Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Justificación

Justificación

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 171 |Likes:
Published by api-3835988

More info:

Published by: api-3835988 on Oct 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

 
Iglesia Bautista de la Gracia
AR 
INDEPENDIENTE Y PARTICULAR
Calle Alamos No.351Colonia Ampliación Vicente VilladaCD. Netzahualcóyotl, Estado de México
CP 57710Telefono: (5) 793-0216
 1 Cor. 1:23 Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado...
 
La Justificación Por La Fe
 Juan Gill
 
IntroducciónHoy en día la gran mayoría de las personas religiosas creen en la justificación por obras.Estas personas creen que Dios no exige la perfección de sus criaturas y que aceptará menos que la perfección de los hombres. En otras palabras, no creen que Dios exige que seamos santos.La base de este concepto de salvación por obras es la idea de que uno puede ser suficiente-mente bueno para “merecer” o “ganar” la vida eterna. Esta idea está basada en un conceptoerróneo de Dios, es decir, un concepto de Dios como no tan santo ni justo como para exigir denosotros la perfección. Este concepto erróneo enseña que a Dios no le importa “mucho” si loshombres no son perfectos.Cada persona que confía en su propia justicia (es decir, en sus propias obras) para ser justi-ficada ante Dios, sabe que no es perfecta ni libre de culpa ante la ley divina. Entonces para ser  justificada por sus obras, tiene que afirmar que Dios aceptará menos que la perfección. Tiene quecreer en un “dios” a quien no le importa si uno alcance o no la perfección. En otras palabras, tieneque creer que Dios es semejante a un maestro en la escuela. El maestro en la escuela aceptará uncalificación inferior al 10. Si un alumno obtiene un 7 el maestro dice que está bien. Si su califica-ción es un 8 o 9 el maestro le dice que está muy bien.Este es precisamente el concepto de Dios que tienen todos aquellos que sostienen que lasalvación es por nuestras obras. Para creer en la justificación por obras, es necesario sostener queDios tiene una norma de justicia inferior a la perfección y que Dios aceptará a las personas que nohan cumplido con todas las demandas de su santa ley. Las personas que creen en la salvación poobras están convencidas de que solamente aquellos pecadores que obtienen una calificación muy pobre (por ejemplo un 2 o 3) serán castigados por Dios y que todos los demás serán aceptados por El, a pesar de sus imperfecciones. Estas personas están convencidas de que al fin y al cabo Diosno exigirá que ninguno obtenga un 10.La verdad es que Dios no aceptará menos que la santidad y la perfección. Su santa ley exigeque obtengamos un 10 y nos condena al infierno si no lo logramos. Gálatas 3:10 afirma lasexigencias de la ley diciendo:
“Porque todos los que se basan en las obras de la ley están bajo maldi-ción, pues está escrito: Maldito todo aquel que no permanece en todas las cosas escritas en el libro de la Ley para cumplirlas.”
Y la epístola de Santiago dice:
“Porque cualquiera que guarda toda la ley peroofende en un solo punto se ha hecho culpable de todo.” (Santiago 2:10)
Es debido a Su justicia y santidad que Dios no puede aceptar a los hombres en base a sus propias obras. Este es el problema que dio lugar a la necesidad de ser justificados en base a la obray justicia de otro, es decir, de Cristo. El Señor Jesucristo es el único que obtuvo un calificación perfecta. Su vida perfecta fue realizada en lugar de los creyentes y es imputada (acreditada) por lafe a la cuenta de ellos. La justicia de Cristo (es decir, su vida perfecta) cumplió total y completa-mente con todas los mandamientos y las exigencias de la santa ley de Dios. Cristo cumplió en sus palabras, en sus deseos y sus hechos con cada detalle de la santidad y la justicia divina, y así proporcionó para los creyentes una justicia (una calificación perfecta) que les justifica ante Dios.Romanos 2 declara que
“no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores dela ley serán justificados.” (Romanos 2:13)
Todos los creyentes son considerados y tratados por Dioscomo si hubieran cumplido con toda la ley, puesto que Jesucristo la cumplió en su lugar y en El son justificados. Cristo aceptó nuestra calificación (es decir nuestra vida imperfecta y todos nuestros pecados)y sufrió las consecuencias recibiendo el castigo que nosotros merecíamos, como nuestro sustituto en lacruz. Esta es la gran transacción a través de la cual los creyente son justificados ante Dios. El apóstolPablo resumió esta doctrina en 2 Cor.5:21 diciendo:
“Al que no conoció pecado, por nosotros Dios le hizo
 
 pecado, para que nosotros fuéramos hechos justicia de Dios en él.”
La justificación es un acto “legal” (o “judicial”) de parte de Dios por el cual los pecadoresque creen en Cristo son “declarados justos”, es decir, “libres de culpa” ante la ley divina. Ellosson tratados por Dios como si nunca hubieran pecado y considerados como si hubieran guardadotodo los mandamientos de ley divina. Esta justificación consiste de dos partes:La parte “ negativa” de la justificación consiste de la imputación de nuestros pecados a lacuenta de Cristo. Es en base a este punto que nuestros pecados son perdonados. Puesto que éstosfueron acreditados a Cristo, El pagó la deuda y sufrió en su cuerpo y alma el castigo que merecía-mos. Cristo sufrió
“el justo por los injustos”
, fue
“entregado por nuestros delitos”
;
“herido por nues-tras rebeliones”
y Jehová cargó en él, el pecado de todos los creyentes. (Vea 1 Pedro 3:18; Rom. 4:25 yIsaías 53.) Es en base a esta obra de Cristo que Dios no inculpará ni castigará a los creyentes por sus pecados. Puesto que Cristo ya pagó la deuda, Dios no puede exigir doble pago, puesto que tal cosa iría encontra de su propia justicia. Es por esto que la Escritura dice:
“Bienaventurados aquellos cuyas iniquida-des son perdonadas, y cuyos pecados son cubiertos.
 
 Bienaventurado el hombre a quien el Señor jamás letomará en cuenta su pecado.”
(Romanos 4:7-8)
El lado “positivo” de la justificación consiste de la imputación de la justicia de Cristo (suvida perfecta) a la cuenta de los creyentes. En base a su vida perfecta acreditada a nosotros,somos “declarados justos” ante Dios, y tratados como si hubiéramos cumplido perfectamente conlas exigencias de Su santa ley. Es por esto que la Escritura dice: “...
bienaventurado el hombre al cual  Dios atribuye justicia sin obras,”
(Romanos 4:6, RV) y
“cuánto más reinarán en vida los que reciben laabundancia de su gracia y la dádiva de la justicia mediante aquel uno, Jesucristo ....
 
 Porque como por ladesobediencia de un solo hombre, muchos fueron constituidos pecadores, así también, por la obedienciade uno, muchos serán constituidos justos.”
(Romanos 5:17-19)
Así es que encontramos la respuesta a la gran interrogante:
“¿Y cómo se ha de justificar unhombre ante Dios?” (Job 9:2)
Es nuestro deseo y oración a Dios que este pequeño libro sea de ayuda paramuchos a fin de que entiendan mejor la gran doctrina de la justificación por la fe.
Los Editores

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->