P. 1
Temas del tercer departamental

Temas del tercer departamental

Ratings: (0)|Views: 7,289|Likes:
Published by alvarobarato

More info:

Published by: alvarobarato on Dec 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/01/2013

pdf

text

original

 
Prospectiva de las telecomunicaciones en MéxicoPocos sectores de la actividad económica tienen tanto impacto en tantos ámbitos deuna sociedad como la industria de las telecomunicaciones. Si bien está ampliamentedocumentado que las telecomunicaciones son un insumo indispensable y fuertecondicionante de la competitividad del resto de las actividades económicas, al hablar delas políticas públicas y regulaciones que ayudan a dar forma a este sector, resulta muylimitado y parcial restringir el enfoque exclusivamente a los aspectos económicos.De esta manera, al hablar del estado de las telecomunicaciones de un país, primero sepiensa en los niveles de precios que enfrentan sus usuarios, cuán eficaces han sido ono las medidas para promover la competencia, cómo la industria hace más o menosproductivos a otros sectores económicos, la eficacia de las técnicas para asignación derecursos escasos como el espectro radioeléctrico y el crecimiento en ingresos yutilidades de los agentes productivos.El análisis anterior es esencial en una industria que, al ser sector transversal a lasociedad, cruza todos los aspectos de la vida productiva y una correcta visión deEstado debe de partir de una perspectiva mucho más amplia, reconociendo que lastelecomunicaciones (o los efectos de su ausencia) están presentes en todo momentode nuestra vida y son tanto causa como efecto de múltiples aspectos que terminandando forma a las sociedades contemporáneas.Adicionalmente, las políticas públicas y la regulación deben ya reconocer el nuevo
poder que Internet da a los ciudadanos. La definición de “usuario” de un servicio detelecomunicaciones o “ciudadano digital”, debe de reconsiderarse de forma tal que
éstos sean vistos como agentes que de forma efectiva participan en la realización denuevos servicios de comunicación y participación social mediante blogs, redes socialesy la creación de sus propias páginas y sitios de Internet. De nuevo, el impacto de estasherramientas y cómo son aprovechadas por la sociedad, trascienden los aspectoseconómicos o particulares de un sector para incrementar el bienestar individual ypotenciar la participación social, enriqueciendo la vida democrática.Con todo, es entonces crucial que la visión del Estado respecto a lastelecomunicaciones refleje las condiciones anteriores, y se definan políticas públicas yregulaciones consecuentes, con una visión de mediano y largo plazo que posicione adicho sector más allá de la suma de los conflictos que entre sí y con el Estado tienensus actores particulares.Es entonces momento de que en nuestro país, trascendamos ya los múltiples atrasosque padecemos como la carencia de infraestructura, baja penetración de servicios,redes fijas y móviles subutilizadas, extrema litigiosidad, entre otros.De la misma manera como las economías del mundo gozaron de importantescrecimientos de productividad al introducir infraestructuras como el telégrafo (laInglaterra Victoriana) o el ferrocarril (los Estados Unidos en el siglo XIX), la adopcióntardía de estas tecnologías contribuyó a incubar en países como México la brecha dedesarrollo entendida como la diferencia en el ingreso disponible per cápita y el acceso asatis factores entre diferentes países.
 
 Las tecnologías de comunicaciones y la información darán paso a nuevas potenciasque emergen desde el mundo en desarrollo, así como a la consolidación de lasexistentes; una vez que su difusión sea ordenada generará beneficios en términos deproductividad y competitividad, sobre todo a aquellas naciones que adecuen suspolíticas y marcos regulatorios a las nuevas condiciones tecnológicas, con base en unaóptica de largo plazo.
 
Esta visión debe considerar tres elementos.El acceso como meta últimaHoy, para ver un mismo programa de TV, un usuario potencialmente tiene la opción deacceder al mismo contenido en TV abierta, por un operador de cable, a través de TVsatelital, por su celular, en la página Web de la estación de TV o reproduciéndolo de unDVD o de una videograbadora digital (DVR). Pero más importante que esto, el usuariose puede tornar también un generador y difusor de su propio contenido vía Internet.De la misma manera donde hace más de 20 años sólo existía la posibilidad de hacerllamadas telefónicas mediante la red fija del operador del Estado, hoy existe laposibilidad de hacer llamadas con al menos cuatro operadores móviles y por infinidadde opciones vía Internet.Discusiones añejas en nuestro país, como la necesidad de contar con más líneastelefónicas fijas o incluso plantear la posibilidad de que se aumente la oferta decontenidos de radiodifusión en donde ya no es técnicamente posible asignar másespectro para nuevas concesiones, se han tornado obsoletas en países desarrolladosdonde la cobertura y asequibilidad de los servicios de TV restringida y de banda anchahan ubicado como sólo una opción más, en ambientes altamente competitivos, a losantiguos monopolios de telefonía fija y oligopolios de radiodifusión.Dotar de banda ancha a más mexicanos es una forma efectiva de promover tanto unamayor eficiencia del sector productivo, como el acceso a una mayor variedad deopciones informativas y de participación ciudadana que enriquezcan la vidademocrática.Promoción de la inversiónAl realizar un análisis de la disponibilidad de redes fijas, que a su vez son las que seutilizan para proveer el servicio de Internet, es significativa la proporción de la poblaciónque cuenta con opciones mínimas de redes competitivas (47% de la población dependede la oferta de un solo proveedor).En México existe un déficit de infraestructura visto en dos dimensiones. La primera, serefiere a la falta de infraestructura que provea servicios a la demanda nacional a precioscompetitivos, mientras que la segunda apunta a la subutilización de la infraestructuraexistente, principalmente, en manos del gobierno y construida con recursos públicos,por ejemplo, la fibra óptica oscura en manos de la Comisión Federal deElectricidad.Es necesario complementar la oferta de telecomunicaciones en México mediante redesconvergentes que tengan cobertura nacional, sin importar la procedencia del capital o elorigen del operador.Si se analizan los porcentajes de inversión en telecomunicaciones que se han generadodurante los últimos años, destaca que por primera vez la mayor proporción de éstasprovendría no de los dos principales operadores fijo y móvil, sino del resto de lasempresas competidoras, confirmando que el fomento de la inversión en nuestro paísestá asociado al fomento de la competencia efectiva.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->