Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
ciudadanía en américa latina

ciudadanía en américa latina

Ratings: (0)|Views: 7|Likes:
Published by marcoantoniolabarca

More info:

Published by: marcoantoniolabarca on Nov 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

 
Un acercamiento al concepto de Ciudadanía Activa en América latina
Marco Antonio Labarca B.
1
El presente ensayo no intenta en su generalidad agotar el tema de laCiudadanía, sino que al contrario, desea presentar algunos elementos discursivos quenos ayuden a introducirnos en perspectiva crítico propositiva al entendimiento yaplicación del concepto de Ciudadanía Activa en nuestro continente americano.Si bien es cierto, el tema de la Ciudadanía no es un tema contingente y propioa la realidad del continente, ella se encuentra presente de manera transversal en cadauna de las manifestaciones socio políticas ejercidas a través de la historia de AméricaLatina.El concepto de Ciudadanía nos remite de manera inmediata al concepto deCultura, esta última trabajada y desarrollada por un sin número de autores tanto a nivelmundial como en el continente
2
. Sin embargo, en la perspectiva de intentar realizar unacercamiento al tema en particular, en el presente ensayo, la cultura será entendidaen relación directa con la vida cotidiana, el quehacer diario y cómo desde los variadosmodos de vida se va gestando una respuesta a las necesidades vitales, se vaconstruyendo un estilo de convivencia capaz de darle sentido a lo trivial de cada jornada, porque se crea participación, responsabilidad y respeto que llevan a formar ciudadanos dialogantes, conscientes de que el bien común es obra de todos y paratodos.
1
Profesor de Estado en Universidad de Santiago de Chile; Profesor de Religión Católica y Moral enUniversidad Metropolitana de Ciencias de la Educación; Magister en Ética Social y Desarrollo humanoen Ilades-Universidad Alberto Hurtado. Actualmente se desempeña como profesor de religión en elColegio María Auxiliadora de Santiago de Chile y asesor del equipo de comunicación del Instituto de lasHijas de María Auxiliadora.
2
APARICIO, R.,
Cultura y Sociología,
 Narcea, Madrid, 1981, la autora abre su disertación sobre lasconcepciones de cultura presentes en la obra de algunos autores clásicos tales como Alfred Weber, MaxWeber, Durkheim, Parsons, Karl Marx, Karl Mannheim, hoy particularmente influyentes en el campo dela Sociología.También sobre este tema se puede consultar: CASTELLET, J.M.,
La cultura y las culturas,
EditorialArgos Vergara, Barcelona, 1985. BERGER, P. y LUCKMANN, T.,
La construcción social de larealidad,
Amorrortu, Buenos Aires, 1972. SINGER, M.,
Cultura,
en D. Sills (Ed.), EnciclopediaInternacional de las Ciencias Sociales, Anguilar, Madrid, 1974. GOFFMAN, E.,
La presentación de lapersona en la vida cotidiana,
Amorrortu, Buenos Aires, 1971. GARCIA HUIDOBRO, J.E., yMARTINIC, S.,
Cultura Popular. Proposiciones para una discusión,
CIDE, Santiago, 1983.BRUNNER, J.J., y CATALAN, G.,
Cinco estudios sobre cultura y sociedad,
FLACSO, Santiago, 1985.
 
En otras palabras, podríamos decir que la cultura tiene relación directa con elquehacer humano, con lo cotidiano, porque ella está presente en toda realidad social ycomo tal se hace respuesta en el ejercicio de la Ciudadanía, entendida esta últimacomo participación responsable en el desarrollo armónico de los derechos y deberesde las personas que conforman una colectividad
3
.Al tomar estas premisas como vector de arranque en nuestra reflexión,estamos en condiciones de argumentar que en el plano de América latina, adquieresentido hablar de culturas, en plural y esto ya significa un cambio notable cuyaincidencia se acentúa actualmente con mayor fuerza, pues se trata de un procesodonde la realidad va adquiriendo significatividad a través de la relación que cada ser humano establece con el ambiente que lo rodea, consigo mismo y con sussemejantes, con su entorno constituyendo así un estilo de vida común que caracterizaa los diversos grupos.Lo esencial de la definición citada, lo encuentro contemplado en el concepto decultura tomado del pensamiento de Puebla, documento nacido de la reflexión socio–eclesial sobre la realidad de América Latina, alse evidencia su significadosociológico-antropológico al subrayar tres elementos fundamentales y dinámicos quela constituyen:a)Su formación y transformación en base a la continua experiencia histórica yvital de los pueblos;b)el conjunto de valores y de desvalores, actitudes, formas decomportamiento y símbolos que animan o debilitan su convivencia;c) la participación en común por sus miembros que los lleva a reunirse en basea una misma conciencia colectiva
4
.
3
Cf. MIFSUD. T.,
“Ethos y Cultura”
en Revista Persona y Sociedad N° 2, ILADES, 1988, p. 77.Aldesarrollar en su artículo el punto "Cultura: una aproximación semántica" explicita los tres planos."Cultura: relacionada con la naturaleza, dice relación al ingenio humano que mediante el trabajo y latécnica hace fructificar los productos naturales (agricultura, ganadería, etc.). Cultura, relacionada con elser humano indica la aplicación metódica al desarrollo de las facultades innatas, mediante el estudio delas letras, las ciencias, la observación y la reflexión. Cultura, relacionada con lo social, destaca elconjunto de los elementos intelectuales, morales, materiales y costumbres que caracterizan unacivilización. (por ejemplo, la cultura grecolatina, la cultura occidental, etc.). En la actualidad existe latendencia convergente de comprender la cultura como una fuente de
construcción humana de larealidad
mediante su capacidad de
significar la realidad social.
Citado en QUARELLO,
MoraleCristiana e Cultura,
(Roma: Librería Salesiana, 1979), pp.11-12.
4
Cf. CELAM, “
La Evangelización en el presente y en el futuro de América Latina”,
 
 N° 387.
 
392,Puebla, 1979.2
 
Por lo tanto, el concepto y la vivencia de la Ciudadanía se entrelazaindefectiblemente con el quehacer social de la persona humana expresada en toda sudimensión antropológica, ella va aprendiendo paulatinamente cómo ser ciudadano yejercita su aprendizaje en la medida que interioriza y hace suyas las vivenciasexperimentadasEn el caso de nuestro continente, se han elaborado diversos informes acercadel desarrollo de la Ciudadanía en América Latina, así por ejemplo tenemos a la Cepal(Comisn Económica para América latina y el Caribe) quién ha sido uno de losorganismos que ha remitido su estudio al campo de la trilogía Equidad, Desarrollo yCiudadanía
5
, otra visión al respecto y de no menor importancia es el que lleva a cabolas Naciones Unidas a través de su informe del PNUD (Programa de las NacionesUnidas para el Desarrollo)
6
. Sin embargo, es pertinente tener como telón de fondo queambos organismos entienden el concepto de Ciudadanía en relación con el Estadoconstitucional.Si bien es cierto que todos estos antecedentes nos dan luces acerca de lo quese puede entender por Ciudadanía, es importante poder hablar de la contextualizacióndel ejercicio de la misma en el continente, luego de una historia casi común paratodos los países que la conforman. Es así como por ejemplo, en la época de lossetenta se caracterizó al continente por la constitución de regímenes dictatoriales en lamayoría de corte militar, en países cuyo historial democrático se remontaba a variasdécadas de ejercicio.No obstante, esta realidad ya se encuentra superada en la mayoría de lospaíses del continente, también es cierto que el desarrollo y aplicación a la transición agobiernos democráticos, a dejado una falencia significativa en el orden del ejercicio dela Ciudadanía, es tanto así, que hoy en día se habla de la calidad de Democracia quese ejerce en el continente, debido a que las grandes acciones jibarizantesdesarrolladas por las dictaduras, atrofiaron en gran medida el ejercicio ciudadano.Un segundo punto de no menor importancia, es aquel que se vincula con elproceso creciente de globalización y mundialización, el cual gracias a su proceso deinterconexión a nivel planetario, ha realizado grandes avances en el camino deldesarrollo tecnológico, económico, social y cultural, llegando a la homologación del
5
Equidad, Desarrollo, Ciudadanía, informe Cepal 2000.
6
Informe PNUD 2000-20013

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->