Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cap 11_Laiglesia(312-600)

Cap 11_Laiglesia(312-600)

Ratings: (0)|Views: 7 |Likes:
Published by Israel Moraleda

More info:

Published by: Israel Moraleda on Nov 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/29/2013

pdf

text

original

 
LA
Vil)A
l)D LA
t(;LtjstA
(312
-
ó00)
Después
de
asumirel
poderconstantino,la
vida
y
laorganización
de
la
iglesia
variaron
grandemente
de
lo
quehabfansido
en
sus
primeros
años.
La
iglesia
dejó
de considerarse
un
enemigodel
esta-
do;
ahoraera
una
aliada.
Anteriormente
ser
miembro
dela
iglesia
era
peligroso;
ahoraera
ventajoso.
El
poeta,
elfilósofo,el
artista,el
político,
el
militar,
el
arquitecto,
y
el
banqueroadorabanabier-tamente
junto
alobrero,
el
agricultor,
y
el
comerciante.
La
iglesia
se
había
hechounaparte
aceptadae
importante
del
imperio
más
ricoy
poderosodel
mundo.
Lascircunstancias
nuevas
en
que
se
hallabaahora
ra
igresiaafec-
taron
profundamente
cada
aspecto
de su
existencia.
Todavía
era el
pueblo
de
Dios,pero
este
pueblovivfa,
pensaba,
adoraba,
y
se
gobernaba
demodo
muydistinto
al
de
aquelloscreyentes
quepasaron
por
lassombras
y
lasllamas
de
lapersecución.Las
esferas
en
las
cuales
eran
másnotablesdichoscambioseran
las
siguientes:
a)
Elgobierno
de
la
iglesia.
b)
La
iglesia
y
el
estado.
c)
Laforma
del
culto.
Al
comentarIa
nueva
situación
nos
referiremos
a
menudo
a la
historia
de la
iglesiaantes
deque
constantino
subieraal
poder
en
el año
3l
l,
denominándola
el
primerperíodo
de
la
historiá
antiguade
la
iglesia;
lahistoria
del
año312
al600Ia
ilamaremosel
segun-
do
período.El gobierno
de
la
iglesia
La
estrecha
relaciónentrela
iglesia
y
el
imperio
puedeparecerla
de
un
ratón
con
un
elefante,
pero
esto
no
fue
asf
pór
mucho
tiempo.
Es
cierto
queel
ratón
eclesiásticonunca
se
corwirtió
en
el
elefanteimperial,
pero
se
hizo
1o
suficientemente
grande
ypodero-so
como
para
que
el
elefante
tuvieraquetomarlo
encuénta.
Al
inclinarse
los
emperadores
para
besar
el
anillo
en
el
dedo
de
un
obispo,
y
al
tener
estos
el
valor
suficientecomo
parareprenderal
emperador
y
hasta
prohibirletomarlos
sacramentos,
vimos
una
relación
de
algo
más
grandeque
de
un ratón
con
un
elefante.
1.
LASDIFERENCIASENTRE
LOSDOSPERIODOS
Duran_te
elprimerperíodo,
la
iglesia
nuncatuvo
unaorganización
degobiernoque
abarcase
todo
el
imperio;
todas
lasautoridadeseran locales.Losobispos
monárquicos
de
las
grandes
ciudades
ejer-
cfan una influcncia
considcrablccn
las rcgioncs
quc
gobcrnaban.
Empczaron
a
cclcbrar
sfnodos rcgionalcs
cn
cl
scgundo
siglo.
Es
cicrto
queexistfancomunión
yvariasformas
de
contactocntrc
las
distintas
iglesias
regionales,que
se
daba
hospitalidad
generosa
a
los
viajeros cristianos,
y
se
les reconocfacomo miembros en
iglesias
distantes;
perono existfa ungobiernocomún, ni
leyeseclesiásticas
comunes,
ni
unaacción concertada
de
la
iglesia.
En
el
segundo
períodohubo
un
cambio radical. Tres
años
des-
pués
de
tomar
Constantino el
poder
en
el
oeste,
convocó
un
sfno-
do
en
Arles,
Galia,
en
representación
de
todo
occidente.
El
propGsitoprincipal
era
tratar
el
problema
cle
losdonatistas
en
Africa
del
norte.
Onceaños
después
(325)
el mismo
emperador
convocó
el
primerconcilio
ecuménico
en
Nicea,
y
desde
entonces los
concilios
se
hicieron una
cosa
común en la
vida
dela
iglesia,
celebrándosedesde
la
Galia
hasta
Siria.
Las
decisionesde
un conciüo
eran
siem-
pre
válidas
dentro
de
la
región
donde
se
celebraba
y
a
veces
lo
eran
para
toda
la
iglesia.
Resultaron
factores
importantes
en el
desarro-
llo
de
creencias
comunes,
unidad,
y
orden
en
la
iglesia.
Durante el
segundo
perfodo
la
iglesia
también extendió
y
refor-
zó la
forma
de
gobierno
que
habfasido sólo
incipiente
en el
primerperíodo.
Se
recordaráquelosjerarcas
eclesiásticos másdestacados
y
poderosos
en los
siglos dos
y
tres eranlos
obispos
monárquicos,
losque
gobernaban
las
regiones
bajo sumandocon la
ayuda
de
presbíteros
y
diáconos.
Durante
el
segundo
perfodo
esta
forma
sencilla
de
gobierno
se
hizo
más
complicada.
En
este
período
segundo
se
hizo
muy
marcada
la
distinciónentre los laicos
y
el clero:
aquellos eran
la
masa
de
la
comunidad
cristiana
que
no
tenfan
ningún
cargo
en
la
iglesia;
estos
tenían
cargos
en
la
iglesia
y
se
distingufandelos
laicos
por
haber
sidoordenados.
Con
el
andar del
tiempo,
todo
el
trabajo
de
la iglesia,o
casi
todo,
pasó
a
manos
delclero,
y
dadoque
este
trabajo
aumen-
taba
constantemente
fue
necesario
crear
nuevos
cargos
y
jerar-qufas,
demodoque
deresultas
hubo
tres
grandes
categorías:
las
órdenes
menores,
las órdenes
mayores,
y
el episcopado.
2.
LASORDENESDELCLERO
Lasórdenesmenores
eran
losexorcistas
y
lectores,quienes
desem-
peñaban
funciones
secundarias
en
el culto,y
los acóütos
y
subdiá-conos,
quienes
constitufan
lossecretarios del obispo.
Lasórdenes
mayores
las
formaban
losdiáconos
y
presbfteros.
Elcuidadode los
pobres,
originalmentea
cargo
de
diáconos,
estaba
ahora
en
manos
delas
órdenes
menores, mientras
los
diáconospasarona
ser
los
principalesayudantes
administrativos
de
losobis-
pos.Porejemplo, Atanasio
era
diácono cuando
actuaba
como
se-
cretario
del obispo
Alejandro
en el
concilio
de
Nicea.Los
presbíte
36
 
ros
dirigfan
los
cultos
y
administraban
lossacramcntos,sicndo
asf
el
b¡azo
espiritual
de los
obispos.
posteriormente
sc
lós
llamó
sa-
cerdotes.
Las
órdenesmayores
procedíande
lasmenores:
a
ros
treinta
añosde edad
eran
elegibleJ
para
ser
diáconos;
a
los
tieinta
y
cinco
los
diáconos
podían
ser
preibíteros;
a
loscuarenta
y
cincoaños
el
presbíteroera
elegibleparaser
o6ispo,
porlo
,néno,
.r,
cuanto
a
la
edad.
El
episcopado
consistíaen
rosobispos
de la
iglesia.
El
de
jerar-quía
menor
erael.obispo-de
campar4
luego
venla
elobispourba-
no,
y
ambosestabansubordinados
al
ariobispo,
lramaáo
en
la
iglesia
oriental
el
metropolitano,
o
sea,
obispo
"ápit¿
Je
provin-
cia-Los
arzobispos,
a
su
vez,
estaban
uájo
u
uuio¡¿á¿'de
ros
obispospatriarcales.
3.
EL
OBISPO
PATRIARCAL
Al
comienzodelsiglocuatrohabíaen la
iglesia
católica
tresobis-
pospatriarcales:
los
de Roma,
Antioqufa,
y
Alejandrfa.
cuando
constantinopla
se
lizo
-capitaldelimperio-bajo-constantino,
el
obispo
de
la
ciudadtambién
pasó
aser
patriarcá.En
el
concilio
de
calcedoniaen
el
año
451,
sele
concedióigual
honoratábispo
oe
Jerusalén,
aunque
n-unqa
llegóa
ejercer
mucho poder.
Enel
siglo
quinto
elpatriarcade
constantinopla
gobernabala iglesia
en
vein-
tjoclo
provincias
romanas,
el
patriárcide
Antioquia"enquince,
et
de
Jerusalén
en
cuatro,
erde
Arejandrfaen
nueve,
mientras
el
de
Roma
gobernaba
la
iglesia
en
todo
el
occidente,
o
,.u
rn
,.rrntu
y
siete
provincias.
El
patriarca
de
Roma
fuellamádo
oesáó
er
princ¡-
pio
papa,
nombre
que
subsiste
hoy.
l-e
estructura
del
gobierno
eclesiástico
que
hemos
descrito
se
llamajerarquica,
que
vie.ne
delgriego
y
quiére
¿.ri,
ÁoUir*o
po,
sacerdotes.
como
unapirámide,
la
estrucluraparte
d!
lasórdenes
menores
delcleroen
la
tase
y
pasa
por
lasóráenesmayores
y
las
distintas
jerarquías
de obispos
a
una
iutoridad
única
en
ia
cúspide.
Iglesia
y
estado
Durante
el
primerperfodode
la
historia
antiguade
ra
iglesia,
es
decir,
hasta
constantino,
la
iglesia
trató
todos
ius
probleiias
ecle-
siásticamente.
o
sea,
todos
los
asuntos
de
doctrina,
cisciptina,
culto,
y
gobierno
fueron
resueltos
por
ra
tgtesia
sinque
ei .stuaotuviera
voz
ni
voto
en
rosasuntosde
la
iglesia.
con'cánstantino
estocambiócompletamgntg.Los
emperadóres
quele
preceáieron
vieron
la
importanciade
la
reügión
p4ra
asegurar
la
unidad
del
pnerio,y
él
lovio
tan
claramenie
com-o
elloslporro
tunió,iguio
la
misma
política
que
ellos,
peroconunadiferencia.
paia
tos
pri-
me.10s
emperadores,
lareligión
romana
pagana
era
el
elemento
de
unión
quefavorecían,mientras
que
para-cónstantino
ru,
.iriirtiu-
nismo.
Los
cmpcraclorcspaganos
cdificaron tcmplos
paganos;
Constantino
edificó
iglesias
cristianas.
Los
emperadores
paganos
sostenían
a
los
sacerdotespaganos;
Constantino
dio
subsidiosal
clerocristiano.
Losemperadores
paganos
combatieron
el cristianis-
mo;
Constantino
y
los
emperadores
cristianos
que
le
siguieron
combatieronlentapero
seguramente
al
paganismo
y
las
herejfas.
Enunprincipioel
paganismo
era
religión
lícita
y
el cristianismo
religión
ílícita. Al
final
del
cuarto
siglo, el
cristianismo católico
era
religión
lícitay
el
arrianismo
y
elpaganismo
eran
religiones
ilícitas.
Todo
habfacambiado. Sin
embargo, en
ciertosentido,
nada
había
cambiado.
I.
LA
CONTROVERSIA
DONATISTA
Larelación
profunda
y
de
gran
alcance
que
Constantino
introdujoentre
la
iglesia
y
el
estado comenzócasi
desde
su
triunfo
sobre
Majencio
en octubre
del 312.
Unos
meses
más
tarde
la
iglesia le
pidió
queresolviera
lo
que
se
conoce
como
la controversia
Conatis-ta.
Enel
año 311
un
nuevo
obispo,
de
nombre Cecilio,fue
ordena-
do
en
Cartago.
Uno
de losobisposque
participó
en
la ordenación,
Félix
deApfunga,
fue
acusado
de haber
entregado lasEscrituras
durante una reciente
persecución.Por
esta
razón los
acusadoresde
Félix
consideraban
nula
la
ordenación
de
Cecilio.
Laiglesia
oficial-
mente apoyó
a
Cecilio,pero
muchosobispos
se
le opusieron,resul-
tando
un
cisma
en
la
iglesia
de
Africa
del norte.
Losque
se
opo-
níana
Cecilioeligieronsu
propio
obispo,
denombreMariorino.
Cada
facciónexcomulgó
a
la
otra,
y
ambas
apelaron
a
Constantinoenel año
313paraqueresolvierala
disputa.Constantino
aceptó la
invitación
y
convocó
un
sfnodoque
se
reunió
en Roma.
Elconci-
üo
declaró
que
Félix
era inocentede
las
acusaciones
que
se le
hacían,
y
convaüdó
la
eleccióndeCecilio. Elproblema
se
compli-caba
más
porel
hecho
deque
Constantinohabfa
dado apoyofinanciero
a
la
iglesia
de
Cartago,
es
decir
al
grupo
de
Cecilio,pero
no
a
la
nueva iglesia
de
Mariorino,
de
modo
queel
cisma
se
hizoaun
más
hondo. En314
Constantino convocó
unconcilio
mucho
mayor
quedebía reunirse en
la
ciudad
de
Arles
en
la Galia. Fueel
primerconcilio
que
se
celebró
en
el
oeste
de
Europa.También
apoyó
a
Cecilio.
El
cisma
en
Africa
del norte
siguió
aumentando
en extensión
y
gravedad.
En
el año
316Constantino
intervinoporla
fuerza;a los
disidentes les
quitó
sus
sitios
de
reunión
y
desterró
a
los obispos,entrelos
cuales
se
hallaba
Donato.
Este
habfa
sucedi-
do a
Mariorino,
y
de
él
se
deriva
el
nombre
del
movimiento
se-
paratista.
La
acción
de Constantino
no
trajola
paz,y
en
el
321
abandonó
todo intento
de
poner
en
práctica
su
decreto.
Se
hallaba
tan impotentefrente
a losdonatistas como
sus
antecesoresrespec-
 
to
a
los
cristianos,
con
laclifcrcncia
dcqucantcshabfa
sicro
persecución
de
paganos
a cristianos,
y
ahora
era
de cristianosa cristia-nos.El
cisma
donatista
se
prolongódurante
unoscien
años
y
luegodesapareció
gradualmente
como
resultado
de las
enseñanzasde
Agustín
acercade
la iglesia
y
de
lapersecución
por
el
gobierno.
2.
LANUEVA
RELACIONENTRE
LA
IGLESIAYEL
ESTADO
Asf
fue,
pues,
el
comienzo
de
la
relación
entrela iglesiacristiana
y
el
estado.
La
conductaconrelación
a
la
controversiadonatistáestableció
el
siguientemodelo
de
procedimiento
para
tratar
cual-
quier
otro
problema
queamenazarala
unidad
dei
imperio:(a)
elemperador
llamaríaun sínodo
o
conciüo
cuando
lo
creyera
necesa-
19;
(b)
permitiría
queelsínodo
o
concilio
resolvierael
problema;
(c)
siel
fallo
no
eraaceptado
por
algunadelaspartes,élempera-
dor
haría
cumplir
la
decisión
con
el
poder
del estado.
Este
modelo
deprocedimiento
se
siguió
al
convocar
el concilio
deNicea
y
en
muchos
otros
casos
ulteriores.
Nofue
sóloen
la
celebración
de
losconcilios
quela
iglesia
y
elestado
colaborabansino tambiénen
muchas
otras
cosas.
He
a
f
algunosejemplos:
a)El
clero
estaba
eximido
del
pagode
impuestos
y
de
prestar
servicios
públicos,a
vecesgravosos.Estas
ventajas
llevaron
a
mu-
chos
hombresadinerados
a
ingresar
al
ministerioparaevitar
elpagode
losimpuestos.Esto,
a suvez,
llevó
al
gobierno
a
prohibir
que
losricos
se
hiciesen
sacerdotes.
b)
La
iglesia
recibíaayudamonetaria
del
estado
y
a
lavez
se
le
permitía
recibir
legados.
como
resultado,
la
iglesia
se
hizo
inde
pendienteyrica,
dueña
de
casas,
tierras,
y
otraspropiedades.En
laEdad
Media
llegó
aposeerhasta
el
cuarenta
poi
ciénto
de
todo
el
territorio
de
la
Europacristiana.
c)
Los
obispos
teníanel
derechode resolverlasdisputasentrecreyentes
en
sus
propiostribunales,
y
estos
tribunales
eclesiásticos
y
sus
fallos
eran
reconocidos
por
las leyes
del
imperio.
.d)
A
los
obispos
se
les
permitfa
interceder
a
favor
de
presos,
criminales,
y
otros
acusadosen
los
tribunales
civiles.
Hasta
podfaninterceder
a
favor
de
ciudades
y
provinciasque
se
hubieranmal-quistadocon
el emperador.
e)
ciertas
clases
de trabajo
y
de diversiones
se
prohiblan
en
dfadomingo,comotambiénel
cobro
de
impuestos
y
de
deudas.
9 ,Lu
iglesia presionó
al
estado
para
que
apiobara
legislaciónmás
humanitaria
para
la
protección
delasviudas
y
los
hu?rfanos,los
presos,
lospobres,
y
los
esclavos.
e)
Lainfluencia
de
la
iglesia
contribuyó
a
liberar
a la
mujer
de
su
servidumbre
tradicional,
y
logró
que
se
pusiera
fin
a las
[uchasdegladiadores.
3.
DISVINTAJAS
DD
LA
I{tit-ACIONICLLSIA-IiSI'AI)OEs
evidenteque
la
iglcsia
pudo
prcstar
mucl-ros
scrviciosrluc ante-
rio¡mente
no
le
fue
posiblellevar
a
cabo.Pero
también
no
hay
duda de
que quedóexpuesta
a
muchas tentacionesque
no existían
antesdealiarse
con el
estado.
La
política
del
estado
se
infiltró
en
la
iglesia,
y
la
iglesia
penetró
en
la
política
delestado.
Ladisciplina
se
resintió,
y
ser
miembro
de la
iglesia,
paramuchos,
se
hizo
una
formalidad
puramente
exterior.
Las
necesidadesde
la
iglesia
ya
no
se costeabanbásicamente
con
las
ofrendas
y
lossacrificios
de
sus
miembros
sinoque
procedían
del
estado
y
de
la
renta
de
sus
propiedadese inversiones.
El
clero
se
hizo importante
tanto
en las
ciudades
grandes
como
en
lospueblospequeños,
y
loshonoresque
se
lesdispensaban superaban
a
los
que
recibían
los
funcionarios
delestado.
Un
cuadro
cabal
dela
iglesiaen
el
primerperíodo
lo
daría
la
declaraciónde
Pabloen el
primer
capítulo
de
I
Corintios:
"Pues
mirad,
hermanos,vuestra
vocación,
que
no
sois
muchos
sabios
según
la
carne,
ni
muchos
poderosos,
ni
muchos nobles;sino
que
lo
neciodel mundo
escogió
Dios,paraavergonzar
a
los
sabios;y
lodébil
del
mundo
para
avergonzar
a
lo
fuerte;
y
lo
vil
del
mundo
y
lo
menospreciado
escogió
Dios,
y
lo
que
no
es,
para
deshacer
loque
es,
a
fin
deque
nadie
se
jacte
en
su
presencia"
(w.
26-29).
Durante
el
segundo
período,
enmuchos
lugares
era
imposible
des-
cribir
la
iglesia
con
talespalabras.
La
política
iniciada
por
Constantino
y
la
asociación
entre
laiglesia
y
el
estado
fueron
continuadas
por
sus
hijos Constantino
II,
Constante,
y
Constancio.
Juliano
el
Apóstata
estuvoen
el
poder
menos
de dosaños,
muriendo
en
batalla frente
a
los
persas
en
junio
del 363.
Laspalabras
que
se
le
atribuyen
al
morir,
"Venciste,
gali-
leo",
son
probablemente
una leyenda,
pero
expresan
la verdad
his-
tórica.
Con
Juliano terminaron
todoslos
esfuerzos
paradevolverlealpaganismo
su
poder
y
prestigiodentro
del
Imperio
Romano.
4.
CONTINUACION DE
LA
RELACION
Los
sucesores
de
Juliano
continuaron
la
estrecha
asociación entre laiglesia
y
el
estado.
Durante
el
reinado
de
Teodosio
(378-395)
llegóa
su
clímax.Enel
año
381
Teodosio
convocó el
segundo
concilio
ecuménico en
Constantinopla.
Este
concilio
aceptóel credo
niceno
como
la
fe
del imperio
y
terminó
con
la
polémica
de
setenta
y
cinco
años
entre católicos
y
arrianos acerca
de
la
relaciónentre
el
Hüo
y
el
Padre.
Teodosio
de
inmediato
prohibió
el arrianismo
en
el
imperio,
así
como
las
religiones
paganas.
Con
este
precedente,lapersecución
de
la herejía
por
el
estado
se
hizo común;
se
practicó
a
través
de
la
EdadMedia
y
tanto
los católicoffomanoscomo
los
protestantes
la
consideraban la
política
correcta
durante
y
después
de
la
Refo¡ma.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->