Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Culta Dama - Novo 3-3

La Culta Dama - Novo 3-3

Ratings: (0)|Views: 543|Likes:
Published by Sergio Iván
Tercer acto de la obra teatral "La culta dama" de Salvador Novo
Tercer acto de la obra teatral "La culta dama" de Salvador Novo

More info:

Published by: Sergio Iván on Oct 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/25/2013

pdf

text

original

 
(Gloria
obedecc.
Erne¡to
boja
la
cabeza.
Salen.)
,
Arro,Nra.-(!
lupe.¡
Acompañeusteda
esta
gente.
ls¿_
ley,,
A
Cymtn.)
Carmenr
para
ti
no
ha¡.
lugar
cnmi
mesa.
:\/amos,Claral
(Clara
¡e
acerca,
inician
el
ruuris.)
ClnrvrrN.-¡Oh,
no
scapure
ustcd!
yo
l.ro
ccno
nunca,-fELON
,\¡1'6¡¡¿.-;Uevaba
alguna
maletal
I"RANcrsco.-No,scirora.
Ni
siquicrallevaba
abrigo.
¡\¡1'6¡¡¡.-¡§c
fuccn
su cochei
fp¿¡6¡5s6.-No,
señore. Su
coche
r1o
está
en
el
garage.
(
DesVués
le
an
mr,ne.nta.)
;Manda
algo m;is
la
señorai
(
Antonia illJ
cúillerl¿t,
l'ranci¡co
z'¿
a
salir
cudttdo
¿nlra
pctr
la
izEa.ierda
Lupe.)
Lupr.-Buenos
días, señora.
F¡ancisco. .
.
{¡'1'e¡¡¡.-¡los
e¡rcontró
usted?
(A
Francisco.)
Deje
rhí
los
periódicos.
La
señorit¿
Lupe
los
recogerá.
(Franci,scoobetlece
y
sale
hacia
el
contedor,
derecha.)
Lupa.-En
cuantoustcd
mc
instruyó
por
tcléfono, salí
a
busca¡los.
Ya
sabía
dóndc,Ayer
pasé
el
día
informándomede todo
1'
tr¡tando dc
dcscntrañar
cste
cnredo,
pues
me
consta-
ba que usted
no
h¡bía
sacado
a
ese
hombrc
de
la
cárcel.
Tuve
dcsdc
un
principio
la
corazonada
de
que habríasido
la
seño-
rita
Carmcn
v
mc
valídc
Ricardopara que
averiguara
con
el
chofer
de
la
seiroritaCa¡mcn
lo
quehubierahecho
y
adónde
hubicra
ido la
r.íspera.
Supe así
que
la
señorita Carmen
había
mandado amueblar
con
dos
camas
y
una
cuna
los
cuartos
de
servicio
1a
terminados
de una
casa
que
está
construyendo
en
Polanco,
y
allá
rre
fui.
EI
maestro
de
obras
rne
informó
de
que
un
hombre
dc
todas les
señas
del
padre deEugenia
había
l'lcgado
antier
a
ocupar
csos
cuartos,
y
que
él
tenía
instruccio-ncs
de admitirlo
c
instala¡lo
en
cuanto
llcgara.
Sin
cmbargo.
la
muchacha
no
ha
ido
porallá todavía.
El
hombre
dice
que
no
sabc
dc
clla;
quc
anoche,
al salir de
aquí,
ella
estaba
mur'rara,
y
de
repente tomóun
coche
y
lo
dejó en la acera.Temoquc no
sca
cierto;
quc
trate
de ocultarla,
pues
no
parecevero-
símil.
De
todos modos,
no
está
allá,
ni
tampoco
en
la
Mater-
nidad. I)e
allí
vengo.
.{ra6r¡¡.a.-peroel
niño.
.
.
¿Ése
está ahí?
LuPE.-Tampoco,
señora.
ANrosre.-¡Cómo!
iQuién
lo sacói
¡A
qué horai
Lupr.-No
quise dctenermc
a
aleriguarlo.
La
Madre
ACTO
TERCERO
La
misntae¡cena.
A
h
mañ¿na
iguieute.
.
.Inn¡crsco.--(
Eutra
de
la izquierda
conlos
periódicot
baf
o
el
brazo,
conrumboa
la
bibliojeca,cuandoA'ntonia
a?arecc
baiandola
escalera.
Al
wrlt,)
Señora,
buenosdías.
AN'r'oN
rA.-Buenos
días,
Francisco.
p¡¡¡s¡5ss.-¡Llamóustedi
Había
yo
ido
a
la
puerta
a
rccogerlos
periódicos.
jeuiere
ustedveilosl
§¡a¡¡¡¡¡.-§o.
Déselos
a
Lupe,
como
siempre.
No
tar_
dará
en llegar.
Llévelosa
Ia bibliotcca.
No;
esiere:
demc
el
E.vcélsior.
-
.(Frtncisco
lr¡
busc¿,
¡.e
l¡¡ entrcga.
Antoni¿,
lo
arrcbata,lo
hcjeará¡idantenfe
lta¡ta
la
¡ecciót
)/e
sociales,
enla
gue se'dc-
tiene.
Algolec
que
la
ind.igna
p.imero
y
ia
obrumo
en
,c_
guida.
8e
sienta,
terntina
de
leer,
estrangula
el
Terió,lico.
Se
recil?erd,
tiende
cl
periódico
a
Francisco,
go,
,e
lro
qaedadoetVerandrt
.en
pie,
tetma
el
periódico
!
re atrete
a
iecir
cn
r,rrz
rnul
baja.)
F
x.r.':s¡56s.-f,o
siento
mucho,
señora,
(
lnicid
susaliria.)
r\r'¡6¡¡a.-;¡
ouého¡a
salió
el
jorcni
¡Lo
vio
usteá
s¿l
ir
I
.
Fuxclsco,-Mo,u
temprano,señora,
No
serían
ni
las
slete.5o
5r
 
Rosita
estádesolada.
Ya
lo
saben
todo
por
los
pcriódicos.
Anochemismo,
fotógrafos
y
reporteros
queríanentrar
a
re-
tratar
al
niño.
Afo¡tunadamente,
no
los
dejaronentra¡,
pero
eso
noha impedido
que.
..
O"ro*,o.-¡Pcro
el
niñol
¡Es
indispensablesaberdónde
está,
quién
lo
tiene, quién,
cómo
lo
sacól
Lupr.-No
sé,
señora.Ustedme
ordenó
que
antes
que
nada
trajera
a
ese
hombre
aquí.
ANroNrn.-A
los
dos:
al
padre
y
a
la hija.Lrrpn.-Pero
a ellano pude encontrarla.
La
encontra¡é.
Es
mássencillo.
ANroNre.-¡Esurgente!
¡Y
al
niño!
Lurr.-¿Cree
usted
que
debiéramos
dar
parte
a
la
po-
Irc
ia
I
ANrorvra.-¡No!
¡Deningún
modo!
Lo
haremos
solas.
Lo
arreglaré
todo
yo
sola.
iEstá
ese
hombre
ahí?
LuPE.-En
el
vestíbulo.
ANroNr,r.-¿Hizo
usted
el
chequcl
Lurr.-Aquí
está.De Ia
cuenta a
ni
nombre.
ANroNra.-Démelo ustcd.
Que
pase
cse
individuo.
Lue-go
déjenos
solos.
(Sale
por
la
izquierla.
Tarda
¿n introducir
aPelro
el
mamer?ta
gue Antonia
en
hacer
aca.?ia
¿e
energías
y
en
si-
tuar¡e de
?rnnera
intpre-riootanle
para
el
e*presidiario.)
Pr»xo.-(Enlrtt
con¿lucido
?tr
Lu?e.
Viene
limpio,dig-
to.
So-rtiene
en
silenciola mirddtt
?f
intera
cartorrle,
luego
des-
concertarla,
de
Antoni.:.
Luego.)
Le
señorita
dice
que
usted
me
necesita.
Esto'r'
a
sus
rirdcncs.Iispcro que
no
vuelr.a
a
tratarse
de
una cquivocación.
Scntiría
distraerla
de
nuevo
dcsus atcnciones.AN
roNrA.-Siéntcse
ustcd.
(Pedro
i,gnora
la
orrl.en.
Sigue
eil
?ie.)
ANroNm.-(Mariiétztlase
el alrua.)
. .
.por
favor.
(Perlro
se
¡ienta.
Lupe
recoge
-ru-r
periódicos
y
desoparece
quietamente
2or
la
biblioteca.)
\2AN1'oNrA.-Tiene
ustedque perdonarme
si
le
parezco
un
poco.ruda.
N9
soy
habitualmente
así.
pero
comprÉnderá
que
las circunstancias
no
sonpara
rnenos.
(Pedro
calla.
La
escrut¿
in?asible.)
Enun
momentoasí,
llena
de
gente,
con
el
Ca¡denalaguardando
a la
mesa...
Procedí
con
violencia,
lo
admito;
coninjustificadaviolencia.
He
¡eflcxionadotoda
la
nochc..
me
arrepiento,
sinceramcute,
mc
arrepiento.
PEDRo.-No
tiene
usted
por
qué.
Era
lo
natural.
¡eué
l.ltl-".no"
veni¡a
hacer¿
ro
fi.rt,
un
ex-presidiario
y
u,r.,
infelizi
Enel
mundo
orgarrizado
yp"rf".ü
dc
ust.d,
cad.,
cosa
ticne
su
sitio:
hasta
la
crridad,
y
lospobr"s,
cl
suyo:
la
cárccl
oel asilo.
Para ellosestán
bien
ias
migajas,pero no
los
banquctes.
Hizo
usted
bienen
arrojarnos
a"l
ioyo.
ANroNra.-Hace
uno
a
veces
daño
sin
proponérselo,
¡,
entoncesdebe
remedia¡lo.,
yo
quiero
remediai
el'malgr.-he
causado.Para
eso
lc
he
llamado
a
usted,
Prono.-¿Daño
usted,
señoral
El
daño
no
lo
hacemos
más
que
losmiserables:los
que
atentarnos
contra
la
integridad
Ce
los
caudales
de
un
banco,losquemanchamos
la
repuáción,
el
honor,
el
buennombre
deuna
familia.
Los
pobrls
,o
t._ncmos
honor,
ni
qué
nosroben,
ni
qué perdei,
ni
qué
se
nr¿nche,I.os
pobresrecibimos
lo
quc
nos
Jon
ustcd"s,
Ío
quc
lcs-sobre,
lo
quc
yano
les
sirva:
que lcsgane
a
ustedes
clcielo,
o
la
bcndición
apostólica;
o
lo
qucles
divie¡ta
¡ecauda¡
en
sus
tómbolas,
en
sus
tés,
en
sus
bazares
de
caridad...
Obras
buenas,
pías,altruistas,humanitarias,
admirables.
.
.
[¡a6¡¡a.-[nsáñese
usted;
desahóguese,
Le
sobra razón,
PEDRo.-Razón
tampoco
tengo,señora.Los
pobres
no
te-
nenosrazón,sino
instinto.
No
nos
detenemos
,
,rronra
qo.
e1
pan
no
es
nuestrocuando
cl
hamb¡cnos
empuja
.
.ob.r-
lo.Ni
mi hija
se
deruvo
a
razonar
si
el
hombie
a
quien
1e
cutrcgebasu
amor
cra
uninfcliz,un
cobarde,
que
la
abando_
nrirí¡.
Fue
suya
por
alnor,
por
instinto.
para
ella era
un
hombrc.
simplementc.
Lo_
razonable,
sin
embar¡¡o,es
que
elladesaparezca.
que
no
estorbe,
que
no
empañe
Lt
nornbr.
d"
esta
lim¡ia
Iamiiia.
Que
é1
,.
iasecon
u;a
-como
éi,
como
53
 
usted,
y
que
el
hijo.':.
Oh,
no
será
el
primero'
ni
el
último'
Unhiio
se
Procreat'cilT
r"nt"'
Basta
arrojaruna
semilla'
;;#;,
"*"'".á,,
no
i*fo't'
dónde'
El
hijo
crecerá'
vi-
virá.
.
.
Nació
en
"'"io-bien
puede
morir
en
una
cá¡ce1.
"*'"I"ro.ro.-Eso
no'
El
niño
hanacido
bajo
mi
protección'
Auncuandonofuera...loquees;aun.cuandonoseprobara,
:;;r;-;;'úi",
qo'
l'li¡
de
usted
ha
conocido
a
otros
hombres
queErnesto,
"l"
tá"t*potde
velar
Por
ese
niño'
Y
;r"';;;
i.'que
le
he
htcho
ve"ir
a
usted'
Para
ayudarle
a
;:d;';,1;il;'l;á"
Eug"nia'
Le
propongo
a
usted
un
,;;;;;-rr;,;
rizonabl"
v
Jqu.it"tivo'
Ú'téd
.'
comerciante:
Eugenia
sabe
de
.o,to"''
E"t'blt""'
juntos
una
tienda
de
ffi
Útt"a
sabrí
lo
quc
cs
mejor'El
niño'
Por
suPuesto'
se
quedará
aquí.
PBoro.-De
modoque
esa
tienda'
'
'
la
estableceríamos
fuerade
México,
¡no?
Anlorr¡r.-Sí.
EnelNorte:cn
Coahuila'
en
Chihuahua'
por
ejemPlo.
Pr¡no.-Y
usted¡me
daríaconqué
establecerla?
A:'rroNr¡.-Desde
Juego'
ptr*"-U",
ti"nd"d"
roPa'
cn-quenri'
hija
cosiera
y
".u"J.rr.
Una
tienda,
tomJcu'ndo
nos
d.ecidirnos
a
ve-
ll.
";"ii";;i..";;'';;"
cila
estudiara'
Aquólu
no
cr¿
dc
;;r.ñ;;,;,',g""i''
Yo
vendía
a
crédito
y
prosperaba'
,Ptfi.;.;ál.i¡"tg"'
Los-
bancos
dcscuentrnlas
lctr¡s
v
;;;-;;.d.
su
dineá
e-'
"goidt;
dcscorrtado'
naturalmente'
'
'
Es
fácil,
cuando
"'o
tiEne
fondos
v
tiene
crédito'
In-
;;;;-;;;;pradorcs
err
abouos
que
ecePtan
"l^*t'^:l^l:]
b,,.o].,descuentaenscguids.Lu.gounoJcpositeetlen]Po
el
dinero,
y
ya
lo
tp'ot:"inO
t'
srlió-ndclrntc'
.
Tienc
sus
ries-
;"- .i;;;.'Ún
bo.n
día,'''o
le
pagan
a
uno
lo
que
esperaba'
il#dl
¿Jp"ritt'"1-aint'o'
1''piottstanla
letra
v
a
dar
;ií-;ár;.i''
¡Tres
tñosl
Prrsan
muchas
cosas
en
esos
tres
años.Pero
sale
uno,
po'qo"
'nt
damadesconocida
y
altruista
lo
saca.
.
.
'--.q.ro.ro.-:Aceptausted?iBastaráesasuma?(Letien-
le
el
chegue,)
\+
Prono.-(Se
incorpara,
va
ha¡\,¡
ella,
toma
el
chegue,
lo
contempla.)
Trcinta
mil
pesos.
Arrox¡e.--§i
no
es
bastante.
.
.
PEDRo,-ES..
.
demasiado,
señora.
Un
nieto mío
noval:tanto..
,
ANroN¡1,-Pero.
.
.
P¡»no.-..,porque
es
también
nieto
de
wted,
(Hrce
tri-
zat
el
chague.)
(Antoniare
?ane
de
Vie.)
Gua¡dc
su
dinero,
señora
-y
guarde
a
su
hijo.
Y
qué-
dese
tranquila.
Dcsapareceremos
de
su
vida
como
si
Eugenia
hubie¡a vuelto a
coser,
I
yo
a
abrir
una
tienda,
Y ni
siquiera
le
costará
un
centavo.
(Gloriaentra.
Se detien¿
al
vera
Pedro.
Pedro
la
can-
tem?la.)
ANroNrrr.-¡Gloria
!
(Gloria
cruzaha¡ta
cerca
dc
Antonia,
Mira
a
Pedro.)
p¡¡¡6.-;p¡cdo
retirarme,
señoral
;Tiene
usted
algo
más
que
proponerme?
Ar-roNre.-(l
Gloria,)
Hazme
un
favor.
a
Lupe
que
acompañe
al
señor.
Está
en Ia
biblioteca.
(Mientras
Gktria
se
va.)
Prono.-{onozco
el
camino,
señora.Adió,s.
(lnclinán'
,/o:ea
recoger
lospedmos
del
chcgue,
Er.e
juntacnun
ceni-
cero.)
Usted perdorlc
esta
basu¡a.
(Perono
hasido
nece¡ario
gue
Gloria
llegue
hasta
la
bi-
bii¡teca.
Lupe
apareció
a
la
?ilerta,
y
deanzahasta
Atlonia,¡t:i¿rtr¡¡
Pe¿lra
sale.
Glori,a
gueda
arriba,
cerca
de
la
biblio-
:ec:,
rnienlratLupe
llega
ala
sdñora.)
LupE.-Ya
acabé
losrecortes,
seiora.
(En
voz
nuy
baia.)
¡-{;:pró:
55

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->