Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
18Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
[2007] FEyC - La Persona, Un Ser Social

[2007] FEyC - La Persona, Un Ser Social

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 15,462|Likes:
Published by api-3846215

More info:

Published by: api-3846215 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Prof. Flavio Hernán Teruel
 
Formación ética y ciudadanaEGB "A"
 
1
 
La persona, un ser social
Cada cultura elabora sus propias normas deconvivencia. Aunque no tengamos conciencia deello, nuestros gustos, nuestra manera de vestir, depensar, nuestras aspiraciones, creencias y valoresestán modelados por los de la sociedad en la que vivimos.
La persona y su vida en sociedad
El desarrollo individual depende, en parte, deelementos constitucionales o biológicosdeterminados. Podemos hablar y caminar porquetenemos cerebro, músculos y órganos que nos lopermiten. Pero no todo lo que está dadoconstitucionalmente está presente en el momentodel nacimiento. Por ejemplo, aprendemos acaminar y a hablar en el transcurso de nuestra pri-mera infancia, cuando nuestra organizaciónmuscular, nerviosa y cerebral está madura paraello. Es inútil tratar de enseñar a caminar a unbebé antes de que esté maduro para hacerlo. Peroademás de la constitución biológica y lamaduración, los chicos aprenden a caminarporque están en un ambiente en el que todoscaminan, y aprenden a hablar cuando estánmaduros, porque escuchan hablar a otraspersonas.Hay casos excepcionales en los que un serhumano, abandonado en un lugar alejado de lacivilización, se cría fuera de la sociedad. Estosniños y niñas, de cuya existencia dan cuenta,esporádicamente, los medios de información, noincorporan los hábitos y los comportamientosque se consideran típicos de los seres humanos,porque no se han formado en una sociedadhumana. Por ejemplo, los niños "salvajes" noadquieren la posición vertical para caminar, sinoque caminan en cuatro patas como los animales. Tampoco aprenden a hablar: sólo emitengruñidos. Para alimentarse, comen los frutos queencuentran, al igual que los animales, y lo hacencomo los animales. Aunque la necesidad dealimentarse sea biológica, los hábitosrelacionados con la alimentación (qué comemos y cómo comemos) son también adquisicionessociales. Así como la sociedad forma a las personas,también las personas actúan sobre la sociedad y la van modificando. Si sólo se produjera una in-fluencia de la sociedad sobre las personas, lassociedades no evolucionarían, serían siempreiguales. Sin embargo, las sociedades cambiancontinuamente, a veces de manera más lenta, a veces de manera más rápida. Todos nosotros,aunque no nos demos cuenta, contribuimos aintroducir cambios en la sociedad.
Sociedad y cultura:dos términos interrelacionados
La relación entre las personas, así como laconvivencia, crean hábitos determinados y producen nuevos conocimientos. Además,generan la necesidad de dictar pautas paraordenar esa vida en común. El conjunto de esoshábitos, conocimientos y normas de un grupohumano es lo que se denomina "cultura".Sociedad y cultura están absolutamenteinterrelacionadas.Los hombres y las mujeres, como miembros de lasociedad, crean la cultura, y ésta, a su vez, actúasobre sus creadores. Hay una mutua influenciaentre el ser humano creador y la cultura creada.Por ejemplo, un invento técnico, como latelevisión, modificó profundamente la sociedad,al ampliar la posibilidad de información, decomunicación entre las personas, de formaciónde opiniones, de difusión de la moda, etcétera. También se producen cambios en las personas araíz de su exposición a la televisión. La cultura esuna creación constante, está en continuo procesode reconstrucción.Los biólogos caracterizan algunos animales como"sociales". Entre ellos, están las abejas, lashormigas y las termitas. Esas "sociedades" ani-males están basadas en instintos gregarios, esdecir, instintos que llevan a los animales areunirse. Como los instintos son pautas fijas deacción, esas "sociedades" no evolucionan.Por ejemplo, las termitas, insectos pequeñosparecidos a las hormigas, habitan en lugarescálidos, como algunas zonas de África, y construyen hormigueros muy profundos. Cuandoun termitero es atacado, las termitas obreras seponen a trabajar para rehacerlo lo másrápidamente posible, al tiempo que las termitasguerreras salen a defender a su tribu de losenemigos, que pueden ser otras hormigas. Las
 
Prof. Flavio Hernán Teruel
 
Formación ética y ciudadanaEGB "A"
 
2
 
termitas guerreras luchan y mueren porque eso esparte de su naturaleza. No pueden remediarlo, nipueden desertar, ni rebelarse, ni pedirle a otra que vaya en su lugar Por esta razón, seguiráncomportándose siempre de la misma manera.En cambio, las sociedades humanas están encontinuo proceso de reconstrucción, evolucionanconstantemente porque se basan en la cultura quecrean y no en el mero desarrollo de un instinto.
Normas y costumbres
Para poder vivir en una sociedad, sus miembroscrean, como parte de su cultura, ciertas pautas opatrones de comportamiento que definen, conmayor o menor obligatoriedad, el modo de viviro de ser de ese grupo humano. Estas pautaspermiten organizar la convivencia de los miem-bros de una comunidad. Desde chicos, todoshacemos uso de reglas y normas, aunque no nosdemos cuenta.Hay conductas más obligadas que otras. Porejemplo, entre los habitantes de las ciudades de la Argentina, es costumbre salir de noche, cenartarde, encontrarse con amigos. Pero no hacerlono es sancionado. Las costumbres indican, porejemplo, cómo es la relación entre dos personas(marido y mujer, médico y paciente, padre e hijo,etcétera).En cambio, las normas son más obligatorias y,por lo tanto, promueven sanciones sociales en elcaso de que no sean respetadas. Por ejemplo, siun amigo nos engaña, puede ser sancionado conla pérdida de nuestra amistad. Las normassociales son establecidas en función del acuerdoentre los miembros que componen la comunidad.Entre todas las normas vigentes en una sociedad,podemos distinguir las normas religiosas, lasnormas morales y las normas jurídicas. Lasnormas religiosas son las dictadas por losdiferentes cultos. Las normas morales sondictadas por la propia conciencia.En cambio, las normas jurídicas son impuestaspor la sociedad a cada persona mediante laautoridad de otras. Su incumplimiento trae comoconsecuencia la posibilidad de una sanción,establecida en un código y graduadaracionalmente, de acuerdo con la gravedad de lacontravención. Entre las normas jurídicasdistinguimos la Constitución, las leyes y losdecretos. A diferencia de los usos y costumbres,las normas jurídicas deben guardar coherencialógica unas con otras y son dictadas en unmomento determinado.Cuando un país vive en democracia, las leyes sonelaboradas por los legisladores, en representaciónde la voluntad y en resguardo del bienestar detodos los habitantes. Una vez que una ley espromulgada, todos los habitantes del país estánobligados a respetarla.El conjunto de normas jurídicas reglamentadasconstituyen el Derecho, por el cual se ordena la vida social y política de una sociedad. Para queexista el Derecho, es necesaria una forma deorganización política que imponga, interprete y refuerce el sistema de reglas que rigen lasrelaciones sociales.El Derecho es parte de la vida cotidiana de losseres humanos. Cuando dos personas se casan,por ejemplo, adquieren derechos y contraen obli-gaciones establecidas por las leyes de su país.Cuando nace un bebé, debe ser inscripto -deacuerdo con la ley- en el registro civilcorrespondiente al lugar de nacimiento.Costumbres, normas y leyes son contenidosculturales infaltables en las sociedades humanas,ya que para vivir en sociedad los seres humanostienen que organizarla.
La función de las normas
Las normas tienen un doble carácter: delimitan loprohibido y ofrecen seguridad y protección, alestablecer el marco en el cual podemos mover-nos. Esto las hace indispensables para la vidasocial. Por este doble carácter, se puede tenerrelaciones ambivalentes con las instituciones,pues en ciertos momentos nos sentimos atraídospor ellas, y en otros, sentimos rechazo.Cada persona tiene una imagen propia acerca delo que son las normas. Para algunos, es muy importante respetarlas; a otros les despiertanrebeldía. Esta imagen interna que cada personatiene de las normas se forma en cada individuo apartir de la primera relación con la autoridad, esdecir, de la relación con el padre y con la madre.Esta relación, y la manera como se desarrolla,organizan la manera en que los individuosincorporan el resto de las normas que le sonimpuestas.Las normas fijan las conductas consideradaspositivas, es decir, las conductas que se espera
 
Prof. Flavio Hernán Teruel
 
Formación ética y ciudadanaEGB "A"
 
3
 
que asuma cada persona. Por este motivo, paraque puedan ser cumplidas, es importante queestén establecidas con claridad. De todos modos,siempre quedan espacios abiertos para que laspersonas puedan actuar libremente.
Un modelo para estudiar la sociedad
Las sociedades modernas son complejas y muy diferenciadas. Cada individuo puede desarrollarsólo algunas de las múltiples posibilidades que lasociedad le ofrece. Por eso, para estudiar estassociedades complejas, los sociólogos han creadotres categorías: posición social, rol y status.
La posición social 
 A lo largo de la historia, distintas obras literariashan comparado la sociedad con un "gran teatro".La alegoría es sugerente. En el teatro, a cadaactor o actriz se le asigna un puesto o "posición".El puesto ocupado es, de alguna manera,preexistente al actor mismo; otro actor podríaocuparlo. Por otra parte, un mismo actor puedeocupar más de un puesto. Entre todos,desarrollan la trama de la obra.Si trasladamos estos conceptos a la descripciónde la sociedad, podemos decir que cada uno desus miembros ocupa una posición social quepreexis-te. Todos ocupamos más de una posiciónsocial (somos hombres o mujeres, hijos, alumnos,eventualmente padres o madres, trabajadores,ciudadanos, consumidores) y su conjunto permitedefinir quiénes somos. Cuando presentamos auna persona, podemos hacerlo a través dedistintos datos. Por ejemplo, podemos recurrir alparentesco ("Es mi primo", o "es hermana de talotra persona"), a las actividades que compartimoscon ella ("Es compañero/a de escuela","asistimos juntos a clases de judo","pertenecemos al mismo equipo de fútbol"), auna combinación de criterios ("Su padre trabajaen la misma empresa que el mío"). Todos estosdatos pertenecen a la misma persona y nospermiten situarla dentro de nuestra sociedad.Cada posición social supone también un sistemade relaciones. Por ejemplo, la condición deestudiante implica "situarse" ante la dirección dela institución, los profesores, los compañeros, lospadres, etcétera. Al saber que alguien esestudiante, podemos inferir ciertos datos de esapersona. Algunas posiciones son simplemente adscriptas,es decir, las recibimos sin que medie ningunaacción de nuestra parte: por ejemplo, ser varón omujer, ser niño, adolescente, joven, adulto oanciano. Otras son adquiridas por nosotros pormedio de la elección, del esfuerzo y, muchas veces, en competencia con otras personas. En lassociedades complejas, tenemos muchasposiciones adquiridas.Cada vez tenemos más posibilidades de elección,aunque en épocas de crisis las posibilidades realesdisminuyan. Si vivimos una época con un altoporcentaje de desempleo, por ejemplo, elegirtrabajo resulta más difícil.
Los roles 
En todas las culturas, existen posiciones socialesinstitucionalizadas. Esto significa que se esperaque la persona que se ubica en determinadaposición social la desempeñe de determinadamanera. Es decir que cada posición social tieneasignado un rol o papel. Por supuesto, los rolescambian en la medida en que cambia la cultura.Por ejemplo, los profesores esperan determinadasconductas y actitudes de los alumnos, así comolos alumnos esperan determinadas conductas delos profesores. Estas pautas de comportamientohan ido variando a lo largo del tiempo.Si continuamos con la alegoría del teatro,podemos decir que todos tenemos queinterpretar nuestro papel tal como los demásesperan que lo hagamos. A su vez, los demástambién tienen asignado su papel y se espera deellos que lo cumplan de determinada manera. Sialguien no cumple su rol como corresponde, essancionado. Las sanciones permiten establecer elgrado de obligatoriedad de lo que se espera paracada rol. Por ejemplo, tratar a los compañeros deestudio o de trabajo con respeto y amabilidad esuna conducta considerada positiva en distintosámbitos. Si alguien no cumple con ella, puede sersancionado con un trato distante, y hasta con lamarginación. Pero es una conducta menosobligatoria que llegar puntualmente al trabajo o aclase (que puede recibir sanciones más serias,incluso la pérdida de la regularidad o el despido),o que administrar dinero en forma honesta (yaque la conducta opuesta puede recibir unasanción judicial).

Activity (18)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
marimartha liked this
Jpscribd liked this
juanjoi81 liked this
perrociego55 liked this
Luly Romero liked this
Fer Pérez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->