Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Lenguas de La Hispania Prerromana

Lenguas de La Hispania Prerromana

Ratings: (0)|Views: 118 |Likes:
Published by enriquebe

More info:

Published by: enriquebe on Dec 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/07/2013

pdf

text

original

 
CAPÍTULO ILOS PUEBLOS NO INDOEUROPEOS DE HISPANIA.LOS ÍBEROS.
 Sin duda el elemento más característico de la Hispania no indoeuropea, sea el puebloibérico, con su lengua indescifrable, su sistema de escritura autóctono y su arte peculiar.La Península Ibérica aparece dividida por una línea que delimita una zona sudorientalen la que predominan los topónimos en
il- 
y otra noroccidental con topónimos en –
briga 
.La toponimia en
il- 
es característica de la zona ibérica de la Península, pero rebaso losPirineos y se extiende por el sur de Francia hasta la localidad de Ensérune.La Hispania prerromana contaba con un sistema de escritura propio, de inspiraciónfenicia, cuya existencia se fue conociendo desde la Edad Media. Su lectura no fue posible,hasta los años 20 de este siglo, gracias a M. Gómez Moreno. Y resultó ser un sistema mixto dealfabeto y silabario.Este sistema de escritura, presenta variedades locales, no todas completamentedescifradas. La mejor conocida es la variedad levantina. Y la más problemática la de lasinscripciones
tartesias 
.La epigrafía en la lengua ibérica ha llegado hasta nosotros en el alfabeto ibérico. Peroexiste un grupo de documentos en alfabeto griego que facilitó obviamente el desciframiento dela escritura local. Tres son los tipos de documentos más frecuentes: monedas, inscripcionessepulcrales y plomos.El ibero tenía 5 vocales (a, e, i, o, u); 5 oclusivas (b, t, d, k, g); con falta de /p/; 3nasales(n/m/ y una tercera de naturaleza difícil de precisar); dos vibrantes; dos laterales y dossilbantes Las vibrantes no podían aparecer en inicial de palabra.La estructura silábica presenta notables restricciones. El núcleo vocálico no puede serprecedido más que por una sola consonante. Por el contrario, la vocal puede ser seguida de unnúmero indeterminado de consonantes, con la única condición de que aparezcan en rigurosoorden descendiente de abertura. Los fonemas /y/, /w/ son raros o inexistentes en inicial desílaba.Mucho menos es lo que sabemos de morfología y sintaxis. Tovar y Michelena señalaron que elsufijo-
en 
marcaba la determinación nombre-nombre, con orden determinante-determinado.Pero el ibero tendría además un procedimiento alternativo para la misma función:yuxtaponer sin ningún morfema explícito ambos nombres en orden determinante-determinado.En las monedas aparecen formas terminadas en –
(s)cen 
que se supone paralelas a losgenitivos en plural griegos. En las monedas iberas la desinencia
–(s)cen 
alterna con –
(e)tar 
,aparentemente en la misma función.De Hoz señaló la existencia en ibero de un morfema –
ka 
para el que cree detectarvalores de ablativo y dativo de interés.
LOS VASCOS.
 El proceso de indoeuropeización de la Península Ibérica comenzó tarde. Parece seguroque todos los grupos indoeuropeos llegaron desde el otro lado de los Pirineos. Ello significaque el proceso llegó a España mucho después que a la Europa danubiana.En toda Europa la indoeuropeización se ha comportado en términos generales como unfenómeno inexorable. Ninguna lengua de la Vieja Europa ha sobrevivido a la larga. De toda laVieja Europa sólo han quedado los vascos como supervivientes. Su lengua es la única que halogrado sobrevivir de aquella etapa remota. Y en sus costumbres y leyendas aún quedan nopocas señas de identidad de aquella vieja cultura agraria y matriarcal.Sería ingenua pensar que mirando al pueblo vasco de hoy podemos hacernos una ideaexacta de la cultura, la religión y las costumbres de la Vieja Europa. Los vascos hanconservado ciertamente su lengua. Pero han sufrido un largísimo proceso de asimilacióncultural a su entorno indoeuropeo. Han sido, además, cristianizados.Algunos etnólogos vascos, Barandiarán y J.Caro, han señalado la persistencia de leyesde carácter matrilineal, de un calendario lunar, de una diosa femenina. Las mujeres solíandesempeñar tareas agrícolas. Un hecho indicativo de la persistencia de elementos neolíticos esel nombre mismo con que la tradición vasca designa a la Gran Diosa:
Mari 
.Como lengua superviviente hasta nuestros días, el vasco es satisfactoriamenteconocido. El nombre con que actualmente designamos a ese pueblo y a su lengua es heredero
 
del de una de sus tribus antiguas, los vascones, ubicada en torno a la actual Pamplona. En supropia lengua ellos la llaman
euskara 
y a su país
Euskalherria 
.Según Tovar, dentro de la Península Ibérica, hablan euskara, aparte de los
Vascones,
 las tribus de los
Autrigones, Caristii y Varduli 
hacia el Oeste, y quizás los
Airenossi y Andosini 
 hacia el Este.Sin duda el euskara es la lengua de un pueblo esencialmente pirenaico. Según todoslos indicios ha debido de estar ocupando ese emplazamiento al menos desde el Neolítico.Siempre ha sido una lengua presionada y en recesión ante el empuje de pueblos deinferior cultura u organización social. Pero ha sabido sobrevivir a costa de una profundapenetración en su sustancia de elementos procedentes de las lenguas de adstrato ysuperestrato.Nosotros podemos añadir que entre la onomástica vasca y la iberia existen abundantesparalelos. En una y otra lengua, los antropónimos se construyen mediante compuestos de doselementos que pueden mezclarse en forma varia. Los estudiosos que conocen o han conocidomejor el vasco y a la vez están más familiarizados con los textos ibéricos, se muestran engeneral, escépticos. EN primer lugar, el vasco no sirve e ayuda para entender nada de lostextos iberos. Ni tan siquiera ha servido el vasco de ayuda para identificar los pronombrespersonales los términos de parentesco, los numerales y en general el léxico de mayortonalidad.Y tampoco el sistema flexional del verbo vasco encuentra ningún reflejo en ibero. Ni elnominal. Estas peculiares relaciones entre vasco e ibero resultan más bien desconcertantes,parecen demasiado escasas para basar sobre ellas un parentesco genético, pero demasiadoabundantes para explicarlas como simples préstamos.Si se trata de una relación no genética sino de lenguas en contacto, no es aventuradoopinar que las coincidencias entre vasco e ibero han debido de transmitirse más bien desde elibero al vasco que viceversa.La observación que precede sobre la posible dirección del préstamo desde el ibero alvasco se basa en la regla general, establecida por L. Bloomfield, según la cual cuando doslenguas están en contacto, es en todos los casos la de inferior cultura la que adopta préstamosa partir de la superior cultura.En cualquier caso, la indoeuropeización léxica del vasco es amplia y profunda. Perohay, una capa anterior de indoeuropeización de tipo celta que a veces no resulta posible dedeslindar.En nuestros días el vasco participa con otras lenguas de la zona de una serie derasgos cuyo origen no es fácil establecer. Así, tiene el mismo sistema vocálico (a/e/i/o/u) que elcastellano, el ibero y algunos dialectos gascones. Tiene dos vibrantes diferenciadas por elnúmero de vibraciones (r/rr). Y al igual que el español, tiene dos realizaciones distintas en lasoclusivas sonoras: oclusiva en inicial/fricativa en intervocálica.La gente se pregunta sobre el origen de los vascos y su posible relación con otraslenguas actuales. Que sepamos, los vascos no han venido de ninguna parte, somos losindoeuropeos los que hemos llegado a este rincón del mundo cuando ellos estabanpreviamente arraigados aquí. Son una parte de la población neolítica de España.El horizonte histórico de la llegada de los vascos a la península hay que elevarlo hastael Neolítico. Ninguna de las lenguas del mundo presenta con el vasco afinidades suficientescomo para demostrara parentesco genético.En ese sentido, se suelen mencionar principalmente dos alternativas. Con el berebereparece tener el vasco hasta un 10% de coincidencia en el vocabulario, Y de otra parte, conciertas lenguas caucásicas.
PUEBLOS DEL SUR.
 En el sur de la Península Ibérica se encuentra una toponimia de tipo no indoeuropeo,deferente sin embargo de la ibérica.Dos son los elementos que caracterizan esa toponimia: 1)
ip-/-i(p)po 
y 2)
obu-/uba.
Deordinario se da por hecho que ambos topónimos pertenecen a un mismo estrato de población.Y sin embargo, no hay prueba alguna de que así sea. De sobra conocidos son topónimos dehibridación evidente como los latino celtas.Por eso elementos toponímicos no son lo únicos que hay en Andalucía. También en lazona suroccidental se encuentra el elemento
Bae- 
en lugares como
Baelo, Bateéis 
 
 
Coincide
grosso modo 
con el área de difusión de esta toponimia meridional un tipo deantropónimo no indoeuropeo que sólo se da en esta región de la Península. Se trata de losnombres formados con la raíz
Sis- 
que siempre actúa como elemento inicial.La presencia de elementos célticos en las proximidades de Tartesos la conocemos conseguridad por las fuentes clásicas.
CAPÍTULO IILA HISPANIA INDOEUROPEALOS CELTAS.
 De entre los componentes indoeuropeos de la Hispania prerromana los celtasconstituyen el elemento conocido con mayor seguridad. La presencia de celtas estágarantizada tanto por el testimonio de los historiadores griegos y latinos, como por unaabundante y variada toponomástica y una epigrafía específica.El principal asentamiento celta es la región llamada
Celtiberia 
. El nombre de
celtíberos 
 se entendió como un indicio del mestizaje. Sin embargo, hoy creemos que <<celtíberos>> debeentenderse simplemente como sinónimo de <<los habitantes de Iberia que son celtas>>.La zona de epigrafía celtibérica está delimitada por la cuenca media del Ebro al Norte yNordeste, el Sur por las cuencas altas del Tajo y Júcar; al Oeste se extiende hasta ocupar lasprovincias de Madrid, Segovia y Burgas; y al Este limita con los iberos de Levante.Gran parte de la toponimia celta de España puede agruparse en conjuntoscaracterísticos. Significativos son los topónimos en
seg- 
, en
eburo- 
y los formados con el sufijode superlativo –
samo 
. Pero el elemento más abundante y característico de la toponimia celtapeninsular lo constituyen los nombres en –
briga 
.Los topónimos en .
briga 
se encuentran también en ámbitos célticos fuera de lapenínsula. En las fuentes antiguas aparecen principalmente bajo la forma
briga 
. Peor puedetambién tomar la forma –
briks 
o –
bris 
, mucho más cercana al original celtibérico.Las variedades –
briga/brega 
se encuentran preferentemente en las regiones centrales.La variante característica del occidente portugués es –
bra 
. Esta variedad –
bra 
seencuentra también en Galicia. Pero la variedad característica de Galicia es –
bre 
derivada delmodela celta indígena de manera más fiel que las variantes –
brega/ -bra 
.La epigrafía celta peninsular comprende varios tipos de documentos. En primer términohay que mencionar las leyendas montéales. Un segundo tipo de documento es el de lasinscripciones sepulcrales. Tampoco son muy extensos los textos que ellas nos proporcionan,generalmente el nombre propio del difunto. En tercer lugar se encuentra un tipo muyinteresante de documentos, a los que llamamos
tesserae hospitales 
. Consisten en figurillasdivididas por la mitad e inscritas en su lado plano. En ellas se establecía un pacto dehospitalidad entre dos partes. Y la tésera era el documento o contraseña que garantizaba laautenticidad. La costumbre de inscribir los pactos de hospitalidad en téseras la tomaron losceltíberos de los romanos, y estos a su vez de los griegos.Fuera de todos los tipos de documentos que preceden está el llamado
Bronce de Bororrita 
. Fue hallado por A. Beltrán. Se tratad e una plancha de bronce inscrita por las doscaras. En una de ellas (B) tenemos simplemente una relación de nombres propios con lacorrespondiente fórmula onomástica. En la cara A está el texto propiamente dicho. Aunque lainscripción no ha sido descifrada en su integridad. Se trata de una ley que estable cedeterminadas prohibiciones y sanciona las infracciones con los correspondientes castigos.El
Bronce de Cotorrita 
constituye uno de los textos más extensos e importantes delcelta antiguo.La lengua de los celtíberos cuenta con rasgos esenciales de la celtidad, como son apérdida de /p/ inicial e intervocálica, la alteración de /o/ en /u/ en sílaba final, la alteración de /o/ en /a/ en sílaba tónica, la vocalización en /ri/ de la /r/ vocálica, el carácter sonoro de las
sonoras aspiradas 
. Pero otros puntos no tienen las innovaciones de otras lenguas célticas y en su lugarpresenta los correspondientes arcaísmos.Así el celtibérico no ha monoptongado los diptongos; no ha alterado sistemáticamentela vocal /e/; y en cualquier caso no hay ningún ejemplo seguro de /e/>/i/; no hay indicios de ladoble flexión absoluta/conjunta; no ha alterado de ninguna dirección la labiovelar sorda; tienepostposiciones en lugar de preposiciones; el genitivo temático no es en –i como en irlandés oen galo sino en –o cuyo origen es oscuro; conserva intacta la –m en posición final.Mención un poco más detenida merece la lenición consonántica, se entiende porlenición un proceso de debilitación articulatoria de las consonantes, característico de las

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->