Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
153Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Curso de Iluminacion Fotografia

Curso de Iluminacion Fotografia

Ratings:

4.5

(4)
|Views: 8,992 |Likes:
Published by api-3700133

More info:

Published by: api-3700133 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
1
ESTRATEGIA DELA LUZ
Un acercamiento técnico a los fundamentos de lailuminación fotográfica y cinematográfica
Francisco Bernal Rosso
 
2
Prologo 
De que va esto
Si yo solo fuera fotógrafo habría escrito un libro en los que las luces no tienen unidades, son solofuertes o débiles sin pensar en que significa eso, pondría focos como los arquitectos de la antigüedadponían piedras, con su costumbre mas que con su juicio. Pero yo no solo soy fotógrafo.Si yo solo fuera técnico de iluminación habría escrito un libro de esos en los que las luces siempretienen unidades y en las que se calculan iluminaciones... para habitaciones siempre rectangulares,incapaz de adaptar los cálculos a otras formas.Si solo fuera informático mis cálculos de iluminación se habrían distinguido por hablar en términosdifusos, no por emplear el vocabularios de la lógica borrosa sino por el desconocimiento de los princi-pios que rigen la luz, reinventando la rueda, llamando a las cosas por otros nombres que los suyos y entotal desarmonía con mis otros tres yos.Es curioso como esas tres actividades que tienen en común la iluminación parecen no hablarse entre sí.No preguntes a un fotógrafo por iluminación porque no tiene ni idea, no preguntes a un iluminador porfotografía porque está en otro mundo. Y los informáticos que se dedican a la radiosidad no saben queeso que hacen se llama ley de proyección del ángulo sólido y que se inventó en los años treinta y no enlos ochenta.Pero soy fotógrafo, me diplomé en ingeniería y llevo doce años compatibilizando la enseñanza y aseso-ría informática con al cámara.Cuando estaba en primaria, un profesor, nos contaba como a la entrada de Salamanca había dospuentes, el uno de piedra, romano, el otro, metálico, moderno. Por el puente moderno no podían pasarlos camiones, lo hacían por el romano. De esto sacaba el señor unas no se cuantas conclusiones pocofavorables al quehacer de los ingenieros, las universidades en que se forman, las cuadrillas de trabaja-dores de obras públicas y los materiales de construcción. La perversidad de la vida moderna frente a lasindudables cualidades y calidades del mundo antiguo.Hay que reconocer que mi profesor no tenía ni repajolera idea de ingeniería.Años después, ya en la universidad aprendía la diferencia entre los dos puentes: el romano estaba hechocon las eficaces técnicas constructivas de la época. Los mas gordo que fuera a pasar sería un carrocargado (¿una tonelada?). El puente moderno se construye con las eficientes técnicas modernas. Adiferencia esencial entre el profesional romano y el moderno estriba en que el primero no conoce susposibilidades hace lo que sabe. El moderno tiene una clara idea de los límites de su proyecto y sabe loque hace.¿Creéis que las catedrales góticas son esos ejemplos de cálculo y equilibrio que se nos dice en los librosde historia?. Mal puede ser así si la ciencia que permite calcular las estructuras, la resistencia demateriales, nace en el siglo diecisiete. Un arquitecto del ars nova aprende desde pequeño, viendo comose ponen piedras y como, a veces, se caen las paredes. Si se agrieta el muro se añade un contrafuerte,o se cambia los cimientos. Un arquitecto moderno no puede pasar sin el conocimiento del que el medie-val carecía. Un ingeniero moderno sin el conocimiento del cálculo de estructuras y de la resistencia demateriales no es un ingeniero, es un estudiante suspendido. Recuerdo que en un número del investiga-ción y ciencia, creo que del 77 o del 78, se publicaba un artículo procedente de una tesis doctoral de unpar de arquitectos que habían examinado, con ojos del siglo XX las catedrales del XII. Los resultadosquizás fueran sorprendentes para los estudiosos del arte, si no fuera porque desde que se escribió aquelartículo ha llovido lo suyo (a pesar de las sequías) y no parecen haberlo leído el suficiente número de
 
3
autores a merced del empeño que aún pervive de hablar del cálculo de los antiguos maestros de obra.Las conclusiones eran que la práctica totalidad de las catedrales están sobre dimensionadas mucho masallá de los límites de seguridad prudentes. A la catedral de León se le pueden quitar un par de arbotan-tes y para nada peligraría su estructura.Mas vale que sobre a que falte.Con la fotografía pasa algo semejante. Podemos poner luces y, al final, con la experiencia, somoscapaces de juzgar las necesidades. Como el aprendiz de arquitecto. Luís cuadrado, el gran director defotografía del cine español, al final de sus días casi ciego, medía la luz por el calor que daban los focos.Voy a poner otro ejemplo. Tu llegas a una revista y buscando como poner un flash de relleno. Ya sabenustedes de que hablo. Y la revista se dedica a marearte sin darte ninguna explicación concreta. En elpeor de los casos te suelta algo así como que los “profesionales” hacen tal y cual. Te lees cuarentaartículos, veinte libros y no encuentras ninguna solución concreta, solo divagaciones. Al menos yo mepregunto que donde aprenden los pretendidos “profesionales”. Hace siete años, un amigo al que laafición común por la fotografía y las malas notas del COU, le hizo entrar en la formación profesionalde imagen y sonido, me contaba que tenía como tarea hacer una foto a contraluz en un atardecer con unflash de relleno. ¿Y como lo calculas? Interpelé, y su contestación fue, que no se calculaba. El colmo,me cansé de buscar y decidí encontrar yo mismo la solución. Comencé por sumar luces como ingenie-ro, como informático realicé unos modelos y simulaciones que al final examiné como fotógrafo. Yatenía unos resultados, aunque artificiales, ahora había que comprobarlos en escena. A partir de estosresultados prácticos y del estudio previo conseguí orientarme en la forma de trabajar. El resultado hansido una serie de trabajos que se pueden encontrar en revistas especializadas (especialmente FOTO ysobre todo en Diorama). Los resultados de mis trabajos los vengo exponiendo de forma regular en unapágina web de dirección:http://www.geocities.com/paris/parc/1124.Este libro es el resumen de estosseis años de trabajo en el que busco respuestas fáciles a preguntas fáciles.No espera el lector que le diga en estas líneas como hacer para obtener un cierto efecto. Ni que le enseñeun montón de fotos diciendo tal flash tiene un f:5’6 sin antes haber justificado porque ese valor preci-samente y no otro.Hay libros de iluminación que se limitan a decir
 posesostolohiceasí 
sin entrar en
 porqueohicisteasí 
.Hay libros, que ya si merecen la pena, en los que se puede aprender a colocar las luces, a iluminar ypodemos tomar una cierta formación estilística.Este libro se sitúa en una etapa anterior a estos últimos. No vamos a dedicarnos de lleno a los trucos delaboratorio para conseguir efectos, eso lo dejamos para los especialistas en cada materia. Aquí vamosa hablar de algo anterior a todo eso y tan fundamental como la resistencia de materiales para el arqui-tecto. Vamos a aprender a sumar luces, a prever el comportamiento de la escena, vamos a aprender aestimar las necesidades, cosa que no se enseña normalmente, y a dar respuestas adecuadas a problemasconcretos. Además veremos la manera de poder enfrentarnos a problemas menos habituales y a comopoder buscar soluciones.Quizás este texto parezca demasiado básico, y que en los planes de enseñanza a esta materia se dedicaun cuarto de hora. Pero eso es por desconocimiento de la misma, no por falta de importancia. Como laresistencia de materiales en el siglo diecisiete, que hasta que no se sabe no se da uno cuenta de la faltaque le hacía.Si alguien quiere ponerse en contacto conmigo lo puede hacer mediante correo electrónico aafbg@latinmail.com o bien posteando en el grupo de discusión de fotografía en español es.rec.fotografiao en inglés al rec.photo.misc.
Francisco Bernal Rosso, El Puerto de Santa María.Sept-1996, Febrero 2000.

Activity (153)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Cesar Parra liked this
Cesar Parra liked this
Cesar Parra liked this
baalkara liked this
Carlos Serrano liked this
Andre Huidobro liked this
magmdv liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->