Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El negocio del porno casero en España. Por Carlos Dávalos en Rolling Stone.

El negocio del porno casero en España. Por Carlos Dávalos en Rolling Stone.

Ratings: (0)|Views: 540 |Likes:
Published by Carlos Dávalos
Reportaje sobre el mundo del porno casero en España publicado en Rolling Stone. Noviembre 2011
Reportaje sobre el mundo del porno casero en España publicado en Rolling Stone. Noviembre 2011

More info:

Published by: Carlos Dávalos on Nov 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/28/2014

pdf

text

original

 
78
 igst.s
una página española de internet de sexoaficionado puede facturar al año dosmillones de euros. es un género que ennuestro país cuenta con miles deconsumidores, y de actores: muchos Jóvenesven en esta posibilidad una buena forma desobrevivir en tiempos de crisis.
elnegociodel PoRnocASeRo eneSPAñA
PoR
 
Carlos Dávalos
RePoRtAje ‘RS’
 
 
 igst.s
79
el dinero del sexo ‘amateur’
 Victoria estará poco más de 24 horas en Madrid:al día siguiente, volverá a Almería, donde vivecon su madre. La página web de Arnaldo, Fa Kings (www.fakings.com), tiene casi mediomillón de visitantes diarios y se ha convertidoen una de las más frecuentadas en la Red.Cuando llamamos por teléfono a Victoria,parece buena idea sacarla a la calle y alejarla de los lugares cerrados, donde ha estado prác-ticamente toda la tarde rodando.- “Hoy hemos hecho tres escenas”, dice sentán-dose en una terraza cerca de la estación de Ato-cha y de su hotel. “En la primera hacía de una estudiante que pone una cámara oculta y seenrolla con el técnico que viene a arreglarle la televisión. En la segunda, estuve yo sola hacien-do un
striptease
 y masturbándome; y en la tercera simulamos un
casting...”.
 - Debes estar muy cansada…
 
Estaba cansada, pero ahora ya no. Aunque se acaba de mudar a Almería con sumadre, Victoria Dixon nació en Oviedo. Desdelos catorce años ya soñaba con ser una actrizde cine para adultos. Encerrada en su habita-ción, consumía porno por internet. Cuandocumplió 18 años, lo primero que hizo fueponerse en contacto con Torbe, un conocidoproductor y el pionero de cine
X
 
amateur 
enEspaña. Le mandó fotos desnuda, pidiéndoleque quería actuar en alguna de sus escenas.Para su sorpresa, poco tiempo después, el pro-ductor la llamó para grabar.De hecho, dos semanas más tarde cogió untren a Madrid con todos los gastos pagadospara, con 18 años recién cumplidos, debutaren el mundo de la pornografía 
amateur.
A par-tir de ahí, ha seguido grabando escenas demanera frecuente. “¿Sabes?”, comenta Victo-ria un tanto pensativa: “Cuando me llamaron,pensé que era una broma, que era mentira.‘Esto no puede ser tan rápido’, pensaba”. Alrededor del cuello, Victoria Dixon lleva una cadena con un corazón negro que dice ‘Love’, junto a una pequeña llave. Cuando le preguntoen broma si esa llave abre algo, suelta una carca- jada. “Esto del porno a mí me encanta, el dineroes aparte”, dice. “Obviamente no lo voy a hacergratis, pero lo que a mí me interesa es hacer pelí-culas y ser reconocida, eso sería lo más. Que la gente me vea en las calles y diga: ‘Ahí va Victoria Dixon, la actriz porno”. En un mes, Victoria ha llegado a cobrar 1.500 euros grabando escenasde sexo, y eso que solo está empezando en elnegocio. “Aunque eso depende de cuántas esce-nas te salgan en un mes”, apunta.El día que Victoria Dixon le contó a sumadre que quería dedicarse a grabar porno, lesoltó una pregunta poco convencional enotras familias: “¿Y a qué esperas?”. “De hechofue ella quién me puso en contacto con algu-nos productores”, señala: “Ella siempre medice que si tuviera mi edad haría lo mismo”.Cuando nos vamos de bares ya son más de la una de la mañana. Salir de fiesta con una actrizporno puede ser muy divertido, sobre todo cuan-do los chicos se dejan provocar por sus miradastraviesas y sus gestos pícaros. A ella le encanta. A las tres, el bar ha cerrado. Victoria quiere seguir la fiesta. “Te invito a un cubata”, me dice.Y entra en un barque aseguran queda-rá abierto toda la noche. Apenas han ser- vido la primera copa  y ya son varios loque se acercan a  Victoria. Le hablan.Todos, sin excep-ción, sacan sus telé-fonos móviles y apuntan algo queella les dicta al oído.“Yo nunca les doy mi teléfono, pero sí laspáginas donde pueden ver mis vídeos”, comenta.“Me encanta la idea de que luego se vayan a casa,me busquen y se toquen fantaseando conmigo”,agrega sin que el pudor asome a su rostro.
 A
l
 
día 
 
siguiente
,
 arnaldo
 
cita 
 
 a 
 
Rolling Stone
 
las siete de la tar-de en las cercanías del metro Opor-to, en Madrid. Anuncia que rodará algunas escenas con una pareja a quienes lesencanta grabarse mientras practican sexo. Su casa  y oficina está en la primera planta de un edificio a unos pocos minutos del lugar del encuentro. En el2003, Arnaldo Chamorro, madrileño de 30 años,comenzó un blog (www.elarnaldo.com) para col-gar las novedades que encontraba en la Red.“Siempre he sido consumidor de porno”, cuenta mientras abre la puerta de la oficina. A finales de 2004 Arnaldo ganaba casi lomismo con su blog que con su trabajo decomercial: “Entonces tomé la decisión de dedi-carme a internet a tiempo completo”. Así estu- vo hasta principios de 2009: “En esa época eninternet se ganaba muchísimo dinero”.Hacia finales de ese año, con la crisis encima, Arnaldo tuvo que tomar una decisión y se puso a producir porno: “Llegué a la conclusión de queeste negocio se mueve entre dos mundos. Por unlado, está el porno con tías súper buenas, silicona-das y tíos cachas; por otro, vídeos donde la genteque aparece es más bien normal, algo más conven-cional”. En el 2010, produjo su primer vídeo para Fa Kings (una mezcla entre dos términosingleses:
 fucking,
defollar; y 
king,
de rey).En él aparece una pareja aficionada grabando un vídeoporno. Todo demanera casera y sinmostrar los rostros.El vídeo causórevuelo entre losinternautas aficiona-dos al tema, porquemanejaba con soltu-ra ese morbo inhe-rente al ver gentecorriente mante-niendo relaciones sexuales. Desde entonces, Arnaldo produce una media de 5 vídeos a la sema-na. “Nosotros preferimos sacrificar la técnica audiovisual y grabar con personas no profesiona-les. Así logramos escenas crudas”, sentencia. Deesta manera, se concluye que el caso de Victoria Dixon no es único. Son varias las chicas que leescriben para grabar con Arnaldo. A las mujeresprimerizas se les suele pagar entre 200 y 300euros por escena; a los chicos, 100. “Es como si los productores se hubieran puesto de acuerdo,porque es muy difícil que paguen más”, dice Vic-
E
l
 
 ascensor 
 
se
 
 abre
 
y
 
la 
 
 joven
 
y
 amateur 
 actriz
 
porno
 
 Victoria 
 
Dixon, de 19 años, comienza a caminar. Lleva un vesti-do corto blanco que permite ver sus voluptuosas piernas y lospies descubiertos encajados en un par de sandalias de verano.Su mirada tiene un cierto halo de despiste, como si en vez deestar sobre la tierra caminara por allá arriba. Son poco más delas once de la noche en la entrada de un hotel madrileño. Dixonha dedicado el día a grabar unas escenas porno para ArnaldoChamorro, uno de los productores más representativos delmundo de vídeos caseros para adultos en internet.
 
Mi madre siempre medice que, si tuviera mi edad, haría lo mismo”,dice Victoria, actriz amateur de 19 años,que suele sacarse unos 1.500 euros al mes grabando porno
 
80
 igst.s
RePoRtAje ‘RS’
toria, quien un par de semanas después de nuestroprimer encuentro acabó dejando Almería para viviren Madrid, a petición del productor que la desvirgóen el mundo del cine porno. Ahora, también hace
webcams
eróticas.
D
epende
 
de
 
lo
 
que
 
se
 
les
 
pida 
,
también
.
Nosotros tratamos de evitar los mon-tajes”, nos cuenta Arnaldo en su ofici-na de Madrid, mientras muestra un vídeo de una pareja que realiza un trío por primera  vez delante de las cámaras. Según Arnaldo aquella pareja se puso en contacto con él para que los graba-ra manteniendo relaciones sexuales. En algúnmomento, el novio le transmitió su inquietud dequerer dedicarse al mundo del porno profesional-mente. Cuando Arnaldo le propuso hacer un trío, elchico le respondió: “Eso sólo lo haría con una tía”.“No te preocupes”, respondió acto seguido Arnaldo:“Yo te la consigo”. Con la complicidad de la novia,disfrazaron a un chico de tía y la sentaron en otra habitación de espaldas. Cuando el novio en cuestiónse acercó a la supuesta chica, comprobó con no muy grata sorpresa que la morena que había visto deespaldas tenía la barba crecida y pelos en el pecho.“Si te quieres dedicar al porno, te tienes queacostumbrar a lidiar con todo tipo de situacio-nes”, afirma Arnaldo. Y el rodaje continuó con
normalidad.
Algún actor encuentra problemaspara empalmarse: el riesgo existe cuando se tra-baja con gente
amateur 
e inexperta.Los problemas muchas veces no se dan delante delas cámaras, sino detrás, cuando el intercambio y la circulación de las cintas hace que tu rostro ya no sea anónimo. Tras ser reconocidas por algunas perso-nas, las aspirantes a actrices se arrepienten de lo quehan hecho. Arnaldo: “Alguna vez me ha llamadoalguna chica cabreada o llorando, contándome quela han echado de casa y que quite la escena de circu-lación. Muchas de ellas no se dan cuenta de la reper-cusión que puede llegar a tener internet. Creen quees un juego, pero es un negocio”.
T
ras
 
la 
 
charla 
,
ha 
 
llegado
 
la 
 
hora 
 
de
 ponerse manos a la obra con la pareja de la tarde. Arnaldo coge la cámara,las luces y cierra las puertas del pisomadrileño que le hace las veces de centro de opera-ciones. En el garaje hay un Peugeot color negromate que se acaba decomprar, que nosllevará hasta la casa de los protagonistasdel día. La casa de Arnaldo no queda lejos, en el barrio deCarabanchel, unode los distritos his-tóricos de la capitalcon más solera entre la clase obre-ra. Cuando la puer-ta se abre, Daniela  y Kiko, una pareja de unos 35 años,nos reciben. Ella esrubia, menuda.Cuenta que se acaba de inyectar
botox
en loslabios ese mismo día: “Estoy toda hinchada”, sedisculpa. Él es varios centímetros más alto y lle- va el pelo largo con raya en medio. Son de Bulga-ria y llevan juntos más de ocho años en Madrid.Ésta no es la primera vez que graban escenaspara adultos. “Ya lo hemos hecho antes, perosiempre entre nosotros”, confiesan. Aunque estudió enfermería, Daniela se gana la  vida bailando en Mundo Fantástico, un local eróticoque está en el centro de Madrid. Comenzó a bailaren 2002, cuando una amiga le presentó a un repre-sentante que le dijo que por su figura y su estilopodía irle bien dedicándose al baile erótico.Kiko es topógrafo, aunque asegura haber hechoun poco de todo. “Desde portero de discoteca, hasta portero de fútbol”, dice entre risas. Prefieren grabarsolo entre ellos, pero ella no descarta la posibilidad de incorporar a un chico. “Aunque él no quiere”,dice señalando a su novio.La habitación en la que nos encontramos tieneuna cama grande. Sobre ella hay una manta con rayasde leopardo que cubre el colchón. Cuando las lucesestán listas, Arnaldo les explica la escena. Básica-mente el guión consiste en detallar una de sus ruti-nas cotidianas como pareja: grabarse mientras tie-nen relaciones sexuales. Arnaldo nunca participa en las escenas, ni en los
castings.
“Yo tengo novia”, asegura: “Trabaja conmi-go, se encarga de la parte contable de la empresa”.Según él, páginas españolas tan visitadascomo Fa Kings, Cum Louder o Leche 69 puedenllegar a facturar entre 250.000 y dos millones deeuros al año. “Claro que en nuestro caso el bene-ficio hay que dividirlo entre varios gestores de la  web”, dice Arnaldo, quien ahora está pensandoen sumar más personas al equipo, que ya forman12 personas: “Algunas veces, termino hastiadode grabar. Quiero sólo llegar y dirigir, sin tenerque preocuparme de organizarlo todo”.Precisamente, para la mencionada web de Leche69, Nacho Vidal, quien a sus 37 años está considera-do como el mejor actor porno español de todos lostiempos, estuvo rodando escenas en Estados Uni-dos. Para Vidal el único inconveniente de internetson los piratas y la falta de una regularización “queevite que haya gente lucrándose con el trabajo deotros”. En su experta opinión, “el porno
amateur 
esalgo que tiene mucho morbo porque todo el mundoquiere ver a su vecinita follando”. Eso sí, a pesar deque ya no vende la misma cantidad de copias en dvd que antes (de aproxima-damente 25.000 al mes seha pasado a vender ape-nas 1.000 o 1.500), élseguirá haciendo grandesproducciones y nada decintas
amateurs.
R
 afael
 
fer 
-
nández tie-ne 37 años y es escri-tor. Acaba de publicar unlibro,
20 polvos
, que varioseditores rechazaron. Se loha tenido que autoeditar.“El porno
amateur 
lo descubrí en el 2001 cuandosalió una página que se llamaba 
El cornudo vengador”,
indica Rafael. Comenzó a colaborar en la industria del porno
amateur 
y descubrió que no todo era decolor de rosa. “Muchas chicas lo hacen creyendoque van a ganar un montón de pasta”, señala: “Perotras la primera vez no las vuelven a llamar. La excusa es sencilla, les dicen que las descargas no han sidolas suficientes”. ¿Por qué gusta más lo aficionado
Grabando en carabanchel. di y Kik,  p ió,  su s  i miñ  c, js  su bugi t, jut  a cm, it y put  p s.
 
“  Alguna chica llamallorando, contándomeque la han echado decasa y que quite laescena de circulación. No se dan cuenta de larepercusión que tiene Internet. Esto no es un juego, sino un negocio” 

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
cdkuea liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->