Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los trabajos domésticos y su campo de acción como constructores directos del entorno_español

Los trabajos domésticos y su campo de acción como constructores directos del entorno_español

Ratings: (0)|Views: 416|Likes:
Published by estersensehac_11
Esta investigación, desarrollada para el Proyecto Fin de Carrera de Arquitectura en la Universidad de Alicante, pretende comprobar la repercusión de las acciones cotidianas en la construcción directa del entorno. Cómo el individuo contemporáneo puede reconstruir no sólo su identidad sino también el medio físico en el que las realiza al “performarse” en su vida diaria utilizando las nuevas tecnologías “distribuidas”. En el contexto tecnológico, “inaugurado” por Internet, de hacktivismo, DIY y DIWO, reciclaje social, crowdsourcing,.. aparece la posibilidad de una sociedad empoderada mediante herramientas de fácil acceso. Aquí la práctica artística tiene un papel esencial de “vanguardia experimental” en la instrumentalización de las nuevas prácticas cotidianas, frente a la arquitectura y el urbanismo que, a pesar de haber sido tradicionalmente los encargados de la definición del entorno, cargan ahora con el “lastre” de la mercantilización de lo urbano. Con estos objetivos y contexto la investigación toma como estrategia principal el trabajo doméstico y su “espacio de acción”, con ello abre la caja negra de la vivienda estándar y los binomios privado- público, masculino-femenino, trabajo-ocio, individuo-colectivo, que se escondían bajo las faldas del ama de casa.
Esta investigación, desarrollada para el Proyecto Fin de Carrera de Arquitectura en la Universidad de Alicante, pretende comprobar la repercusión de las acciones cotidianas en la construcción directa del entorno. Cómo el individuo contemporáneo puede reconstruir no sólo su identidad sino también el medio físico en el que las realiza al “performarse” en su vida diaria utilizando las nuevas tecnologías “distribuidas”. En el contexto tecnológico, “inaugurado” por Internet, de hacktivismo, DIY y DIWO, reciclaje social, crowdsourcing,.. aparece la posibilidad de una sociedad empoderada mediante herramientas de fácil acceso. Aquí la práctica artística tiene un papel esencial de “vanguardia experimental” en la instrumentalización de las nuevas prácticas cotidianas, frente a la arquitectura y el urbanismo que, a pesar de haber sido tradicionalmente los encargados de la definición del entorno, cargan ahora con el “lastre” de la mercantilización de lo urbano. Con estos objetivos y contexto la investigación toma como estrategia principal el trabajo doméstico y su “espacio de acción”, con ello abre la caja negra de la vivienda estándar y los binomios privado- público, masculino-femenino, trabajo-ocio, individuo-colectivo, que se escondían bajo las faldas del ama de casa.

More info:

Published by: estersensehac_11 on Oct 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/16/2011

pdf

text

original

 
 
Page 1 / 19
 
Los trabajos domésticos y su campo de accióncomo constructores directos de su entorno.
Ester Gisbert Alemany Investigadora Independienteester@arrsa.org commonhworks.wordpres.com 
Abstract:
Esta investigación, desarrolladapara el Proyecto Fin de Carrera deArquitectura en la Universidad de Alicante,pretende comprobar la repercusión de lasacciones cotidianas en la construccióndirecta del entorno. Cómo el individuocontemporáneo puede reconstruir no sólosu identidad sino también el medio físico enel que las realiza al “performarse” en suvida diaria utilizando las nuevastecnologías “distribuidas”. En el contextotecnológico, “inaugurado” por Internet, dehacktivismo, DIY y DIWO, reciclaje social,crowdsourcing,.. aparece la posibilidad deuna sociedad empoderada medianteherramientas de fácil acceso. Aquí lapráctica artística tiene un papel esencial de“vanguardia experimental” en lainstrumentalización de las nuevas prácticascotidianas, frente a la arquitectura y elurbanismo que, a pesar de haber sidotradicionalmente los encargados de ladefinición del entorno, cargan ahora con el“lastre” de la mercantilización de lo urbano.Con estos objetivos y contexto lainvestigación toma como estrategiaprincipal el trabajo doméstico y su “espaciode acción”, con ello abre la caja negra de lavivienda estándar y los binomios privado-público, masculino-femenino, trabajo-ocio,individuo-colectivo, que se escondían bajolas faldas del ama de casa. Comoreferencia y metodología de trabajo sehecho un rastreo de los “agentesmaterializadores” del estereotipo de amade casa, principal agente del trabajodoméstico, a través de trabajos sobre eldiseño formal de objetos cotidianos en lahistoria que se centran en la formalizacióndel entorno de la vivienda estándar declase media, cruzando en el acto domésticovarias disciplinas: historia, economía, arte,sociología e industria. Esto ha permitidotener un marco conceptual de referencia delos diferentes paradigmas de trabajodoméstico que se han sucedido en lahistoria, y un marco instrumental en el quese ve cómo los objetos y la tecnologíautilizados han modificado la forma de hacerlos trabajos y el rol de la mujer y la casa.Además ha permitido descubrir algunasinstituciones y agentes materializadoressorprendentes como la cocina-laboratoriode Frederick, el “club privado” de la chica-nómada, el anuncio de los 50, y el“patchwork” de Child entre otros. Es aquídonde comienza la investigaciónprospectiva a través de la aplicación de losmétodos y herramientas de diversasexperiencias artísticas al campo del trabajodoméstico y el dibujo de un entornoinmediato posible sin vivienda ni ama decasa, sino con individuos que se performanen la realización de los trabajos de cuidadosobre su “cuerpo-hogar”. Usandoherramientas de interactividad, des- o re-localización, DIY-kits, reciclaje creativo,rastreo social, pequeña electrónica,..;replanteando conceptos de higiene,privacidad, cuerpo, profesionalidad,..; yrecuperando agentes o institucionesolvidados se propone una metodología deproyecto de lo cotidiano multidisciplinar queabre el “campo de acción” del individuo ensus acciones cotidianas.
Keywords:
Cotidiano, Performar, Rol,Habilidad, Herramienta, Distribuida,Empoderar, Materialización,
 
 
Page 2 / 19
 
Introduction
 
Cuando leí hace ya años el texto de Walter Benjamin de 1934, El autor como productor,no entendí casi nada. Pero me quedó una imagen grabada: la función del escritor era conseguirque todo lector se convirtiera en escritor... Para alguien interesado en la participación delusuario en la arquitectura, ese título y esa imagen son muy sugerentes y creo que han estadodetrás de todos los trabajos que he hecho en la escuela. En los primeros años tenían que vercon estrategias inmateriales: relacionales, de rutinas y de gestión; o materiales “blandas”,ligeras y efímeras. Poco a poco, y sobretodo en trabajos en zonas urbanas, esto se haconfrontado con, digamos, la realidad del “trabajo del arquitecto”: construir edificios y ciudades.Entonces mis trabajos se dedicaban a los estudios de tipologías flexibles y a valorar elementoslocales que pasaban desapercibidos. En estos casos, era inquietante tener esa imagen dellector-escritor porque sólo se la podía satisfacer con imaginaciones que no interesaban a losevaluadores-arquitectos.Al plantearme cuál sería el tema de mi Proyecto de Fin de Carrera (PFC) pensé eninstrumentalizar aquella imagen. Es decir, pensar cómo el usuario de la arquitectura, en calidadde experto de su vida, puede convertirse en reconstructor de su entorno. Releyendo el texto deBenjamin, entiendo que para esto ha de plantearse cuál es el lugar ocupa el autor dentro delproceso de producción, qué innovaciones técnicas propone para la transformación de eseproceso y cómo las pone a disposición de otros productores. En nuestro tiempo y, sobretodo,en el contexto tecnológico “inaugurado” por Internet existen muchas prácticas que usanherramientas innovadoras que modifican los modos de producción cultural, que están bastantedistribuidas y que, además, replantean el lugar del autor. No sólo tecnológicas sino tambiénherramientas procesuales. Existen experiencias que, utilizando esas nuevas tecnologíascuestionan la ciudad y el paisaje. No suelen ocupar un lugar dentro del modo de producirlos,pero consiguen llegar a las últimas consecuencias de la utilización de las técnicas, que muchasveces distribuyen, y producir objetos reales. Otras prácticas, utilizando redes sociales o con laética okupa, consiguen involucrar al usuario en la valoración de la ciudad o en su construcción.Muchas veces no adquieren suficiente poder institucional y esto puede desilusionar alciudadano que hace un trabajo extra para participar, pero tienen gran influencia mediática yejemplarizante, además de crear organizaciones no localizadas y, por tanto flexibles, ygestionarlas eficazmente. Algunas de estas experiencias sirven como ejemplo en el trabajo yse confrontan con las prácticas convencionales de definición del entorno: la arquitectura y elurbanismo, que con sus leyes, normativas, proyectos, visados, edificios.. participan de un modode producción mercantilizado y alejado del usuario final.El objetivo es proponer un entorno metodológico para los habitantes-arquitectos,recuperando aquello de lector-escritor, que le permita interactuar con los productores de ciudadconvencionales. He tomado como objeto de diseño el Trabajo Doméstico (TD) y su espacio deacción por varias razones: cada persona es experta en su propio trabajo doméstico, lo hagaella misma o no, y lo realiza necesariamente de forma cotidiana, así que no es un trabajo extra;cada persona tiene un derecho reconocido a tener un espacio donde realizar ese trabajo, quese refleja en el derecho a la vivienda, pero que va más allá porque ésta canaliza el derecho atodos los suministros que necesitamos para realizar los trabajos y materializa el derecho a laprivacidad individual, que algunos trabajos necesitan. El urbanismo y la arquitectura modernastomaron como objeto de diseño mínimo la vivienda. Imaginaron un usuario tipo, la familia declase media y crearon un producto adecuado a ella. Creo que en la sociedad actual tienesentido pensar la ciudad con las herramientas que permiten hacer el TD, sean tecnológicas osociales, y no con la vivienda estándar. Así tenemos usuarios diversos y activos que, a travésde la realización de sus acciones cotidianas, y según les permitan la herramientas que utilicen,construyen su entorno.
 
 
Page 3 / 19
 
¿Qué trabajo doméstico?
Para empezar, debería aclarar a qué TD me refiero porque es una materia vaga ydesconocida, a pesar de su cotidianeidad. La literatura del tema, desde los manuales paramujeres a los estudios económicos feministas, suele hacer un salto mortal: del cuerpo femeninoal sistema político y económico. Porque se entiende que el ama de casa gestiona una unidadfamiliar dentro de una vivienda y con ella contribuye a la reproducción de la sociedad. Estohace que, desde la definición de patchwork de Lidia Child
1
, unas tareas se superpongan a otrasespacial y temporalmente: mientras en la cocina se hornea, se limpia el baño y se cuida de losniños. Resulta un conjunto heterogéneo y subjetivo de tareas cuyo denominador común es surealización dentro del hogar por el ama de casa. Esto hace difícil definir el trabajo doméstico yorganizarlo. Los manuales, desde Catherine Beecher, han preferido la organización espacial,dividiendo las tareas por salas y haciendo hincapié en la buena organización de la casa. Losestudios feministas, en cambio, prefieren la temporal porque tratan de la infravaloración social yeconómica del trabajo o de la situación precaria de los trabajadores domésticos, centrándoseen la cuantificación horaria y económica del trabajo. Esto lleva a situaciones paradójicas comoel “Criterio de la 3ª persona”: “se considera trabajo doméstico aquella actividad que pueda serrealizada por una persona distinta de la que se beneficiará de su servicio”, que hace quetrabajos como la higiene del cuerpo, que en algunos momentos históricos se ha realizado eninstituciones sociales, permanezcan invisibles.
2
Algunas urbanistas replantean el urbanismo ola ciudad desde criterios de seguridad o conciliación laboral, pero manteniendo como unidadmínima de diseño la vivienda familiar.En esta investigación he preferido pensar el TD desde las herramientas y espacios quepermiten realizarlo, para así poder comparar unas formas de realización con otras y ver cómoconstruyen diferentes entornos. Entiendo el TD como el conjunto de trabajos que cada personarealiza sobre su cuerpo que he llamado “ownbodywork”, pero que sigue siendo una amalgamade tareas difícil de organizar. Para este propósito ha sido interesante el libro Hágalo ustedmismo
3
que, en el desarrollo de un programa docente para el aprendizaje del TD en la escuela,realizó un rastreo experimental en hogares y propuso una división según la escala espacial ytemporal de las tareas diferenciando, por ejemplo, el aseo personal diario de la limpiezageneral anual. A diferencia de otros estudios, incluye trabajos inmateriales como el controldietético o el aprovechamiento del ocio sin la valoración moral de los manuales para amas decasa. He tomado como base esta lista añadiendo algunos otros.
1. McHugh, Kathleen Anne.
American Domesticity. From How to Manual to Hollywood Melodrama.
New York, OxfordUniversity Press,
 
1999, 30.2. Carrasco, Cristina. “El olvido histórico del trabajo de las mujeres”,
Feminismos,
http://www.nodo50.org/feminismos/spip.php?article157 3. Fernández Enguita, Mariano.
Hágalo usted mismo : la cualificación del trabajo doméstico, la crisis de su aprendizaje y la responsabilidad de la escuela 
. Madrid : Ministerio de Educación y Ciencia, Centro de Publicaciones, 1991.
 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->