P. 1
Historia en Dos Ciudades

Historia en Dos Ciudades

Ratings: (0)|Views: 27 |Likes:
Published by api-3838234
Historia de dos ciudades es una adaptación cinematográfica de la celebérrima novela homónima de Charles Dickens en la que el escritor compara la racionalidad de su Inglaterra natal con la caótica Francia revolucionaria. No era la primera adaptación para la gran pantalla. Ya se habían realizado tres con anterioridad (1907, 1911 y 1917).
Historia de dos ciudades es una adaptación cinematográfica de la celebérrima novela homónima de Charles Dickens en la que el escritor compara la racionalidad de su Inglaterra natal con la caótica Francia revolucionaria. No era la primera adaptación para la gran pantalla. Ya se habían realizado tres con anterioridad (1907, 1911 y 1917).

More info:

Published by: api-3838234 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

CHARLES DICKENS
HISTORIA DE DOS
CIUDADES
Historia de dos Ciudades
Charles Dickens

HISTORIA EN DOS CIUDADES \u2013 Charles Dickens (1812 - 1870)
T\u00edtulo en Ingl\u00e9s: Tale of Two Cities
Texto de dominio p\u00fablico.

Digitalizaci\u00f3n: Cyberlibros
http://www.cyberlibro.com
Edici\u00f3n en Word 97: El Trauko
Versi\u00f3n 1.0
Texto digital # 53

Este texto digital es de DOMINIO P\u00daBLICO en Chile por cumplirse m\u00e1s de 50 a\u00f1os de la muerte de su autor. Sin embargo no todas las leyes de Copyright son iguales en los diferentes pa\u00edses del mundo. Inf\u00f3rmese de la situaci\u00f3n de su pa\u00eds antes de la distribuci\u00f3n p\u00fablica de este texto.

Todas las formas de redistribuci\u00f3n digital o de impresi\u00f3n quedan autorizadas en aquellos pa\u00edses en el
cual este texto es de dominio p\u00fablico siempre que en las mismas se incluya el siguiente aviso:
\u201cLa Biblioteca de El Trauko\u201d

http://www.fortunecity.es/poetas/relatos/166/
http://go.to/trauko
trauko33@mixmail.com
Chile \u2013 Enero 2001

Gentileza de El Trauko
http://go.to/trauko
HISTORIA DE DOS CIUDADES
Charles Dickens
LIBRO PRIMERO.\u2014 RESUCITADO
Cap\u00edtulo I.\u2014 La \u00e9poca

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabidur\u00eda, y tambi\u00e9n de la locura; la \u00e9poca de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperaci\u00f3n. Todo lo pose\u00edamos, pero no ten\u00edamos nada; camin\u00e1bamos en derechura al cielo y nos extravi\u00e1bamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella \u00e9poca era tan parecida a la actual, que nuestras m\u00e1s notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, s\u00f3lo es aceptable la comparaci\u00f3n en grado superlativo.

En el trono de Inglaterra hab\u00eda un rey de mand\u00edbula muy desarrollada y una reina de cara corriente; en el trono de Francia hab\u00eda un rey tambi\u00e9n de gran quijada y una reina de hermoso rostro. En ambos pa\u00edses era m\u00e1s claro que el cristal para los se\u00f1ores del Estado, que las cosas, en general, estaban aseguradas para siempre. Era el a\u00f1o de Nuestro Se\u00f1or, mil setecientos setenta y cinco. En per\u00edodo tan favorecido como aqu\u00e9l, hab\u00edan sido concedidas a Inglaterra las revelaciones espirituales. Recientemente la se\u00f1ora Southcott hab\u00eda cumplido el vig\u00e9simo quinto aniversario de su aparici\u00f3n sublime en el mundo, que fue anunciada con la antelaci\u00f3n debida por un guardia de corps, pronosticando que se hac\u00edan preparativos para tragarse a Londres y a Westminster.

Incluso el fantasma de la Callejuela del Gallo hab\u00eda sido definitivamente desterrado, despu\u00e9s de rondar por el mundo por espacio de doce a\u00f1os y de revelar sus mensajes a los mortales de la misma forma que los esp\u00edritus del a\u00f1o anterior, que acusaron una pobreza extraordinaria de originalidad al revelar los suyos. Los \u00fanicos mensajes de orden terrenal que recibieron la corona y el pueblo ingleses, proced\u00edan de un congreso de s\u00fabditos brit\u00e1nicos residentes en Am\u00e9rica, mensajes que, por raro que parezca, han resultado de mayor importancia para la raza humana que cuantos se recibieran por la mediaci\u00f3n de cualquiera de los duendes de la Callejuela del Gallo.

Francia, menos favorecida en asuntos de orden espiritual que su hermana, la del escudo y del tridente, rodaba con extraordinaria suavidad pendiente abajo, fabricando papel moneda y gast\u00e1ndoselo. Bajo la direcci\u00f3n de sus pastores cristianos, se entreten\u00eda, adem\u00e1s, con distracciones tan humanitarias como sentenciar a un joven a que se le cortaran las manos, se le arrancara la lengua con tenazas y lo quemaran vivo, por el horrendo delito de no haberse arrodillado en el fango un d\u00eda lluvioso, para rendir el debido acatamiento a una procesi\u00f3n de frailes que pas\u00f3 ante su vista, aunque a la distancia de cincuenta o sesenta metros. Es muy probable que cuando aquel infeliz fue llevado al suplicio, el le\u00f1ador Destino hubiera marcado ya, en los bosques de Francia y de Noruega, los a\u00f1osos \u00e1rboles que la sierra hab\u00eda de convertir en tablas para construir aquella plataforma movible, provista de su cesta y de su cuchilla, que tan terrible fama hab\u00eda de alcanzar en la Historia. Es tambi\u00e9n, muy posible que en los r\u00fasticos cobertizos de algunos labradores de las tierras inmediatas a Par\u00eds, estuvieran aquel d\u00eda, resguardadas del mal tiempo, groseras carretas llenas de fango, husmeadas por los cerdos y sirviendo de percha a las aves de corral, que el labriego Muerte hab\u00eda elegido ya para que fueran las carretas de la Revoluci\u00f3n. Bien es verdad que si el Le\u00f1ador y el Labriego trabajaban incesantemente, su labor era silenciosa y ning\u00fan o\u00eddo humano percib\u00eda sus quedos pasos, tanto m\u00e1s cuanto que abrigar el temor de que aquellos estuvieran despiertos, habr\u00eda equivalido a confesarse ateo y traidor.

Apenas si hab\u00eda en Inglaterra un \u00e1tomo de orden y de protecci\u00f3n que justificara la jactancia nacional. La misma capital era, por las noches, teatro de robos a mano armada y de osados cr\u00edmenes. P\u00fablicamente se avisaba a las familias que no salieran de la ciudad sin llevar antes sus mobiliarios a los guardamuebles, \u00fanicos sitios donde estaban seguros.

1

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->