Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
P. 1
Literatura Trivial II

Literatura Trivial II

Ratings: (0)|Views: 1,693|Likes:
Published by api-3724851

More info:

Published by: api-3724851 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Sobre literatura trivial II
Compiladores: Marcelo Burello, Román Setton y Miguel Vedda
 
La violencia en la novela popular
*
 Rudolf Schenda
Traducción de Martín Salinas
1. La “necesidad de cadáveres” de la industria cultural
El hombre –esto es muy triste– es una bestia dormida y, ante la primera ocasión, su instinto toma la palabra. Terminamos realizando acciones que nuestra inteligencia, nuestra sensibilidad condenan. Yanada nos contiene. Una bronca negra se apodera de nosotros. Una necesidad de profanarnos, detraspasar nuestros límites […].Vuelvo a abofetear a Dickson en su pobre cara informe. El sudor hace los pelos se me peguen en lassienes […]. Cuando me seco la frente con la manga, oigo una especie de desgarramiento
 ,
y una líneade fuego me quema en el antebrazo.Entonces me incorporo. Esta carroña de Dickson tenía una navaja en el bolsillo. Pudo extraerla ydeslizarla en el cubrecama y en la primera oportunidad me salta sobre el gabán […].¡Qué bien que tengo todavía conmigo mi goma de borrar sonrisas! Apunto mis cañones haciaDickson: –¡Basta, Fígaro, o te practico un par de aberturas más en el cuerpo!Pero eso sirve tanto como ejecutar Brahms para Paul, el puerco sordo. Él arremete nuevamentecontra mí, loco de furia. Retrocedo, pero el desnivel me detiene, y el filo cae sobre mí. Entonces,disculpe, doctor, pero entonces pierdo el control económico de mis actos, y mi antagonista pierde sus partidas de nacimiento. Piff paff puff, le echo humo. Él se sujeta la carga en la panza, lanza un grito,tose un poco, como un tipo que nunca escuchó hablar de las pastillas de eucalipto y se hunde en lahierba [...]Entonces, hundo mi asador y me rasco la calva, seriamente reventado por el curso de las cosas.Entonces solo se conversó un poco, y todo salió mal. Tuve mala suerte. ¿Qué hago ahora con lacarne fría en brazos?
1
El autor de esta pequeña “escena sádica”, Frédéric Dard
2
,alias Comisario San Antonio, el novelistafrancés más vendido de los años cincuenta y sesenta, escribe un libro por mes y publica su producción negra en ediciones de hasta medio millón por volumen
3
. En abril de 1965, RobertEscarpit lo invitó a un coloquio sobre Sociología de la Literatura en Burdeos
4
, donde dio una charlay respondió a las preguntas de los profesores curiosos
5
. Cuando le preguntaron por qué SanAntonio hace el amor con una muchacha solo para que un minuto después el lector la vea con uncuchillo en la espalda o “
les boyeaux à l’air, écrassé
” (con las tripas al aire, destrozada), FrédéricDard dio por respuesta que sus heroínas solo servían para mantener en pie el mito de “SanAntonio” como un Don Juan, y que, por lo demás, son superfluas; que él también debe satisfacer enuna serie policial su necesidad de cadáveres; que, por cierto, él es en ocasiones un sádico, pero esolo ha tomado de Peter Cheney
6
, para el cual la mujer es siempre una maldita bestia, que hay quedesechar – “Cela dit, j’aime beacoup les femmes, vous savez. (Rires).” (“dicho esto, me encantanlas mujeres, ustedes saben. (Risas)”)
7
.En el original las cosas son más o menos así: San Antonio tira a una mujer pulposa alcolchón, después de haber atado a su jefe en una alfombra, se saca las ganas con ella, luego la ata, bajo un pretexto, a un sofá y prueba el conocido método de los cigarrillos para que cante. Pero elrufián se retuerce en el piso y se desploma sobre su mutilada mujer:
Antes de que me diera cuenta y tuviera la posibilidad de intervenir, él le abrió un terrible corte aAlicia en la garganta con la navaja. Maldición, qué corte, señora. ¡El rey las cortadoras de césped,ese Hirsch! No sé si había dado la hora para que la decapitaran, pero él le cortó el tronco en dos
*
“Violenz im populären Roman”. En: Schenda, R.,
 Die Lesestoffe der Kleinen Leute. Studien zur populären Literatur im 19. und 20.Jahrhundert 
. Múnich: Beck, 1976, pp. 105-120.
 
tercios. El cuello de Alicia se ve como una lata de conservas abierta. De pronto un Niágara de jugode uva chorrea sobre el blanco lino. Sus ojos, enloquecidos de miedo, se ponen en blanco. Muerecon un gorgoteo como el de un vertedero tapado”
8
.
El autor, como se ve, ha debido responder a varias circunstancias: debe salvaguardar la buenareputación de su héroe; debe bregar para enviarle a domicilio al lector el número deseado decadáveres; tiene un cierto interés en el sadismo, pero no puede hacer nada para satisfacerlo; tienesus modelos literarios y debe honrarlos, a fin de cuentas; a pesar de que dormita en él una bestia,debe ser un hombre amable en la vida privada. Dicho de otro modo: cuando San Antonio le llena de“plomo las tripas”
9
a un
dandy
, su autor sucumbe a coacciones sociales y psíquicas de la másdiversa cualidad; calla discretamente los económicos. La violencia
en sus productos de fantasía leha sido dictada desde adentro y desde afuera.Por cierto, no basta ahora con contentarse con tales imprecisas interpretaciones cuando setrata de ver e interpretar la violencia en la novela popular a la luz de los “hechos sociales”. Despuésde todo, San Antonio no es el más crudo autor de relatos policiales; ya George Orwell había sido profundamente impresionado en 1944 por la particular crueldad de un James Hadley Chase
, yFrédéric Dard puede aducir a su favor su extraña acrobacia rabelaisiana con el
argot 
. San Antoniotampoco es el único
best-seller 
: Jean y Josette Bruce han vendido más de 50 millones deejemplares
de sus relatos policiales de espionaje, y Gérard de Villiers, la nueva estrella en el cielonegro –de quien hablaremos luego– ha llegado ya a diez millones
. Pero la violencia no seencuentra solo en James Bond
, en sus precursores y en sus epígonos; el fenómeno no concierne deningún modo solo a la novela de posguerra; quien lo desee, puede verificar en el viejo
 Fierabras
cómo el valiente Carlomagno le dejó la nariz sangrando a Rolando
, o del mismo modo, en unviejo libraco, cuán cruelmente el autor de
 Kaiser Oktavian
[El emperador Octaviano] maltrata a losniños injustamente abandonados en estado de naturaleza
. Se añade el hecho de que también haynovelas populares en las cuales la violencia no sobresale tanto en primer plano. Además, no sololos autores se ocuparon en sus novelas con actos de violencia, sino, ante todo, los millones delectores. Al fin y al cabo, sería poco razonable disfrutar de la violencia en la novela sin preguntarse por cuáles son las formas de violencia concreta a las que está expuesto cada uno de nosotrosdiariamente. Pues también aquí vale la máxima según el cual la realidad supera toda fantasía. Ensuma: el planteo de los temas requiere de alguna delimitación, como también de diferenciacionesgeogficas e históricas, psicológicas en rminos individuales y sociales, estisticas ycomunicacionales.
2. Violencia manifiesta, personal e institucionalizada
Pero, ¿qué es la violencia? Violencia es la aplicación de la fuerza física y psíquica al hombre o alanimal; pero no toda aplicación de la fuerza es también violenta. Es posible imaginar formas lúdico-agonales de la fuerza, como la lucha libre, pero también el empleo benigno de la fuerza por partedel médico
. Pero la violencia no mide lúdicamente las fuerzas y no reordena lo que fue dislocado;la violencia provoca violación, lesión o afrenta del derecho a la integridad del cuerpo y del alma;del derecho al respeto de la dignidad humana, de la autonomía
y la individualidad humana oanimal del carácter que sea.La violencia es solo una parte de un complejo psicosocial mayor; es solo el final posible, nonecesario, de un proceso al que se denomina agresión. Agresión es toda forma de comportamientocuya finalidad es el perjuicio de una persona o de un objeto
. Este comportamiento puede ser  provocado por frustración o por imitación, es decir, puede ser aprendido; puede ser impulsado através de agresiones secundarias, puesto en acto a través de condiciones de estímulo determinadas por la situación, pero también puede ser restringido por inhibiciones o desmontado a través desatisfacciones sustitutas, o con vistas a una reutilización posterior. En cambio, la violencia es soloel acto agresivo, hiriente y exclusivamente dirigido hacia el hombre o el animal
.Esta definición general ahora requiere por cierto de una especificación, y esta puede ser aclarada mediante ejemplos de novelas populares. Los criterios para una posible distinción son:¿violencia personal o institucionalizada?; y: ¿violencia manifiesta o encubierta?
; en lo cual

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
marihscribd liked this
cashasa liked this
Jorge Monsalves liked this
Mercedes Amprimo liked this
Oxony20 liked this
Oxony20 liked this
Elmer liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->