Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Estética Unidad 1

Estética Unidad 1

Ratings: (0)|Views: 79 |Likes:
Published by Hernan Espinosa

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Hernan Espinosa on Dec 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/10/2011

pdf

text

original

 
Estética
 –
Unidad 1¿Qué es la Estética? ¿Es una ciencia, es una filosofía? ¿Qué se entiende por Estética enla actualidad? Hay muchas definiciones que se darán sobre este término. Una de ellas,considerada ampliamente, la concibe como una disciplina filosófica, que tiene como objetivoencontrar los principios supremos de la belleza y del arte. Otros la conciben como una ciencia,ya sea particular o como teoría del arte. Dacal Alonso considera que el objeto de estudio de laestética es el arte y la belleza (considerada esta como un problema del arte, y que va a estarrelacionado a la consideración que se tiene de la misma en las diferentes épocas y culturas).También se plantea que la estética no existe sin lo creado (el objeto estético) y el creador yreceptor (los sujetos estéticos) (Marta Zatonyi).Pero ¿se puede reducir la Estética a la búsqueda de la belleza y al arte? SánchezVázquez, a partir de un análisis de las definiciones generales de la palabra Estética, va a ofreceruna definición propia. Hay que considerar primero que la Estética nace como una disciplinaautónoma en el Siglo XVIII (el siglo del Iluminismo que somete a todos los conocimientos a laduda; el siglo de la razón y del florecimiento de las diferentes ciencias) de la mano deBaumgarten y su tratado de Estética, junto con otras disciplinas como la Historia del Arte, laCrítica de Arte, la Teoría del Arte, etc.Sánchez Vázquez plantea que una de las concepciones generalizadas sobre la Estéticaes considerarla la filosofía o la ciencia de lo bello, el objeto de estudio es lo bello. Pero estaconcepción presenta conflictos. El primero conflicto es determinar qué es lo bello ¿a qué serefiere con lo bello? ¿Existe lo bello, fuera del objeto bello? Platón consideraba que sí, queexiste lo bello (una idea del mundo de sus ideas) y que hace que la cosa (lo sensible) queparticipe en lo bello, sea bella; pero sin embargo Platón no puede dar una definición de lobello, solo se limita a decir en su diálogo Hipias Mayor (después de una larga y profunda charla
entre Sócrates e Hipias) que “lo bello es difícil”. A esta conclusión llega luego de tratar deencontrar que es lo bello, de tratar de definirlo, “lo bello es difícil”. Así como Platón asociaba lo
bello (eso que considera difícil) a una idea, Hesíodo lo asociaba al mar, a sus formas onduladasque luego se asocia a las curvas de la mujer. Aristóteles consideraba que lo bello está en lacosa en sí (en lo sensible) y que depende de la proporción, de la simetría, de los límites. ElRenacimiento habla de la consonancia e integración mutua de las partes, además la nociónque tiene el Renacimiento acerca de la belleza, es totalmente diferente de la de nuestrostiempos, por ejemplo una mujer rellenita en el Quattrocento era considerada bella, en ladécada de los 60 hasta los 90 aproximadamente (aunque también se sigue viendo en laactualidad) la mujer para ser considerada bella, tenía que ajustarse a unos números, 90-60-90(demás está decir que el querer llegar a esa medida llevó a muchas mujeres a que terminaranen la anorexia y en la bulimia). El hecho de ajustarse a números no es algo raro, ya en laantigua Grecia se había propuesto el canon de 7 cabezas, el cuerpo humano perfecto tenía quetener 7 cabezas.Así como se puede ver en estos ejemplos (y en muchos más que se pueden buscar) elcriterio de belleza se ajustaba a un carácter objetivo. Sin embargo, a partir del S. XVIII, ladeterminación de lo bello se desplaza del objeto al sujeto. Y autores como Adam Smith, entre
 
otros, van a plantear que el criterio de belleza es subjetivo, o sea es el receptor el quedetermina que es lo bello y que no. Algo que tal vez se considera mucho en nuestra época,
decir “a mí me gusta y eso es lo que importa”, “a mí me parece linda, y eso es lo que importa”
,algo que parece ser muy sencillo, que fácil que es no dar explicaciones (aunque a veces tepueden preguntar ¿Qué es lo que le ves de bella?). Sin embargo aunque sea una belleza decarácter subjetiva, también se considera que dentro lo subjetivo funcionan patrones objetivos(a la hora de dar razones para considerar porque te parece bella).Así se ve como, ya sea con patrones objetivos o subjetivos, la consideración sobre lobello fue cambiando a lo largo del tiempo, y dependiendo de la construcción que lassociedades hacen sobre la misma. El impedimento de poder definir lo bello y un criterio debelleza absoluto, es el primer problema a la hora de considerar a la Estética como la ciencia delo bello. El segundo problema radica en que si se habla de lo bello, y se toma como objeto deestudio el arte, solo se considerara el arte bello (considerado tal vez el arte clásico) y queda
fuera de las consideraciones estéticas un cuadro como “Saturno devorando a su hijo” de Goya,o “El grito” de Munch, o movim
ientos como el expresionismo, o muchas de las formas de artecontemporáneo como el arte abyecto por ejemplo, muchas performances, etc. O sea, laconsideración de lo bello como centro de la Estética, deja de lado lo feo, lo grotesco, losublime, lo gracioso, lo trágico, etc. Y si tenemos en cuenta de que las nociones de lo bello quehay a lo largo de la historia, son sólo de la historia occidental, todo lo que está fuera de lahistoria occidental estaría automáticamente descartado. Sin pensar ahora en culturas exóticas,pensemos ¿Qué pasa con lo feo, con lo grotesco, con lo sublime, con lo gracioso, etc.? Todoesto que se encuentra en la historia occidental ¿Pueden entrar dentro de las consideracionesestéticas?Al respecto de esto, Umberto Eco escribe un libro que se llama la Historia de la Belleza,en donde hace un revisionismo histórico de las diferentes consideraciones que se tuvieron dela belleza a lo largo de la historia, y de alguna manera señala que la belleza no es el centro dela Estética. O sea, la belleza se vuelve así una categoría más, junto con otras como lo feo, lo
grotesco, lo sublime, lo gracioso, lo trágico, etc. La Estética ya no es la “ciencia de la belleza”, o
sea, la Estética ya no es toda belleza (aunque toda belleza sea Estética), sino que comprendetambién una seria de categorías (término que se refiere a un principio metodológico quepermite una clasificación)Así como la Estética fue considerada (y sigue siendo considerada) la ciencia de lo bello,también se considera como la filosofía del arte. Si bien, en este sentido, el arte es un objeto deestudio muy importante para la Estética, Sánchez Vázquez piensa que la Estética no se centrasolo en el arte, sino que también se puede establecer una relación estética contemplando porejemplo la naturaleza, o incluso productos extra artísticos (productos de consumo y además larelación de éstos con la sociedad). Si se piensa en la Estética como filosofía del arte, se limita elcampo de la Estética al arte. Además el campo de estudio del arte es muy amplio, nosolamente la Estética puede servir como soporte teórico para el arte, sino también diferentesdisciplinas; es un campo de acción interdisciplinario. También hay que tener en cuenta, que laEstética no es una disciplina aislada del resto, se vincula con muchas otras disciplinas, como serla Historia, la Crítica, la Sociología, la Antropología, etc.
 
Para dar su definición, primero, Sánchez Vázquez, propone atenerse al significadooriginal de la palabra Estética. Baumgarten, en su tratado, hace un estudio etimológico de lapalabra, y llega a Aisthesis, que significa, sensibilidad. Una sensibilidad, que más que asociadaa los sentidos, debe ser asociada a la percepción, en la cual intervienen tanto datos objetivoscomo subjetivos. Percibir implica mirar, aprehender y comprender; en el acto de percibir ledamos a la imagen una serie de atributos, una composición, un discurso, etc. Se recibe, seelabora y se interpreta información que viene del entorno y de uno mismo. Heidegger porejemplo defin
ía a la Estética como “
el saber acerca del comportamiento humano sensible,
relativo a las sensaciones y a los sentimientos, y de aquello que lo determina”
.
Y así Vázquez nos da su definición de Estética que sería la “ciencia de un modo
particular de apropiación de la realidad, vinculado con otros modos de apropiación humana
del mundo y con las condiciones históricas, sociales y culturales en las que se da”. Un “modoparticular de apropiación de la realidad”. Cada individuo se apropia de la realidad de
diferentes maneras, dependiendo mucho de su subjetividad; la Estética se apropia de larealidad a partir de la sensibilidad y la razón; el Arte se apropió de la realidad de diferentesmaneras (esto se puede ver a lo largo de la Historia del Arte), se apropió de la realidadimitándola, transformándola, representándola, presentándola, entro otras formas. Haymiradas diferentes, hay posiciones diferentes, no es lo mismo el punto de vista de DiegoRivera, muralista mexicano con una visión política, que el punto de vista de un artista abstractodel neoplasticismo como Mondrian por ejemplo, se ve como a través del arte hay diferentesformas de apropiación de la realidad.Ahora ¿cómo se apropia el espectador de una obra de arte? ¿Cómo funciona nuestropensamiento estético frente a la obra? Indudablemente, a todos nos pasó (por lo menos seque a mí sí) que cuando estuvimos frente a una obra pudimos disfrutar de la misma sincomprenderla, sin comprender a que se refiere eso que vemos, que es lo que está diciendo, talvez sólo la disfrutamos por sus características formales (en el caso de una pintura por ejemplo,por el grado de destreza técnica, por los colores, por la expresión que se pueden vermediantes sus pinceladas, etc.). Pero así también cómo podemos disfrutar de una obra sincomprenderla, podemos comprender una obra sin disfrutarla (debo admitir que en mi casoparticular soy más de disfrutar de una obra sin comprenderla, tal vez porque hago muchozapping y ya me mal acostumbré a ello), podemos comprender el significado de una obra,podemos comprender que es lo que quiso decir, pero podemos también no disfrutarla.Cualquiera de las dos opciones son válidas, a todos nos pasó alguna vez. Pero hay otrasocasiones, en donde, más que el mero placer por mirar una obra, se puede despertar en
nosotros una “curiosidad estética”, que implica una nueva forma de mirar, que puede tener
una función descubridora, que nos lleva del lado de lo que se llama la Experiencia Estética, quetiene con ver c
on el “disfrutar comprendiendo y comprender disfrutando”, usando tanto la
sensibilidad como la razón. Este es un saber que empezó a sistematizarse en la década de los
’60 y en el cual Hans Jauss va a realizar grandes aportes.
 
El “disfrutar comprendiendo y
 comprender disfrutan
do”, la Experiencia Estética
es un fenómeno que se relaciona con laestética de la recepción, siendo un objeto importante de estudio el receptor de la obra.Hans Jauss plantea que la Experiencia Estética tiene tres propiedades o categoríasbásicas. Por un lado esta lo que sería el plano receptivo o Aisthesis, que tiene que ver con el

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->