Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El buen vecino

El buen vecino

Ratings: (0)|Views: 23|Likes:
Relato de terror, donde las pesadillas toman forma e invaden la realidad de nuestras tranquilas comunidades.
Relato de terror, donde las pesadillas toman forma e invaden la realidad de nuestras tranquilas comunidades.

More info:

Published by: Alexander Copperwhite on Nov 20, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2013

pdf

text

original

 
1
 
2
EL BUEN VECINO
De: Alexander Copperwhite
 
3IPor qué creemos que mientras vivamos en una sociedad moderna, nuestros hijosestán a salvo. Por qué no podemos entender, que el instinto animal aún fermenta en elinterior del ser humano y, en ocasiones, ese instinto supera nuestra capacidad de racionar yactuar considerando las consecuencias de nuestras acciones. ¿Nos engañamos a nosotrosmismos? O preferimos cerrar los ojos, ignorando la realidad que nos rodea.*El color meloso del sol saliendo por la mañana, levantaba el telón de un nuevo día,calentaba las plumas de las palomas en los tejados, y se imponía sobre todas las criaturas deeste mundo, aunque muchas de ellas intentaban ignorarlo. Hacia un par de horas que la ciudadhabía iniciado su latir rutinario y los seres mañaneros que deambulaban como zombis, estabanmás interesados en leer el periódico, seguir disfrutando de su café o continuar con susquehaceres, en vez de fijarse en algo tan simple y a su vez extraordinario, como el nacimientode un nuevo día.Adriana, la hija de los vecinos del 5ºA, tampoco se fijaba demasiado en los regalos dela vida. A sus catorce años, se preocupaba más por su aspecto y por los asuntos de moda, quepor su familia y sus estudios. Su cara redondeada y de piel suavemente tintada como el azúcarmoreno, despertaba en los que la conocían un implacable deseo de acariciarle las mejillas opellizcárselas, que es lo que hacían sus tíos. Con su cabello moreno hasta los hombros, sus ojosde color marrón profundo y su esbelta figura, propia de las niñas de su edad, era dulce einocente; creyéndose que lo sabía todo sobre la vida sin apenas haberla vivido. Sus padres, unatípica pareja de cuarenta añeros, lidiaban con el día a día, con el trabajo, la casa, y lasexigencias de la recién coronada adolescente. La batalla de las hormonas contra la sensatez,habían iniciado su inexorable guerra y como siempre los que más sufren son los padres y restode familiares cercanos. Nada extraño, ni fuera de lo común.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->