Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Juan Stam - El empleo del AT en la interpretación profética

Juan Stam - El empleo del AT en la interpretación profética

Ratings: (0)|Views: 15|Likes:
Published by Carlos Alberto Paz

More info:

Published by: Carlos Alberto Paz on Oct 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2012

pdf

text

original

 
El empleo del AT en la interpretación profética
 Se suele entender "profecía" sólo como vaticinio, predicción de sucesos futuros, olvidandoque la profecía era (y es) en primer lugar una palabra viva de Dios, un mensaje al pueblo deDios para su obediencia fiel.[1] Era discurso oral, a menudo de plaza pública, estrechamente relacionado con los sucesos de ese tiempo. Claro, incluía el anuncio deeventos futuros, pero no era profecía sólo por predecir, ni la predicción del futuro era supropósito esencial.[2] La profecía es profecía porque en ella Dios habla directamente al corazón y a la conciencia de su pueblo, exigiéndole rectitud. verdad y justicia. Claridadsobre esto es fundamental a la buena interpretación del mensaje profético de las escriturashebreas.No hay principio más fundamental para la interpretación bíblica que la ley del contexto.Sin embargo, en la tradicional argumentación profética se suele citar docenas de textosaislados sacados del Antiguo Testamento, sin ubicarlos en su contexto histórico. Suelen serfrases sueltas, como caídas del cielo para apoyar argumentos y esquemas inventados ennuestra era moderna. Puede parecer convincente, pero nunca debemos aceptar sincuestionamiento esos textos de prueba descontextualizados. Mejor un solo texto bieninterpretado que una fila de veinte referencias o frases aislados.[3]  En esta breve reflexión intentaré ilustrar estos principios metodológicos con algunosejemplos de las mismas escrituras hebreas:
 Jeremías 31:21-40:
Aquí Yahvéh promete hacer un nuevo pacto con la casa de Israel (31-34) y asegura, en términos muy enfáticos, que Israel siempre estará como nación delante deél y que Jerusalén será reconstruida (35-40).[4] El pasaje es parte del "pequeño libro de consolación" (Jer 30-33), un mensaje de esperanza en medio de las denuncias y juicios quepredominan en este libro. Israel, con su desobediencia y su idolatría, ha invalidado el granpacto con Dios (Jer 11.9-11; 31:32), pero Dios en su misericordia hará un nuevo pacto, muysuperior al anterior, escribiendo la ley de Dios en cada corazón. Dios ha juzgado a Israelcon exilio. pero volverá a bendecirlo como nunca antes.En el Nuevo Testamento Jesús cita este texto, pero con un sentido muy diferente: "Estacopa es el nuevo pacto en mi sangre" (Lc 22:20; 1Cor 11:25; Mt 26:28; Mr. 14:24; cf. Heb
 
9:15). Estas palabras de Jesús hubieran sorprendido a Jeremías: primero, porque el pacto serealiza por la sangre de Jesús derramada para la salvación nuestra, y segundo, porque Dioshace el nuevo pacto no con Israel sino con la iglesia, al celebrar la cena de su Señor.También la sorprendente promesa de escribir la ley en el corazón, de modo que nonecesiten a mestro alguno (Jer 31:33-34) se cumple explícitamente en la iglesia (1Jn 2:27;Jn 6:45; Heb 10:16-17).[5]  ¿Cumplió Dios su promesa a Jeremías? Jeremías esperaba un nuevo pacto "con la casa deIsrael y con la casa de Judá", pero Dios hizo un nuevo pacto con la iglesia como nuevopueblo suyo.[6] Para Jeremías, el nuevo pacto consistiría en la obediencia espontánea al Señor, desde el corazón, y el conocimiento intuitivo de Dios, sin maestros (Jer 31:33-35).En la versión de Jeremías, el pacto no dependía de la sangre del Mesías ni se trataba de lasalvación de los fieles en cambio, se cumplió como pacto de perdón y redención mediantela sangre derramada del Salvador. Dios sí cumplió, en plenitud, pero no como esperabaJeremías.¿Por qué no podría Jeremías profetizar el nuevo pacto como de hecho iba a ser? Por qué nopudo decir Jeremías a su pueblo que Dios haría nacer otro pueblo suyo, llamado "iglesiacristiana", redimida por la sangre del Cordero y reunida de todas las naciones, quecelebraría su salvación como una nueva Pascua llamada "Santa Cena" o "Eucaristía"?Respuesta: Todo eso no hubiera tenido nada que ver con el contexto histórico de Jeremías ysu mensaje de esperanza. El mensaje profético se concentraba en lo que el pueblonecesitaba en ese momento, no en realidades futuras sin pertinencia actual y contextual. Poresa misma razón, los profetas hebreos no tenían por qué hablar de una segunda venida delMesías, o de una futura "iglesia" después de su primera venida. Dios no tenía por querevelar a sus siervos realidades futuras que no tenían nada que ver con la situación delpueblo de Dios en aquel entonces.
Salmo 2
: Este salmo, tan citado en el Nuevo Testamento, no era originalmente profético nimesiánico, sino político. Fue escrito para celebrar la coronación de un nuevo rey. Como elrey se consideraba "hijo de Dios". el día de su coronación era como su nacimiento ("hoy tehe engendrado"). Además, ya que la transición a un nuevo reinado tendía a ser un tiem deinseguridad e inestabilidad política, en que súbditos y aliados tendían a levantarse contra lanación, el salmo habla de esos levantamientos (2:1-3), el enojo del Rey contra esos rebeldes(2:12) y su victoria aplastante sobre ellos (2:5,9-10).
 
 Mucho más adelante este salmo recibió una interpretación mesiánica, de acuerdo con variosde sus conceptos claves (2:2, su ungido el Rey; 2:7-8, herencia universal, etc).[7] Pero según la antigua manera de citar textos anteriores, no todos los detalles tenían quecorresponder a la nueva relectura. La frase, "hoy te he engendrado", se aplicabaespecíficamente al Rey en su día de coronación, pero de ninguna manera se aplica al Logos(el Verbo) como Hijo eterno de Dios (de ahí el error de los Testigos de Jehová). Y la ira delRey (2:12, cf. 2:4) y la destrucción aplastante de sus enemigos tienen un sentido muydistinto cuando el salmo se aplica al Mesías.
 Daniel 9:20-27 
: Este fascinante pasaje se ha prestado para una enorme cantidad deespeculación y fantasía apocalíptica pero casi nunca se analiza en su contexto.[8] El autor nos dice que en el primer año del rey Darío (539 a.C.) él estaba leyendo la profecía deJeremías y quedó profundamente impactado por el pasaje que anuncia que Jerusalén estaríaen ruinas durante 70 años (Jer 25:11; 29:10).[9] Por alguna razón no totalmente clara, ese texto conmovió en Daniel una tristeza y un arrepentimiento muy profundos, que se articulóen una muy larga oración (9:4-19).[10] El autor estaba preocupado por la condición de su pueblo, que ;el entendía como consecuencia de sus pecados. Le preocupaba el futuro de sunación y ciudad; nada indica que estuviera pensando en un futuro remoto o en el fin delmundo.En medio de su ferviente plegaria y confesión de los pecados suyos y de la nación, el ángelGabriel le interrumpió (9:20) para reinterpretar los 70 años de Jeremías como siete semanasde años, o sea 490 años (Dn 9:23-27). El primer paso para entender estos densos versículosconsiste en corregir unas traducciones poco exactas que confunden la interpretación.[11] La palabra "Mesías" en 9:25,26, que sugiere una referencia a Cristo, debe traducirse más bien"el ungido".[12] La palabra hebrea
 MâShîaJ 
aparece 39 veces en el Antiguo Testamento yen ningún otro pasaje significa (o se traduce) "Mesías". En el Antiguo Testamento ese títulono se aplicaba al esperado Salvador sino a los reyes (aun Ciro de Persia, Isa 45:1),sacerdotes y profetas. Para el esperado Salvador había otros títulos -- hijo de hombre, hijode David, Siervo Sufriente etc -- pero nunca se llamaba "el Mesías" hasta cerca de 200a.C.(1 Enoch 48:10). Aunque parezca curioso, en todo el Antiguo Testamento el Mesías nose llamaba "Mesías".Otras dos traducciones de Reina-Valera pueden confundir la interpretación. La frase "hastaungir al Santo de los santos" (9:24 RVR) podría entenderse de la persona de Jesús, pero esmás bien una referencia al Lugar Santísimo del templo. La frase alude a la restauración deltemplo, junto con la de la ciudad, y se traduce mejor "consagrar el lugar santísimo" (NVI).

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->