Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
23-10-2011-SUPL_DOM_ELPAIS

23-10-2011-SUPL_DOM_ELPAIS

Ratings: (0)|Views: 6|Likes:
Suplemento completo del diario El País dedicado a la historia de ETA en la semana dela declaración de su fin
Suplemento completo del diario El País dedicado a la historia de ETA en la semana dela declaración de su fin

More info:

Published by: Asela Ortiz de Murua on Oct 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/25/2011

pdf

text

original

 
Ilustración: Tomás Ondarra
ELPAÍS
23.10.11
Domingo
 
Por LUIS R. AIZPEOLEA 
E
TA anunció el jueves una de-cisión histórica: el final de 43os de terrorismo en losque ha dejado 829 víctimasmortales. Pero la decisión deabandonar definitivamentelas armas la tomó meses antes, durante elverano,probablementeenjulio.Unindica-dor de cuáles eran las intenciones de labanda terrorista llegaba apenas dos mesesmás tarde, el 11 de septiembre: el dirigentede la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria,decíaenlaprensa vasca:“Notenemosnin-guna duda de que ETA ha tomado la deci-sión de dejarlo”.Laorganizaciónterroristatardóvariasse-manas en escenificarlo. Lo hizo el jueves, através de un comunicado enviado a los dia-rios
Gara
 y 
Berria.
Parafacilitarlo,laizquier-da
abertzale,
suantiguobrazopolítico,orga-nizó una conferencia internacional en SanSebastián,enelPalaciode Aiete,protagoni-zada por seis personalidades internaciona-les: el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan; los exprimeros ministros irlandés y noruega, Bertie Ahern y Gro Harlem Brut-land; el exministro del Interior francés, Pie-rreJoxe; JonathanPowell, exjefede Gabine-te del exprimer ministro británico, Tony Blair, y el líder del Sinn Fein, Gerry Adams.El comunicado que leyó ETA, el jueves,fue precedido de otro que el lunes leyeronen San Sebastián, las personalidades inter-nacionales. Este texto reclamaba a ETA elcese definitivo de la violencia a cambio demedidas favorables para sus presos. Y selimitaba a sugerir algunas iniciativas políti-cas,comounamesadepartidosylacelebra-ciónde unaconsulta.Fueellíder delGrupoInternacionaldeContacto,BrianCurrin,ex-pertosurafricanoenlaresolucióndeconflic-tos,yunodelosorganizadoresdeleventoelque redactó el texto, tras consultar con laizquierda
abertzale 
y Paul Ríos, del movi-miento social vasco, Lokarri, también orga-nizador de la cita.Eltextotuvounrechazogeneralizadoenlos medios de comunicación por mezclarasuntos políticos con el esperado anunciode cese definitivo de la violencia. Entre elmartes y el jueves, Brian Currin, animadopor la izquierda
abertzale,
convenció a ETA queredactarauncomunicadoclaroypreci-so sobre el cese definitivo de la violencia y abandonara sus textos farragosos habitua-les. Eso explica que el comunicado de ETA de cese definitivo de la violencia haya sidouno de los más cortos de su historia.Para llegar hasta ahí, ETA necesitó me-dioañoparaasimilarelcompromisopúbli-co de la izquierda
abertzale 
de rechazar laviolencia de la banda, recogido en los esta-tutos de Sortu, su nuevo partido, que elpropio Etxeberria y el abogado Iñigo Iruindieron a conocer el pasado 7 de febrero enBilbao.Fue la presentación de los estatutos deSortu lo que marcó el paso del Rubicón delfinal de la violencia de ETA desde que laizquierda abertzale decidió tomar la van-guardiadelllamado Movimiento deLibera-ción Nacional Vasco (MLNV) y desplazar aun segundo término a la banda terrorista:en febrero de 2010 las bases de la izquierda
abertzale 
aprobaron, en un proceso asam-bleario, por una mayoría del 80%, el docu-mento
 ZutikEuskalherria,
queapostabaco-mo nueva estrategia por las vías pacíficaspara lograr sus objetivos políticos.Fuetambiénelprincipalsaltoenelvacíode la izquierda
abertzale,
de forzar a ETA aavanzar corriendo riesgos, en un procesoen el que apostó por convencer a la bandaterrorista ETA y no romper con ella. Esa fuesu decisión desde un comienzo ante el re-querimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba,ministro del Interior hasta el pasado octu-bre,queensuspronunciamientosinstabaala izquierda
abertzale 
a elegir entre conven-ceraETAoromperconellasiqueríarecupe-rar su legalidad. El precio que tuvo que pa-gar la izquierda
abertzale 
por tratar de con-vencer a ETA y no romper con ella fue el deun proceso muy lento. Cinco años si se tie-ne en cuenta que desde que ETA rompió latreguade 2006 en diciembre de aquel año y casi dos desde que las bases de la izquierda
abertzale 
votaron masivamente por las víaspacíficasypolíticasparalucharporsusobje-tivos políticos. Además de la presión policial, judicial y social, en la decisión final de ETA pesó lapresión de la izquierda
abertzale 
y el exce-lente resultado que esta formación obtuvoenlas eleccionesmunicipalesdel22de ma- yo, a través de la coalición Bildu. El mejorresultado de su historia, un 25% de los vo-tos. Era la prueba definitiva de que la estra-tegia de la izquierda abertzale funcionabafrente a la desastrosa situación de la bandaterrorista.La euforia de los líderes de la izquierda
abertzale 
el 22 de mayo radicaba no sólo enla recuperación de su presencia institucio-nal sino, también, en que habían ganadodefinitivamente la batalla a ETA por la van-
ETA decidió su fin en julio
El adelanto electoral aceleró la decisión de la izquierda 'abertzale' y de la banda terrorista.EL PAÍS reconstruye la historia de cómo se gestó el cese definitivo de 43 años de violencia.
¿Y después qué?
 La victoria electoral de Bildu y el avanceelectoral del PPimpulsaron la decisióndel grupo terrorista
2
EL PAÍS
DOMINGO
23.10.11
 
guardiadelmovimiento político, quecorrióel riesgo de desaparecer, sobre todo, tras elatentado de la T-4 en Barajas en diciembrede 2006. Porque en esta historia, desde elfinal del proceso de 2006, la única negocia-ción que ha habido es la de la izquierda
abertzale 
conETAparalograrsucesedefini-tivo. Ni el Gobierno central, ni el vasco, nilos partidos han intervenido para nada eneste período. Ha sido todo un contenciosoentre la izquierda abertzale y ETA.Nadie se atreve a asegurar nada. PeroalgunosexpertosvenlamanodeJosuUrru-tikoetxea,
Josu Ternera,
en la decisión últi-ma de ETA de terminar con la violenciadefinitivamente: habría regresado para po-ner el punto final a una banda terroristadescabezadayabsolutamentedesconcerta-da por los golpes policiales y por sus quere-llas internas, durante la tregua de 2006 y después.ConladecisióndeETAenlamano,enelverano de 2011, muy probablemente en ju-lio, la izquierda
abertzale 
pretendía lograr,después de la legalización de Bildu y de suresultado electoral, y antes del anuncio delcese definitivo de la banda, otros dos éxitospolíticos. El primero, la legalización de Sor-tu, su propio partido, ya que Bildu es unacoalición de la que forman parte, ademásde la izquierda abertzale, Eusko Alkarta-suna y Alternatiba. El segundo era la revi-sión de la aplicación de la doctrina Parot,que podría dejar en la calle a decenas depresos de ETA en poco tiempo. Ambas decisiones estaban pendientesdel Tribunal Constitucional. La primera eramuyposibletraslalegalización deBildu,enmayo. Y la segunda tenía muy buenas pers-pectivas tras conocerse algunas de las deli-beracionesdelosmagistradosdelaltotribu-nal.Peroesteesquemade la izquierda
abert-zale 
se quiebra cuando el presidente delGobierno,JoséLuisRodríguezZapatero,de-cideel29dejulioadelantaral20denoviem-bre las elecciones previstas para marzo de2012. La izquierda
abertzale 
se encuentraque para el 20 de noviembre ya no tienemargenparaqueelTribunalConstitucionalse pronuncie y, menos aún con la sombrade unas elecciones, tras cuya celebraciónpuede gobernar el PP.Enesemomentoexistealgunatentaciónen la izquierda
abertzale 
de tirar la toalla y esperaral cambiode Gobierno paraesceni-ficar el final. Pero se impone la idea de RufiEtxeberria de seguir adelante con la hoja deruta marcada. Es más. Los dirigentes de laizquierda
abertzale 
creen conveniente noretrasar la decisión al cambio de Gobiernopara consolidar su proceso y poner muy difícil la marcha atrás al nuevo Ejecutivo enel caso probable de que ganara el PP laselecciones del 20 de noviembre, como indi-can las encuestas. Aunque la izquierda
abertzale 
calculaque el PP moderará sus posiciones si llegaalGobierno,comoempiezaaconfirmarMa-riano Rajoy con su intervención al conocerel comunicado del cese definitivo de ETA,deljueves,temequelaspresionesdeladere-chamediática,algunasasociacionesdevícti-masyunsectordelaGuardiaCivilleempu- jen a retroceder en su proceso. Antes de acabar el verano, la izquierda
abertzale 
planifica su hoja de ruta para re-lanzarlaelprimerfindesemanadeoctubre.Deformaescalonadaseescenificaladisolu-ción de Ekin, los comisarios políticos deETA dentro de la izquierda
abertzale,
quehabían salido derrotados de las asambleasde febrero de 2010, pero con su disoluciónconfirman que la izquierda abertzale es so-berana en el llamado Movimiento Nacionalde Liberación Vasco. Y la asunción públicadelcolectivodepresosdeETAdelaDeclara-cióndeGernikaque,suscritaenseptiembrede 2010 por la izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna,AralaryAlternatiba,quehabíapedido a la banda que avanzara hacia elfinal definitivo de la violencia.Mientras se producen estos aconteci-mientos,laizquierda
abertzale 
 yaestáorga-nizando la Conferencia Internacional deSan Sebastián. En el más estricto secreto, laizquierda
abertzale 
encarga al movimientosocial vasco, Lokarri, que preside Paul Ríos, y al Grupo Internacional de Contacto, quelidera el abogado surafricano, Brian Currin,conocido por su papel en los procesos depaz irlandés y surafricano, la organizaciónde la Conferencia.La izquierda
abertzale 
se inspira en elproceso de paz de 2006. En dicho proceso,los partidos protagonistas —PSE, PNV e iz-quierda
abertzale— 
decidieron durante lasconversaciones políticas de Loiola celebrarelacuerdoalquellegaranconunaconferen-cia.Conaquelacuerdotratabandeescenifi-car lo que, en la terminología de la resolu-ción de conflictos, se denominaba el “pasode la fase deliberativa a la resolutivao“punto cero”. A aquella conferencia le quisieron darrango local, la iba a organizar Eusko Ikas-kuntza (Sociedad de Estudios Vascos) y susasistentesibanaserlospartidosyorganiza-ciones sociales vascas. Finalmente, no secelebró porque ETA no aceptó a la izquier-da
abertzale 
elacuerdopolíticoalquehabíallegado con el PSE y el PNV.Pero el nuevo proceso de la izquierda
abertzale,
alserunilateral,estoes,elresulta-do de sus idas y venidas con ETA, cambiade esquema. Decide darle a la conferenciarangointernacional.ETAsiemprehabíapre-tendido “internacionalizar el conflicto”. Laizquierda
abertzale 
teníaclaroquelapresen-cia de personalidades internacionales enSanSebastiáneraelescenarioperfectoparafacilitarqueETAhicierapública sudecisiónde cese definitivo de la violencia.Brian Currin moviliza al Grupo Interna-cional de Contacto, que se había presenta-do en enero en Bilbao, para atraer a perso-nalidades internacionales relevantes a SanSebastián. Inmediatamente se asegura lapresenciadellíderdelSinnFein,GerryAda-ms, y del primer ministro irlandés, Bertie Ahern, comprometidos ambos en el proce-so de paz irlandés y en proceso de paz de2006 en España.Lo mismo sucede con Jonathan Powell,exjefe de Gabinete del exprimer ministrobritánico, Tony Blair, que también partici-pó activamente en el proceso de paz de2006 en España por decisión de Blair. Blairestuvo a punto de acudir a San Sebastián.Finalmente,nolohizo,peroaldíasiguienteenvió un texto de apoyo a la conferencia através de Lokarri. Además de Blair, el Grupo Internacionalsumó a otras dos personalidades pertene-cientes a la Internacional Socialista: la pri-mera ministra noruega, Gro Harlem Brut-land, y el ex ministro del Interior francés,bajo el mandato de François Mitterrand,Pierre Joxe, responsable de las detencionesde decenas de etarras. Y, finalmente, sumaal ex secretario general de la ONU, Kofi An-nan.En ese punto, el presidente del PNV,Iñigo Urkullu, en contacto con la izquierda
abertzale,
juega un papel. Habla con JoséLuis Rodríguez Zapatero, y le pide que noentorpezcalacelebracióndelaconferencia.También lo hace con el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, al que, también, garanti-za que la conferencia internacional no es elresultado de una negociación entre el Go-bierno y los partidos con ETA. Y que el finaldeETAnotendráningúntipodecontrapar-tida política.Rajoy es informado puntualmente de loque está sucediendo por Basagoiti y por elpropio Zapatero. Ambos hablan, también,conregularidad sobre losacontecimientos.ElGobierno,tanto centralcomoel vascodePatxiLópez,decidendesdeuncomienzonoasistiralaconferenciaporqueeslaesce-nificación del final de ETA, precedida deuna negociación entre la izquierda
abertza-le 
y la banda, en la que no tienen que ver.Si algo tienen que ver es por la vía indi-recta,conladetenciónporpartedelasFuer-zasdeSeguridaddelEstadoydelaErtzaint-za de los etarras más peligrosos, desde larupturadelatreguade2006,quetantodebi-litó a la banda y permitió a la izquierda
abertzale 
imponerse por vez primera sobreella.La historia del final de ETA no se explicasin las desavenencias entre su anterior bra-zopolíticoylabandaterrorista.Yestasdesa-venencias se agudizan con la ruptura de latregua de 2006, con el atentado de T-4 deBarajas. Otegi lo reconoció en su alegatoante la Audiencia Nacional en el juicio porel caso Bateragune —que le condenó a diezaños de cárcel por colaboración con bandaarmada— el siete de julio.ETA y la izquierda
abertzale 
toman, apartir de esa ruptura, caminos diferentes.Mientras Otegi, Díez Usabiaga y Etxeberriaapuestan por alejarse de la violencia parasalvar el movimiento político de la izquier-da
abertzale,
ETA decide, en una asambleacelebrada en 2007, la continuidaddel terro-rismo. Inicia una campaña de atentadosqueculminaenjuliode2009conelasesina-to de dos guardias civiles, con un balancede once muertos. En esa etapa las relacio-nes son prácticamente inexistentes.Las relaciones entre ETA y la izquierdaabertzalepasanaotradimensiónapartirdenoviembre de 2009 cuando los líderes delanterior brazo político de la banda decidenhacer pública su apuesta por las vías políti-casypacíficas.Paraesemomento,ETAestáprácticamente descabezada por las Fuerzasde Seguridad. Aún se mantiene la pugnapor la vanguardia del llamado MLNV.Pero dos hechos vuelcan la situación afavordelaizquierda
abertzale 
 ycontraETA.Por un lado, las bases de la izquierda abert-zaleapoyanmasivamenteladecisióndesuslíderesdealejarsedelaviolencia.Estosuce-de en febrero de 2010 y en mayo, las Fuer-zas de Seguridad detienen en Francia aMikelCarrera,elúltimolíder importante deETA,queeraelúltimoobstáculoparaquelaizquierda
abertzale 
seimpusiera alabanda. A partir de esta detención todo se acele-ra. ETA declara en septiembre de 2010 unatregua.Enenerode2011lahacepermanen-te y verificable y elimina la extorsión y la
kale borroka.
Y un mes después,en febrero,laizquierda
abertzale 
pegaotrotirón,eldefi-nitivo, con la presentación de los estatutosde su nuevo partido, Sortu, en los que serechaza expresamente la violencia de ETA.Una vez que ETA lo asimila, para lo quenecesitavariosmeses,sóloquedabalaesce-nificación de su final.
 Josu Ternera jugóun papel determinanteen la gestación del  final de ETA, segúnconocedores del proceso
¿Y después qué?
Presentación de Sortu en Bilbao, con IñigoUruin en el atril. A la izquierda, en primera fila,Rufi Etxeberria.
Foto: Luis Alberto García
Gerry Adams, Kofi Annan, Bertie Ahern y el resto del equipo de la conferencia internacional celebrada el17 de octubre de 2011 en San Sebastián.
Foto: Jesús Uriarte
EL PAÍS
DOMINGO
23.10.11
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->