Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Gómez, E., Muñoz, M. y Haz, A. Familias Multiproblemáticas y en Riesgo Social

Gómez, E., Muñoz, M. y Haz, A. Familias Multiproblemáticas y en Riesgo Social

Ratings: (0)|Views: 11 |Likes:
Published by Francisco Estrada

More info:

Categories:Types, Research, Law
Published by: Francisco Estrada on Nov 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/18/2012

pdf

text

original

 
Copyright 2007 by PsykheISSN 0717-0297
Esteban Gómez, programa de Magíster en Psicología Clínica,Pontificia Universidad Católica de Chile; Sociedad Protectorade la Infancia
i
.
 
Magdalena Muñoz, programa de Magíster en Psicología Clí-nica, Pontificia Universidad Católica de Chile.
 
Ana María Haz, Escuela de Psicología CEES UC, PontificiaUniversidad Católica de Chile.
 
La correspondencia de este artículo debe dirigirse a EstebanGómez: eagomez@puc.cl o egomez@protectora.cl
i
La Sociedad Protectora de la Infancia es una organización privada sin fines de lucro con 113 años de historia, cuyamisión es contribuir al mejoramiento de las condiciones devida de la infancia en Chile, en particular de aquellos niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad y escasos recursos, através de programas educacionales y sociales. Recientementeha desarrollado un Marco Conceptual Orientador (para guiar el diseño, intervención y evaluación de resultados) que incluyecinco componentes: apego, resiliencia, organización familiar,red y necesidades básicas, sirviendo de inspiración para esta propuesta.
PSYKHE2007, Vol.16, Nº 2, 43-54
Familias Multiproblemáticas y en Riesgo Social:Características e IntervenciónMultiproblem Families at Social Risk: Characteristics and Intervention
Esteban GómezPonti
cia Universidad Católica de ChileSociedad Protectora de la InfanciaMaría Magdalena Muñoz & Ana María HazPonti
cia Universidad Católica de Chile
El artículo comprende la familia multiproblemática como un sistema vulnerable de alto riesgo, tanto por la acción de susmecanismos internos, como de fuerzas sociales que potencian su disfuncionalidad. Tras una extensa revisión bibliográ
ca,los autores proponen como sus características centrales la
 polisintomatología y crisis recurrentes
, la
desorganización,
el
abandono de las funciones parentales
y el
aislamiento
, focalizando especí
camente en aquellas familias en situaciónde riesgo social. En una segunda parte, se desarrolla un esquema de intervención profesional, que incorpora la funciónde los servicios sociales y su relación potencialmente nociva con estas familias, el trasfondo epistemológico y los con-textos en que se despliega la intervención, y las principales estrategias sugeridas para implementar buenas prácticas enel trabajo profesional.Palabras Clave:
 familia multiproblemática, riesgo social, pobreza, servicios sociales, intervención psicosocial.
The paper understands multiproblem family as a vulnerable system of high risk, in part due to their internal mechanismsand in part by the action of social forces that reinforce their malfunction. After an extensive bibliographic review, theauthors propose as its central characteristics,
 poly-symptomatology and recurrent crisis, disorganization, abandonment of  parental functions
and
isolation
, focusing the discussion speci
cally on those families at social risk. In a second part, thearticle develops a schema of professional intervention, that includes the function of social services and their potentiallynoxious relationship with these families, the epistemological background and the contexts on which the interventionunfolds, and the main strategies suggested to implement good practices in the professional work.Keywords:
multiproblem family, social risk, poverty, social services, psychosocial intervention.
Ligado a las transformaciones socioculturales, políticas y económicas acaecidas en el último siglo,se ha debilitado el pacto tradicional que vinculabagobierno, sociedad y familia en un proyecto común(Haz & Matus, 2006). Esto ha generado en muchascomunidades un ambiente de incertidumbre, descon-cierto y pérdida de los referentes tradicionales sobre«cómo se debe vivir la vida» (Bauman, 2001), lo queaunado a dinámicas de exclusión social cada vezmás arraigadas, ha impactado a numerosas familiasvulnerables, destacando por su extrema complejidadla
 Familia Multiproblemática
(Linares, 1997).Estas familias no cuentan con herramientas su
-cientes para afrontar las demandas de éxito ligadasa una cultura hedonista y de consumo (Ditzel &Maldonado, 2004), que exige asumir la responsabi-lidad por las propias historias de vida (Ehrenberg,1999), y que mide la valía personal según criteriosdifícilmente alcanzables. Así, al encontrarse mayori-tariamente en contextos caracterizados por factoresde riesgo psicosocial y deprivación socioculturalcrónica, se refuerza el ciclo de marginación, dis-funcionalidad, crisis y desesperanza que es comúnobservar en ellas.
 
44
GÓMEZ, MUÑOZ Y HAZ
Durante las décadas pasadas se han implemen-tado numerosas iniciativas para ayudar a estasfamilias, implicando inicialmente a voluntarios yorganizaciones no profesionales, y más recientemen-te, a la comunidad profesional y académica. En sumayoría, estos esfuerzos no han tenido un impactoduradero, pero han arrojado valiosa informacióndesde la cual es imperativo seguir construyendoconocimiento y propuestas de intervención.El presente artículo busca aportar en esta línea,y se ha estructurado desde una amplia revisión bibliográ
ca en diversas bases de datos (ProQuest,PsycINFO, OCLC-FirstSearch y SciELO, entreotras), seleccionando las referencias según aportaraninformación sobre las características de la familiamultiproblemática y/o la intervención con éstas.
Características
Dentro de los aspectos más difíciles del trabajocon familias multiproblemáticas (en adelante, FMP),está el comprender su funcionamiento y anticipar losescenarios posibles de intervención. Estas familiassorprenden a los equipos con modulaciones sistémicasque no encajan en los modelos y metodologías tradi-cionales. Por ello, es indispensable desarrollar marcosorientadores especí
cos, que permitan al profesionaldistinguir rasgos comunes en la variedad, proyectandosu abordaje técnico en conocimiento del impacto decada una de estas variables.Como esquema organizador de la literaturarespecto a las FMP, los autores del presente artículo proponen cuatro ejes descriptivos, que si bien semani
estan entrelazados en la práctica, son útilesde distinguir conceptualmente: (1) Polisintoma-tología y crisis recurrentes; (2) Desorganización;(3) Abandono de las Funciones Parentales; y (4)Aislamiento.
 Polisintomatología y Crisis Recurrentes
Estas familias no presentan un síntoma particu-lar, sino que una cadena de problemas y factores deestrés (Matos & Sousa, 2004), entre los que puedenmencionarse negligencia, alcoholismo, violencia in-trafamiliar, abuso de sustancias y depresión. Sharliny Shamai (1995) señalan que este patrón es de talimportancia, que las FMP debiesen reconceptuali-zarse como
“familias en extremo distrés” o familiasmulti-estresadas
.En esta línea, Walsh (2004) ha de
nido tres ca-racterísticas centrales en las FMP, todas asociadas aleje de
 polisintomatología
: (a) presencia de proble-mas múltiples, de gran complejidad y gravedad; (b)más de un portador de sintomatología; y (c) episo-dios recurrentes de crisis individuales y familiares.Según Casas (1998 citado en Navarro, 2002), estas
crisis recurrentes,
que marcan la dinámica de lasFMP, pueden aparecer como reacción a:(a)
 Di
  fi
cultades de carácter material o físico,
 como cesantía, enfermedades crónicas, etc.;(b)
 Relaciones con
  fl 
ictuadas con el entornocircundante
, expresadas como marginación socialo demandas de adaptación a contextos violentos oestresantes, y;(c)
 Relaciones con
  fl 
ictuadas al interior del sis-tema familiar 
, y que adoptan la forma de violenciaintrafamiliar, abuso sexual, negligencia, etc.Cuando estas condiciones no reciben un apoyoe intervención adecuados, se croni
ca y refuerzade forma poderosa la polisintomatología caracte-rística de estas familias, en un ciclo deteriorantede
condiciones adversas– falta de apoyo y derecursos– crisis– 
y
síntomas múltiples.
Ahora bien, no basta solamente con dar apoyo, sino queéste debe calzar con la necesidad particular que hadesencadenado la crisis para ser efectivo (Juby &Rycraft, 2004).
 Desorganización
El segundo eje pone el énfasis en la
desorga-nización
que de
ne la dinámica de estas familias, particularmente en torno a dos aspectos: (a) unaestructura caótica; y (b) una comunicación disfun-cional. Conceptos que apuntan en esta línea son losde familia “suborganizada” de Aponte (1976, 1981citado en Cancrini, De Gregorio & Nocerino, 1997)o familia “desorganizada” de Minuchin et al. (1967a;1967b citado en Cancrini et al., 1997).Vega (1997) ha mencionado como característicasde la estructura de estas familias el ser mayorita-riamente monoparentales y presentar una notoriadispersión de sus miembros. Asimismo, dichaestructura se caracteriza por numerosas rupturas yreconstituciones que con
guran genogramas com- plejos y a veces confusos (Linares, 1997; Matos &Sousa, 2004; Sousa & Eusébio, 2005).En estas familias existen con
ictos en el desarro-llo de los roles y la delimitación de los subsistemas(Cancrini et al., 1997). Presentan una elevada po-rosidad de sus fronteras, con límites generalmentedifusos y problemas de diferenciación, lo que facilitala transmisión transgeneracional de los patrones de
 
45
FAMILIAS MULTIPROBLEMÁTICAS Y EN RIESGO SOCIAL
desorganización y multi-problematicidad, comolo muestra el estudio de Hurst, Sawatsky y Pare(1996).Se ha detectado la presencia de una jerarquíacaótica y una reducción de las reglas y normas almínimo (Sousa & Eusébio, 2005), sin rutinas clarasni criterios consensuados sobre qué está permitidoy qué no en la familia. El poder no se concentra“en un miembro determinado de la familia y comoconsecuencia de ello la interacción familiar tendrácarácter caótico, estableciéndose el control a travésde medios indirectos y encubiertos” (Navarro, 2002, p. 26); o a través de la descarga en el acto agresivo(Sousa & Eusébio, 2005). Además, los hijos puedenimplementar una “prueba de límites” en escalada,que busca de
nir de alguna forma un bosquejo deestructura familiar, al costo de invertir muchas veceslos roles familiares.El segundo aspecto de la desorganizaciónfamiliar dice relación con la
comunicación
, queresulta caótica y empobrecida en su intercambiode información (Malagoli Togliatti, 1985 citadoen Cancrini et al., 1997). Se observan patronesincongruentes de comunicación verbal y no verbal,lo que se mani
esta como
ambivalencia
relacional,habitualmente anclada en una historia de desórdenesvinculares transgeneracionales (Hurst et al., 1996;Sousa & Eusébio, 2005).La ambivalencia e incongruencia encuadran unadi
cultad para “leer” adecuadamente los maticese implicancias de un mensaje y para desarrollar empatía en la comunicación. En situaciones deresolución de con
ictos, tienden a interpretarse las“señales” comunicativas como muestras de rechazoo abandono. Como el lenguaje ha perdido su ca- pacidad mediadora se instalan los golpes y gritos,o la autoagresión y autodestrucción, el
acting out 
 como solución de “punto
nal” y de descarga de latensión acumulada.
 Abandono de las Funciones Parentales
La investigación en FMP ha revelado que éstastienden a abandonar sus funciones parentales(Cancrini et al., 1997; Navarro, 2002), mostrandoen muchos casos un grado elevado de incompetencia parental y negligencia (Barudy, 1998), que llevadoal extremo (por ejemplo, ligado a dinámicasde maltrato infantil grave) puede acarrear lainhabilitación legal de los padres y la salida delniño de su familia.Se han distinguido tres
 funciones parentales
  básicas (Barudy & Dantagnan, 2005): la nutriente,la socializadora y la educativa. El debilitamientode las
nalidades socializadoras y educativas enla FMP altera en los niños y niñas su capacidadde inserción y adaptación social, al no facilitar lainternalización de “normas y valores culturales,lo cual inhibe el desarrollo de la consideración yel respeto a la sociedad por parte del niño y sitúaa éste en posición de con
icto con su entorno”(Linares, 1997, p. 32).El debilitamiento de la función nutriente en laFMP, principalmente de tipo emocional, obstacu-liza el desarrollo de un apego seguro (Cyrulnik,2002) y lleva a un riesgo signi
cativamente au-mentado de padecer diversos trastornos biopsi-cosociales (Glaser, 2002). Numerosos estudioshan mostrado en niños físicamente maltratados la predominancia de apego evitativo, mientras queniños que han sufrido negligencia física muestran predominancia de un apego ansioso/ambivalente(Finzi, Ram, Har-Even, Shnit & Weizman, 2001);
nalmente, los niños y niñas que han recibido unacombinación de diversas formas de maltrato, abusoy negligencia muestran predominantemente unestilo de apego desorganizado o ansioso/evitativo(Hughes, 2004). Asimismo, la investigación enniños que han sufrido negligencia y/o maltratoemocional, ha mostrado la presencia de diversasdi
cultades posteriores en la infancia, adolescenciay vida adulta, observándose trastornos emocio-nales (como baja autoestima, ansiedad o estrés),desórdenes conductuales (como irresponsabilidad,oposicionismo y comportamientos antisociales), bajo desempeño y ausentismo escolar, agresividady/o aislamiento social, en la mayoría de estos niños(Glaser, 2002).Este abandono de las funciones parentalesaparece vinculado en muchos casos a dinámicas deentrega y/o abandono de los hijos (Vega, 1997), por cuanto el subsistema parental delega sistemática-mente el cuidado de sus hijos en terceros (vecinos,familiares, profesionales).La intervención sobre las condiciones de vul-neración que demandan la salida del niño de suhogar, se di
culta muchísimo cuando se traspasala línea del abandono de las funciones parentales,con bajas tasas de éxito (25%-70%) en la mayoríade los diversos programas que intervienen despuésde este punto (de Paúl, Múgica & Alday, 1997).Es por ello que comprender esta variable en laintervención, resulta crucial si los profesionales

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->