Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
50Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Caracoles y La Adivinación

Los Caracoles y La Adivinación

Ratings:

4.75

(4)
|Views: 7,020 |Likes:
Published by api-3804020

More info:

Published by: api-3804020 on Oct 17, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Los caracoles
Teodoro Díaz Fabelo 
Presentamos una parte de la
 Introducción
aesta investigación sobre los caracoles y susignificación religiosa, cuyo manuscrito datade 1965 y que, junto a otros trabajos inéditosde este autor cubano ya fallecido, forma parte del patrimonio documental de laORCALC.
El presente estudio tiende a reportar, limpiar y definirelementos materiales, intelectuales y espirituales de lacultura yorubá que los esclavizados nigerianos trajerona Cuba. Esos yorubás pasaron a ser pilares materiales,intelectuales y espirituales de nuestro pueblo y denuestra cultura. Sus etnias, credos, costumbres,idiomas, leyendas y trabajos están vigentes en algunamedida apreciable en aquellos que practican la Regla deOsha.El estudio de la cultura cubana requiere que sedeterminen orígenes, que se hagan observaciones ydescripciones, valoraciones, que se determinen lapresencia, extensión y relaciones de los elementos ypersonas históricas, ya sean de origen indio o andaluz,castellano, yorubá, mandinga, guerefé, dahomeyano,bantú, asiático, isleño canario o Z.Para comprender el destino histórico de un pueblohay que estudiar sus posibilidades económicas, suevolución y potencial espiritual, y sus recursos técnico-educacionales masivos. En el potencial espiritual deuna cultura está todo lo subjetivo condicionando laconducta concreta del sujeto económico, de la unidadconsciente de la producción. En el estudio de la culturacubana nos encontramos con contenidos muyinfluyentes de la cultura yorubá. En esta cultura hemoshecho un corte delimitando las técnicas oraculares; deesas técnicas estamos reportando la correspondiente aloráculo de Díloggún articulado a toda la cultura yorubáa la cual sirve.
12
 
En este estudio se hace necesario estar aclarando elsignificado de voces yorubás y aún castellanas. Hayademás que limpiar de errores a muchos
repórteres,
hacer paralelos y cuidar el texto contentivo del legadoque se estudia y valora. Todo eso que se dice obliga atener que hacer apuntes o notas al texto, que a un"oloosha" pudieran parecerles innecesarios, y hastaengorrosos, pero que a un "aberíkola" le sirve paraadvertirse de muchas cuestiones que le mejoran sucomprensión de la cultura yorubá de Cuba; culturacerrada, muy articulada y de difícil análisis.El criterio de validez del registro plantea muchascuestiones no resueltas por el pensamiento científico yfilosófico occidental. Si se repara en que el oráculo esuna estructura compleja que se ha mantenido a través demuchos siglos y contingencias en culturas que hantenido varios reinados, imperios y repúblicas, y que eseoráculo se ha mantenido en uso y vigencia, aun en casoscomo el de Cuba, en que el entorno ha obligado a lostenedores de la cultura y credos africanos a muchastransculturaciones y desculturaciones, habrá quepreguntarse ¿por qué?; por otra parte hay que admitir apriori, de que posee razón de existir y perdurar; encuanto a que trate de cuestiones lógicas e ilógicas,obliga a tener muy presente, que las cuestiones que noslucen "ilógicas" también tienen sujeción a normas:"nada sucede sin razón suficiente", aunque en unmomento dado no podamos demostrarlo. Alguna vezuna vieja esquimal ártica le contó a Knud Rasmussen losmotivos del fracaso de la caza de un oso polar, así: "Nose presentó oso alguno por falta de hielo, y no hubo hieloporque sopló demasiado viento, y hubo exceso de vientoporque nosotros, los hombres, ofendimos a las fuerzasdivinas". Knud Rasmussen le hizo notar a la señora lasfallas lógicas de la leyenda. "Se rió ella, dándole toda larazón, agregando empero, que pensar demasiadoprovoca molestias. No nos ocupemos de solucionaradivinanzas. Repetimos las viejas historias, tal comonos fueron contadas y con las mismas palabras quepodemos recordar. Y si se produce una incoherencia ennuestro relato, no olvidemos que hay suficientes sucesosincomprensibles para nuestras mentes. Si tuviésemosque contar nada más que cuentos cotidianos no quedaríaen qué creer". En principio, esta respuesta de la ancianaesquimal es valedera para los negros que tienen credosafros en Cuba, pero habrá que tener presente que si unnegro contestara así, algo más sabe que oculta, pormístico, y el místico sabe lo que hace, por qué lo hace, siciertamente es místico.Muchas historias y datos aparecen por primera vezreunidos en Cuba en esta obra, y no faltarán los quecrean que es una irreverencia a los dioses decirlos enun libro; pero no deben alarmarse, porque los euro
-
peos se han ido a África y han dado a conocer más delo que aquí decimos; además, todo esto ha trascendidoal público, desde hace algunos años, por los mismoscreyentes; pero aún hay más, nadie puede llegar aoloosha ni a oríaté con solo leer esta obra o las quenuestros estudiosos han venido publicando. Si lasantería sirve para algo más que lo que creen muchosaleyos y hasta iniciados, debe ser informada con crite
-
rio científico, y entonces descubriremos huellasculturales insospechadas, y comprenderemos familiasde conductas y pueblos que a priori negaríamos suparentesco y hasta nos luciría grosera pretensión,como a simple vista así nos luce parear a los andalucesde España y a los negros de Egipto, a los galaicos espa
-
ñoles y a sus muchos hijos mulatos y zambos y casiblancos de América, o al hombre de China o de laIndia del sur con el actual yorubá. En Cuba sabríamosdescubrir el porqué a los yorubás les fue tan fácilidentificar sus deidades de origen con las que lepresentaba el colonial español, o por qué hay tan pocadiferencia entre el pastequeiro español y el babaláwoyorubá. Nos sorprenderá saber que los profetas bíblicosse subían y así adivinaban; que los griegos del siglo deoro aprendieron muchas cosas de pueblos negros ynegroides, siendo muchos de sus prominentes hombresvisitantes y estudiantes en Egipto, Abisinia y el Sudán;que según sostiene José Ortega y Gasset, "no puedeatribuirse al azar, que en Nigeria, en tierra de los yorubásse encuentren juntos una edificación, una religión, unsistema burocrático, un modo de atar la cuerda del arco yuna técnica para fabricar las cuentas de vidrio, idénticosa los que en un tiempo tuvieron los etruscos, y en generallas costas del Mediterráneo". Y agrega Gasset: "En elejemplo citado se trata evidentemente de una culturacolonial, que unos dieciséis siglos antes de J.C. estrasplantada por vía marítima, del Mediterráneo alGolfo de Guinea".
(Las Atlántidas,
Ed. Sudamericana,B.A., 1951, pág. 39). Verdad que sorprende y hastahabrá quien se mortifique. No extrañemos pues, que alconocer la vida privada de muchos troncos familiares deCuba nos encontremos al rubio hermano del moreno ydel mulato y hasta del negro; que junto a la santificacióncatólico - cristiana de una familia, esté la sesiónespiritista y otras prácticas yorubás o bantús asociadascon algo canario o español castizo, etc., etc. Insistamosen que aún desconocemos mucho de Cuba y del cubano.No tenemos aún mapas etnográficos. Solamente puedenhacerse apuntes muy generales en espera de estudiosexhaustivos curriculares, con mente amplia
13
 
y abierta a la verdad histórica total, donde siemprehemos encontrado inspiraciones salvadoras.
Historia de la Regla de Osha
Yorubás, bantús, dahomeyanos, abakuás, gallegos y judíos son comunidades que importan en elconocimiento de lo cubano; el estudio de cualquiera deellas nos remonta a miles de años antes de la EraCristiana, y a culturas muy distantes unas de otras.Los yorubás o lukumíes se agrupan alrededor de laRegla de Osha, religión de mucho magnetismo y eje dela cultura ancestral del grupo. Toda la relación social yeconómica gira alrededor del eje religioso.Judíos, abakuás, yorubás, españoles en general, ybantús, o sus descendientes directos, o los inmersos ensus legados religiosos, poseen oráculos. Además,existen otros oráculos en uso por blancos de culturamuy indefinida, por cuanto han cursado diversosestudios místico-religiosos y de otros campos del sabergeneral. En la Regla de Osha de Cuba creen miles depersonas que nadie podría reconocerlas por laapariencia ni por cómo se expresan al tener que opinarsobre estas cuestiones en público. Un cálculoaproximado de sus iniciados sería siete mil. Los baba-láwos son ciento sesenta.
En el estudio de la cultura cubana nos encontramos con contenidos muy influyentes de la cultura yorubá 
Los oríaté son diecisiete como mínimo y veintiunocomo máximo, los que hay hoy día. Actualmente notienen Orno Kolaba Olófin, que corresponde a unacategoría como papa o director de superior sapiencia.La religión está en un proceso progresivo detransculturación y pérdida de la seriedad mística. Esteculto está asentado en las tres provincias occidentales:Pinar del Río, Habana y Matanzas; en el territorio de laprovincia de Las Villas también hay Osha, pero suexistencia ha venido a menos en muchos pueblos quefueron sonados en sus buenos tiempos; en Camagüey yOriente se han establecido Ilé Osha en los últimos años,cuando todos los credos religiosos se han expandido.Aun cuando la Regla de Osha vino con los primeroscreyentes negros, transportados a estos territorios
14
en calidad de trabajadores esclavos, se mantuvo comocredo exclusivo familiar de grupos nigerianos muycircunscritos, de acuerdo a las estúpidas condicionesimpuestas por los esclavistas y autoridades colonialesen cumplimiento de las disposiciones imperiales ycatólicas. En el período que va de 1511 a 1870 nosgobernaron por el código de las siete partidas, quenormaba la jurisprudencia, y por las leyes de Indias,además del capricho, Reales Órdenes, Reales me da lagana, sermones de humildad y paciencia con cepo,grillo, cuero, plan y mentiras en nombre de Dios y de losReyes. A partir de 1870 y hasta 1937 fuimos gobernadospor el Código Penal Español, que a pesar de todo suandamiaje para defender a las clases privilegiadas, hizoun poco de espacio hacia la flexibilidad social, y suimplantación coincidió con el plan de ir produciendo,poco a poco, la libertad de los esclavos, a que ya laGuerra de los Diez Años obligaba por sus hechos. Deentre las libertades producidas entonces, salió laimplantación de la santería como credo abierto alpueblo. El africano, noble, Eulogio Gutiérrez,procedente de Calimete, en la provincia de Matanzas, setrasladó al pueblo de Regla (La Habana) y abrió su IléOsha y se hizo llamar por su nombre luminoso o deconsagración, es decir, por Addé Shíná. Gozó demuchísimo prestigio y consideración hasta su muerte enla segunda década de este siglo xx. Addé Shiná eraafricano, tenía Osaín que hablaba y era Omó KolabaOlófin, Iworo, y fue el primero que trajo Ifá, recreandola orden masculina de babaláwos; le dio Ifá a TataGaitán, quien vivía en la calle Palo Blanco No. 35 enGuanabacoa, donde estaban las caretas de Olokun.También recibió Ifá, Bernardo Rojas Iglesias, quientuvo su casa en Arzobispo y Calzada del Cerro, y vivióhasta 1959. Otro que recibió Ifá lo fue el difuntoBernabé Menocal, que vivió en el Cerro, en la callePozuelo No. 79. De esos tres hijos de Addé Shinásalieron todos los babaláwos de Cuba.Con Addé Shiná vino a Regla y a La Habana AddéKola, que era de nación lukumí. El otro que vino fue OfáOmí o Adolfo Fresneda, familiar de Paula Fresneda.Adolfo tenía santo e Ifá, y se cuenta que "tocó dospuertas", "salió de un cuarto y entró en el otro". Dicenque era de la misma tierra de Addé Shiná, pero hay quedudarlo, porque tenía distinto estilo religioso.Obbá Díméyi fue el padrino del difunto NicolásAngarica; era criollo, matancero y oríaté; se establecióen Regla y propagó mucho su estilo religioso. Fuepariente de Ciriaco Sama, y todos los entendidos lereconocieron sabiduría sobresaliente y poca austeridaden la admisión de hijos.

Activity (50)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jose Luis Vera liked this
Gabi Villalba liked this
aurora170952 liked this
deniseom liked this
Michael Barrios liked this
felipeaugusto86 liked this
Yoaini Linares liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->