Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El Anticristo - Roy Yates

El Anticristo - Roy Yates

Ratings: (0)|Views: 201|Likes:
Published by Abiatar

More info:

Published by: Abiatar on Dec 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

07/13/2013

pdf

text

original

 
EL ANTICRISTO
ROY YATES
 La última contribución que el Sr. Yates nos dejo fue un estudio sobre el pasaje deColosenses 1:24 el cual apareció entre Abril y Junio de 1970. Damos ahora labienvenida a este estudio que hace mención a la figura del Anticristo, particularmentecomo una interpretación de Apocalipsis 13 – una apropiada secuela
 
al ensayo de David  Brady titulado el número de la Bestia que apareció en nuestro numero de Octubre- Diciembre de 1973. El Sr. Yates explica que los términos “mito” y “mitológico” son solo una expresión utilizada para describir las ideas principales del Apocalipsis, perono son ideas en si mismas.
Aunque el término usado actualmente en el Nuevo Testamento para referirseal “Anticristo” se encuentra especialmente en las Epístolas Joaninas,
1
estaidea es de carácter más general, principalmente si entendemos que el énfasisdel prefijo
anti 
es utilizado como un sinónimo de oposición a algo o alguien ytambién es usado en el sentido de que es una falsa afirmación. En base a estedetalle incluiremos bajo el término Anticristo pasajes tales como Dan. 7:7; 21s.;2 Tes. 2, y Apocalipsis 13, los cuales hacen referencia a las fuerzasdemoníacas que estarán en lucha contra Cristo en los últimos días. Aquíencontramos una fuerte asociación con la creencia Judía que habla acerca deun ser malvado que aparecerá hacia el final de los tiempos, unida a estacreencia existe otra idea conocida como el “misterio de la iniquidad” el cual yaesta operando en el mundo.
2
Esta enseñanza esta basada en varios pasajesdel Antiguo Testamento, especialmente en los últimos capítulos del libro deDaniel donde originalmente estas referencias se aplican a Antioco Epifanes.Esta perspectiva se mantuvo a través del tiempo y los Judíos persistieron enbuscar al “Hombre de Pecado” en quien se concentrarían los poderes del mal ysu aparición seria la señal de los últimos tiempos. En esta batalla cósmica entrelas fuerzas del bien y del mal el Apocalipsis Judío enseña que el mundo estabajo el dominio temporal y limitado del los poderes del mal pero al final de laera presente Dios traerá su Reino para terminar por fin con el gobierno denuestro adversario. Parte de esta antigua creencia supone que antes de lavictoria final de Dios sobre el enemigo este hará un esfuerzo desesperado por levantarse en la forma de un adversario supremo quien será el tipo de unaparodia diabólica del Mesías de Dios. Para los primeros Cristianos esteadversario era un Anticristo, y a través de su persona la maldad crecería hastallegar a su límite máximo antes de ser derrotado.
1 Juan 2:18 
. El concepto Anticristo en las Epístolas Joaninas es una idea queya era bien conocida por sus lectores. Por supuesto que el significado de estetermino esta en relación con la fecha en que se date el documento, es decir,esta idea adquiere mas fuerza si la fecha a la que pertenece es temprana, y
1
1 Juan. 2:18, 22; 4:3; 2 Juan. 7
2
2 Tes. 2:7
 
vice versa
. Este versículo muestra que la aparición del Anticristo es la pruebade que ha llegado el tiempo final. C. H. Dodd
3
indica que el autor haracionalizado el “mito”; el Anticristo ya no es mas un mounstro que emerge dela profundidad reclamando para si honores divinos. Ya no es solo un Anticristo,sino que ahora son muchos- todos aquellos que han pervertido las verdadesesenciales del evangelio.
4
También debemos notar que existe una conexióncon la falsa profecía.
5
Dodd añade otro argumento y cree que a través de todoel desarrollo del pensamiento en el Cristianismo primitivo el “mito” del Anticristoha quedado atrás, así que, aparte del texto en 2 de Tes. 2, Pablo casi no habladel tema.
6
El autor de las Epístolas Joaninas también ha dejado atrás lasformas mitológicas del lenguaje que aparecen por todo el libro del Apocalipsis.Para Juan el adversario es solo una idea y también una doctrina, aunque estaidea esta revestida con tintes de belicosidad y la doctrina esta apoyada en unacreencia de un poder físico, que tienen como objeto envenenar la mente de loshombres y pervertir la verdad. Es una mentira, el entronizamiento de la herejía.La interpretación de Dodd acerca del “Anticristo” en los pasajes de lasEpístolas Joaninas quizá pueda darnos la clave para la Interpretación delAnticristo en el Apocalipsis, así como en el resto del Nuevo Testamento.
2 de Tesalonisences 2:3-10 
. Este es un pasaje notoriamente oscuro,empezando desde el contexto podemos ver que había algunos miembros de laiglesia de Tesalónica que habían mal interpretado la enseñanza de Pablo en sucarta anterior 
7
con respecto a la proximidad de la Parusia, este incidente lesllevo a deducir que los últimos días ya habían pasado. La preocupación dePablo fue la de calmar la emoción de ellos y mostrarles que había ciertasseñales que predecirían a la Parusia, entre estas estaban la apostasíageneralizada y la aparición del “Hombre de Pecado”. Sin estas señalescumplidas era imposible suponer que la Parusia ya había acontecido. Sinembargo tendrían que estar en alerta porque Pablo podía ver que el “misteriode la iniquidad” ya estaba en acción, el cual era señal de que la encarnaciónpersonal del mal no estaba lejos. T. F. Glasson
8
sugiere que el intento delEmperador Caligula por poner su imagen dentro del Templo de Jerusalén en elaño 40 d.C. forma parte de este misterio. El intento no pudo concretarse porqueCaligula murió antes de que sus órdenes fueran ejecutadas. Por tal motivo nopuede considerarse que el sea la figura del Anticristo, pero lo que si podríamosargumentar es que el intento por violar el Templo por parte de Caligula es unamuestra de que el espíritu del Anticristo estaba operando. En los escritosJudíos el concepto del “Hombre de Pecado” estaba conectado con laprofanación del Templo, y particularmente con las acciones que AntiocoEpifanes había emprendido. Podemos concluir diciendo que la tradiciónCristiana decía que la Parusia era el anuncio que antecedía a la destrucción delpecado.
3
The
 Johannine Epistles
(London. Hodder and Stoughton, 1946), p. 4
4
Cf. 1 Jn. 2: 22, donde dice que el “mentiroso”, el “anticristo” es aquel que niega 'que Jesús es el Cristo.'Tambien cf. 4: 3. De Nuevo 2 Juan. 7 es un mandato de mantener la verdad acerca de que Jesucristo vino“en carne”.
5
Cf. Rev. 13: llss
6
C. H. Dodd,
op. cit.
 p. 50.
7
I de Tes. 5:1ss.
8
The
Second Advent 
(London: Epworth, 3rd. edn., 1963), pp. 189-200.
 
Como parte de esos eventos los Tesalonisences estaban a la expectativa de “larebelión” y del “Hombre de Pecado”. “La rebelión” (
v. 3
) fue una característicacomún en la enseñanza Judía acerca del fin del mundo. Existía la creencia deque existiría una apostasía generalizada contra Dios antes del Juicio. Podemosdeducir entonces que esta idea fue tomada del Judaísmo para introducirla en elApocalipsis Cristiano.
9
“El Hombre de Pecado”
 presenta un problema indescifrable para lainterpretación. El no es Satanás, pero es el hombre que Satanás utiliza y por medio del cual opera. Tan completo es el control que ejerce Satanás sobre suinstrumento que los paralelos entre la encarnación de Cristo y la creación deSatanás en el
 Anomos
es casi la misma. Por esta razón toma el nombre deAnticristo. Demanda un estatus divino y confirma su reclamo haciendo Señalesy Milagros. Con el poder que despliega induce a los hombres para seguirlo, apesar de que esta sea su destrucción. Este poder ya esta activo en el mundo yes conocido como “el misterio de la iniquidad”, y no ha sido totalmente reveladoporque hasta al momento hay algo o alguien quien lo restringe. La Parusia delHijo del Hombre solo podrá suceder hasta que el poder que detiene al Hijo dePecado desaparezca solo así podrá ejercer su influencia de perversión. En lafigura del “Hombre de Pecado” encontramos la concepción que Pablo tienesobre el Anticristo. El poder que detiene a esta fuerza maligna ha sidointerpretado de varias maneras entre las cuales figuran el Imperio Romano, elEmperador, Satanás como la figura que tiene el control temporal de las fuerzasdel mal, la predicación del Evangelio, e inclusive Pablo mismo. No hay ningunaevidencia en el pasaje, pero se ha concluido que los Tesalonicenses sabían alo que se refería Pablo cuando dijo: “sólo
que
aquél que
 por 
ahora lo detiene,
lohará
hasta que él mismo sea quitado de en medio” (
v. 7 
).Este capitulo guarda relación con la doctrina de Pablo con respecto a Satanás.T. Ling comenta, “el poder de Satanás es visto como el tipo que en ultimainstancia se manifestara así mismo en la forma de un poder tirano hablando entérminos humanos disociado totalmente con la obediencia a Dios.”
En laescena final vemos que Cristo toma la victoria sobre el pecado y la impiedadencarnada en los seres humanos. En este sentido el “Hombre de Pecado”puede ser visto como un símbolo de la rebelión de la humanidad contra Dios;de la maldad acumulada del siglo presente la cual ha tomado la forma de unpoder demoníaco; y el orgullo del hombre ha usurpado la autoridad de Dios. W.Neil
piensa que este oscuro pasaje encuentra mayor relevancia cuando esusado como expresión simbólica de la batalla cósmica librada entre Cristo y elAnticristo, Dios y Mamon, la cual ya de por si es intensa, continuara y llegarahasta el momento que el juicio final caiga sobre el mundo y el poder del mallanguidezca ante el poder de Dios. Tanto en los escritos de Pablo, como en lasEpístolas de Juan, el Anticristo es visto en términos humanos, es un poder terrenal. La cuestión de este poder espiritual en términos de su relación con loshumanos es otro tema. Al menos existe un acuerdo general en cuanto a que el
9
Cf. Mt. 24:10ss.
10
O “el Hombre sin ley” también conocido como el “hijo de Perdición” (v. 3) y “el Impío” (v. 9).
11
The Significance Of Satan (London: S. P. C. K., 1961), p. 51
12
M. Black and H. H. Rowley, Peake’s Commentary on the Bible (LOndon:Nelson, 1962), on“Thessalonians”, ¨p. 872.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->