Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
12Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Hora Santa La Roca Seman No. 1 Tiempo de Adviento Ciclo b

Hora Santa La Roca Seman No. 1 Tiempo de Adviento Ciclo b

Ratings: (0)|Views: 2,571|Likes:
Published by orellana8582

More info:

Published by: orellana8582 on Nov 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, ODT, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/26/2013

pdf

text

original

 
“EL QUE CUMPLA LA VOLUNTAD DEMI PADRE, QUE ESTA EN LOSCIELOS”.
Monitor:
Semana No. 1 del Tiempo de Adviento del Calendario Litúrgico,en la cual la Iglesia nos recuerda que tenemos esperanza en Dios, siponemos nuestra confianza en Cristo, la roca, los cimientos o piedraangular de la Iglesia y de cada católica y católico en particular, Cristo esel fundamento de nuestra vida cristiana. San Pablo diría: pues nadiepuede poner otros cimientos que los ya puestos: Jesucristo.
CANTO:----------------------------------------------------------------------Lector:
No había discusión en el nombre que debía llevar el Hijo de Dioshecho hombre, porque Dios se adelanta y encarga primero a María ydespués a José: “Le pondrás por nombre Jesús”. Y así fue: “Cuando secumplieron los ocho días para circuncidarle, se le puso el nombre deJesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno” (SanLucas 2,21)
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:
A José le había dado la razón el mensajero celeste: “Porque élsalvará al pueblo de sus pecados”. Es decir, Jesús va a ser El Salva
dor.
Decir 
Jesús
es lo mismo que decir: “Yahvé que salva”, “Dios esSalvador”.
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:
Por eso dirá San Pedro a la asamblea de los judíos: “No hay otroNombre dado a los hombres sobre la tierra con el cual podamos ser salvos”
(Hechos
4,12). Además, para un judío el nombre era lo mismoque la persona. Por lo tanto,
Jesús
era significar la Persona adorable delSeñor en todos sus aspectos.
 
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nos
“LA ROCA”
SEMANA No. 1 TIEMPO DE ADVIENTO CICLO BDICIEMBRE/01/2011 PARROQUIA SAN JOSE, ATHENS GABúscanos en:WWW.SCRIBD.COM/ORELLANA8582Siguenos en:
 
anuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:
Esta es la razón por la cual la Iglesia ha tenido siempre unadevoción especial al Nombre de Jesús. La Liturgia, los santos y losescritores tienen expresiones hermosísimas, como el himno que canta:“Jesús, dulce memoria, que comunicas los verdaderos gozos alcorazón”. O como Fray Luis de León: “Dichoso, si se puede decir, elpecar, que nos mereció tal Jesús”, traducción del dicho litúrgico en lanoche pascual: “¡Oh feliz culpa, que nos mereció tal Redentor!”.
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:
Y comentando el significado de Jesús, Salvador, dice el mismoFray Luis: “Son salud sus palabras; digo, son Jesús sus palabras, sonJesús sus obras, su vida es Jesús y su muerte es Jesús”. Así como SanBuenaventura, haciendo referencia a la Persona de Jesús, dice de sunombre que la expresa: “Jesús, ¡qué nombre tan fuerte, tan lleno degracia, tan feliz, tan dulce, tan glorioso!”.
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:
Siendo esto así, no busquemos otro remedio para los males delmundo sino Jesús, su Persona salvadora. Sólo Jesús nos puede librar de la incredulidad, de la inmoralidad y de la injusticia. ¡Contemos conJesús Salvador! Nosotros miramos a Jesús, presente en la Eucaristía.Nuestro Salvador está en medio de nosotros. ¿Y qué va a hacer aquíJesús sino cumplir la misión confiada por el Padre: ser Salvador?.
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor. 
Lector:
¡Jesús! Sé para mí
Jesús:
mi Salvador.Sé mi Salvador en todo: haz honor a tu Nombre.Sé mi Salvador en las penas: que no me lleguen a vencer.Sé mi Salvador en los fracasos: que no me aplasten.Sé mi Salvador en el trabajo: que no me rinda.Sé mi Salvador en las preocupaciones: que no me turben.Sé mi Salvador en la enfermedad: que la lleve con amor.Sé mi Salvador en los éxitos: que no me envanezcan.Sé mi Salvador ante la eternidad: que no me pierda.Sé mi Salvador siempre, que por eso te llamas
Jesús.
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:
Si Jesús se llama por mí y para mí:
Jesús,
Salvador, ¿qué razónde ser tienen mi desconfianza, mis miedos, mis preocupaciones, losmismos pecados que he podido cometer?... Jesús no hubiera sidoJesús, ni sería Jesús ahora, si no hubiese cumplido ni cumplieseactualmente la misión que el Padre le confiara: salvarme en todo.Entonces, yo debo confiar siempre en Él sin tenerle miedo alguno. Jesúsle confió a un alma santa: “Es cierto que cien pecados me ofenden másque uno. Pero si ese uno fuera de desconfianza, me dolería más que losotros cien” (A Benigna Consolata)
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
Lector:Señor Jesús,
yo te reconozco felizmente por mi Salvador.Quiero vivir con seguridad total en ti, que me salvarás siempre de todopecado, de toda pena, de toda prueba, de todo dolor, de todacondenación. Dame una confianza inmensa en ti y un amor ardentísimoa tu Persona adorable.
Madre María,
que fuiste la primera en pronunciar el nombre de Jesús con un amor y una ternura indecibles. Haz que ese
 
Jesús, que lo fue todo para ti, sea también el ideal más grande de miexistencia. Que sepa yo imponerme por Él cualquier sacrificio, porque aJesús no se le niega nunca nada.
 
Todos:
Señor Jesús, tu eres Dios, tu eres nuestro Dios, que nosanuncia la Buena Noticia a nosotros los pobres, a proclamar nuestralibertad, a sanar nuestras enfermedades, otorgarnos la dignidad quenosotros habíamos perdido y que tu has rescatado y proclamarnospueblo tuyo, pueblo santo de Dios, hoy hemos creído tu palabra, Señor.
CANTO:----------------------------------------------------------------------Lector:Lectura del Santo Evangelio según San Mateo: 7, 21. 24-27Todos:
Gloria a ti, Señor.
Lector:
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No todo el que mediga ‘¡Señor, Señor!’, entrará en el Reino de los cielos, sino el quecumpla la voluntad de mi Padre, que está en los cielos. El que escuchaestas palabras mías y las pone en práctica, se parece a un hombreprudente, que edificó su casa sobre roca. Vino la lluvia, bajaron lascrecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; perono se cayó, porque estaba construida sobre roca. El que escucha estaspalabras mías y no las pone en práctica, se parece a un hombreimprudente, que edificó su casa sobre arena. Vino la lluvia, bajaron lascrecientes, se desataron los vientos, dieron contra aquella casa y laarrasaron completamente”.
Palabra del Señor.Todos:
Gloria a ti, Señor Jesús.
Lector:MEDITACION PERSONAL EN SILENCIO DEL SANTOEVANGELIOCanto:------------------------------------------------------------------------Lector:
Señor Jesús, te alabamos y te adoramos, Tú eres el que vino yel que ha de venir, el Dios-hecho-carne en Belén, ahora misteriosamentepresente en la Eucaristía, y que un día nos
 
vendrá a buscar para
 
unirnosa todos en la casa celestial. Gracias por tenernos aquí junto a ti, comouna gran familia deseosa de acogerte y de apresurar tu venida definitivaen este tiempo de Adviento.
Todos:
 
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven pronto, Señor! ¡No tardes más!
Lector:
Ven, Señor Jesús, ven cada vez de nuevo a nuestra vida, anuestros hogares, veredas y comunidades. Ven y háblanos al corazón;enséñanos a vivir de verdad, a construir nuestra casa sobre roca firme,así como tú lo expresas en la parábola, una casa para la eternidad.
Todos:
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven pronto, Señor! ¡No tardes más! ¡Ven,Señor Jesús! ¡Ven a nuestra vida! ¡Ven, ayúdanos a construir el Reino!
Lector:
Ya lo había anunciado el profeta: Dios es la roca. Isaias: 26, 4.Sin él todo es arena, sin él no hay nada firme ni nada seguro. Sólo élprotege con murallas inexpugnables a quienes cumplen su palabra; yreduce a escombros lo que edifican los soberbios y los que dudan de él.Es lo que tú has venido a recordar con tus palabras y con tus obras.
Todos:
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven pronto, Señor! ¡No tardes más! ¡Ven,Señor Jesús! ¡Ven a nuestra vida! ¡Ven, ayúdanos a construir el Reino!
Lector:
Palabras no bastan, hay que hacerla
 
voluntad del Padrecelestial. Meras palabras son como la arena movediza, traicionera yengañosa, que nos hunde en la superficialidad.
Todos:
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven y haznos fuertes! ¡Ven y danosperseverancia!
Lector:
Hacer la voluntad del Padre celestial, como tú la cumpliste díatras día, humilde y heroicamente, eso es vivir seguro, es construinuestra casa sobre la roca. ¡Y que soplen los vientos y las tormentas!No podrán con ella, se mantendrá levantada y entera hasta el último día,hasta el día de tu advenimiento definitivo.
Todos:
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven y haznos fuertes! ¡Ven y danosperseverancia!

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Mirna Erazo liked this
RoOx Zavala liked this
RoOx Zavala liked this
Concha Castro liked this
RoOx Zavala liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->