Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La pobreza como espacio de indeterminación.

La pobreza como espacio de indeterminación.

Ratings: (0)|Views: 13 |Likes:

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Christian Arriagada Diaz on Dec 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/28/2013

pdf

text

original

 
LA POBREZA COMO ESPACIO DE INDETERMINACIÓNUn análisis desde la biopolítica
POVERTY AS SPACE OF INDETERMINATIONAn Analysis from Biopolitics
N
elsoN
A
rteAgA
B
otello
Universidad Autónoma del Estado de México
arbnelson@yahoo.com
M
AríA
l
uisA
B
AcArlett
P
érez
Universidad Autónoma del Estado de México
cioran6472@yahoo.com
R
esumen
En este artíclo se analia el problema de las políticas qe atienden la pobrea como na forma particlar debiopolítica de la población, con el fin de resaltar la contradicción qe eneran al propiciar tanto la inclsióncomo la exclsión de los sectores considerados como pobres. Dicha contradicción se analia desde tresejes: la relación jrídica qe se establece con la fira del pobre, como esto define n espacio de indeter-minación de la población pobre y, finalmente, las implicaciones qe ello tiene en la conformación de naviilancia específica sobre estos sectores sociales. De esta manera se observa qe las políticas de atencióna la pobrea se fndan en na estrateia qe maximia las vida de las poblaciones depaperadas al mismotiempo qe tiende a mantenerla en niveles de spervivencia. Aspecto al qe habría qe prestar mayor aten-ción en los efectos qe pdiera tener en la consolidación democrática de la reión.
P
alabRas
C
lave
Control social, Estado de excepción, Necropolítica, Vida nda, Viilancia.
a
bstRaCt
In this article is analyed the problem posed by policies that handle poverty as a particlar way of biopoliticsof poplation with the prpose of enhancin the contradiction enerated by favorin the inclsion as well asthe exclsion of the sectors considered as poor. Sch contradiction is analyed from three different edes: theleal relation established with the fire of the poor, how it defines a space of indetermination of poor popla-tion and finally the implications it has in the conformation of a specific srveillance of these social sectors. Inthis way it is observed that the poverty attention policies are based in a stratey which maximies the lifes of the de-poverted poplations white it tends to maintain them in srvivin levels. Considerin the effects it mayhave on the democratic consolidation of the reion, it slanld be payed more attetion to this isse.
K
eywoRds
Bare Life, Necropolitics, Social Control, State of Exception, Srveillance.
R
evista
i
nteRnaCional
 
de
s
oCiología
(Ris)
V
ol
.68,
N
º 2, M
Ayo
-A
gosto
, 271-287, 2010ISSN: 0034-9712eISSN: 1988-429X
DOI:10.3989/ris.2008.10.15
 
272 •
NELSON ARTEAgA BOTELLO y MARA LuISA BACARLETT PéREzRIS
, VOL. 68. Nº 2, MAYO-AgOSTO, 271-287, 2010. ISSN: 0034-9712
. DOI: 10.3989/ris.2008.10.15
i
ntRoduCCión
En los últimos años, tras s incremento, las políticas neoliberales se han hecho acom-pañar por la pesta en marcha de estrateias orientadas a frenar ss efectos más per-niciosos, entre ellos –y qiás el principal– la pobrea. A lo laro y ancho de la reiónlatinoamericana se han diseñado y pesto a andar distintas estrateias, traadas mchasde ellas por las propias oficinas donde se maqilaron las políticas de choqe económico,bscando dotar a la población de alimento, empleo, recrsos económicos, capacita-ción, entre otros elementos considerados como detonadores necesarios para salir de lapobrea (Dffield, 2002; Sandbrook y Romano, 2004). La mayoría de las veces estaspolíticas son definidas por los acadmicos más críticos como meros paliativos, mientrasqe ss defensores esrimen “evidencia” de casos my concretos para demostrar laefectividad de dichas políticas.Sin embaro, consideramos qe estas dos posiciones pasan de laro otra directriqe nos permitiría relacionar el problema de la pobrea con la constitción de na “bio-política de la población” por parte de los estados contemporáneos latinoamericanos,reparando en el cerpo-especie, en la sociedad, como n todo sobre el cal tratan decontrolarse los procesos biolóicos: mertes, nacimientos, enfermedades, dración dela vida, condiciones de sald y de vida, etc. (Alvare 2005; Bialakowski 2007). Recorde-mos qe desde la perspectiva focaltiana, la vida se convierte en n
affaire
qe se tratade optimiar, de maximiar, es decir, “n poder destinado a prodcir feras, a hacer-las crecer y a ordenarlas más qe a desaparecerlas, a hacerlas plear o destrirlas”(Focalt 1976: 179). En el caso de las sociedades liberales, en particlar, apnta esteator, la vida se convierte en na realidad sobre la qe se ha de trabajar positivamente:administrándola, optimiándola, ordenándola. Este poder ejercido positivamente sobrela vida será inclyente y normaliador: antes qe exclir y borrar del mapa, inclye en nsistema de orden y normaliación.Siiendo la propesta focaltiana, la biopolítica se vincla fndamentalmente a lassociedades liberales, las cales son, de hecho, el “cadro eneral de la biopolítica”. Perosi bien la biopolítica pareciera actar en n sentido positivo –ya qe se trata, ante todo,de estionar y maximiar las feras vitales con miras a s condcción y tiliación–, ellono descarta qe este mismo poder despliee estos neativos y exclyentes, pes siel objetivo es mejorar la vida, entonces habrá qe exclir o abolir todo aqello qe vayacontra esta maximiación de la vida. En las llamadas políticas contra la pobrea parecenencontrarse estos dos elementos de la biopolítica: el intento por maximiar la vida de lossectores empobrecidos, como tambin el de exclirlos, dejarlos morir, de alna forma,conformando na especie de necropolítica (Mbembe 2003; Sylvester 2005).El presente docmento tiene como objetivo mostrar cómo el problema de la pobreaes n pnto de intersección de estrateias biopolíticas despleadas por el Estado, atravs de las cales se pede observar esta contradicción entre el cidado de la vida deaqellos qe son considerados como pobres, así como s exclsión. Dicha contradic-ción se pede observar en tres momentos. El primero, refiere a la relación jrídica qe
 
LA POBREzA COMO ESPACIO DE INDETERMINACIÓN
• 273
RIS
, VOL. 68. Nº 2, MAYO-AgOSTO, 271-287, 2010. ISSN: 0034-9712
. DOI: 10.3989/ris.2008.10.15
el Estado establece con la fira del pobre a travs de las políticas públicas diseñadaspara combatir la pobrea. El sendo, derivado del anterior, trata de la constrcción den espacio de indeterminación del sjeto pobre qe lo pone de alna forma como firade la “vida nda” (Aamben 2006)
1
. Finalmente, el necesario papel de la viilancia parala delimitación de esta fira, qe implica qe a travs de distintos dispositivos el Estadoviile, controle y estione los movimientos, comportamientos y acciones de los pobres,instalando con ello n tipo particlar de estión de la población. El análisis de estostres momentos, consideramos, permitiría pensar de na forma distinta las estrateiasde “lcha contra la pobrea”, visaliándolas como na expresión del ejercicio biopolí-tico del Estado neoliberal en Amrica Latina, el cal se encentra enerando na seriede dispositivos de bernamentalidad y sbjetiviación sobre los qe habría de prestar mayor atención, así como considerar ss efectos en la llamada consolidación democrá-tica de la reión.
d
isPositivos
 
de
 
vigilanCia
:
PRoteCCión
 
y
 
ContRol
 
de
 
los
 
PobRes
En s libro
Vigilar y castigar 
, Focalt analia los procesos a travs de los cales sonconstitidos el cerpo y el alma de los individos y rpos sociales modernos, sobretodo a partir de institciones disciplinarias cerradas como el ejrcito, la escela y el hos-pital. No obstante, para este ator la disciplina solamente es la expresión de na lóicamás amplia: la viilancia.Efectivamente, el poder disciplinario se ejerce a partir de la capacidad de viilar aaqellos qe se bsca correir: “los locos, los niños, los escolares, los coloniados,sobre todos aqellos qe se han fijado en n aparato de prodcción y qe se necesitacontrolar a todo lo laro de s existencia” (Focalt 1975: 38). El xito del poder discipli-nario radica en el so de instrmentos como la mirada jerarqiada, a la qe se sma lasanción normaliadora y la aplicación del examen. Esta viilancia no responde simple-mente a la necesidad de disciplinar. Por el contrario, la observación y la mirada atentasconstityen expresiones de n aparato donde las tcnicas qe potencian la visión ind-cen efectos de poder, coerción y control. Focalt resalta cómo, al mismo tiempo qe seconstryen lentes y lentillas para microscopios y telescopios, se crean
[…] peqeñas tcnicas de viilancias múltiples y entrecradas, de miradas qe debenver sin ser vistas, n arte oscro de lces y de lo visible ha preparado en silencio nsaber nevo del hombre a travs de tcnicas para s dominación y de procedimientospara s tiliación (Focalt 1975: 201)
 
1
Cabe señalar qe para Aamben, a diferencia de Focalt, la biopolítica no es extraña al poder sobe-rano (greory 2004; Edkins 2000).

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->