Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
68Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Estudio Biblico Católico de El Libro Del Pueblo de Dios (Biblia)

Estudio Biblico Católico de El Libro Del Pueblo de Dios (Biblia)

Ratings:

4.5

(4)
|Views: 13,120 |Likes:
Published by api-3753578

More info:

Published by: api-3753578 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Estudio Bíblico de El libro del Pueblo de Dios
1. "Yo leo la Biblia, pero no la entiendo"
 
El despertar bíblico
 
Sin ninguna duda, en las últimas décadas se ha producido un gran despertar bíblico entre loscatólicos. La lectura de la Biblia va dejando de ser algo reservado a nuestros hermanos de lasotras Iglesias o grupos cristianos. Prueba de esto es la multiplicación de ediciones católicasde la Biblia en todos los idiomas y más concretamente en castellano. Además se multiplicanlos círculos y encuentros de iniciación y reflexión bíblica.Se trata de un hecho sumamente positivo que tuvo su aval y su mejor estímulo en el 2Concilio Vaticano concluido hace 25 años. ¡Cómo no va a ser positivo que se conozca enforma directa la Palabra que fundamenta y alimenta toda nuestra fe!Esa Palabra que, en buena parte -lo que nosotros llamamos Antiguo Testamento -es leída yvenerada también por los judíos.Sin embargo, el entusiasmo inicial por la lectura de la Biblia se transforma no pocas veces enuna especie de decepción. "Yo leo la Biblia pero no la entiendo": esta es una expresión quesuele estar en labios de personas muy sinceras y llenas de buena voluntad. Comoconsecuencia, a menudo se abandona aquella lectura.
La necesidad de una "iniciación"
Hay que reconocer que la Biblia no es un Libro fácil. No lo fue nunca y tampoco lo es ahora.En mayor o menor grado a todos nos pasa lo que le sucedió a aquel funcionario de la reina deEtiopía que volvía de Jerusalén leyendo al profeta Isaías: ¿Cómo lo Puedo entender, si Nadieme lo explica?".Una traducción inteligible es muy importante y es lo que se ha intentado con la versiónrealizada en nuestro país, titulada "El Libro del Pueblo de Dios". Pero no basta. Necesitamosque nos inicien y nos guíen en la lectura de la Biblia. O sea, que nos hagan entrar en elmundo de la Biblia, que fue escrita -sobre todo el Antiguo Testamento- en épocas yambientes tan distintos de los nuestros.Entonces, ¿será la Biblia sólo para "iniciados"? Sí y no. No, si entendemos por "iniciados" auna minoría selecta con muchos conocimientos intelectuales. Sí, si nos referimos a unainiciación por lo menos elemental, semejante a la que se necesita para manejar un automóvilo desempeñarse en cualquier trabajo.
 
Por la iniciación a la vivencia
 
De todos modos no se trata de oponer una lectura "científica" de la Biblia a otra llamada"espiritual". Por supuesto, lo importante es en último término descubrir el mensaje siempreactual de la Biblia y su aplicación a nuestra vida: "¿Qué nos dice Dios aquí y ahora a travésde esos viejos textos de otros tiempos y lugares?".Precisamente, para lograr esto como es debido, no queriendo hacer decir a la Biblia lo quenosotros queremos que diga, se hace necesaria una suficiente iniciación. De lo contrario, lostextos de la Sagrada Escritura pueden confundirnos y hasta desconcertarnos. Incluso, puedenllevarnos a conclusiones completamente gratuitas y fantasiosas, cuando no contrarias a laverdadera fe. Es lo que sucede con algunas sectas tan extendidas en todas partes.A esta finalidad responde el presente folleto, que podrá servir de base tanto a la lectura personal de la Biblia cuanto a la que se realiza en forma grupal. Desde luego existen otroslibros y escritos elaborados con el mismo fin. De ellos daremos una bibliografía que, sinduda, será de mucha utilidad. Es de esperar que todo esto nos ayude a "leer" los textos bíblicos para "vivir" la Palabra contenida dentro de ellos.
La "Palabra de Vida" por excelencia.
 
El Concilio exhorta vehementemente a todos los fieles cristianos a que adquieran el"inapreciable conocimiento de Cristo Jesús", con la lectura frecuente de las divinas Escrituras2 Concilio Vaticano:Constitución sobre la Revelación divina, 25
Para leer y comentar 
 
Lc. 11. 27-28Hecho. 8. 26-40Heb. 4. 12Sant. 1. 19-25
Para orar 
"Conservo tu Palabra en mi corazón, para no pecar contra ti" Sal. 119. 11.
2. Palabra de Dios y palabra de los hombres
 
Dios habla a sus hijos
 
Dios nos habla de muchas y muy diversas maneras. Lo hace a través de la naturaleza, de losacontecimientos y de nuestra conciencia. Pero su Palabra nos llega especialmente en loslibros bíblicos. Ahí se conserva su Palabra escrita. Es la Palabra del Padre celestial, que "saleal encuentro de sus hijos y entabla conversación con ellos", según una feliz expresión del 2Concilio Vaticano."Toda la Escritura está inspirada por Dios", nos enseña el Apóstol san Pablo. Y así loreconocen numerosos textos de los mismos Libros Sagrados. De ahí el valor excepcional quesiempre se les dio tanto en el Pueblo de Israel cuanto en la Iglesia de Jesucristo. LosApóstoles basaron su predicación en los escritos del Antiguo testamento y el mismo Jesúsconfirmó sus enseñanzas."Palabra de Dios", se nos dice después de proclamarse los textos de la Biblia en lascelebraciones litúrgicas. Y así debemos escucharlos y leerlos nosotros, "como lo que sonrealmente: como Palabra de Dios, que actúa en los que creen", según otra afirmación de sanPablo. Sólo esos textos tienen a Dios por autor principal, y ningún otro escrito, por bueno quesea, puede equipararse con ellos.
La Biblia no "cayó del cielo"
 
Pero si bien la Biblia fue inspirada por Dios de una forma única y exclusiva, eso no significaque haya caído del cielo. A fuerza de repetir que ella contiene la Palabra de Dios, existe elriesgo de olvidar que fue escrita por hombres diferentes y a lo largo de muchos siglos. A lavez que un Libro "divino", la Biblia es un Libro "humano", El Espíritu Santo inspiró a losautores sagrados, pero no para que fueran simples taquígrafos de lo que El les dictaba. Alcontrario, se valió le ellos como de instrumentos vivos y conscientes, respetando la personalidad de cada uno, el idioma que hablaban y su originalidad literaria. Por lo tanto,cada uno de ellos dejó en sus escritos un sello propio y un matiz particular.De hecho, los Libros inspirados fueron compuestos originariamente en diversas lenguas. Asaber, el hebreo, la lengua semita que los israelitas encontraron en la Tierra prometida; elarameo, que llegó a ser la lengua del pueblo; y el griego hablado comúnmente en la época deJesús. En esta lengua se escribió todo el Nuevo Testamento y dos Libros del Antiguo. Lamayor parte del Antiguo, en cambio, fue escrita en hebreo, y sólo unas pocas partes enarameo.
Lo divino condicionado por lo humano
 
Un ejemplo puede aclarar esto. El que ejecuta una obra musical está condicionado por lascaracterísticas del instrumento utilizado. También Dios condicionó su Palabra a los que Eleligió para escribirla. Una adecuada lectura de la Biblia exige que se tenga bien presente estarealidad sin que eso oscurezca el sello divino que está presente en cada una de sus páginas.

Activity (68)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Lucas Simonutti liked this
Mauricio Ayala liked this
Francisco Ibarra added this note
gracias excelente curso, Dios bendiga esta obra, abrazo en Cristo Jesús
RoSa Hilda G. C liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->