Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ENDOTERMOS VS ECTODERMOS.EL MITO DE LA SUPERIORIDAD

ENDOTERMOS VS ECTODERMOS.EL MITO DE LA SUPERIORIDAD

Ratings: (0)|Views: 705 |Likes:
Published by Disiciencia
Martha Pérez Álvarez, Dpto. Biología Animal y Humana. Facultad de Biología, Universidad de La Habana.
Martha Pérez Álvarez, Dpto. Biología Animal y Humana. Facultad de Biología, Universidad de La Habana.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Disiciencia on Nov 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/08/2013

pdf

text

original

 
REVISTA BIOLOGÍA Vol. 19, No. 1-2, 2005
ENDOTERMOS
vs
ECTOTERMOS.EL MITO DE LA SUPERIORIDAD
Martha Pérez Álvarez
1
, Dpto. Biología Animal y Humana. Facultad de Biología, Universidad de La Habana
...nuestra apreciación de lo importante y de lo accesorio, de lo grande y lo pequeño, asiéntase en un falso juicio, en un verdadero error antropomórfico.En la Naturaleza no hay superior ni inferior ni cosas accesorias y principales.
 
Santiago Ramón y Cajal 
He seleccionado este exergo para comenzar porque expresa con absoluta claridad el objetivo deeste trabajo: combatir el antropocentrismo y tratar dellevar a la mente de los lectores, lo equivocado queresulta encasillar en categoas de “superior oinferior” a un animal, un sistema de órganos o unaestructura animal cualquiera, sólo porque no separece a nosotros.Lamentablemente esta tendencia está ampliamentedifundida. En los libros, es frecuente encontrar afirmaciones tales como: - La gama de luz “visible” está comprendida entre400 y 700 nm (del violeta al rojo), es decir, lagama de luz visible es la que el Hombre puedever y se olvida que otros animales detectan laluz ultravioleta o la infrarroja, invisibles paranosotros.- Se entiende por sonido aquellas oscilacionesmecánicas que varían entre 20 Hz y 20 kHz. Por debajo del límite inferior es infrasonido, por encima ultrasonido. Nuevamente lo que delimitaesta clasificación es la capacidad de deteccióndel oído humano, a pesar de que sabemos quelos animales se pueden comunicar entre mediante ultrasonido o infrasonido.Igualmente antropocéntricos somos, cuando alanalizar la filogenia consideramos a un animal, másperfecto, complejo, evolucionado, en una palabra,
superior 
, cuanto más cercano esté al
Homo sapiens
.De cuánta injusticia evolutiva se encierra en estaidea que todos repetimos, nos percatamos, cuandoal estudiar la vida animal nos asombran lascomplejas conductas sociales de los insectos, por ejemplo, o los sofisticados mecanismos deadaptación al ambiente de muchos animales, oacaso no sofisticados, sino simplemente adecuadospara la supervivencia de la especie.A pesar de ello, lo que nos inculcaron profesores ytextos, sigue pesando sobre nosotros y a veces yomisma me sorprendo diciendo “en los vertebradosinferiores...”, cuando quiero referirme a algún animalcon columna vertebral, pero que no tiene ni pelos niplumas. De manera que he resuelto usar los términos
endotermos
y
ectotermos
, que responden a laclasificación de los animales de acuerdo a la forma enque obtienen el calor (de su propio metabolismo o delmedio externo), porque permiten también diferenciar aves y maferos del resto de los animales, sincolocarlos antropocéntricamente en escalonesdiferentes.Vale la pena señalar que las especies se puedenconsiderar “inferiores” o “superiores” a otras, deacuerdo a diferentes criterios como complejidad,independencia relativa del ambiente, antigüedadevolutiva o competitividad. La “superioridad” de unaespecie respecto a otras, en un momento de laevolución debido, por ejemplo, a su competitividad,pudo haber sido la causa de la desaparición dealgunas especies o de su desplazamiento de unhábitat determinado. Pero me voy a referir solamentea la tendencia a suponer que los animales másantiguos sobre la Tierra, son necesaria y absolu-tamente inferiores a los que surgieron después, locual nos lleva a ser antropocéntricos.En primer lugar, llama la atención que el númerode especies animales que no son ni aves nimaferos sobrepasa ampliamente el de estosúltimos. ¿Cómo habrán logrado entonces adaptarse,sobrevivir, no extinguirse, siendo inferiores?
4
 
1
E-mail
:marthap@fbio.uh.cu,marthap_uk@yahoo.com
2
“Reglas y procedimientos sobre investigación científica”. En
Obras literarias completas.
Ed. Aguilar, Madrid, 1961 pp 497-498.
 
Antes de pasar a analizar algunos ejemplos, queespero nos ayuden a ser menos antropocéntricos,me siento en el deber de declarar cuáles han sidolas principales fuentes de “inspiraciónpara escribir este artículo. Enseño Fisiología Animal Comparadadesde hace muchos años y eso me ha obligado abuscar en la diversidad de la vida animal, su unidad.En esa búsqueda, dos obras han sido definitorias demi posición: el texto “Fisiología Animal Comparada.Un enfoque ambiental” de R.W. Hill y un deliciosoensayo escrito en 1993 por Gustavo Barja deQuiroga, Profesor de la Universidad Complutense deMadrid, titulado “Fisiología Animal y Evolución. Haciauna Visión más objetiva de los seres vivos”
.
Tengoante mí este pequeño libro con muestras de haber sido leído, manoseado, subrayado, con numerosasanotaciones, palomitas, abreviaturas de VI (“veryimportant”) y signos de admiración que indican, por un lado, cuánto he disfrutado y, por otro, cuánto heaprendido y cuánto de su contenido he incorporadoa mis clases de los últimos años. Dejo de esta formaconstancia de mi profundo agradecimiento a suautor. Creo que este ejemplar es el único que existeen Cuba, y por tanto, no puedo recomendar sulectura. Me propongo en este artículo, trasladar algunas de sus ideas esenciales, sin pretender, por supuesto, agotar el tema. Ojalá lo logre.A los que piensan que son los mamíferos los “másevolucionados” y acompañan esta frase de la ideade superioridad y perfección, les preguntaría ¿cómoes posible que habiendo alcanzado tal grado deperfección, se hayan extinguido tantas especies?Seguro contestarían que no pudieron adaptarse almedio. Y es cierto, pero esto sirve entonces a dosreflexiones: primero, no eran tan perfectos y,segundo: ¿qué hace cambiar a los animales? Talvez sea más correcto pensar que, desde el punto devista adaptativo, los animales actuales tienencaracterísticas anatómicas y funcionales que sonapropiadas para el medio en que viven y que las hanlogrado combinando los efectos de las mutaciones alazar y la seleccn natural. Es cierto que sianalizamos características por separado, algunasespecies pueden superar a otras. En el caso delHombre resalta su inteligencia y su relativaindependencia del medio, pero estas, poimportantes que sean no son más que eso, doscaracterísticas entre muchas.Uno de los ejemplos más utilizados para ilustrar lasupuesta “superioridad” de aves y mamíferos sobreel resto de los vertebrados es la completaseparación del corazón en dos mitades derecha eizquierda, sin comunicación entre ellas, lo cual,como sabemos, da lugar a dos circulacionesseparadas: la pulmonar y la sistémica. Tanto es así,que cuando se describe la anatomía comparada sesuele decir que los peces tienen un corazón formadopor dos aurículas separadas, pero
“aún”
conservanun ventrículo indiviso. O cuando se comparan entresí los reptiles, es común expresar que las tortugas
“ya”
han avanzado un poquito porque el ventrículoestá parcialmente dividido y los cocodrilos aún más,porque poseen dos ventrículos completamenteseparados. Y se suele añadir: pero
“todavía”
haymezcla de sangre oxigenada (la que debe circular por el circuito sistémico) con sangre menosoxigenada (la que debe enviarse al pulmón aoxigenarse) y esa expresión tiene visos decalamidad en muchos textos. Sin embargo, no semenciona la ventaja que representa para tortugas ycocodrilos poder mezclar su sangre cuando sesumergen en el agua. Mientras nadan debajo delagua no pueden renovar el aire de sus pulmones, demanera que no tiene mucho sentido enviar sangre alpulmón. ¿Qué ocurre entonces? El circuito pulmonar queda cortocircuitado, se cierran parcialmente “lasllaves de paso” que permiten el flujo sanguíneo por este circuito a favor de su desvío hacia la circulaciónsistémica. De esta manera se mezclan la sangreoxigenada con la desoxigenada (que no lo es tanto,contiene una determinada cantidad de O
2
) a travésde la comunicación intraventricular en las tortugas ya través del agujero de Panizza (comunicacióninterarterial) en los cocodrilos. El resultado es quecircula por el circuito sistémico un mayor volumen desangre y una cantidad total de oxígeno mayor. Por tanto, lo que se consideraba un signo de evoluciónparcial, resulta ser una característica “adaptativa”importante para el buceo. Resulta curioso señalar,además, que en los fetos de los mamíferos persistela comunicación entre los ventrículos a través delforamen oval y entre los circuitos sistémico ypulmonar mediante el
ductus arteriosus
.Se repiteentonces el principio de cortocircuitar la respiraciónpulmonar cuando los pulmones no se utilizan, unmecanismo que parece resultar eficiente para la vidaen el medio actico (Hill 1980, g. 649-652;Prosser 1991, pág. 529-531; Randall
et al.
2002,pág. 491-493).¿Pueden acaso hacer esto el resto de losmamíferos terrestres? No, y por eso son, por logeneral, malos buceadores y, cuando son buenos,como en el caso de delfines y ballenas, lo hacen acosta de otras modificaciones, como por ejemplo,un incremento en el volumen sanguíneo, en elcontenido de hemoglobina y en las reservas deoxígeno unido a mioglobina en los músculos.Para continuar con el sistema circulatorio, cabríaentonces el análisis del carácter 
abierto
de estesistema en la mayoa de los invertebrados o
cerrado
en la de los vertebrados. Es usualconsiderar, como un carácter primitivo, el hecho deque en los sistemas abiertos la hemolinfa se vierteen senos y lagunas y baña directamente los tejidos,sin pensar que tal vez así el intercambio de oxígenoy sustancias de desecho con los tejidos cercanosa las lagunas puede ser más directo. También seles califica como
ineficientes
por ser sistemas
5
 
circulatorios de baja presn. Es cierto quedesarrollan presiones 10-100 veces menores que lossistemas cerrados y, ante ese hecho, el individuoantropocéntrico afirma que los animales con sistemacirculatorio abierto no pueden lograr una buenairrigación de sus órganos, ni desarrollar unaactividad intensa. Sin embargo, lo primero quetenemos que tener en cuenta es que en muchosinvertebrados, el volumen sangneo (o mejodeberíamos decir hemolínfico) representa un % delpeso corporal mucho mayor que en vertebrados. Enestos últimos, el volumen sanguíneo se corresponde,como máximo, al 10% del peso corporal; en insectosy crustáceos puede alcanzar alrededor del 50% y enlos moluscos puede llegar al 80%. Un volumensanguíneo relativo alto permite transportar unamayor cantidad de O
2
. Pero resulta, además, que elflujo sanguíneo (volumen de sangre o de hemolinfaque circula por la sección transversal de un vaso enla unidad de tiempo = Q) es función directa, no delos valores de presión sanguínea absolutos que unsistema circulatorio pueda desarrollar, sino delgradiente de presión entre el extremo más cercanoal corazón (presión arterial) y el más alejado (presiónvenosa) y función inversa de la resistencia (R) quelos vasos opongan al flujo.Q = (P
art.
– P
ven
)RDe manera que “ese pobre animalito”, con sistemaabierto y baja presn, puede desarrollar flujossanguíneos altos si logra una diferencia grande depresión (y no valores absolutos de presión) entre losextremos arteriales y venosos de sus vasos y/o siopone poca resistencia al flujo. Y efectivamente, asísucede. Existen en la literatura datos acerca de losgradientes de presión, la resistencia y el flujo endiferentes animales. Barja de Quiroga, 1993,pág. 20-21, presenta estos datos para dos especiesde peces, una langosta y un cangrejo. El gradientede presión es de 20 mmHg en los peces, mientrasque en la langosta este valor es de 14 mmHg y en elcangrejo de sólo 3 mmHg. Sin embargo, el flujosanguíneo específico (por unidad de peso) es18 mL/kg.min en una de las especies de pecesestudiadas y 39 mL/kg.min, en otra, mientrasasombrosamente, en los crustáceos alcanza los130 mL/kg.min. Esto sólo puede explicarse sobre labase de marcadas diferencias en la resistencia. Losvalores de resistencia calculados y expresados entérminos de unidad de resistencia periférica (URP)alcanzan la unidad en los peces. En cambio, en lalangosta y el cangrejo son de uno o dos órdenes demagnitud menor (0,1 y 0,03, respectivamente),gracias precisamente, a su sistema circulatorioabierto. Esto no significa que todos los invertebradoscon sistema abierto tengan flujos elevados (dehecho muchos tienen flujos pequeños), sino que, noestán necesariamente condenados a irrigar pobre-mente sus tejidos.Lo contrario también suele ser cierto. La posesiónde un sistema cerrado no asegura una alta presiónni gran actividad. El mejor ejemplo es el de losanélidos, uno de los invertebrados que, excep-cionalmente, presenta sistema circulatorio cerrado,pero que no desarrolla altas presiones, ni secaracteriza por su movilidad. La siguiente tablarefleja en forma comparativa algunos parámetroscardiorespiratorios de una langosta y un pez de igualpeso a la misma temperatura ambiente (Hill, 1980,pág. 667).
Langosta (500g)Pez (500g)15-20ºC
Volumen sanguíneo 85 mL15 mLGasto cardiaco 40 mL/min12 mL/minTiempo de circulación128 s75 sPresión arterial media 11 mmHg37 mmHgTrabajo cardiaco/100mL sangre0,035 cal 0,12 calTrabajo cardiaco / mL de O
2
consumido 0,07 cal 0,023 calCaptación de O
2
0,5 mL/100mL de sangre 5 mL/100 mL de sangre
Como se observa, el sistema abierto de lalangosta efectivamente es de menor presión, por locual su corazón, para impulsar un volumen mayor desangre por minuto (40mL
vs
12mL), hace menostrabajo que el corazón del pez con sistema cerrado.Lo mismo ocurre con el trabajo cardiaco requeridopor cada mL de O
2
consumido. Es decir, la relacióncosto/beneficio es menor en la langosta. ¿Se lepuede entonces considerar “menos eficiente” por elsimple hecho de ser un invertebrado? Yo diría todolo contrario.Podemos concluir que los sistemas circulatorioscerrados no son superiores a los abiertos, ni sonnecesariamente las características del sistemacirculatorio las que determinan el grado de actividadque un animal puede desarrollar. De hecho, lastasas metabólicas más altas de los animales no sonlas de aves y mamíferos, sino la de algunos insectosbuenos voladores, que han logrado un ingeniososistema de suministro de oxígeno: el sistematraqueal. Las s finas ramificaciones de estesistema de tubos se introducen en invaginaciones dela membrana plastica de las lulas de losmúsculos de vuelo de los insectos y llevan esteelemento a una distancia de 0.07
µ
m de lasmitocondrias, de manera que el suministro de
6

Activity (4)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Israel Moreno liked this
Dante Avilés liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->