Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
48Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Casos Psiquiatria 1-6

Casos Psiquiatria 1-6

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 5,253 |Likes:
Published by api-3705495
Casos que me ha pasado María Carrillo, Son sólo los enunciados de los seis primeros
Casos que me ha pasado María Carrillo, Son sólo los enunciados de los seis primeros

More info:

Published by: api-3705495 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

 
CASO CLÍNICO N° 1La Sra. Morales es un ama de casa española de 70 años con dos hijos mayores.Caso: La Sra. Morales siempre había sido una persona organizada, así que cuandocomenzó a perder incluso las cosas más corrientemente utilizadas, su marido se empezóa preocupar. La llevó al dico de cabecera, que la envió al depm1amento de psiquiatría del hospital para hacerle un chequeo. SegÚn su marido.Los problemas de memoria comenzaron aparentemente, hace 2 años, cuando se quejabade no recordar nombres. Su marido notó que algunas veces no podía recordar cosas quehabían pasado el día anterior. Se volvió cada vez más olvidadiza, tenía problemas alhacer las cuentas con el dinero cuando iba a comprar y, a menudo, volvía a casa sin lascosas que necesitaba. La Sra. Morales estaba orgullosa de cómo cocinaba, pero ahoraechaba a perder la comida. Cuando preparada la comida, ponía demasiada salo nada enabsoluto. Olvidaba apagar el homo o dejaba el grifo abierto. En los 12 meses anterioresa la visita, era incapaz de llevar la casa sin la ayuda de su marido. Consultó en variasocasiones al médico de cabecera, el cual se prescribió un medicamento neurotrófico,aparentemente sin resultados positivos.Antecedentes. Sra. Morales vivía con su marido, maestro jubilado a los 72 años. Ellatambién era profesora, pero dejó su trabajo cuando nació su primer hijo y nunca volvióa ejercer. Su marido la describe como una persona de trato fácil, sociable y una persona jovial. En su matrimonio o con sus hijos no tenía problemas importantes. Sin embargo,en los Últimos meses, se había vuelto apática, reservada, irritable y bastante recelosa.El padre de la Sra. Morales había mue110 en un hospital psiquiátrico, donde había sidointernado a los 75 años por una "arterosclerosis".Hallazgos en la exploración. En la exploración, la Sra. Morales se mostró pococentrada. Estaba alerta pero obviamente ansiosa y recelosa. Sufría desorientacióntemporal y espacial. Podía recordar el nombre de sus hijos, pero no sus edades o susfechas de nacimiento. Tampoco recordaba su propia edad. No sabía el nombre del presidente de España. Articulaba bien las palabras, pero su forma de hablar era lenta,errática y llena de circunloquios. Tenía dificultad a la hora de encontrar las palabrasadecuadas para expresarse. No era capaz de recordar tres objetos después de unintervalo de 5 minutos. No podía copiar un cubo y fallaba totalmente al intentar copiar las figuras de la prueba de Rey. Su capacidad para realizar cálculos sencillos era escasay no podía contar hacia atrás. Entendía las frases de manera literal y no podía detectar errores lógicos en la "historia del tren" (en la que se le contaba a la paciente que lamayoría de los accidentes ferroviarios estaban causados por el último vagón, por lo quese había decidido no poner este último vagón). No le causaba ninguna extrañeza estecuento.Los exámenes somáticos y neurológicos no mostraron ninguna anormalidad. La tensiónsanguínea era la normal para su edad. Todos los análisis clínicos eran normales, pero elestudio por tomografía computerizada mostró una marcada atrofia c0l1ical.
 
CASO CLÍNICO N° 2La Sra. Gracia es una mujer española de 75 años. Está viuda y vive sola. Fue ingresadaen el servicio de traumatología de un hospital cuando se rompió una pierna.Caso. La Sra. Gracia se encontraba confusa e intranquila por las noches en el hospital,molestando a otros paciente. Se le realizó un examen psiquiátrico por su conciencia borrosa y su comp0l1amiento hiperactivo. Dos semanas antes se había caído en el bañofracturándose el fémur. Fue ingresada y se le realizó una operación osteosintética paracorregir la fractura.Después de la operación continuaba su estado de confusión. Su conciencia comenzó anublarse, mostrando poca atención y reducida comprensión. No podría recordar lo quele pasaba o por qué estaba en el hospital. Durante el día se mostraba apacible, sinhiperactividad. Poa leer o ver la televisión y no recordaba qun la visitaba.Rechazaba a las enfermeras cuando trababan de lavarla o cuidar de ella. Comenzó atener conversaciones con personas imaginarias y se volvió severa hasta el límite. Erairritable y estallaba en cólera. Tiraba la comida al suelo y rechazaba cualquier medicación. Se calmaba entre los accesos de cólera y conseguía dormir durante cerca demedia hora, pero por la noche no podía dormir, la hiperactividad aumentaba. Mientraslos otros pacientes dormían por la noche. La Sra. Gracia se preguntaba cuando vendríana despel1arla. Iba a las habitaciones de otros pacientes y trataba de meterse en suscamas. Algunas veces intentaba salir del hospital en camisón pero era detenida y llevadaa su habitación. Antes de la operación su comportamiento era normal y sus hijas nonotaron que su memoria o su concentración estuvieran deterioradas.Antecedentes. La Sra. Gracia vivía sola desde la muerte de su marido hacía 20 años. Élera contable en una agencia de publicidad. Tenía dos hijas mayores que vivían en elmismo barrio. Vivía en un piso alquilado y hasta el episodio de su enfermedad era capazde cuidarse sola y sin ayuda.Siempre había sido una persona tranquila y algo introvertida, pero no había nada inusualen ella. Aparte de una leve diabetes no insulino-dependiente, durante los 5 añosanteriores no había tenido ningún problema somático. Antes del incidente nunca habíaingresado en ningún hospital. No recibía ninguna medicación y no bebía alcohol.Hallazgos en la exploración: Durante el examen, parecía confundida y distraída.Estaba totalmente desorientada y no colaboraba. Se sentaba murmurando cosas para símisma y casi no notaba la presencia del examinador. No se mostraba deprimida oansiosa. No era capaz de controlar cuando se intentaron realizar pruebas para valorar lascapacidades cognoscitivas.Los exámenes físicos, incluido el neurológico, no detectaron anormalidades, a pesar deestar incompletas las pruebas por la poca colaboración de la paciente.En el primer día después de la operación, los análisis mostraron desviaciones leves delos electrolitos del suero, pero cuando se realizaron los estudios psiquiátricos, losvalores se habían normalizado. Las sellas sanguíneas y los parámetros hepáticos erannormales. El electrocardiograma mostró el modelo característico de un pequeño infartoanterior y la presión arterial estaba en el límite bajo de lo normal.
 
CASO CLÍNICO N° 3Mario es español y tiene 26 años. Está soltero y vive con sus padres.Caso. Mario fue llevado al servicio psiquiátrico del ambulatorio por sus padres, ya quemostraba un gran rechazo social y una gran dejadez. Cuando tenía 17 años comenzó aconsumir drogas como cánnabis, heroína, anfetaminas y LSD. Su adicción duró 2 ó 3años. A los 18 años se hizo muy introvertido, perdió todo interés por la sociedad y dejóde trabajar. Rechazaba encontrarse con la gente, empezaba a pasar la mayor parte deltiempo en la cama y no se preocupaba de lavarse. A los 20 años fue llamado paracumplir el servicio militar, pero fue rechazado unas semanas más tarde por razones psiquiátricas. Se mostraba apático, con un comportamiento pasivo y sin sentido deldeber. Fue remitido a una clínica psiquiátrica, pero sólo acudió un par de veces y nosiguió los consejos médicos o lo que se le prescribía. Vivía con sus padres, quienescontinuaron cuidándole. Mario no hacía nada en casa, mostraba poca atención en suhigiene personal y se mostraba irritable, y algunas veces agresivo, cuando su familia selo reprochaba. No mostraba ideas extrañas o ideas delirantes y no se le había vistoescuchando o hablando con voces imaginarias. Durante el mes anterior al ingreso actual,se negó por completo a levantarse de la cama, comía muy poco y, a veces, se hacía susnecesidades encima. Sus padres pensaban que ya no podían cuidarle durante muchotiempo en estas condiciones y le llevaron al médico.Antecedentes. El paciente nació y se crió en Madrid, donde su padre era profesor deuniversidad. Su padre se había jubilado con una pensión de invalidez por una gravediabetes. El paciente era el cuarto de seis hermanos y su hermana pequeña todavía vivíaen casa. Mario dejó el colegio a los 17 años y tuvo pequeños e irregulares empleoscomo camarero y ayudante de electricista, pero tenía serias dificultades para adaptarseal tipo de trabajo y a su horario. Después de un año dejó de trabajar por completo.Continuó viviendo con sus padres, con el bajo nivel de vida que la pensión mínima les permitía.Mario era un solitario desde su infancia. En el colegio era indisciplinado, no leimportaba nada lo que los demás esperaban de él y no cumplía las reglas. A pesar detodo mostraba niveles normales de inteligencia y capacidades. La educación que recibióen su casa era permisiva y superprotectora. Cuando comenzó a consumir drogas semostró interesado en la religión oriental y en el ocultismo. Leía libros sobre estos temas,e incluso asistió a sesiones espiritistas, pero finalmente su interés remitió. El consumode drogas descendió porque no tenía dinero ni posibilidades de conseguirlas. Eradescrito por sus padres como una persona agradable mientras no se le llevara lacontraria, propenso a la irritabilidad y a los ataques de furia como respuesta a loscomentarios o a las críticas. Cuando comenzó su rechazo social, sus padres trataron deque comenzara a trabajar, procuraron encontrarle algunas aficiones y, por último, quecuidara su higiene personal. Finalmente perdieron la esperanza y trataron de cuidarleellos mismos.Uno de los hermanos de su padre había permanecido la mayor parte de su vida en unhospital psiquiátrico por un trastorno psicótico crónico.Mario no tenía enfermedades somáticas y nunca había estado hospitalizado por otros ~. problemas distintos a los psiquiátricos.Hallazgos a la exploración. Mario se presentó desarreglado y sucio al examen médico.Olía mal, su pelo estaba enredado y las uñas de las manos eran largas y estaban sucias.

Activity (48)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Yanni Garcia liked this
mary liked this
Fernando Xavier liked this
rulanty liked this
Efren Pompa added this note
Es muy importante conocer cada diagnosticos de los diferentes casos clinicos
jcabrera66 liked this
Mayra Samaniego liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->