Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Varios - Antologia Erotica

Varios - Antologia Erotica

Ratings: (0)|Views: 122|Likes:
Published by zen

More info:

Published by: zen on Oct 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/03/2014

pdf

text

original

 
ANTOLOGÍA ERÓTICAVarios autores
erotismo, continente y contenido
 
 Para la presente antología se han utilizado, en su mayor parte, textos de Abanico,revista de letras de la Biblioteca Nacional de la República Argentina -www.abanico.edu.ar - de fecha 12/04. El texto introductorio a la antología de la revistaes el siguiente: "Por primera vez Abanico presenta una entrega temática, hemosadjudicado al erotismo ser contenido y continente de este número. Tarea difícil, acasoimposible, determinar los límites de la erótica, tan difícil como marcar los lindes del arte. De lo que no caben dudas es de su íntima relación con la vida. Compone esta presentación un conjunto de textos cuya materia constitutiva es la erótica, o que bien larozan tangencialmente; algunos la investigan, otros la usan como excusa. Algunostrabajos sugieren e implican, otros trabajan la explicitud; algunos se apoyan en looculto, otros en lo evidente. Son diferentes miradas, a veces contradictorias. Las hayíntimas, personales, culturales, vindicativas, alegóricas y humorísticas. Como ha dicho Daniel Muxica en el prólogo de La erótica argentina (Antología poética 1600/1990) — Manantial, Bs. As. 2001—: “No podemos hablar de erotismo sin implicar palabrascomo amor, sexo, deseo, voluptuosidad, himeneo, seducción, génesis, sensualidad,castidad, lujuria, pornografía, virginidad, perversión, pasión, obscenidad; por nombrar algunas de las más cercanas y de más rápida aunque no tan fácil asociación.” Podríamos agregar a esta enumeración palabras como dolor, sociedad, muerte,cultura, prohibición, política... y acaso el lector la completará con otros muchosvocablos que remiten a las infinitas facetas de lo erótico" 
Oliverio Girondo
Oliverio Girondo nació el 17 de agosto de 1891. Realizó sus estudios en el EpsonCollege de Londres y en el Liceo Luis Le Grand de París. Se recibió de abogado,aunque nunca ejerció la profesión. En 1911 inicia su actividad literaria fundando elperiódico Comoedia; tras una breve experiencia teatral escribe La Madrastra y Lacomedia de todos los días. En 1922 aparece en Francia Veinte poemas para serleídos en el tranvía; luego publica en Madrid, Calcomanías (1925). Construye enesa época una fuerte vinculación con los jóvenes que sustentan el proyectovanguardista de la literatura argentina, siendo el autor de la redacción delManifiesto de la revista Martín Fierro. Lleva una intensa vida literaria entre BuenosAires y diversas capitales de Europa y se vincula con Salvador Dalí, Federico GarcíaLorca, Rafael Alberti, Gómez de la Serna y Julles Supervielle. Las manifestacionesdel surrealismo lo tienen como activo protagonista en París. También decideemprender un viaje desde Chile hasta México a fin de establecer contactos connuevos escritores, representando a las revistas Proa, Valoraciones y Martín Fierro.Se radica definitivamente en Buenos Aires en 1931 publicando al año siguienteEspantapájaros (al alcance de todos) con una desopilante campaña publicitaria queincluye una carroza fúnebre y un gigantesco muñeco de papel maché por laAvenida 9 de julio, logrando agotar en pocos días los 5000 ejemplares de laedición. Casado con Nora Lange en 1943, la pareja hace de su casa un lugar dereuniones literarias, frecuentada por escritores jóvenes (Enrique Molina, AlbertoVanasco, Edgar Bayley, etc.) quienes lo consideran un maestro.Su decisiva ruptura con el modernismo y sus seguidores, más la vigorosa
 
renovación de la sacralizada zona poética de las primeras décadas del siglo, a lasque contribuyó de manera notable y extensa, ubican a Oliverio Girondo como unmojón soberano de la vanguardia poética en Hispanoamérica. Muere en BuenosAires el 24 de enero de 1967.Entre sus obras figuran: Persuasión de los días (1942), Campo nuestro (1946), LaMásmedula (1954), Yo tan yo, Destino, Topatumba, Cansancio, Mi mito, Ella y otrospoemas.ExvotoA las chicas de floresLas chicas de Flores tienen los ojos dulces, como las almendras azucaradas de laConfitería del Molino, y usan moños de seda que les liban las nalgas en un aleteode mariposas.Las chicas de Flores se pasean tomadas de los brazos, para trasmitirse susestremecimientos, y si alguien las mira en las pupilas, aprietan las piernas, demiedo de que el sexo se les caiga en la vereda.Al atardecer, todas ellas cuelgan sus pechos sin madurar del ramaje de hierro delos balcones, para que sus vestidos se empurpuren al sentirlas desnudas, y denoche, a remolque de sus mamás —empavesadas como fragatas— van a pasearsepor la plaza, para que los hombres les ayaculen palabras al oído, y sus pezonesfosforescentes se enciendan y se apaguen como luciérnagas.Las chicas de Flores viven en la angustia de que las nalgas se les pudran, comomanzanas que se han dejado pasar, y el deseo de los hombres las sofoca tanto,que a veces quisieran desembarazarse de él como de un corsé, ya que no tienen elcoraje de cortarse el cuerpo a pedacitos y arrojárselo a todos los que pasan por lavereda.12Se miran, se presienten, se desean,se acarician, se besan, se desnudan,se respiran, se acuestan, se olfatean,se penetran, se chupan, se demudan,se adormecen, despiertan, se iluminan,se codician, se palpan, se fascinan,se mastican, se gustan, se babean,se confunden, se acoplan, se disgregan,se aletargan, fallecen, se reintegran,se distienden, se enarcan, se menean,se retuercen, se tiran, se caldean,se estrangulan, se aprietan, se estremecen,se tantean, se juntan, desfallecen,se repelen, se enervan, se apetecen,se acometen, se enlazan, se entrechocan,se agazapan, se apresan, se dislocan,se perforan, se incrustan, se acribillan,se remachan, se injertan, se atornillan,se desmayan, reviven, resplandecen,se contemplan, se inflaman, se enloquecen,se derriten, se sueldan, se calcinan,se desgarran, se muerden, se asesinan,
 
resucitan, se buscan, se refriegan,se rehuyen, se evaden y se entregan.22Las mujeres vampiro son menos peligrosas que las mujeres con sexo prehensil.Desde hace siglos, se conocen diversos medios para protegernos contra lasprimeras.Se sabe, por ejemplo, que una fricción de trementina después del baño, logra en lamayoría de los casos inmunizarnos; pues lo único que les gusta a las mujeresvampiro es el sabor marítimo de nuestra sangre, esa reminiscencia que perdura ennosotros, de la época en que fuimos tiburón o cangrejo.La imposibilidad en que se encuentren de hundirnos su lanceta en silencio,disminuye, por otra parte, los riesgos de un ataque imprevisto. Basta con que aloírlas nos hagamos los muertos para que después de olfatearnos y comprobarnuestra inmovilidad, revoloteen un instante y nos dejan tranquilos.Contra las mujeres de sexo prehensil, en cambio, casi todas las formas defensivasresultan ineficaces. Sin duda, los calzoncillos erizables y algunos otros preventivos,pueden ofrecer sus ventajas; pero la violencia de honda con que nos arrojan susexo, rara vez nos da tiempo a utilizarlos, ya que antes de advertir su presencia,nos desbarrancan en una montaña rusa de espasmos interminables, y no tenemosmás remedio que resignarnos a una inmovilidad de meses, si pretendemosrecuperar los kilos que hemos perdido en un instante.Entre las creaciones que inventa el sexualismo, las mencionadas, sin embargo, sonlas menos temibles. Mucho más peligrosas, sin discusión alguna, resultan lasmujeres eléctricas, y esto, por un simple motivo: las mujeres eléctricas operan adistancia.Insensiblemente, a través del tiempo y del espacio, nos van cargando como unacumulador, hasta que de pronto entramos en un contacto tan íntimo con ellas, quenos hospedan sus mismas ondulaciones y sus mismos parásitos.Es inútil que nos aislemos como un anacoreta o como un piano. Los pantalones deamianto y los pararrayos testiculares son iguales a cero. Nuestra carne adquiere,poco a poco, propiedades de imán. Las tachuelas, los alfileres, los culos de botellaque perforan nuestra epidermis, nos emparentan con esos fetiches africanosacribillados de hierros enmohecidos. Progresivamente las descargas que ponen aprueba nuestros nervios de alta tensión, nos galvanizan desde el occipucio hasta lasuñas de los pies. En todo instante se nos escapan de los poros centenares dechispas que nos obligan a vivir en pelotas. hasta que el día menos pensado, lamujer que nos electriza intensifica tanto sus descargas sexuales, que termina porelectrocutarnos en un espasmo lleno de interrupciones y de cortocircuitos.
Octavio Paz
Octavio Paz nació en México el 31 de marzo de 1914 y falleció el 19 de abril de1998. En la revista Barandal publica sus primeros poemas. Su primer libro, Lunasilvestre, lo edita en 1933. Es fundador junto con otros poetas de la revista Taller.En 1941-1942 se publican Entre la piedra y la flor y A la orilla del mundo. En 1938,en París, hace amistad con André Bretón e intensifica su relación con BenjamínPéret, así como con una multitud de escritores franceses y de otras nacionalidades.En esa época publica Libertad bajo palabra. Le siguen El laberinto de la soledad(1950), Semillas para un himno, la obra de teatro La hija de Rappaccini, ambas de1954, El arco y la lira (1956), Las peras del olmo (1957), La estación violenta, que

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->