recorre etapas intermedias que sonconsustanciales al devenir "entre el ser y el no ser" (Aristóteles, Metafísica,2,2).La dialéctica es también un diálogo, una controversia en donde se argumentan y rebatenafirmaciones públicamente. En la antigua Grecia esas afirmaciones aparecen, además,personificadas de una manera literaria, teatral, como debates entre personajes quediscuten entre sí. En sus diálogos Platón contrapone a los sofistas como interlocutores deSócrates. Los sofistas buscan la adulación, la del poder y la de la opinión pública. Adiferencia de Sócrates, que personifica la ciencia, los sofistas personifican la ideología.En Platón y Aristóteles la dialéctica desempeña un papel fundamental en el proceso deconocimiento, lo que les obliga a definirla de una manera muy precisa frente a otro tipo demetodologías engañosas o embaucadoras, como la erística, que sustituyen lademostración por la persuasión. Con la dialéctica los antiguos filósofos griegosintrodujeron el rigor de la demostración, relegando en ocasiones la ideología a la esferadel saber privado e irrepetible porque es imposible verificar el camino que conduce hastaél. A veces la ideología es una amalgama confusa de la que ni siquiera se puede rastrearsu origen, un legado milenario transmitido por vía oral de generación en generación.Necesita una depuración previa porque la ausencia de método impide su difusión.En los filósofos clásicos el conocimiento dialéctico es un camino no sólo por los procesosque conducen a su adquisición sino también por los que permiten su exposición ydivulgación. Eso diferencia al saber verdadero del ideológico, caracterizado por laadhesión instantánea del sujeto a su convicción, un fenómeno que a lo largo de la historiaadopta diversos nombres, como intuición, revelación y otros.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
yukishiro tomoe liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->