Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La democracia deliberativa y el problema de su implementación práctica. Consideraciones críticas en torno al debate consenso vs. conflicto

La democracia deliberativa y el problema de su implementación práctica. Consideraciones críticas en torno al debate consenso vs. conflicto

Ratings: (0)|Views: 11 |Likes:
Published by Democracia real YA

More info:

Published by: Democracia real YA on Dec 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2013

pdf

text

original

 
La democracia deliberativa y el problema de su implementación práctica
, pp. 113-134
Universitas. Revista de Filosofía, Derecho y Política, nº 12, julio 2010, ISSN 1698-7950
- 113 -
LA DEMOCRACIA DELIBERATIVA Y EL PROBLEMADE SU IMPLEMENTACIÓN PRÁCTICA.CONSIDERACIONES CRÍTICAS EN TORNO AL DEBATECONSENSO VS. CONFLICTOSantiago N. Prono
*
 
RESUMEN
La teoría de la democracia deliberativa deHabermas constituye una de las teorías filosófico-políticas que más desarrollo ha tenido en losúltimos años. Sin embargo, paralelamente tambiénse plantean críticas provenientes desde diversoscontextos de la filosofía política. En este artículo seconfronta aquella teoría política con las objecionesque últimamente han surgido en el ámbito de lafilosofía anglosajona, teniendo en cuenta losfundamentos filosóficos que subyacen al planteoteórico de la democracia deliberativa y que se basanen el enfoque discursivo-argumentativo de laracionalidad.
PALABRAS CLAVE
Consenso, conflicto, deliberación, discurso,racionalidad
SUMARIO
Introducción. 1. Racionalidad discursiva. Algunascuestiones fundamentales. 2. La política comoconflicto. Algunas objeciones a la democraciadeliberativa. 3. Democracia deliberativa.Fundamentos conceptuales de la teoría. 4.Conclusiones. Bibliografía.
Fecha de recepción: 31-5-2010Fecha de aceptación: 01-07-2010
 
INTRODUCCIÓN.
La democracia deliberativa constituye una teoría de raigambreclaramente alemana que en los últimos años se ha desarrollado demanera significativa, fundamentalmente en el contexto anglosajón dela filosofía política. Cada vez es mayor la cantidad de artículos y librosque se publican dedicados al análisis de la democracia desde estepunto de vista
1
. No obstante este creciente interés por este enfoquedialógico-consensual de la política, numerosos planteos críticostambién han venido desarrollándose paralelamente. La reflexiónteórico-filosófica que en tal sentido desde hace ya tiempo vieneplanteándose se ubica siempre, una y otra vez, sobre el problema delconflicto. La idea es que las interacciones políticas se constituyencomo tales sobre la base de relaciones esencialmente conflictivas, enlas que los involucrados sólo actúan estratégicamente, o bienorientándose a la satisfacción de los intereses personales, con lo cualno se involucran en la política, o bien hacen lo propio en vistas a laobtención y preservación de espacios de poder, que por supuestoanula la perspectiva de la deliberación orientada a intentar obtener
*
Profesor de la Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe, Argentina).santiagoprono@hotmail.com
1
Cfr. Entre otros, Forst, 1992, Benhabib 1996, Nino 1997, Estlund 1997, Cohen1998, Elster 1998, McCarthy 1999, Bohman 2003, Gutmann y Thompson 2004,Dryzek 2005, Martí 2006, Martí y Besson 2006.
 
 
Santiago N. Prono
http://universitas.idhbc.es
- 114 -
consensos políticos racionalmente motivados
2
. En este contexto laobjeción es que la democracia deliberativa adopta una concepciónmeramente ingenua o puramente idealista de la política, que la haríaprácticamente inaplicable en el marco de las sociedades pluralescontemporáneas, caracterizadas por orientaciones valorativasdiversas y conflictivas. En este sentido también pueden mencionarsea ciertos estudios que de carácter lingüístico, como así también depsicología social que pretenden incurrir en este ámbito de la filosofía
3
.Ahora bien, en mi opinión, y debido al avance de esta corrientecrítica, este tipo de objeciones requiere de una aclaración porque sebasa en ciertos malentendidos, no sólo de algunos de los planteosteóricos de la política deliberativa, sino también de ciertasimplicancias conceptuales que subyacen a la racionalidad discursiva yque constituye el trasfondo filosófico de la teoría. La tesis central queintentaré defender en el presente artículo, es que aun cuandosiempre esté presente, como puede decirse que de hecho sucede, elconflicto no constituye el rasgo característico fundamental de lasinteracciones políticas, sino el consenso sobre los presupuestosprocedimentales que se orientan a lograr acuerdos sobre contenidos ytemas concretos (incluso cuando ellos no siempre se alcancen). Estopermite, sostener la viabilidad conceptual de un planteo teórico comoel que propone este enfoque de la política, y sentar las bases para suaplicación práctica.Para desarrollar el objetivo central de este trabajo, la estructuraexpositiva de los argumentos que propongo es la siguiente: laprimera parte es una exposición de los presupuestos básicos ygenerales del enfoque de la racionalidad discursiva sobre los que sebasa la democracia deliberativa (1.), considerándolos luego desde elpunto de vista de su aplicación para la reconstrucción de lademocracia (1.1). En la segunda parte expongo las objeciones quehan venido planteando algunos autores anglosajones durante losúltimos años en contra de esta teoría política (2.). A continuación, yesta es la parte central del artículo, (3.) intentaré dar respuesta aestos planteos críticos desde dos puntos de vista, uno de caráctermás abstracto explicitando aquel trasfondo filosófico presupuesto porla democracia deliberativa (3.1), y otro más estrictamenteconceptual, que por supuesto se basa en el anterior, y que permitedar cuenta, tanto de los rasgos distintivos de esta teoría política,como así también de la presunción de que es posible ciertacomprobación fáctica que le otorgaría la necesaria tracción empírica(3.2). Las consideraciones finales (4.) sólo explicitan los resultadosalcanzados en base a los argumentos expuestos.
2
Cfr. Touraine 1994, Rancière 1996, y 2000, Przeworski 1998, Macedo 1999,Simon 1999, Fish 1999, Mouffe 2003 y 2007, Goodin 2003, Sunstein 2003, Pettit2006, Por supuesto, también aquí la lista es más amplia.
3
Cfr. Windisch, Amey, Grétillat 1995, Rosenberg 2002, Hart 2007.
 
La democracia deliberativa y el problema de su implementación práctica
, pp. 113-134
Universitas. Revista de Filosofía, Derecho y Política, nº 12, julio 2010, ISSN 1698-7950
- 115 -
Como ya puede advertirse, en esta ocasión intentaré entoncessubrayar la cuestión de la implementación de esta teoría política,pues es a lo que particularmente apuntan las objeciones que se leplantean.
1. RACIONALIDAD DISCURSIVA. ALGUNAS CUESTIONESFUNDAMENTALES.
K.-O Apel y J. Habermas han desarrollado a partir de losfundamentos de la teoría del discurso diversas contribuciones a lafilosofía política, como a teoría de la democracia deliberativa y delestado de derecho democrático. La propuesta teórica de este enfoquecomunicativo-discursivo de la racionalidad comporta una determinadaconcepción del lenguaje que se opone al paradigma clásico del mismoque se define, básicamente, por adoptar el punto de vista semántico-referencial parar dar cuenta del significado y que si bien no anula, sí oscurece la naturaleza esencialmente comunicativa y por lo tantointersubjetiva del mismo, pues aquí este cumple una funciónmeramente representativa del mundo objetivo
4
. A diferencia de esteparadigma clásico de la filosofía del lenguaje, en el contexto de laracionalidad discursiva se subraya el carácter esencialmente dialógicoy comunicativo de la razón, situando el problema de lafundamentación racional en el terreno pragmático de la comunicaciónintersubjetiva. De este modo la propuesta de Apel a comienzos de losaños ’70 del siglo pasado acerca de la necesidad de una ampliacióndel logos lingüístico, implica una reflexión trascendental acerca de lospresupuestos que son condición necesaria de posibilidad del planteode pretensiones de validez mediante argumentos, y que ya siempre(
immer schon
) debemos presuponer para este uso del lenguaje. Darcuenta reflexivamente de las pretensiones de validez de los actos dehabla y de la acción comunicativa planteada en términosargumentativos, permite explicitar la presuposición de que se cuentacon determinadas razones que las respaldan, así como ladisponibilidad para exponer esas razones a la crítica. Esto no sóloconstituye un punto de vista que abre el juego a los diversosinterlocutores, con la consecuente pluralidad de opiniones en las quese plasman sus argumentos, sino también, por supuesto, unreconocimiento implícito acerca de la igualdad de derechos entretodos los participantes en la argumentación (Apel 1973: 373 ss.).En el caso de J. Habermas, que es otro de los representantesde este enfoque de la racionalidad, con su propuesta de la pragmáticauniversal del lenguaje (formulada también en los años ’70 del S. XX)pretende identificar las condiciones universales del entendimientoposible. El núcleo de su propuesta también apuntaba por entonces(pero también ahora) a la reconstrucción de los presupuestos
4
Cfr. Aristóteles,
De interpretatione
I, 16a, I-8; Frege 1892a y 1892b, Wittgenstein1921, Orlando 1999.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->