Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
44Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Suzanne Enoch - Serie Lecciones de Amor 02 - El Seductor

Suzanne Enoch - Serie Lecciones de Amor 02 - El Seductor

Ratings:

3.5

(2)
|Views: 7,721|Likes:
Published by Viictoriaa Pisatti

More info:

Published by: Viictoriaa Pisatti on Nov 29, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/22/2013

pdf

text

original

 
El SeductorSUZANNE ENOCH
2° de la Serie Lecciones de Amor
Escaneado por PACI – Corregido por Grace
Página 1
 
El SeductorSUZANNE ENOCH
2° de la Serie Lecciones de Amor
SUZANNE ENOCHUZANNE ENOCH
El SeductorEl Seductor
2° de la Serie Lecciones de Amor2° de la Serie Lecciones de AmorLondon's Perfect Scoundrel (2003)London's Perfect Scoundrel (2003)
ARGUMENTO:ARGUMENTO:
Tres bellas jóvenes deciden darles su merecido a tres de los más atrevidos seductores deLondres. Si ellos consiguieran girar las tornas de la situación, ¿quiénes recibirían verdaderas«Lecciones de Amor»?
Michael «Saint» Halboro
, el marqués de St. Aubyn se ha ganado a pulso su reputación deseductor.
Evelyn Marie Ruddick
lo sabe, y está decidida a esquivarlo a toda costa… aunquetambién está dispuesta a hacer lo que sea para evitar que cierren el orfanato Corazón deEsperanza, propiedad del marqués.A pesar de que él accede a colaborar en el proyecto con los huérfanos, ella se niega a dejarseseducir por el marqués, pero necesita su ayuda, y no hay nada como un beso para empezar lasnegociaciones... Pronto el seductor se convierte en seducido y cae presa del tierno corazón deEvie... Pero ¿quién de los dos aprenderá antes la lección del amor?
SOBRE LA AUTORA:SOBRE LA AUTORA:
Suzanne Enoch
nació en el Sur de California y, desde que aprendió a leer,quiso escribir. Sus sueños de la infancia de trabajar en zoología y escribirlibros acerca de sus aventuras en África, se truncaron cuando vio undocumental del National Geographic que hablaba de las serpientes másvenenosas del planeta. Después de aquello, sus intereses se centraron enuna profesión mucho menos peligrosa: escribir novelas de ficción.Después de licenciarse en la Universidad, estuvo escribiendo un par deaños dentro del género romántico-fantástico sin obtener mucho éxito.Pero un buen día, y gracias a su adoración por el romance ambientado en la Regencia, se decidió aescribir, sólo por divertimento, una novela que tratara sobre ese tema. Después de varios rechazospor parte de las editoriales, consiguió captar la atención del mejor y más paciente agente literariodel mundo, el cuál le ayudó a revisar su novela. Todo esto la condujo a la publicación de su primerlibro.Suzanne, soltera y sin compromiso, sigue viviendo en California, con su perrita Katie (nombreque le puso en honor a su primera heroína romántica) y su enorme colección de figuras de "LaGuerra de las Galaxias" y naves espaciales. Aún continúa buscando a su “particular” héroe, que legustaría que fuera guapo, con título y un poquito perverso. Pero, mientras aparece, Suzanne sededica a imaginárselo y plasmarlo en los héroes de sus novelas.
Escaneado por PACI – Corregido por Grace
Página 2
 
El SeductorSUZANNE ENOCH
2° de la Serie Lecciones de Amor
PRÓLOGOPRÓLOGO
—Y un caballero debería darse cuenta de que una dama es capaz de pensar por sí misma, porDios santo. —Evelyn Ruddick dejó la taza de té en el plato de golpe, sorprendida de que laconversación que había iniciado con sus amigas sobre los modales de los hombres se hubieravuelto tan... sincera. Ella creía haber aceptado que todo el género masculino era un caso perdido,pero a juzgar por los latidos de su corazón, era obvio que esa perspectiva no la satisfacía.Lucinda Barrett y lady Georgiana Halley tean ran en todo lo que dean, como decostumbre, y tanto éstas como ella misma estaban hartas de que cualquiera que llevara unacorbata alrededor del cuello se creyera con derecho a pisotearlas. La educación de los caballeros.Parecía un contrasentido, pero era evidente que alguien tenía que hacer algo respecto a suarrogancia.Lucinda se puso en pie y se acercó al escritorio que había en el otro extremo de la salita.—Deberíamos apuntarlo —dijo, sacando unas cuantas hojas de papel de uno de los cajonespara luego regresar junto a sus amigas—. Nosotras tres gozamos de bastante influencia, sobretodo entre los así llamados caballeros a los que podrían aplicarse estas normas de conducta.—Y estaríamos prestando un servicio a otras damas de la sociedad —apuntó Georgiana, conuna expresión que fue pasando de frustrada a pensativa.—Pero la lista sólo nos servirá a nosotras. —Todavía escéptica respecto a la utilidad de todoaquello, Evelyn cogió el lápiz que le daba Lucinda—. Si es que nos sirve de algo.—Oh, que servirá, ya verás cuando la pongamos en práctica —exclamó Georgiana—.Propongo que cada una de nosotras elija a un hombre al que crea que se le debe enseñar cómotratar a una dama.—Sí, bien dicho. —Lucinda golpeó la mesa con la mano.Evelyn miró primero a la una y luego a la otra. Seguro que su hermano la regañaría por perderel tiempo en tales tonterías, pero bueno, él no tenía por qué enterarse. Tal vez se quedaría en laIndia para siempre, con lo que habría un libertino menos que reformar en Londres. Sonrió y cogióel papel en blanco. A decir verdad, era agradable tener la sensación de estar haciendo algoproductivo, aunque la utilidad final de la lista fuera más que cuestionable.Georgiana se rió por lo bajo al empezar a escribir.—Deberíamos publicar un libro.
Lecciones de amor 
, por Tres Damas Distinguidas.La lista de Evelyn1.Nunca interrumpas a una dama cuando esté hablando, como si lo que tú tienes quedecir fuera más importante que lo que ella está diciendo.2.Si le preguntas su opinión, tienes que estar dispuesto a escucharla, y no debes burlartede lo que diga.3.Comportarse como un caballero no consiste lo en abrir puertas, tienes quepreocuparte de las necesidades de la dama tanto como de las tuyas.4.No des por hecho que cuando una dama se interesa por algún asunto o actividad seasólo para pasar el rato.
Escaneado por PACI – Corregido por Grace
Página 3

Activity (44)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
debbie38 liked this
MartgyMGY liked this
Javiera Drew liked this
Jay Flores liked this
Jay Flores liked this
hnllyr7835 liked this
killah14 liked this
Paola Ramirez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->