Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
15Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Nacimiento y caída de la prensa roja

Nacimiento y caída de la prensa roja

Ratings: (0)|Views: 403|Likes:
Published by Saladeprensa.org

More info:

Published by: Saladeprensa.org on Nov 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/06/2013

pdf

text

original

 
El Magazin on Line
Stanislaus Bhor emprende un viaje tras las huellas de un extraño periodista (JaimeRamírez), y pasa revista al periodismo revolucionario de los años 70s, a las fracturasideológicas de la izquierda, a las sombras proyectadas de Camilo Torres (curasublevado) y de Rojas Pinilla (dictador demócrata), a García Márquez y Orlando FalsBorda enfrentados al interior de una revista, y al fracaso de aquellos que tampocohicieron la revolución. Serie en diez entregas, especial para ElMagazin on line.
Nacimiento y caída de la prensa roja
Por Stanislaus Bhor*
Esta es la historia del año en que tampoco hicimos la revolución. Esta es la historia delperiodismo revolucionario, de la prensa de izquierda. Esta es la historia de un preboste quenadie conoce. Fue editor de un periódico rojo. Se hizo guerrillero y murió combatiendo.Durante cinco años dirigió, redactó y publicitó El Trópico, órgano que nació independientede los partidos políticos, pero a finales de los sesentas, la línea editorial se inclinó por elpartido del ex dictador Gustavo Rojas Pinilla. Cuando el fraude orquestado por elpresidente de turno le quitó a Rojas Pinilla las elecciones y quedó Colombia en las manosde Misael Pastrana Borrero, el director de El Trópico se hizo guerrillero y desapareció parasiempre.Esta es la historia de un periódico rojo de provincias que nadie conoce. A quien le interese, aquí esbozo su historia.
El último día de su vida
Lleva dos horas oculto tras el tronco de una ceiba. De cansancio se le duermen los pies. Nopuede reclinarse y descansar, ni abandonar la posición por una más cómoda: a pocosmetros está el ejército. Una patrulla completa. Acampan. Almuerzan. Llevan dos días sinprobar bocado desde La Gran Bestia que almorzaron entre siete guerrilleros. Un mico parasiete hombres que se mueren de hambre desde hace cuatro días, cuando empezó eloperativo militar en su busca. Está cansado de ver comer a los soldados, latas de carne dediablo y galletas de soda. Es el mayor de la cuadrilla. Lleva ocho días en el monte y no lograamoldarse. Tiene la rodilla hinchada por una vieja lesión. Se mueven por aquella zonaselvática porque los operativos militares los fueron cercando. Al otro lado del río quedaronlos cuerpos de dos guerrilleros rezagados. Al parecer los remataron. Lo peor que les puedepasar a estas alturas es que capturen al comandante, a Tirapavas, y fusilen al resto. Creehaberlo visto todo en ocho días: ha saboreado el hambre, conoce los delirios de uncompañero enfermo de paludismo, los estragos de la manigua, ha visto morir, ha vistomatar, ha oído las bombas que caen del cielo con su silbido letal. Llevaba ocho días sin vera su mujer y ya la extraña. Sabe que ella seguirá al frente del periódico, sacándolo casi en laclandestinidad, redactándolo casi sola, con un amigo, con un fotógrafo. ¿Lo que más pesaes vivir sin escribir? No. Lo que más pesa, en el monte, es la rodilla luxada. Y la perspectivade no volver a ver a sus cuatro hijos. Piensa en Lucero, la mayor. Piensa en su naricitacleopatra. Piensa en su pelo ondulado, en sus ojos negros. La imagina de grande,convertida en reportera, en los staffs de un periódico nacional. Piensa en su hijo con el quecomparte el nombre y la sangre, pero aunque trata, lo encuentra informe: no compareceante su memoria. El rostro del niño es un reflejo en un charco revuelto. Ahora un rugido.¿El de su estómago? Hambre. No puede pensar en nada más. Está en los huesos. Las tripas
 
roen las cavidades. Es tan sonoro el lamento de su estómago que el comandante, desde sutrinchera de juncos a cinco pasos, le hace un gesto con las cejas arqueadas. En la señaladvierte que los soldados, a diez metros, lo pueden oír, y entonces empezará el tiroteo.¿Pero cómo obligar a un estómago vacío a no lamentarse? La orden de Tirapavas es dejarque se vayan. No enfrentarlos. Evadir el cerco. Son siete contra veinticinco. No tienesuficiente munición. No hay salida. Un ruido se oye entre la tropa. Voy a cagar, dice unsoldado. Lo oye nítido, y oye las risas del otro centinela. El soldado se acerca hacia los juncos y las raíces del árbol donde está oculto Tirapavas. Desata el cinto y se acurruca alfrente. Donde está puede ver la postura privilegiada de Tirapavas para disparar sobre elsoldado. El soldado ni siquiera lo advierte. Puja. Los muslos blancos y mórbidos como yucas hervidas. Casi oye la respiración. Su sobrepujo. Tirapavas puede matarlo aquemarropa. Un tiro a bocajarro. Con una calibre 16. Le destrozaría la cabeza como unapapaya. Boom. Pero sería tal vez el último tiro que disparase el comandante. Ahora elhedor. El soldado está suelto. Hay sangre en la hez. Debe tener disentería. El soldado buscauna hoja para la limpiarse. Entorna la vista. Lo ve. A Tirapavas. Es un instante. Definitivo.Un destello. La fiera que ve a la presa. Pero ahora los roles se han invertido. La presacazará a la fiera. Tirapavas apunta. El soldado empalidece. El centinela habla a diezmetros. Pregunta si necesita papel. Si el soldado responde al sarcasmo, no habrá de otra:disparar. Si no responde, no habrá de otra: disparar. El soldado cierra los ojos, inclina lacabeza entre las rodillas y grita: ¡Bandidos! Un grito de horror, que es una alerta. Al mismotiempo, el tiro calibre 16 le revienta la cabeza. Es el fin. Por fin. Así comienza.
Perfil para subir a Wikipedia
Estamos en los años sesentas. Crisis de los misiles. Mayo del 68. Woodstock. Nixinger: eldúo dinámico. Guerra en el sureste asiático. Al final de la década, el presidente de EstadosUnidos ordena un bloqueo marítimo a las costas de Vietnam del Norte y un periódico rojocolombiano llamado El Trópico comenta así la noticia en su editorial:«Resulta curioso que en un país como los Estado Unidos, donde es peligroso ser candidatoa la presidencia de la República, por los atentados de que son víctimas, el presidenteRichard Nixon con una actitud parecida a la de los esquizofrénicos autores de dichosatentados, señale al mundo su peligrosidad abocándolo al peligro de la tercera y definitivaguerra. Porque no otra cosa es lo que ha hecho al ordenar el bloqueo a las costas marítimasde Vietnam del Norte, violando leyes internacionales de libre navegación y comercio, sólopor crearse una fama criminal para que el pueblo norteamericano lo reelija en el cargo de jefe de esa nacionalidad.»Puro estilo Trópico. La prosa empieza irónica, pasa a sarcástica y llega a energúmena,alocada, subjetivista, con énfasis escritos en mayúsculas, y descalificaciones a políticossalpicadas de epítetos:«Este sujeto, Sandoval, no tiene más méritos que el de haber estado preso en Bucaramangapor estafa de $10000 que hizo al periódico Amarillo Vanguardia Liberal, y preso tambiénpor otra estafa de $4000 que practicó al hoy extinto periódico LA MENTIRA. Pero ahí noacaban los méritos de SANDOVAL: personas serias que lo conocen desde San Gil, aseguran
 
El Magazin on Line
que ese sujeto es un PEDERASTA, o sea HOMOSEXUAL desaforado; en otras palabras eltal SANDOVAL es ma… ma… macho pero remacho macho de esos “machos” que cuando ven a una mujer dicen: NO MIRO, NO MIRO Y NO MIRO. Y dando la salvedad queSANDOVAL no sea PEDERASTA, que lo compruebe con el certificado de examen médico.»Las entradillas son consignas:«Que todavía existen los llamados CACIQUES del pueblo, o dirigentes de la burguesíareinante, mandaderos de los mismos y sin criterio ni valor civil; de eso no cabe la menorduda. A ellos nunca les ha interesado el pueblo si no es para EXPLOTARLO, robarlo y hacerle toda clase de maldades (…) Es así como esta jauría hambrienta de dinero y másdinero se ha lanzado a la ofensiva a fin de tratar por todos los medios posibles que la nuevaEntidad de Beneficio Popular que se denomina Cooperativa de asistencia social no seareconocida legalmente por el gobierno»Los destacados son proclamas:«Para completa desgracia de esos LIMPIABOTAS de la OLIGARQUÍA, el pueblo les ha volteado la espalda, por eso nunca más acudirán a pedirles auxilio, porque yacomprendieron, aunque tarde, que con una mano LARGAN EL PAN, pero con la otrahunden su ponzoña venenosa. El pueblo comprendió su horror y por eso se estáorganizando él solo, sin malas compañías y para su propio beneficio, para defenderse unpoco de la explotación voraz que viene siendo»El mensaje de fin de año, 1972, es ácido:«Desearles venturoso año (a los lectores) no dejaría de ser una frase de cajón, unformulismo, porque VENTUROSO año, cualesquiera sea este, no será mientras exista laopresión, la miseria, la falta de drogas, la educación, de créditos, de trabajo. No será VENTUROSO año para los colombianos mientras exista la clase privilegiada en el poder. Osi existe la VENTURA, será para esos oligarcas, porque lo que es para el pueblo, soloseguirá el yugo explotativo de quienes amparados por lo que llamamos leyes, se roban todoel trabajo del pueblo, y además entregan la patria a los imperialistas yanquis.»En estos párrafos está contenido el tono, el estilo y el destino que llevará al director,editorialista, editor, publicista y secretaria del periódico El Trópico a pasar de las palabrasa la acción directa, de las denuncias, al radicalismo total.Jaime Ramírez Ramírez nació en Santander de Quilichao, Cauca, en 13 de junio de 1935. Segraduó del instituto Técnico Industrial y llegó a San Vicente de Chucurí en 1950, dondeejerció la profesión de dentista. Contrajo matrimonio en 1956 con Gabriela Rueda y tuvocuatro hijos. En sus primeros años de juventud se vinculó al deporte convirtiéndose al pocotiempo en líder cívico del gremio. Tras su debut en política se incluyó en una lista comoconcejal del municipio por el MRL (Movimiento Revolucionario Liberal). Fue propietario y 

Activity (15)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Marcelo Pensa liked this
atila1951 liked this
René Ramírez liked this
Marcelo Pensa liked this
Lorena Dominguez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->