Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Introduccion

Introduccion

Ratings: (0)|Views: 16|Likes:

More info:

Published by: Jesús Fabriccio Cascopoulos on Oct 31, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2013

pdf

text

original

 
INTRODUCCIÓN
CONTAR, PENSAR Y CREAR:UN VIAJE POR EL ARTE
 
Didáctica del Arte y del Patrimonio
18
¿Por qué situarnos junto a los niños ante una obra de arte para 
hablar sobre ella
aunque no seamos críticos de arte? ¿Qué puede aportarnos a ellos y a nosotros, las personas adultas, una situación de este tipo? ¿Podríamos 
, juntos, aprender a mirar, a interpretar, a dialogar? Esta es la pregunta que noshemos hecho repetidamente cuando hemos acompañado a los niños en su viaje por el arte a través delprograma DAP. Este libro quiere ser algo semejante a un diario viajero que oriente a futuros explorado-res sobre dónde puede estar lo más interesante que pueden visitar, siempre siendo conscientes de quecada trayecto es irrepetible y de que no sabemos muy bien qué vamos a encontrar, de ahí la emociónen el momento de la partida. Expondremos primero algunas impresiones, vivencias y reflexiones difíci-les de borrar, aquello que viene en primer lugar a la memoria cuando repasamos las fotografías o nosencontramos con alguien que hizo el recorrido con nosotros y comenzamos a recordarlo juntos. Estasprimeras impresiones son variadas, se entremezclan en ellas diversos elementos. Iremos mostrando losrecuerdos de esta historia tal como fueron surgiendo en espacios y, sobre todo, tiempos muy concretos.Son el punto de partida desde el que, quizás, será más fácil entender por qué se fueron realizando de-terminadas paradas a lo largo del camino. Introduciremos esos hitos en forma de preguntas.
¿Acaso es posible realizar un viaje por el arte equipados únicamente con la mirada, el diálogo y el pen- samiento, sin apoyarnos en el bastón de las manos y sin las que los artistas no hubieran podido producir sus obras? 
Creemos que sí, y los diálogos que se sucedieron en las clases y que iremos explorando enlas páginas de este libro son una muestra de ello. Nos entregaron una mochila con unos elementos queeran valiosos, los acabamos de citar, pero nos faltaba la acción, la actividad física que tanto gusta a losniños y muy a menudo está presente en la escuela. Quizás porque hemos realizado otros viajes acom-pañados por muchas de las ideas de Piaget, hace ya bastante años, y porque nos habíamos convertidoen compañeros de viaje de niños que aprenden a ser escritores publicando sus propios textos, tambiénporque no habíamos sido guías en viajes semejantes nos resultaba extraño que fuera posible aprendersin la presencia de actividades, acciones de transformación del mundo físico, por ejemplo manipular,pintar, hacer fotografías, expresar las propias ideas a través del arte.
Esta es quizás la característica más llamativa del programa, lo esencial es la mirada, la palabra y el pensamiento 
. Queremos mostrar através de nuestro diario del viajero cómo estos elementos de la mochila se fueron desarrollando.
¿Cuál era la meta de nuestro viaje y cuáles las paradas que íbamos a realizar? 
Pronto nos dimoscuenta de que
la meta del viaje era aprender a mirar, a dialogar y a pensar 
. Ya lo hemos señalado.Para lograr esa meta iríamos realizando diversas paradas que, como a don Quijote, nos ayudaban avivir nuevas aventuras ante los molinos de viento, en las posadas, o buscando a Dulcinea a través delos campos amarillos de Castilla. Nuestros espacios eran algo distintos, no estábamos en las llanu-ras, sino en el aula y los museos, era allí donde viviríamos nuestras aventuras. De nuevo comenzabana surgir preguntas, por ejemplo, ¿tienen las obras de arte el mismo significado para los niños cuandose contemplan en uno u otro de esos lugares? ¿Se aprende a mirar de la misma manera en un lugar
Aprendiendo a mirar, pensar y dialogar a través del arte
 
Contar, persar y crear: un viaje por el arte
19
que en otro? También en nuestros trabajos anteriores hemos buscado que los niños fueran capacesde establecer relaciones entre distintos escenarios de aprendizaje.Otro aspecto que nos ha impactado profundamente ha sido el modo en que las distintas paradas, enel aula o en el museo, iban haciendo surgir nuevos caminos y rincones para contemplar e interpre-tar.
¿Qué sentido tendría un viaje en el que cada una de las paradas fuera independiente de lo que hemos visto antes? ¿Hasta qué punto nuestras miradas se condicionan entre sí? 
En cada situacióniban surgiendo interpretaciones que acercaban los descubrimientos realizados durante el viaje a lavida cotidiana de los niños. Seguramente algunos ejemplos ayudarán a comprenderlo. Así, la pri-mera parada del viaje, dentro del aula, permite contemplar a diversos personajes que nos sitúan enespacios y tiempos lejanos; poco a poco y continuando el trayecto, se descubren la importancia deesos entornos, las culturas en las que están inmersos o incluso las grandes preguntas que todas laspersonas nos hemos planteado en algún momento de nuestra vida. Para que surjan en nuestro viajehan sido necesarias varias paradas y estamos ya finalizando el trayecto.Es evidente que, un viaje a tierras tan lejanas, los niños no pueden realizarlo solos, necesitan el apoyode
las personas adultas 
que se convierten en su guía. Estas figuras se revelan como alguien funda-mental. Por una parte, la compañía de la profesora habitual de clase que, a su vez, ha sido formadapara acompañarles. Ella además viaja acompañada por la educadora o el educador, alguien conquien podrá comentar y revisar cada hito del camino. No cabe duda de que cuando las miradas seacercan encontramos nuevas perspectivas, otros puntos donde fijar nuestra atención. Lo interesantees que también las personas adultas, que se convierten en una guía y en un modelo de pensamiento,aprenden también a mirar a lo largo del recorrido.
¿Y cuál es, finalmente, la meta, el punto de llegada de nuestro viaje antes de comenzar uno nuevo? 
.Seguramente caben muchas interpretaciones. No cabe duda que haber aprendido a mirar, a pensar ya dialogar abre a los niños nuevas posibilidades para su viaje, éstas son las habilidades que necesitaalguien que quiere ser ciudadano en el siglo veintiuno, a eso nos ayuda el programa DAP. Se esperaque la escuela contribuya a la educación de los más jóvenes para que lleguen a ser miembros depleno derecho en su comunidad. Trataremos de mostrar en estas páginas cómo el programa DAP
puede contribuir a formar personas creativas, que se acercan a la realidad siendo capaces de gene- rar nuevas maneras de interpretarla.
Se comprenderá ahora mejor que las páginas que se incluyen a continuación acerquen a otros viajerosa las obras de arte siguiendo la metodología DAP. Este libro, que nos gustaría considerar la guía para unnuevo viaje, quizás por el mismo recorrido, pero siempre distinto, sintetiza muchas de las reflexionesque han ido surgiendo a través de un curso escolar durante el que, como ya hemos indicado, las niñasy niños, junto a sus maestras, han aprendido a pensar y a dialogar mirando y descubriendo diferentesobras de arte. Las han visto en sus clases y en los museos como parte de su participación en el pro-

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->